Martes, 4 de Septiembre de 2018

Lo que nos hace personas no es el hecho de tener dos ojos que ven, sino nuestra forma de mirar. Francisco Alvarez.

Los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas. José Ortega y Gasset.

Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes solo necesitan saber a dónde van. José Ingenieros.

Los seres humanos se pelean por conseguir cosas, y luego deben morir custodiándolas. Anónimo.

Más que las ideas, a los hombres los separan los intereses. Alexis de Tocqueville.

Muchísimas personas sobreestiman lo que no son y subestiman lo que realmente son. Malcolm Forbes.

No conozco ningún hecho más alentador que la incuestionable capacidad del hombre para dignificar su vida por medio del esfuerzo consciente. Henry David Thoreau.

No dependa tu paz de la palabra de los hombres, pues digan de ti bien o mal no serás por eso diferente. Tomás de Kempis.

No es la calidad del ser humano lo que cuenta hoy en día, sino cómo se viste y los lujos que tiene. Abelardo Díaz Alfaro.

No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona. Alexander Pope.

No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras. Juan Luis Vives.

No hay nada menos objetivo que un ser humano guiado por sus prejuicios. José Luis Martín Descalzo

No hay razas inferiores; todas ellas están destinadas a alcanzar la ibertad. Alexander von Humboldt

No se debe juzgar a los hombres por su fisonomía, sobre todo, sin ponerlos a prueba. Napoleón Bonaparte

No se puede discutir con una persona cuya subsistencia depende de no dejarse convencer. George Bernard Shaw

El primer impulso de un hombre a quien no le gusta Dios es decirse: tengo que arreglar el mundo sin Él. Joseph Joubert.

La historia hace a los hombres sabios; la poesía, ingeniosos; las matemáticas, sutiles; la filosofía natural, profundos; la moral, graves; la lógica y la retórica, hábiles para la lucha. Francis Bacon.

Una mujer virtuosa es una corona para su esposo. Película Duelo en el barro.

No se admira a los que fracasan, ¡son demasiados! Película Duelo en el barro.

Lo que te quita el sueño no es lo que tienes sino lo que echas de menos. Película Duelo en el barro.

La bondad es una excusa por la que te das permiso para hacer lo que no quieres hacer. Película Esa clase de mujer.

Toma tu corazón roto y conviértelo en arte. Carrie Fisher.

Suicidio: solución permanente a un problema temporal.  Película El profesor.

Si pensamos que lo que fuimos en un tiempo, lo que somos ahora y lo que seremos mañana son una única y misma entidad, y si afirmamos la identidad del ‘yo’ pasado, presente y futuro, todo lo que nos sucedió en el pasado nos seguirá afectando hoy. Tal vez pensamos que fuimos tratados injustamente por nuestros padres en nuestra infancia y todavía hoy seguimos sintiendo esa injusticia. Sin embargo, nadie nos reconocería como el niño de la foto. Persistimos en pensar que somos los mismos que hace treinta años, que ayer y que mañana.  En realidad, incluso al pensar en la muerte, creemos que siempre seremos la misma persona. Nuestro pasado sólo puede afectarnos en razón de esa autoidentificación. No podemos negar que nuestro pasado es la causa de lo que somos ahora y, sin embargo, ya no somos en ningún aspecto los mismos. El pasado dejará de afectarnos si comprendemos con claridad que cambiamos continuamente. En la medida en que todo va bien ahora, los grandes tormentos que sufrimos en otro tiempo ya no tienen importancia: los hemos dejado atrás, son el pasado. Ringu Tulku Rimpotche.

GEORGE GURDJIEFF:

  • Termina siempre lo que comenzaste.

  • Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.

  • No te encadenes a nada que a la larga te destruya.

  • Desarrolla tu generosidad sin testigos.

  • Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.

  • Ordena lo que has desordenado.

  • Cesa de autodefinirte.

  • No desees ser imitado.

  • No ocupes demasiado espacio.

  • No hagas ruidos ni gestos innecesarios.

  • No te dejes impresionar por personalidades fuertes.

  • No te apropies de nada ni nadie.

  • Reparte equitativamente.

  • No seduzcas.

  • No hables de tus problemas personales.

  • No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.

  • No establezcas amistades inútiles.

  • No sigas modas.

  • No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.

  • Haz solo lo necesario.

  • No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.

  • No amenaces.

  • En una discusión ponte en lugar de otro.

  • Admite que alguien te supere.

  • No elimines, transforma.

  • Vence tus miedos, tras ellos hay deseos camuflados.

  • Ayuda a otro a ayudarse a sí mismo.

  • Vence las antipatías y acércate a personas que deseas rechazar.

  • No actúes por reacción a lo que te digan bueno o malo de ti.

  • Transforma tu orgullo en dignidad.

  • Transforma tu cólera en creatividad.

  • Transforma tu envidia en admiración por los valores de otro.

  • No te alabes ni te insultes.

  • No te quejes.

  • Paga los servicios que te dan.

  • No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, simpatía, complicidad.

  • No trates de distinguirte por tu apariencia.

  • No contradigas, calla.

  • Si ofendes a alguien pídele perdón.

  • No te adornes con ideas ajenas.

  • No conserves objetos inútiles.

  • No te definas por lo que posees.

  • No olvides a tus muertos pero dales un sitio limitado que les impida invadir tu vida.

Ernest Hemingway:

  • Un idealista es un hombre que, partiendo de que una rosa huele mejor que una col, deduce que una sopa de rosas tendría también mejor sabor.

  • Al oír un eco muchos creen que el sonido proviene de él.

  • El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad.

  • La obra clásica es un libro que todo el mundo admira, pero que nadie lee.

  • El cesto de la basura es el primer mueble en el estudio del escritor.

  • La sabiduría de los ancianos es un gran error. No se hacen más sabios sino más prudentes.

  • Para un auténtico escritor, cada libro debería ser un nuevo comienzo en el que él intenta algo que está más allá de su alcance.

  • Cazo porque, mientras mate o vea matar, no me mataré a mí mismo.

  • Todo, lo bueno y lo malo, deja un vacío cuando se interrumpe. Pero si se trata de algo malo, el vacío va llenándose por sí solo. Mientras que el vacío de algo bueno sólo puede llenarse descubriendo algo mejor.

  • Conocer a un hombre y conocer lo que tiene dentro de la cabeza, son asuntos distintos.

  • Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí.

  • El general con quien uno habla hará magníficos elogios del general derrotado, y luego se le caerá la baba contando con todo detalle cómo le derrotó.

 Diógenes:

  • Para el hombre de bien, todos los días son de alegría y regocijo.

  • El más dañino de los animales salvajes es el murmurador, y de los animales domésticos el adulador.

  • El único bien es el conocimiento, y el único mal es la ignorancia.

  • Mira bien quién es tu enemigo, porque si por tal le tienes y él no lo es, puede ser tu enemigo mayor.

  • Busco a un hombre [con un farol encendido en pleno día].

  • Los grandes son como el fuego, que no conviene alejarse ni acercarse mucho a él.

  • Cuando somos jóvenes no ha llegado el tiempo adecuado de casarnos, y cuando somos viejos, ha pasado ya.

  • Los malvados obedecen a sus pasiones, como los esclavos a sus dueños. Un rico ignorante es una oveja con vellanes de oro.

  • El amor es un pasatiempo de quien no tiene ocupación alguna.

  • A quien le decía que la vida era un mal, lo corrigió: no la vida, sino la mala vida.

  • A uno que le reprochó: Te dedicas a la filosofía y nada sabes, le respondió: aspiro a saber, y eso es justamente la filosofía.

  • Un hombre debe vivir cerca de sus superiores como cerca del fuego: ni tan cerca que se queme ni tan lejos que se hiele.

  • El insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe.

  • Es preferible consolarse que ahorcarse.

  • Cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro.

  • Cuando estoy entre locos me hago el loco.

  • Tenemos dos orejas y una sola lengua para que oigamos más y hablemos menos.

 Mateo Alemán:

  • Suelen decir que el hombre que apetece soledad tiene mucho de dios o de bestia.

  • La sangre se hereda y el vicio se apega. Quien fuere cual debe, será como tal premiado y no purgará las culpas de sus padres.

  • Es discreción saber disimular lo que no se puede remediar.

  • ¿Cuál hay mayor venganza, que poder haberse vengado? Venganza es cobardía y acto femenil; perdón es gloriosa victoria.

  • No ganes enemigos de los que con buen trato puedes hacer amigos, que ningún enemigo es bueno por flaco que sea: de una centelluela se levanta gran fuego.

  • De pequeños principios resultan grandes fines.

  • Las cosas, una vez principiadas, ni se has de olvidar ni dejar, hasta ser acabadas, que es nota de poca prudencia muchos actos comenzados y acabado ninguno.

  • Hallarse uno cargado de obligaciones y sin remedio para socorrerlas hace buscar medios y remedios cómo salir de ellas. La necesidad enseña claros los más oscuros y desiertos caminos.

  • Débense buscar los amigos como se buscan los buenos libros. Que no está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; antes en que sean pocos, buenos y bien conocidos.

ALAIN (Émile Chartier):

  • El cuerpo humano es el sepulcro de los dioses.

  • Nada posible es bello; sólo lo real es bello.

  • El teatro es como la misa; para sentir completamente sus efectos hay que ir frecuentemente.

  • El dolor quiere ser contemplado, o bien no es totalmente sentido.

  • ¿Qué son mil años? El tiempo es corto para el que piensa, e interminable para el que desea.

  • Nada es más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una.

  • Pensar es decir no. Reflexionar es negar aquello que creemos.

  • El hombre que tiene miedo sin peligro inventa el peligro para justificar su miedo.

  • El hombre que ha tenido algo que hacer en este mundo nunca ha sido guerrero.

  • Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo felices.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.