Sábado, 9 de Noviembre de 2019

En realidad, tu prioridad tendría que ser aprender, encontrar cosas interesantes y buscar oportunidades. Brianna Gopaul.

Muchos de los límites que nos ponemos a nosotros mismos no existen realmente. Los ha creado la sociedad y la gente que está en nuestras vidas. Brianna Gopaul.

Las montañas en cuya cima imaginamos todo lo que podemos no está a nuestro alcance cambian de tamaño en función de las barreras que nosotros mismos creamos.  Brianna Gopaul.

Yo he sido feminista desde que era niña, pero no lo he sabido hasta bien pasados los cincuenta años. Gloria Fuertes.

Todos los hombres que no tienen nada importante que decir hablan a gritos. Enrique Jardiel Poncela.

La patria me carga, es el más venenoso de los conceptos. Rafael Sánchez Ferlosio.

Los dictadores pueden reformar las leyes; pero no las costumbres. Jacinto Benavente.

Odio cualquier interferencia de la política en la cultura, especialmente hoy que los políticos son como folclóricas. Terenci Moix.

El dinero lo ganan todos aquellos que con paciencia y fina observación van detrás de los que lo pierden. Benito Pérez Galdós.

Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee. Miguel de Unamuno.

Creo que cualquier bandera entorpece. Lo que tenemos que tener es una bandera de justicia, de bondad, de educación, de cultura, de sensibilidad, de filantropía, otro sustantivo maravilloso de los griegos, el amor a los otros. Emilio Lledó.

Los políticos en cuanto se suben al pódium se estropean. Son aburridísimos, además de unos incultos que no saben hablar. Carmen Martín Gaite.

El enemigo solo empieza a ser temible cuando empieza a tener razón. Jacinto Benavente.

Creo que la política no se hace con sentimientos sino con virtudes, y como no tenemos estas, poco adelantamos. Benito Pérez Galdós.

Desde el punto de vista lingüístico, la Constitución tiene muchos errores y es muy hortera en general. Camilo José Cela.

¿Espíritu libre? ¡Bah! Nunca he sabido lo que es eso. Dicen que soy un individuo autónomo del siglo XVIII… ¡Qué autónomo ni autónomo! ¡La libertad no existe! Somos solo un cruce de muchas influencias, unas peleadas y otras que se llevan bien… Y uno no se da la ley a sí mismo. Rafael Sánchez Ferlosio.

A un pueblo no se le convence sino de aquello de lo que quiere convencerse. Miguel de Unamuno.

En una Historia de España, donde leía siendo niño, aprendí que lo mismo da triunfar que hacer gloriosa la derrota. Ramón del Valle-Inclán.

Tenemos dos fuerzas que nos ayudan a vivir: el olvido y la esperanza. Vicente Blasco Ibáñez.

En España, y eso está muy claro, hay un denominador común, tanto para la derecha como para la izquierda: todo el mundo se la coge con un papel de fumar [ser susceptible]. Camilo José Cela.

Las ilusiones puestas en un ideal no son las temibles. El ideal no defrauda: si no es el ideal de un cretino. Rosa Chacel.

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos. Jacinto Benavente.

El fin de la religión, de la moral, de la política, del arte, no viene siendo desde hace cuarenta siglos más que ocultar la verdad a ojos de los necios. Enrique Jardiel Poncela.

Creo que aún está en nuestras manos salvar [la Tierra], pero ¿nos vamos a poner de acuerdo para hacerlo? Estamos tan bien instalados en la abundancia que no es fácil convencer al vecino de que se sacrifique seriamente para impedir el calentamiento del planeta. Miguel Delibes.

Este pueblo miserable transforma todos los grandes conceptos en un cuento de beatas costureras. Ramón del Valle-Inclán.

Si eres un miserable o si te has convertido en un miserable por aceptar la corrupción, el chantaje, la estafa, la falsedad o la ignorancia terminarás haciéndole la vida mucho más difícil a los otros. Emilio Lledó.

El que no se atreve a ser inteligente se hace político. Enrique Jardiel Poncela.

Un niño con un libro de poesía en las manos nunca tendrá de mayor un arma entre ellas. Gloria Fuertes.

El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada. Ramón del Valle-Inclán.

Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa. Enrique Jardiel Poncela.

La violencia y la crueldad son inseparables compañeros de la ignorancia. Emilio Lledó.

Dictadura: sistema de gobierno en el que lo que no está prohibido es obligatorio. Enrique Jardiel Poncela.

Yo prefiero equivocarme yendo en busca de novedad, a conseguir aciertos fáciles, que muchas veces no son más que simples repeticiones de triunfos anteriores. Vicente Blasco Ibáñez.

Lo que en definitiva creo es que se debe respetar el derecho de cada cual de irse al infierno. El que se quiera condenar, pues que se condene. Camilo José Cela.

Robert Browning:

Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.

Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.

¡Quita el amor y la tierra es una tumba!

El éxito de un minuto paga el fracaso de años.

Llévese al amor y la tierra se convierte en tumba.

Nunca se juntaron el tiempo, el lugar y el amor.

Cuando se remontan al cielo es cuando los ángeles se nos revelan.

Antes, cuando sentía el amor, hubiera estrechado en un abrazo el pecho, los párpados, las manos, los pies, el rostro y el cuerpo todo de mi amada, ¡como si con mi amor pudiera amar sin límites! Y cuando el odio me embargaba, hubiera hundido mi espada en mi enemigo, arrebatándole de la primera estocada la vida, ¡como si con mi odio pudiera odiar…!

La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio!

¡Envejece conmigo! Lo mejor está aún por llegar.

El hombre busca su bien a costa del mundo entero.

La verdad está en nosotros, no viene de fuera.

Lo que ennoblece al hombre no es un acto, sino un deseo.

Más fácil es recomendar tener paciencia que tenerla.

Nuestro interés se encuentra en la orilla peligrosa de las cosas.

Yo sostengo que un hombre ha de luchar hasta el final, por el precio en que ha fijado su vida.

¿Qué es lo que susurra usted en mis oídos? ¿Que ahora que estoy para morir considere a este mundo como un valle de lágrimas? Mi reverendo señor, ¡no seré yo quien tal haga!

A un niño de ocho años no se le debe tomar y hacer que jure que no ha de besar nunca a las muchachas.

Un león que muere por la coz de un asno. ¡Gran alma ultrajada de un antiguo maestro!

He escrito tres libros acerca del alma, demostrando cuán absurdo es todo lo anteriormente escrito sobre este asunto y volviendo las cosas a su primer estado de ignorancia.

Haznos felices y nos harás buenos.

El que tiene siempre ante sus ojos un fin, hace que todas las cosas le ayuden a conseguirlo.

El hombre busca su propio bien aun a costa de todo el mundo.

La ignorancia no es inocencia, sino pecado.

Escribe sobre todo humano esfuerzo esta sola palabra, maldición obsesionante del artista: ¡Incompleto!

Deja pasar a veinte; y al veintiuno, duro con él.

Parecemos tan libres y ¡estamos tan encadenados!

A una mujer que puede jactarse de tener dos hijos, siempre se le considera rica.

La muerte, con sus poderosos resplandores, toca la carne y despierta el alma.

El que oye música siente que su soledad se puebla de repente.

El fin, alcáncese o no, es lo que engrandece la vida; intenta emular a Shakespeare, y deja el resto a los hados.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.