Martes, 7 de Enero de 2020

Aunque existe la posibilidad de que el mundo supere sus problemas, sostengo que un hombre razonable debe comportarse como si estuviera seguro de ello.  Si al final su alegría no está justificada, de todos modos, ¡habrá sido alegre! H. G. Wells.

Película Tristán e Isolda:

En tus ojos mi rostro, en los míos el tuyo. En los rostros descansan los corazones fieles. ¿Dónde podríamos encontrar dos mejores hemisferios sin un norte definido, sin un occidente declinante? Aquello que muere no estaba mezclado con igualdad. Si nuestros corazones son uno, o nuestro amor semejante, ninguno desfallecerá, ninguno morirá.

– Sabes que te quiero Tristán, vayas donde vayas, veas lo que veas, siempre estaré contigo.
– Tenías razón, no sé si la vida es más grande que la muerte, pero el amor fue mejor que ambas.

Tristán, sabemos que lo nuestro es imposible. Lo sabiamos desde un principio. Eso no significa que no sea cierto. Lo es. Es imposible. Quiero saber que estás vivo en alguna parte, que de vez en cuando piensas en mí. Quiero saber que hay algo más en esta vida. Y si te matan no podré saberlo nunca.

– ¿No creéis que hay más cosas en la vida?
– ¿Para qué desearlas si no pueden ser nuestras?”

– ¿No creéis que hay más cosas en la vida?
– ¿Más cosas?
– Algo más que el deber y la muerte. ¿Por qué tenemos sentimientos y no podemos desarrollarlos? ¿Por qué desear cosas si no pueden ser nuestras?”

– ¿A cuántas has amado antes que a mí?
– A ninguna.
– ¿Y después?
– A ninguna.

La teología católica ante el psicólogo. Mauro Rodríguez:

  • En el fondo, la objeción más radical, latente a lo largo de toda nuestra exposición, se relaciona con el tema del poder, del control y de la sumisión; es decir, la teología se nos ha revelado en sus aspectos de ideología: una ideología al servicio de (los jefes) de la institución; como son todas las ideologías. Sólo quien sea muy profano en las disciplinas sociológicas podrá maravillarse, o escandalizarse, de ello.

  • El ser humano busca el poder en dos niveles: 1) como una posibilidad de dominio y de control sobre los demás; 2) como una expresión de su personalidad: un desarrollo, una expansión y una afirmación (auto expresión, realización, actualización).

  • Quien no se siente realizado, quien no ha creado algo valioso, quien no ha hecho fructificar sus talentos, quien ve con ansia el espectro de la nada en la muerte, es natural que recurra a mecanismos compensatorios. Y compensará dominando y manipulando a quienes se presten o a quienes él alcance con su habilidad.

  • Es un hecho observable que cuanto más vacía es la vida, tanto más rico es Dios; el Dios del hombre pobre es infinitamente rico.

Pronto cansados de dar sin recibir (los pocos hombres válidos) se quedan en su casa y dejan reinar a los tontos en su terreno. H. de Balzac.

El comportamiento humano visto en una perspectiva orgánica: hay hombres que se comportan en la vida como un estómago, otros como un hígado, otros, finalmente, como un sexo, como un cerebro, etc. ¡Y cuántos otros, hay que añadir, que se conducen como los órganos menores u oscuros, como un apéndice o una nariz, por ejemplo! Mircea Eliade.

ALEGRÍA: 

Si bien es cierto que las alegrías son cortas, tampoco nuestros pesares son muy largos. Marqués de Vauvenargues.

Vivamos en paz nosotros, que no poseemos nada: gozaremos de alegría como los dioses resplandecientes.  Dhammapada.

Casa de paja donde se ríe es mejor que palacio donde se llore. Proverbio chino.

Alegría, belleza cría. Refrán.

Alegría es del bueno ver a otro riendo. Refrán.

La alegría es el bálsamo de la vida. Clemente XIV.

Todo en el mundo es locura, menos la alegría. Federico II el Grande.

Alegría y amor son las alas para las grandes empresas. Goethe.

La alegría se encuentra en  el fondo de todas las cosas; pero a cada uno le corresponde extraerla. Marco Aurelio.

La alegría es el ingrediente principal de este compuesto llamado salud. Arthur Murphy.

Alégrate si eres pequeño; alégrate si eres grande; alégrate si tienes salud; alégrate si la has perdido; alégrate si eres pobre; si eres rico, alégrate; alégrate si te aman; si amas, alégrate; ¡alégrate siempre, siempre, siempre! Amado Nervo.

Las grandes alegrías son indiscretas. Madame de Puysieux.

Las supremas alegrías, las más duraderas, son las alegrías del espíritu. Arthur Schopenhauer.

Lo que nos produce inmediatamente la felicidad es la alegría del pensamiento, porque esta buena cualidad se compensa inmediatamente por sí misma.

Cuando se presente la alegría, abrámosle puertas y ventanas, porque nunca resulta inoportuna. Arthur Schopenhauer.

La alegría ha sido llamada el buen tiempo del corazón. Samuel Smiles.

La alegría prolonga la vida y da la salud. Nicholas Udall.

Una persona que llegue a dominar el arte de transformar las circunstancias desagradables en bendiciones ha conquistado el secreto del contento.  David Brazier.

A aquel que, en su serenidad, su pureza, su paz inalterable, brilla semejante a la luna inmaculada, que ha secado en él la fuente de toda alegría, a ése le considero un Brahmana [Buda]. Alexandra David-Neel.

La confianza en una ayuda exterior comporta angustia, sólo la confianza en ti mismo produce la fuerza y la alegría. Alexandra David-Neel.

Cuando hayáis estudiado la doctrina, que vuestros corazones purificados encuentren su alegría realizando actos conforme a ella. Alexandra David-Neel.

Bondad amorosa, compasión, alegría empática y ecuanimidad. Estas virtudes son también muy consideradas por los budistas como poderosos antídotos a los estados mentales negativos (no virtudes), como la avaricia, la ira, el orgullo y así sucesivamente. Ananda Coomaraswamy.

Según el Dhammapada de la alegría viene la pena; de la alegría viene el temor. Para aquel que esté libre de alegría no hay pena: ¿De dónde le vendría el temor? Del amor proviene la pena; del amor proviene el temor. Para aquel que esté libre de amor no hay pena; ¿De dónde le vendría el temor? Ananda Coomaraswamy.

La aflicción y el dolor esconden la sabiduría. La sabiduría supone liberarse de las pasiones. Liberarse de las pasiones significa encontrar la justa medida. La justa medida es la auténtica alegría. La auténtica alegría es regalar conscientemente. Regalar conscientemente significa tener una comprensión verdadera. Todos estamos solos. En las épocas en las que no estamos solos no reconocemos el valor del compañerismo. El niño no reconoce el valor que tienen sus padres, ni tampoco el de sus hermanos y parientes. El marido no reconoce el valor de su esposa, ni el amigo el de su amigo. El que está sano, no sabe nada del valor de la salud y los vivos no aprecian el valor de la vida. Los muertos, sin embargo, hacen que nos demos cuenta de lo valioso que es todo lo vivo. Por ello, la muerte es un tesoro incalculable  Chao-Hsiu-Chen.

Vivamos del modo más feliz sin poseer nada; alimentémonos de la alegría. Buda.

La tristeza es la muerte del alma, la alegría es la vida. Alejandro Vinet.

Mi alegría es la melancolía y mi reposo son estas molestias. Miguel Ángel Buonarroti.

Ningún suceso debería inducirnos a regocijarnos o a lamentarnos mucho de él, en parte por la mutabilidad de todas las cosas –la cual puede en cualquier momento darle otra forma al suceso-, y en parte por la falibilidad de nuestro juicio acerca de lo que nos resulta ventajoso o desventajoso. A consecuencia de esa falibilidad casi todos nos hemos lamentado alguna vez de algo que más tarde ha demostrado ser nuestro mejor y verdadero bien, o nos hemos regocijado de lo que luego se ha convertido en la fuente de nuestros mayores sufrimientos. Arthur Schopenhauer.

Cuando estamos en el modo del ser, no competimos, no necesitamos mostrar ningún récord ni pavonearnos con nada, hay alegría esencial, hay una forma de satisfacción que se basta a sí misma: somos auténticos. Walter Riso.

La alegría no está en alcanzar el Yo ideal, sino en el proceso mismo de viajar hacia él sin despreciarse a sí mismo y sin ansiedad. Walter Riso.

Estoy hecho para hacer buenas cosas, interesantes, alegres y simpáticas, sin que sean extraordinarias y fuera de serie. Te quitarás un enorme peso de encima. Walter Riso.

¿Qué es mejor? Sin duda, la luminosidad del humor, la carcajada, así sea improcedente a veces (nunca ofensiva). Walter Riso.

La alegría es el remedio universal de todo mal. Proverbio Italiano.

¿Querrías que inclinase la cabeza ante príncipes poderosos olvidando toda la alegría de mi corazón? Li Bai.

El mundo está lleno de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber distinguirlas. Li Bai.

¿Sería posible que este mundo nos diera alegría si no estuviéramos refugiados en él? Franz Kafka.

Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza cuya causa es verdadera. R. Descartes.

La alegría que nace del bien es seria, mientras que la nace del mal va acompañada de risas y burlas. R. Descartes.

Alegre cosa es llegar al logro de nuestros deseos.  L A. Séneca.

Justa causa de alegría es ver alegre a un amigo.  L A. Séneca.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.