Viernes, 16 de Agosto de 2019

AYUDA:

Si haces un buen trabajo para otros, te sanas a ti mismo al mismo tiempo, porque una dosis de alegría es una cura espiritual. Trasciende todas las barreras. Ed Sullivan.

Es necesario llevar en sí mismo un caos, para poner en el mundo una estrella danzante. F. Nietzsche.

Todos hemos pasado apuros y todos necesitamos que nos ayuden. Película Los Miserables.

De Ezequiel, 25-17: El camino del hombre recto esta por todos lados rodeado por la avaricia de
los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la
caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del valle de la oscuridad. Porque él es el verdadero guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡¡¡Y TÚ SABRÁS QUE MI NOMBRE ES YAVÉ, CUANDO MI VENGANZA CAIGA SOBRE TÍ !!!

… Acúdeme también ahora, y líbrame ya de mis terribles congojas, cúmpleme que logre cuanto mi ánimo ansia… Safo.

¿Para qué sirve la inteligencia si no es para servir? Muriel Barbery.

La única forma de ayudarme es creyendo en mí, entonces a lo mejor podría ser como tú me deseas. Película Como tú me deseas.

Una de las razones por las que un perro es un consuelo cuando estás triste es que él no trata de averiguar por qué… Anónimo.

Nada rasca tu piel mejor que tu uña. Prov. Árabe.

La mejor piedad es disfrutar siempre que puedas. No sirve de nada ocuparse de todo el mundo a menos que se permita sentir algún placer en ello.  Serie Middlemarch.

A mucha gente le parecen más respetables y espirituales las tristezas. Hay quien se muestra partidario de la culpa, el dolor, el recogimiento y la muerte. Yo prefiero el castigo de un villancico, incluso después de haberlo soportado por décima vez en una comida de primos lejanos, a un tambor de Semana Santa. Me paso la vida buscando sillas para los demás, pero nunca le he deseado una cruz a nadie. Luis García Montero.

Las personas que dejan huella no son las más acreditadas; lo son las que se preocupan por los demás.  Max Lucado.

Cualesquiera que hayan sido nuestros logros, alguien nos ayudó siempre a alcanzarlos.  Althea Gibson. 

Gracias por dedicarme su tiempo. No me ha servido de mucho pero es bueno sacar lo que uno lleva dentro. Película Calvary.

Seguir a otro, por más sabio que sea, nos impide descubrir las formas del “yo”. La persecución de la promesa de una utopía preconcebida ciega totalmente la mente que no se da cuenta de su propia acción restrictiva nacida de su deseo de confort, de autoridad, de que otro le ayude. El sacerdote, el político, el abogado y el militar, todos están para “ayudarnos”, pero esa ayuda destruye la inteligencia y la libertad. La ayuda que necesitamos no está fuera de nosotros; no debemos suplicar ayuda, la ayuda llega sin que la busquemos cuando somos humildes y entregados a nuestro trabajo, cuando estamos abiertos a comprender nuestro sufrimiento y nuestras dificultades cotidianas. J. Krishnamurti.

El pastor esquila las ovejas, no las devora. Suetonio.

Vivir para los demás no es sólo la ley del deber, es también la ley de la felicidad. Auguste Comte.

El que se ahoga no repara en lo que se agarra. José de San Martín.

Ni siquiera tengo deseo de ayudar a los demás. Se lo tienen que ganar. Henry Miller.

Tendedle a un hombre que se está ahogando una pértiga del grueso de una caña y le parecerá  un camino real de primer orden. Gustave Flaubert. 

LETRA ‘YIRA YIRA’

Verás que todo es mentira, verás que nada es amor
que al mundo nada le importa yira, yira…

Aunque te quiebre la vida
aunque te muerda un dolor
no esperes nunca una mano
ni una ayuda ni un favor.

Los dioses ayudan a los hombres que se ayudan a sí mismos, y esto es mediante el trabajo. Virgilio.

Te pesa el cansancio de aquellos a los que llevamos descanso. Película la máscara de la muerte roja.

¿Has podido ayudarle? No ha venido a pedir ayuda ha venido a pedir permiso. Película El protector.

Solo una vida vivida para los demás es una vida que ha valido la pena. Albert Einstein.

Lo que no ayuda, estorba.  Quintiliano.

Todos necesitamos gritar ‘help’ alguna vez en la vida. Película Vivir es fácil con los ojos cerrados.

No tienes que enfadarte conmigo porque soy una de las pocas personas que intentan darte una oportunidad. Película El profesor.

DESTINO:

Un hombre coherente cree en el destino, un hombre caprichoso en la casualidad. Benjamin Disraeli.

He comprendido que somos sordos y ciegos, que venimos de la noche para volver a la noche sin saber nada de nuestro destino. Julien Green.

En los muros del tiempo trabajamos todos como arquitectos de nuestro propio destino. Orison S. Marden.

Nunca te rindas a la fortuna.  Séneca.

Los hombres no son prisioneros de su destino. Sólo son prisioneros de su mente. Franklin D. Roosevelt.

Escucha la voz de tu corazón y sigue tu destino. Sergio Bambarén.

El propio Zeus, todo poderoso, se ve impotente ante el hado que rige el designio de mortales e inmortales: el hado lo dispuso de esta suerte, y toda tu cólera sería incapaz de cambiar el curso de las cosas, le asegura impotente a su esposa Hera.  Carmen Viejo.

El camino es el destino. Buda.

El hombre siembra un pensamiento y recoge una acción. Siembra una acción y recoge un hábito. Siembra un hábito y recoge un carácter. Siembra un carácter y obtiene un destino. Swami Sivananda,

Malhaya quien nace yunque en vez de nacer martillo. Manuel de Falla.

La anatomía es el destino. Sigmund Freud.

Como te pareces al agua, alma del hombre. Como te pareces al viento, destino del hombre. Johann W. Goethe.

No labra uno su destino, lo aguanta. Gustave Flaubert.

La vida es una audaz aventura o no es nada. Mantener la cara hacia el cambio y comportarse como un espíritu libre en presencia del destino significa tornarse invencible. Helen Keller.

Los espíritus vulgares no tienen destino. Platón.

Buscando mi destino, concluyo por pensar que sólo en el buscar consiste mi destino. Mario Sarmiento.

Aquello que se considera ceguera del destino es en realidad propia miopía. Willian Faulkner.

Es propio del varón sabio, luego de haber dispuesto lo que está en su mano con toda la posible industria y diligencia, de mostrarse resignado con lo que se le diere la fortuna. Juan Luis Vives.

Por todas partes el hombre mismo es el estorbo peor para su destino de hombre. Luis Cernuda.

No creo que haya que lamentarse sobre el propio destino, pero a veces es muy duro. Svetlana Stalina.

Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz. Lord Byron.

Cuando antes nos percatemos de que el destino está en nosotros mismos y no en las estrellas, tanto mejor para nosotros. Axel Munthe.

Es la fortuna, no la sabiduría, la que gobierna la vida del hombre. Marco Tulio Cicerón.

El carácter es la mitad del destino.  Raul G. de la Grasserie.

Cada uno es artífice de su ventura. Miguel de Cervantes.

Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará. Ludwig van Beethoven.

El hombre tiene mil planes para sí mismo. El azar, sólo uno para cada uno. Aristóteles.

La fatalidad posee una cierta elasticidad que se suele llamar libertad humana.  Charles Baudelaire.

El destino tiene dos maneras de herirnos: negándose a nuestros deseos y cumpliéndolos. Henri Frédéric Amiel.

Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder. Emerson.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.