Jueves, 7 de Noviembre de 2019

Una de las cosas más dramáticas de la condición humana es la macabra conexión entre la estupidez y la imagen de sí. Es la estupidez la que nos obliga a descartar cualquier cosa que no se ajuste a las expectativas de nuestra imagen de sí. Carlos Castaneda.

La brujería no es una cuestión de encantamientos y abracadabras, sino la libertad de percibir no sólo el mundo que se da por sentado, sino también todo lo que es humanamente posible. Carlos Castaneda.

Todo rasgo que hay en mí de miedo, de resentimiento, es algo que nubla mi visión, son zonas oscuras de mi conciencia que me impiden reconocerme en lo que soy y me impiden reconocer al otro en lo que es. Antonio Blay.

 

Si yo no me ocupo de mí mismo, ¿quién lo hará?

Y si no me ocupo más que de mí mismo, entonces, ¿qué soy?

Y si no me preocupo ahora, entonces, ¿cuándo?

Hillel.

Quien maneja dinero con habilidad también es un artista. Alejandro Dumas, padre.

Los ángeles vengadores no pueden pedir el perdón de sus víctimas. Película El conde de Montecristo.

Ser: campo energético invisible que da vida a lo que percibimos como nuestro cuerpo físico. Eckhart Tolle.

El cuerpo interno está a medio camino entre la identidad vinculada a la forma y tu identidad esencial, tu verdadera naturaleza. Eckhart Tolle.

No se trata de atentar contra la inteligencia del individuo, de incitarle a permanecer inerte, ‘sin pensar’, aunque algunos autodenominados ‘maestros espirituales hayan prescrito a sus discípulos este ejercicio imposible. La supresión que se prescribe es la de las operaciones (vritti) de la mente que crean las ideas, la supresión de las fantasías de la imaginación. El precepto repetido hasta la saciedad en la prajna Paramita y en todas las obras filosóficas que pertenecen a esta Escuela es: ‘no imagines’.  Alexandra David-Neel.

Cuidando bien de un cuerpo humano, perfeccionando dentro de sí su dote de lo Real, limpiando su voluntad y su pensamiento, no extraviándose por las sendas de los mortales ordinarios, su mente y sus sentidos profundamente serenos, inasequible a los efectos de toda clase de mal, acogiendo a la vida y a la muerte como partes de una unidad sin apariencia y, por tanto, no aferrándose a una ni sintiendo ansias de la otra, libre de toda especie de inquietud y temor, paseando por el mundo impertubablemente a sus anchas, él consigue el Tao [camino]. John Blofeld.

La primera etapa hacia la comprensión de la naturaleza de la meta definitiva es la inteligencia de la muerte, la que se ha denominado la única certeza de la vida. La idea taoísta es que lamentarse al ver que se desliza la arena de la vida es parecerse a uno que, creyendo llevar en su bolsa una sarta de perlas de inmenso valor, se horrorizó cuando el salteador de caminos le apuntó la pistola gritando ’¡la bolsa o la vida!’. Si el pobre hombre se hubiese dado cuenta de que su bolsa no contenía nada de valor en absoluto, la hubiese entregado con una sonrisa. Y ésta es exactamente la realidad: ¡la bolsa no contiene otra cosa que un puñado de hojas secas otoñales! La bolsa es el cuerpo; las hojas de otoño con su aparente oro son la individualidad ilusoria; el único elemento real de un individuo es algo más precioso que las perlas, pero no es en absoluto su propiedad personal. Ese algo ni empezó ni aumentó al nacer; ni terminará ni disminuirá en modo alguno cuando se deseche su cuerpo. Llorar por uno que ha partido es verter lágrimas por lo que nunca ha existido. Sin embargo, éste no es en absoluto el secreto entero de la inmortalidad. John Blofeld.

El que dice toda causa tiene su efecto, en vez de demostrarla, supone ya la causalidad. David Hume.

Sólo el que filosóficamente desespera de la religión será buen cristiano. David Hume.

 

Cuando el gran Tao [camino] se perdió,

Surgieron las ideas de humanidad, piedad y justicia.

Cuando el conocimiento y el talento aparecieron, surgieron los grandes hipócritas.

Cuando  las relaciones familiares dejaron de ser armoniosas,

Se empezó a hablar de amor filial y de amor paterno.

Cuando las naciones acusaron el mal gobierno, el desorden y la confusión

Se inculcó el amor a la patria.

Lao-Tsé.

TALENTO Y GENIO:

  • Cuanto más talento tiene el hombre más se inclina a creer en el ajeno. Blaise Pascal.

  • Cuando aparece un gran genio en el mundo se le puede reconocer por esta señal: todos los mentecatos se confabulan contra él. Jonathan Swift.

  • El genio no es más que una larga paciencia. George Louis Léclec, conde de Buffon.

  • El hombre no es más que lo que la educación hace de él. Immanuel Kant.

  • El genio hace lo que debe; el talento lo que puede. Edward George Bulwer Lytton.

  • El talento absorbe la substancia del hombre. Ralph Waldo Emerson.

  • Lo que el mundo llama genio es el estado de enfermedad mental que nace del predominio indebido de algunas de las facultades. Las obras de tales genios no son nunca sanas en sí mismas, y reflejan siempre la demencia mental general. Edgar Allan Poe.

  • Los hombres de genio abundan mucho más de lo que se supone. En realidad, para apreciar plenamente la obra de lo que llamamos genio hace falta poseer todo el genio que necesitó para producir la obra. Edgar Allan Poe.

  • Todo hombre nace con el germen de la obra que ha de cumplir. James Russell Lowell.

  • El genio es un rayo cuyo trueno se prolonga durante siglos. Knut Hamsun.

  • La belleza del genio consiste en esgrimir los dones naturales, y hacer así de una vida fácil una vida difícil. Émile-Auguste Chartier, Alain.

  • Recuerdo haber dicho que se necesitaba mucho talento para hacer soportable un poco de genio. André Gide.

  • El talento, en buena medida, es una cuestión de insistencia. Francisco Umbral.

KARL KRAUS.

Mujer:

  • La mujer participa con su sexo en todas las cosas de la vida. A veces en el amor.

  • El espejo sirve solamente a la vanidad del hombre; la mujer lo necesita para cerciorarse de su personalidad.

  • La amada no es la que está lejos: la amada es la lejanía.

  • Las mujeres son el mal sustituto de una buena paja. Lo cita Andrea Camilleri en el último capítulo de su novela La temporada de Caza

  • Las mujeres se distinguen en culposas y dolosas [engaño].

Moral:

  • El erotismo es la superación de los obstáculos. El obstáculo más seductor y profundo es la moral.

  • ¡Qué hermoso, cuando una muchacha olvida su buena educación.

  • Las mujeres tienen en Oriente una mayor libertad. Pueden ser amadas.

  • Los pensadores griegos tuvieron predilección por las prostitutas. Los ejércitos alemanes no pueden vivir sin damas.

Hombre:

  • Ninguna duda de que el perroes fiel. ¿Pero debemos por ello tomarlo como ejemplo? En realidad él es fiel al hombre y no a los perros.

  • Las gentes a las que el lenguaje no les sirve para nada más que para comunicarse son las que hablan de un modo más ininteligible.

  • La humanidad, la educación y la libertad. Son bienes preciosos que nunca se pagan demasiado caro, con la sangre, la inteligencia y la dignidad humanas.

Política:

  • Las instituciones humanas deben volverse tan perfectas que podamos pensar sin que nos disturbe cuán imperfectas son las divinas.

  • El secreto del agitador es hacerse tan estúpido como lo son sus oyentes con el objeto de que éstos crean que son tan listos como él.

  • El psicoanálisis es aquella enfermedad mental consistente en creer que ella es su terapéutica.

  • La democracia divide a los hombres en trabajadores y perezosos. No está destinada a aquellos que no tienen tiempo para trabajar.

Arte:

  • El filisteo quisiera siempre que el tiempo se le pasara. El artista lo domina.

  • Los artistas tienen el derecho de ser modestos y el deber de ser vanidosos.

  • Un agitador se toma la palabra. El artista es tomado por la palabra.

Pueblo:

  • …No creo que los italianos en el campo de la psicología femenina hayan ido más allá del conocimiento de que ‘la donna è mobile’. Y si uno de ellos se atreviera a negarlo es seguro que otro le contestaría: ‘Eppur si muove!’.

De Medias Verdades y Verdades y Media:

  • El diagnóstico es la enfermedad que más prolifera.

 

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.