Viernes, 17 de Agosto de 2018

El pensamiento moral sigue nuestra conducta, no la dirige. F. Nietzsche.

La ética es lo fundamental de la estética. R. M. del Valle Inclán.

Sabios son aquellos que dominan el cuerpo, la palabra y la mente. Ellos son los verdaderos Maestros. Dhammapada.

El hombre yerra tanto como lucha. Goethe.

Cuatro tipos de bienes: virtud, salud corporal, deleite y riqueza. Crantor.

El amor es un estado del ser donde no hay yo y la mente no interviene.  Anónimo.

Creatividad: movimiento donde no existe el yo.  Anónimo.

Los más sabios de todos los tiempos sonríen y bajan la cabeza, están de acuerdo en decir: ¡locura, obstinarse en curar a los locos! Hijos de la sabiduría, tomar siempre a los tontos por tontos, tal como debe ser. Goethe.

Toda limitación proporciona felicidad. Cuanto más estrecho es nuestro círculo de visión, de acción o de roce, tanto más felices somos; y cuanto más amplio es, tanto más frecuentemente nos sentimos atormentados y angustiados. Pues al aumentar ese círculo aumentan y se agrandan las preocupaciones, los deseos, los miedos. Por ello los ciegos no son tan desdichados como tendría que parecernos a priori, testimonio de ello es la suave y casi jovial calma de las facciones de su rosto. Arthur Schopenhauer.

La superioridad en el trato brota únicamente de no necesitar en ningún modo ni manera de los otros y hacérselo ver. Arthur Schopenhauer.

La muerte aplaca completamente la envida, la vejez, a medias. Arthur Schopenhauer.

El afectar que se posee una cualidad, el alardear de ella, es una confesión espontánea de que no se tiene. Arthur Schopenhauer.

Sin sentirlo llevamos el peso de nuestro propio cuerpo, pero en cambio sentimos el peso de todo otro cuerpo ajeno que queramos mover; de igual manera, tampoco notamos nuestros defectos y vicios, sino sólo los de los otros. A cambio de eso cada uno tiene en el otro un espejo en el que puede ver nítidamente sus propios vicios, defectos, malas costumbres y cosas desagradables de toda índole. Sólo que casi siempre se comporta con ese espejo como el perro. El perro ladra al espejo porque no sabe que está viéndose a sí mismo, sino que se figura que se trata de otro perro. Arthur Schopenhauer.

Los caprichos brotados del impulso sexual son muy parecidos a los fuegos fatuos. Engañan muy vivamente, pero, si los seguimos, nos llevan a la ciénaga y luego desaparecen. Arthur Schopenhauer.

Los engaños que los placeres eróticos nos procuran son comparables a ciertas estatuas que, a consecuencia del lugar en que se encuentran, están pensadas para ser vistas de frente y ofrecen entonces un aspecto bello; en cambio, vistas por detrás, su aspecto no es nada bueno. De manera análoga, lo que el amorío nos simula, mientras lo tenemos en perspectiva y lo vemos venir, es un paraíso de delicias; pero cuando ha pasado y lo miramos por detrás, lo que aparece es algo baladí e insignificante, si no repulsivo. Arthur Schopenhauer.

Cuanto menos piensa uno, tanto más tiene puestos los ojos en todas partes. El ver ha de reemplazar en él al pensar. Arthur Schopenhauer.

A la postre cada uno se queda solo, y lo que entonces importa es quién es ése que ahora está solo. Arthur Schopenhauer.

Siempre he abrigado la esperanza de tener una muerte fácil. Pues quien ha estado solitario toda su vida, entenderá mejor que otros de ese solitario asunto. En vez de finar entre las puerilidades pensadas para la mísera capacidad de los bípedos, finaré con la alegre consciencia de regresar allí de donde salí agraciado con muchos dones y de haber cumplido mi misión. Arthur Schopenhauer.

Una filosofía en la que no oigamos resonar, a través de sus páginas, los dolores, los lamentos, los gemidos, el rechinar de dientes y el formidable estruendo del crimen recíproco y universal, no es una filosofía. Arthur Schopenhauer.

HUMANIDAD:

  • ¡Ninguna cosa humana merece gran ansiedad! Muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia. Platón.

  • Ama al hombre, pues él eres tú. Nikos Kazantzakis.

  • Cada hombre es un misterio impenetrable en vida y en muerte. Manuel Azaña.

  • Celebraría saber cuántos hombres se necesitan para hacer uno perfecto. Príncipe De Ligne.

  • Cuando el género humano es herido por una grave locura colectiva, por el hecho de ser común y universal no es advertida ni recibida como locura. Giovanni Papini.

  • Cuando hombres y mujeres se ponen de acuerdo, las conclusiones deben ser las mismas, pero los motivos diferentes. George Santayana.

  • Cuanto más hablo con los hombres, más admiro a mi perro. Blaise Pascal.

  • De todas las ruinas del mundo, la ruina del hombre es, sin duda alguna, el más triste espectáculo. Théophile Gautier.

  • Decir que el hombre es una mezcla de fuerza y de debilidad, de luz y de ceguera, no es hacer su proceso: es definirlo. Denis Diderot.

  • Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres. Tristan Bernard.

  • El caso es llegar a ser todo lo que somos capaces de ser según nuestra individualidad. El hombre es un ser limitado y ha de resignarse a esta limitación. Noel Clarasó.

  • El clavo sostiene a la herradura, la herradura al caballo, el caballo al hombre, y el hombre, al universo. Proverbio Árabe.

  • El hombre es impotente frente al hombre: esta es su más dolorosa miseria. Robert De Lamennais.

  • El hombre es la suma de sus fantasías. Henry James.

  • El hombre es más razonador que razonable. Federico I De Prusia.

  • El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos. Pitágoras.

  • El hombre es un animal sociable que detesta a sus semejantes. Eugène Delacroix.

  • El hombre es un experimento; el tiempo demostrará si valía la pena. Mark Twain.

  • El hombre es un lobo para el hombre. Plauto.

  • El hombre es un niño: su poder es el poder de crecer. Rabindranath Tagore.

  • El hombre es una animal encerrado en el exterior de su jaula. Se agita fuera de sí. Paul Valéry.

  • El hombre es una pasión inútil. Jean-Paul Sartre.

  • El hombre es, de todos los animales, el menos capaz de vivir en rebaño. Jean-Jacques Rousseau.

  • El hombre nace para que un día nazca un hombre mejor. Máximo Gorki.

  • El hombre no es la suma de lo que tiene, sino la totalidad de lo que aún no tiene, de lo que podría ser. Jean-Paul Sartre.

  • El hombre no es sino un animal más perfecto que los otros y que razona mejor. Napoleón.

  • El hombre no es totalmente hombre por vivir y recrear su ambiente; el hombre no nace, sino que se hace. Luis Reissig.

  • El hombre puede aguantar mucho si aprende a aguantarse a sí mismo. Axel Munthe.

  • El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón. Henri Frédéric Amiel.

  • El hombre todo lo perfecciona en torno suyo; lo que no acierta es a perfeccionarse a sí mismo. Alphonse Karr.

  • El hombre vale lo que vale el concepto que él tenga de la felicidad. Arturo Graf.

  • El hombre, cuando es animal, es peor que el animal. Rabindranath Tagore.

  • El misántropo es la más de las veces un malvado que, no sabiendo hacerse amar de ninguno, toma el partido de aborrecer a todo el mundo. Barón De Holbach.

  • El pensar es un misterio; el hablar es un misterio; el hombre, un abismo. Jaime Balmes.

  • El ser humano no ha tenido tiempo de ser; tan sólo ha tenido tiempo de llegar a ser. Georges Poulet.

  • El yo no es algo que es, sino algo que será. Es una tarea. Sören A. Kierkegaard.

  • En el hombre no hay de bueno más que sus sentimientos jóvenes y sus pensamientos viejos. Joseph Joubert.

  • Es más fácil conocer al hombre en general que conocer al hombre en particular. François De La Rochefoucauld.

  • Generalmente, un hombre suele tener aquellas buenas o malas cualidades que él atribuye a la humanidad. William Shenstone.

  • Hombre, hazte esencial: cuando el mundo pase, lo que es del azar caerá; la esencia quedará. Angelus Silesius.

  • La humanidad es como es; no se trata de cambiarla, sino de conocerla. Gustave Flaubert.

  • La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable. Jean-Jacques Rousseau.

  • La raza de los hombres es como la de las hojas: cuando una generación florece, otra declina. Homero.

  • La suerte de la humanidad es, generalmente, la que ella se merece. Albert Einstein.

  • Los animales feroces no matan nunca por placer; sólo el hombre lo hace. James A. Froude.

  • Los hombres gritan para no oírse. Miguel De Unamuno.

  • Los hombres son como vasijas de barro, que no valen sino por lo que guardan. Enrique Larreta.

  • Los hombres, en general, no son sino marionetas maltratadas por un titiritero. Giovanni Papini.

  • No hay más que dos clases de hombres: unos, los justos, que se creen pecadores; otros, los pecadores, que se creen justos. Blaise Pascal.

  • No sólo lo congénito, sino lo adquirido forma al hombre. Johann W. Goethe.

  • Nuestra verdadera nacionalidad es la humanidad. H. G. Wells.

  • Qué difícil es ser hombre! El humorista es un hombre de buen mal humor. Jules Renard.

  • Resulta más bello dejarse engañar diez veces que perder una sola vez la fe en la humanidad. Heinrich Zschokke.

  • Ser humano significa sentirse inferior. Alfred Adler.

  • Si los hombres no son fieras es porque son más fieros. Baltasar Gracián.

  • Somos una imposibilidad en un universo imposible. Ray Bradbury.

  • Soy hombre: nada de lo que es humano me es indiferente. Terencio.

  • Todo hombre considera su condición humana con cierto aire de melancolía. Ralph W. Emerson.

  • Todo hombre es como la Luna: con una cara oscura que a nadie enseña. Mark Twain.

  • Todo hombre lleva en sí un dictador y un anarquista. Paul Valéry.

  • Todo hombre tiene horas de niño, y desgraciado el que no las tenga. Marcelino Menéndez Y Pelayo.

  • Un hombre es infinitamente más complicado que sus pensamientos. Paul Valéry.

 NAPOLEON HIL: 

  • Piensa dos veces antes de hablar, porque tus palabras e influencia plantarán la semilla del éxito o del fracaso en la mente del otro.

  • Nuestras únicas limitaciones son las que creamos en nuestra mente.

  • Los hombres sabios, cuando dudan entre hablar o quedarse callados, se dan el beneficio de la duda y se quedan callados.

  • Cuando eres capaz de mantener tus propios estándares de integridad, sin importar lo que los demás hagan, estás destinado a la grandeza.

  • Si no estás aprendiendo mientras estás ganando, entonces te estás perdiendo la mejor parte de tu compensación.

  • La mayoría de las personas exitosas ha encontrado sus mayores éxitos un paso más allá de su mayor fracaso.

  • Si crees que eres desafortunado porque amaste y perdiste, desecha ese pensamiento. Quien de verdad ama nunca pierde.

  • Hay una cualidad que uno debe poseer para ganar y es el propósito, el conocimiento de lo que uno quiere y un deseo ardiente de poseerlo.

  • Cualquier idea, plan o propósito puede ser colocado en la mente a través de su repetición en el pensamiento.

  • Una meta es un sueño con un plazo límite.

  • Primero viene el pensamiento, luego la organización del mismo en ideas y planes, luego la transformación de esos planes en realidad. El comienzo, como observarás, está en tu imaginación.

  • Si no puedes hacer grandes cosas, haz pequeñas cosas de una forma grande.

  • Las ideas son el punto de inicio de todas las fortunas.

  • Lo más interesante de un sello de correos es la persistencia con la que se pega a su trabajo.

  • La felicidad se encuentra en hacer, no simplemente en poseer.

  • Al hombre que hace más de lo que se le paga, pronto se le pagará más de lo que hace.

  • El punto de partida de cualquier logro es el deseo.

  • La fuerza y el crecimiento llegan únicamente a través del esfuerzo continuo y de la lucha.

  • Tu gran oportunidad puede estar justo donde estás ahora.

  • La paciencia, la persistencia y la transpiración hacen una combinación insuperable para el éxito.

  • Cada adversidad, cada fallo, cada corazón roto lleva consigo la semilla de un beneficio igual o mayor.

  • La procrastinación [demora] es el mal hábito de dejar para pasado mañana lo que deberías haber hecho antes de ayer.

  • Lo que sea que la mente del hombre pueda concebir y creer, puede conseguirlo.

  • No esperes. El momento nunca será el adecuado.

  • La oportunidad a menudo viene disfrazada de una desgracia o derrota temporal.

  • El éxito en su forma más alta y más noble, llama a la paz interior, al gozo y a la felicidad, la cual llega solo al hombre que ha encontrado el trabajo que más le gusta.

  • Hasta que no hayas formado el hábito de buscar el bien en lugar del mal que hay en los otros, tampoco serás exitoso o feliz.

  • Crea un plan definitivo para llevar a cabo tu deseo y comienza de inmediato, estés listo o no.

  • Un deseo es el punto de partida de cualquier logro, no una esperanza, no un sueño, sino un agudo deseo que transciende todo.

  • Cuando llegue la derrota, acéptala como una señal de que tus planes no son sólidos, reconstruye esos planes, y zarpa una vez más hacia tu objetivo anhelado.

  • La victoria siempre es posible para la persona que se rehúsa a dejar de luchar.

  • Limítate a escribir tu plan. En el momento en el que lo termines, definitivamente le habrás dado una forma concreta a un deseo intangible.

  • El dinero sin cerebro siempre es peligroso.

  • La mayoría de los hombres se encuentran con el fracaso debido a su falta de persistencia en la creación de nuevos planes para reemplazar aquellos que fallaron.

  • Un gran logro usualmente nace de un gran sacrificio, y nunca es resultado del egoísmo.

  • Aprecia tus visiones y sueños como si fueran los hijos de tu alma, los bosquejos de tus logros finales.

  • La mayoría de las personas han alcanzado su mayor éxito justo un paso después de su mayor trabajo.

  • Siempre he creído que un hombre debe dar lo mejor de sí, independientemente de cuánto reciba por sus servicios, el número de personas a las que puede servir o la clase de personas a las que sirve.

  • El mundo tiene el hábito de hacer espacio al hombre cuyas acciones muestran que sabe hacia dónde va.

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.