Sábado, 6 de Octubre de 2018

El esfuerzo, que es ley de vida, es también ley del arte.  R. M. Rilke.

La facilidad sólo puede ir en contra del pleno desarrollo del artista.  Gustave Flaubert.

El significado de la Vida es  Ver. Hui Neng.

¿Quién nos volvió al revés, para que siempre por más que hagamos, tengamos el gesto del que se marcha?  Rainer María Rilke.

La vida verdadera es inexorablemente invención. José Ortega y Gasset.

Hay que evitar sentarse sobre el propio éxito,  ponerse en crisis, e intentar comprender nuevas situaciones Ricardo Bofill.

La VIDA innata en el hombre es a la vez el CAMINO.  K. G. Dürkheim.

La verdadera generosidad con el futuro consiste en darlo todo a lo que es presente.  Albert Camus.

Quédate quieto, pues la vida no se la puede ir a buscar. Anónimo.

La vida es una aventura osada o no es nada.  Buckminster Fuller.

Mientras más comprensible parece el universo, más parece también inútil. Steven Weisberg.

La mediocridad no conoce nada que le sea superior, pero el talento reconoce inmediatamente al genio. Fiodor Dostoievski.

No es perfecta la vida que no se ha vivido con sentimiento durante la juventud, con lucha en la madurez y con reflexión en la vejez. Wilfrid S. Blunt.

El sufrimiento es una especie de necesidad del organismo de tomar consciencia de un estado nuevo. Marcel Proust.

La razón es la palabra de la inteligencia que se refleja en ella como en una imagen. Nicolás de Cusa.

La credulidad es propia de los ignorantes, la incredulidad obstinada de los medio sabios y la duda metódica de los eruditos. Jean-François Marmontel.

Toda vida buena es un experimento con las diferentes formas de llenarla. John Dewey.

Reconocer la vida en cada sorbo de aire, en cada taza de té, en cada muerte que causamos ese es el camino del guerrero. Película The last Samurai.

Todo vale la pena si el alma no es pequeña. Fernando Pessoa.

Vive por encima de tu condición social; vístete según tu posición social; aliméntate por debajo de tu posición social. Roberto G. Bunsen.

Mucha sensibilidad crea desdicha, y poca sensibilidad, crímenes. Carlos M. Talleyrand.

Un examen atento nos revela que el sabio, el investigador, el filósofo y el artista valen, no por la ausencia de prejuicios, sino por la calidad de los que poseen. Aurelio Ras y Fernández.

El enano ve más lejos que el gigante, cuando tiene el hombro del gigante donde subirse. Samuel Taylor Coleridge.

No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano. Jacinto Benavente.

Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor aseméjase a Dios. Fiodor Mijailovich Dostoievski.

La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia. Amos Bronson Alcott.

Todo es difícil hasta que se convierte en fácil.  Dan Millmann.

En las tinieblas que confiesas vivir, en las que confías que vivimos los hombres, no encontrarás a nadie que escuche tu angustiosa súplica y se pueda conmover. Sécate las lágrimas y mira el fin con serenidad. Película El séptimo sello.

Hubieras gozado más de la vida despreocupándote de la eternidad, pero es demasiado tarde. En este último instante, goza al menos del prodigio de vivir en la verdad tangible antes de caer en la nada. Película El séptimo sello.

Todas las almas fuertes, nobles, abnegadas y capaces de grandes empresas, a la vez que dignas de los puestos más eminentes, comprenden, aceptan y soportan sin gran esfuerzo la subordinación. Numa Boudet.

Quien no puede guardar sus pensamientos dentro de sí, será incapaz de hacer grandes cosas. Thomas Carlyle.

.. a medida que un hombre adquiere más poder y sabiduría, se le estrecha el camino, hasta que al fin no elige, y hace pura y simplemente lo que tiene que hacer. Película El séptimo sello.

El arte de vencer se aprende en la derrota. Simón Bolívar.

Todo lo que nos irrita de otros nos lleva a un entendimiento de nosotros mismos. Anónimo.

Las palabras de aliento después de la censura son como el sol tras el aguacero. Goethe.

La vida te trata tal y como tú te tratas a ti mismo. Louise L. Hay.

La luz es demasiado dolorosa para quienes viven en la oscuridad. Eckhart Tolle.

Cuando te amas a ti mismo dejas de encontrar motivos para luchar, sufrir y entrar en conflicto con la vida. Gerardo Schmedling.

Solo poseemos aquello que no podemos perder en un naufragio. Proverbio hindú.

RISA:

  • ¡Cuántas cosas hay en una risotada! Es la clave secreta con que se descifra un hombre entero. Thomas Carlyle.

  • Afortunado el hombre que se ríe de sí mismo, ya que nunca le faltará motivo de diversión. Habib Bourguiba.

  • Conviene reír sin esperar a ser dichoso, no sea que nos sorprenda la muerte sin haber reído. Jean de la Bruyere.

  • El día peor empleado es aquél en que no se ha reído. N. Chamfort.

  • El hombre se distingue de todas las demás criaturas por la facultad de reír. Joseph Addison.

  • El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa. Friedrich Nietzsche.

  • El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses. Proverbio japonés.

  • La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa. Mark Twain.

  • La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano. Víctor Hugo.

  • La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad. Thomas Hobbes.

  • La risa nos mantiene más razonables que el enojo. Duque de Levis.

  • Nada prende tan pronto de unas almas en otras como esta simpatía de la risa. Jacinto Benavente.

  • Peligrosos son los grandes hombres de los que uno no se puede reír. Giovanni Guareschi.

  • Quien nos hace reír es un cómico. Quien nos hace pensar y luego reír es un humorista. George Burns.

PAZ:

  • [La paz es] no la ausencia de la guerra,[…] Es una virtud, un estado mental, una disposición en pro de la benevolencia, la confianza, la justicia. Baruch Spinoza.

  • ¿Por qué tomas por la fuerza lo que podrías lograr por amor? Amerindio Powhatan.

  • ¿Qué clase de paz buscamos? Yo hablo de la paz verdadera, la clase de paz que vuelve a la vida en la tierra digna de ser vivida, la clase que permite a los hombres y a las naciones crecer, esperar y construir una vida mejor para sus hijos. John F. Kennedy.

  • Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma. William Shakespeare.

  • Con la concordia crece lo pequeño; con la discordia se arruina lo más grande. Salustio.

  • Cuando se alcanza el verdadero conocimiento, entonces la voluntad se hace sincera; cuando la voluntad es sincera, entonces se corrige el corazón […]; cuando se corrige el corazón, entonces se cultiva la vida personal; cuando se cultiva la vida personal, entonces se regula la vida familiar; cuando se regula la vida familiar, entonces la vida nacional tiene orden; y cuando la vida nacional tiene orden, entonces hay paz en este mundo. Desde el emperador hasta los hombres comunes, todos deben considerar el cultivo de la vida personal como la raíz o fundamento. Confucio.

  • Denle una oportunidad a la paz. John Lennon.

  • El árbol quiere la paz, pero el viento no se la concede. Proverbio Chino.

  • El hombre que desee estar tranquilo ha de ser sordo, ciego y mudo. Proverbio Turco.

  • El más elevado honor que la historia puede conceder a un hombre es el título de pacificador. Richard Nixon.

  • El mundo necesita oscuridad, porque el exceso de luz no nos ilumina ni nos abriga sino que nos ciega y nos abrasa. Varg Vikernes.

  • El orden conduce a todas las virtudes, pero, ¿qué conduce al orden? El sabio busca la sabiduría; el tonto la ha encontrado. Georg Ch. Lichtenberg.

  • El orden conduce a todas las virtudes, pero, ¿qué conduce al orden? Vivimos en un mundo en el que un loco hace muchos locos, mientras que un sabio hace pocos sabios. Georg Ch. Lichtenberg.

  • El primero de los bienes, después de la salud, es la paz interior. François De La Rochefoucauld.

  • El valor hace vencedores; la concordia hace invencibles. Casimir Delavigne.

  • En el amor se dan todos estos males: injurias, sospechas, treguas, guerra y la paz de nuevo. Publio Terencio.

  • En Flandes el único arreglo es una mala paz, o una buena guerra. Conde-duque de Olivares.

  • En la mayoría de los hombres, la calma es letargia, la emoción es furor. Epicteto.

  • En los trances duros y lo mismo en la bonanza, tente siempre con ánimo sosegado. Napoleón.

  • En mar tranquila, todos son buenos pilotos. Publio Siro.

  • En paz, la hostilidad de los hombres entre sí se muestra a través de creaciones en vez de mostrarse a través de destrucciones, como sucede en la guerra. Paul Valéry.

  • Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz. Benito Juárez.

  • Es mejor y más segura una paz cierta que una victoria esperada. Tito Livio.

  • Es preferible una paz injusta a una guerra justa. Samuel Butler.

PAREJA:

  • ¡Cuántas mujeres se enamoran de un hombre, no para tenerlo, sino para no dejarlo a otra! Albert Lindner.

  • ¿Por qué nos alegramos en las bodas y lloramos en los funerales? Porque no somos la persona involucrada. Mark Twain.

  • Boda quiere la soltera, por gozar de libertad, y mayor cautividad con un marido la espera. Manuel Bretón De Los Herreros.

  • Casamientos de parientes, tienen mil inconvenientes. Miguel De Cervantes.

  • Casarse joven es muy pronto, y casarse viejo, muy tarde. Proverbio Ruso.

  • Compórtate con tu mujer como te comportarías, si ella te gustara, con la de otro. Jean Giraudoux.

  • Cuando afirmé que moriría soltero es que no pensaba vivir hasta que me casara. William Shakespeare.

  • El amor es un jardín florido; y el matrimonio es el mismo jardín, en el que han nacido ortigas. Anónimo.

  • El amor es un juego; el matrimonio, un negocio. Alberto Moravia.

  • El matrimonio es el resultado del amor, como el vinagre del vino. Lord Byron.

  • El matrimonio es la única aventura integral. Paul Géraldy.

  • El matrimonio es un lazo que la naturaleza nos tiende. Arthur Schopenhauer.

  • El matrimonio no es una cosa por «hacer», sino también por «rehacer» sin cesar. André Maurois.

  • El matrimonio puede ser a menudo un lago tempestuoso, pero el celibato es siempre un fangoso abrevadero. Thomas L. Peacock.

  • El que pide la mano de una mujer, lo que realmente desea es el resto del cuerpo. Enrique Jardiel Poncela.

  • En la elección de esposa, como en un plan guerrero, equivocarse una sola vez significa la derrota irreparable. Thomas Middleton.

  • En nuestros países monógamos, casarse significa perder la mitad de los derechos propios y doblar los propios deberes. Arthur Schopenhauer.

  • La cadena del matrimonio pesa tanto que es preciso sean dos para llevarla, y, a veces, tres. Alejandro Dumas, Hijo.

  • La música en una boda me hace siempre pensar en la que acompaña a los soldados que van a la guerra. Thomas Carlyle.

  • La vida conyugal es una barca que lleva dos personas en medio de un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hundirá. León Tolstoi.

  • Los hombres miran a las mujeres para verlas; las mujeres miran a los hombres para ser vistas. Jacques Normand.

  • Los hombres no siempre aman lo que quieren; las mujeres no siempre quieren lo que aman. Joseph Sanial-Dubay.

  • Los hombres se casan por cansancio; las mujeres por curiosidad; ambos quedan chasqueados. Oscar Wilde.

  • No hay que escoger por esposa más que a la mujer que se elegiría por amigo si fuese un hombre. Joseph Joubert.

  • No pongas en duda la inteligencia de tu mujer: mira con quién se casó. Anónimo.

  • No vayas a cazar sin flechas en tu arco, a rezar sin libro, ni a casarte sin suerte. Proverbio Chino.

  • Se debería estar siempre enamorado. Por esta razón uno no deberá casarse nunca. Oscar Wilde.

  • Se llama matrimonio de conveniencia a la unión entre personas que no se convienen mutuamente. Alphonse Karr.

  • Si has de casarte, cásate por los oídos y no por los ojos. Anónimo.

  • Si realmente el noviazgo es el período más bello de todos, ¿por qué se casan las personas? La vida sólo puede ser comprendida hacia atrás, pero únicamente puede ser vivida hacia adelante. Sören A. Kierkegaard.

  • Si una mujer se vuelve a casar al quedarse viuda, odiaba a su primer marido; si un hombre se casa por segunda vez, adoraba a su primera esposa. Oscar Wilde.

  • Si vas a la guerra, reza una vez; si vas al mar, reza dos veces, y si te vas a casar, reza tres veces. Proverbio Polaco.

  • Ten tus ojos muy abiertos antes del matrimonio, y medio cerrados después de él. Benjamin Franklin.

  • Tu madre te llorará hasta el fin de sus días, tu hermana hasta ponerse el anillo de boda, tu viuda hasta el rocío del amanecer. Proverbio Ruso.

  • Un buen matrimonio sería aquel en que se olvidase, durante el día, ser amantes, y por la noche, ser esposos. Jean Rostand.

  • Un flirteo es como una pastilla; nadie puede predecir exactamente sus efectos secundarios. Catherine Deneuve.

  • Un matrimonio dichoso es un edificio que debe rehacerse cada día. André Maurois.

  • Un matrimonio feliz es una larga conversación que parece siempre demasiado breve. André Maurois.

  • Un saco lleno de serpientes, en el que solamente hay una anguila: esa es la lotería matrimonial. Carlo Dossi.

  • Una escena entre un hombre y una mujer tiene siempre tres versiones distintas: lo que dice el hombre, lo que dice la mujer y lo que realmente ocurrió. León Daudí.

ORGULLO-VANIDAD:

  • Cosa corriente es que vanidosos y presuntuosos finjan poseer lo que desean. Santiago Ramón Y Cajal.

  • Cuando un grande comete una bajeza, piensa disimularla con altanería. L. A. De La Beaumelle.

  • Dos cosas hay que quitarle a los hombres: la vanidad y la desconfianza. Epicteto.

  • El canal se complace pensando que los ríos no existen sino para traerle agua. Rabindranath Tagore.

  • El necio vanidoso es el enemigo nato de la gente de talento. Los vanidosos no pueden ser hábiles, porque no son capaces de callarse. Marqués De Vauvenargues.

  • El orgullo de los humildes consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes, en no hablar de sí nunca. Voltaire.

  • El orgullo divide a la humanidad, la humildad la une. Henri Lacordaire.

  • El orgullo es el complemento de la ignorancia. Bernard B. De Fontenelle.

  • El orgullo no quiere deber y el amor propio no quiere pagar. François De La Rochefoucauld.

  • El que quiere adoptar el continente de un hombre orgulloso debe ocultar su vanidad. Jonathan Swift.

  • El que todo lo juzga fácil, encontrará muchas dificultades. Lao-Tsê.

  • Es la coqueta mujer, que pasa alegre su vida, procurando ser querida y no pensando en querer. Tomás De Iriarte.

  • La belleza de una mujer fatua es como sortija de oro en el hocico de un cerdo. Salomón.

  • La coqueta es una mujer que hace por vanidad lo que la cortesana por ganar dinero. George Sand.

  • La especie más temible de los vanidosos es la de los que tienen, en efecto, motivos para su vanidad. Gregorio Marañón.

  • La más segura cura para la vanidad es la soledad. Thomas C. Wolfe.

  • La vanidad de los demás resulta insoportable porque hiere: la nuestra. François De La Rochefoucauld.

  • La vanidad es la base de toda revolución, la libertad no es más que un pretexto. Napoleón.

  • La vanidad es la espuma del orgullo. Alphonse Karr.

  • La vanidad es la necedad del egoísmo, y el orgullo, la insolencia de la vanidad. Fernán Caballero.

  • La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados. Ernesto Sábato.

  • La vanidad no atiende a razones sino cuando está satisfecha. Joseph Joubert.

  • La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores. Santiago Ramón Y Cajal.

  • La virtud no iría tan lejos si no la acompañase la vanidad. François De La Rochefoucauld.

  • Las más violentas pasiones nos dan a veces alguna tregua; la vanidad nunca. François De La Rochefoucauld.

  • Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo de los demás. William Cowper.

  • Lo que verdaderamente halaga a un hombre es que se crea que merece la pena halagarle. George Bernard Shaw.

  • Los que están siempre de vuelta de todo son los que no han ido nunca a ninguna parte. Antonio Machado.

  • Muchas mujeres coquetean con un hombre porque es inofensivo, pero se cansan de él por la misma razón. George Bernard Shaw.

  • Nada es tan bajo y vil como ser altivo con el humilde. Séneca.

  • Si la vanidad no echa por tierra todas las virtudes, por lo menos las hace vacilar. François De La Rochefoucauld.

  • Si no tuviéramos orgullo, no nos lamentaríamos del de los demás. François De La Rochefoucauld.

  • Suprime la vanidad en las mujeres y habrás suprimido la mitad, por lo menos, de ambición en los hombres. Jacinto Benavente.

  • Todos los cementerios están llenos de gente que se consideraba imprescindible. Georges Clemenceau.

  • Un hombre orgulloso es dificilísimo de contentar, porque siempre espera demasiado de los demás. Richard Baxter.

  • Una onza de vanidad deteriora un quintal de mérito. Proverbio Turco.

  • Vale más consumir vanidades de la vida, que consumir la vida en vanidades. Sor Juana Inés De La Cruz.

  • Vale más morir de inanición que implorar una recompensa que se tiene ya merecida. William Shakespeare.

  • Vano quiere decir vacío: de modo que la vanidad es tan poca cosa, que apenas puede decirse de ella cosa peor que su nombre. N, Chamfort.

  • Y por mucha soberbia y por orgullo, donde es más escarpado, tiene el camino. Matteo Maria Boiardo.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.