Jueves, 27 de Diciembre de 2018

Un gusto por los matices del respeto, deja adivinar orígenes y hábitos aristocráticos.  F. Nietzsche.

La aristocracia no sabía separar la felicidad del obrar.  Para los impotentes la felicidad aparece como narcosis, quietud, paz. F. Nietzsche.

Como el comienzo es también un dios, en tanto que sigue estando entre los hombres, todo lo salva. Platón.

En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber. W. Shakespeare.

Tres tesoros el primero es la misericordia, porque de la misericordia viene el coraje. El segundo es la frugalidad, de la que viene la generosidad hacia los otros. El tercero es la humildad, porque de ella, viene el liderazgo. Herbie I. Pilato. 

No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es el anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa. Ralph W. Emerson.

La curiosidad vence al miedo más fácilmente que el valor. James Stephens.

No sabe más el que más cosas sabe, sino el que sabe las que son más importantes. Bernardino Rebolledo.

Todos somos aficionados. En nuestra corta vida no tenemos tiempo para otra cosa. Charles Chaplin.

La fatalidad del cristianismo reside en el hecho de que su credo tenía que volverse tan enfermo, bajo y vulgar como las necesidades que estaba llamado a satisfacer. F. Nietzsche.

Es necesario siempre esperar cuando se está desesperado, y dudar cuando se espera. Gustave Flaubert.

Con virtudes de templanza, mesura y honestidad; con estas fuertes espadas duramente golpead. Arcipreste de Hita.

En la inefable seducción de la virtud que sucumbe. Gustave Flaubert.

Nuestras virtudes reposan sobre nuestros vicios como sobre sus raíces. Goethe.

La indignación moral es la estrategia adecuada para revestir de dignidad al idiota.  M. McLuhan.

La indignación moral permite a la envida y los sentimientos de odio desfogarse bajo la máscara de la virtud. Erich Fromm.

Qué quimera es, pues, el hombre? ¡Qué novedad, qué monstruo, qué caos, qué sujeto de contradicciones, qué prodigio! Juez de todas las cosas, imbécil gusano de la tierra; depositario de la verdad, cloaca de incertidumbre y de error, gloria y excrecencia del universo. ¿Quién desenredará este embrollo?… Conoced, pues, soberbios, qué paradoja sois para vosotros mismos. Humillaos, razón impotente; callaos, naturaleza imbécil, aprended que el hombre supera infinitamente al hombre y escuchad de vuestro maestro vuestra condición verdadera que vosotros ignoráis. Escuchad a Dios. Blaise Pascal. 

FELICIDAD:

El disfrutar, y no el poseer, es lo que nos hace felices. Michel de Montaigne.

La felicidad de cada uno no consiste en esto ni en aquello, sino en conseguir y gozar cada uno de lo que le gusta.  Baltasar Gracián.

La felicidad en el matrimonio depende enteramente de la suerte. Jane Austen.

La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad. Jane Austen.

No hay que creer exageradamente en la felicidad. Sobre todo cuando se es de buena raza. No se consiguen más que decepciones. Jean  Anouilh.

La vida da tres especies de fruto: el placer, la embriaguez y el arrepentimiento. Anacarsis el Escita.

Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo felices. ALAIN (Émile Chartier).

La variación es el alma del placer. Aphra Behn.

Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello. Ludwig van Beethoven.

La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad. Simone de Beauvoir.

Lo cotidiano en sí mismo es ya maravilloso. Yo no hago más que consignarlo. Frank Kafka.

El hombre es el artífice de su propia felicidad. Henry David Thoreau.

L. A. SÉNECA:

  • Yerra el que no principia a aprender por parecerle que ya es tarde.

  • Muchas veces es poco lo que se da, y mucho lo que de darlo se sigue.

  • Sencillos son los cuidados del bueno, y doblados los del malo.

  • Muchas veces lo que no se halla cuando se busca, sale al encuentro cuando no se busca.

  • Más apocado queda el que es fríamente alabado que el que es ásperamente reprehendido.

  • No se puede formar de los mozos un juicio exacto.

  • El que más experiencia tiene, teme más los peligros.

  • El tiempo hace llevaderas las desgracias.

  • Llevadera sería la pobreza, si no trajese consigo deshonra.

  • Tanto pierde la buena obra de valor, cuanto tuvo de tardanza.

  • No quiere el que tarde quiere.

  • Más seguro está contra fortuna aquel a quien después de la fortuna le queda alguna cosa.

  • Trabajoso es deber a quien no querrías deber.

  • Más se teme lo que más veces acontece.

  • En tanto tiene la razón poder, en cuanto está libre de pasión.

  • No se da como se debe dar, lo que sin ser pensado se da.

  • Apocado es el que consiente ser en beneficios vencido.

  • Torpe pérdida es la que por negligencia se hace.

  • Vergüenza es en el viejo no saber más de lo que lee.

  • El que callar no puede, hablar no sabe.

SUERTE:

Película Un marido ideal (1948):

-Me encanta escuchar detrás de las puertas, siempre se escuchan cosas interesantes (Cheveley).

-¿No es eso tentar demasiado la suerte? Lord Arthur.

-Oh claro. ¿Acaso hoy en día la suerte puede resistirse a la tentación?

-Me alegro de que haya venido. Voy a darle un buen consejo.

-No por favor, a una mujer no debe dársele nunca algo que no pueda ponerse por la noche.

Cuanto más trabajo más suerte tengo.  Película La ganadora.

Película Confidencias muy íntimas:

-Soy mayor para bailarina estrella.

-No existe edad para creer en la estrella.

-Cuando era joven sí creía.

-Yo he hecho todo pronto y mal.

Proverbios:

Industria, pluma y espada, si no hay estrella, no son nada.

La suerte de la fea, la bella la desea.

La suerte de la fea, la bonita… no la necesita

La suerte es loca y a cualquiera le toca.

La suerte es para quien es, y no para quien la desea.

La suerte no se detiene, y es péndulo que va y viene.

La suerte y la muerte no escogen.

La buena suerte se pasa, y el saber se queda en casa.

La constancia decisiva, vence al fin la suerte esquiva.

A la hora de la verdad, en el fondo de nuestro corazón, esperamos ese golpe de azar que nos sirva en bandeja aquello que ansiamos y que no buscamos con empeño y tesón suficiente. Cuántas veces nos limitamos, de manera conformista, a confiar en la providencia sin recabar en que ésta suele venir como resultado de la preparación concienzuda y el duro trabajo.  Es cierto que Constantinopla cayó en poder de los turcos aparentemente por azar: un olvido había dejado abierta la kerkaporta, una pequeña puerta en las murallas de la ciudad. Pero también es cierto que Mehnet llevaba meses entrenando minuciosamente a su ejército y planeado un certero y definitivo golpe a Constantino y con él al último vestigio del Imperio de Oriente. Plácido Fajardo.

Fortuna: la virtud dé guía y la fortuna dé compañía. Frase latina.

MALA SUERTE: aunque evidentemente hay un factor de buena y mala suerte en la vida, muchas veces la mala suerte reiterada de una persona no es, propiamente, mala suerte, sino que se debe a que aquella persona tiene unas cualidades psicológicas que la impulsan hacia el infortunio, quizá porque medite poco sus decisiones, porque sea un poco atropellada en el momento de realizarlas y no disponga entonces de la suficiente serenidad, o por el factor que sea.  En muchas personas con mala suerte hay un factor psicológico en su personalidad que nos permite entender por qué aquella persona es tan infortunada: suele tratarse de un factor de su personalidad que le impulsa normalmente hacia el fracaso, quizás en el curso de proyectos que por otra parte pudieran ser muy meritorios. Alonso-Fernández.

ULISES  (James Joyce):

Introducción:

Como ya dijo el vulgo, o sea Campoamor, la vida es pecar, hacer penitencia y luego vuelta a empezar.

Juan Tenorio: un punto de contrición da al alma la salvación.

Al fin y al cabo, cada libro, como cada persona tiene los defectos de sus virtudes.

Texto:

Otra victoria como ésta y estamos perdidos (Pirro).

Vana paciencia en amontonar y atesorar. El tiempo sin duda lo dispersará todo.

Los venenos son las únicas curas. Remedio donde menos se espera.

Lo que no va en lágrimas va en suspiros.

No tenemos ni las esperanzas de una bola de nieve en el infierno.

Siempre fuimos leales a las causas perdidas… el éxito para nosotros es la muerte del intelecto y de la imaginación.

Nunca fuimos leales a los que tuvieron éxito. Les servimos.

… Fue aquel pequeño acto, trivial en sí, de encender esa cerilla, lo que determinó el posterior transcurso de nuestras dos vidas.

Espigando [recogiendo] lo que deja la gente bien.

Hombre hambriento es hombre violento.

El arte tiene que revelarnos ideas, esencias espirituales sin forma.

Un hombre de genio no comete errores. Sus errores son voluntarios y son los pórticos del descubrimiento.

Ten cuidado con lo que deseas en tu juventud, porque lo obtendrás en tu edad media. Goethe.

El sentimentalista es el que querría disfrutar sin incurrir en la inmensa deuda de la cosa hecha.

Los peores enemigos de un hombre serán los de su propia casa y familia.

Un padre…es un mal necesario.

Amor matris [amor de madre]: quizá sea la única cosa verdadera de la vida.

El hijo nacido trae dolor, divide el cariño, aumenta la preocupación. Es un macho: su crecimiento es la decadencia de su padre, su juventud la envidia de su padre, su amigo el enemigo de su padre.  ¿Qué les vincula en la naturaleza?  Un instante de ciego celo.

Se rio para liberar su mente de la servidumbre de su mente.

Cada cual su propia mujer.

¿Qué es América?: las barreduras de todos los países incluido el nuestro.

La belleza de la música hay que oírla dos veces. La naturaleza y las mujeres, media mirada.

Los ojos, en que una lágrima y una sonrisa luchaban perpetuamente por el predominio.

Creen el bastón, azotador todopoderoso, creador del infierno en la tierra.

¿Qué me dicen del beato de Cromwell y sus Corazas de Hierro que pasaron a cuchillo a las mujeres de Drogheda con la cita de la Biblia Dios es amor, pegada alrededor de la boca de sus cañones?

La inclinación le sugería hablar: la dignidad le decía que callara.

Siempre se ve el punto flaco de un hombre en su mujer.

Casarse en Mayo y arrepentirse en diciembre.

Crees que estás escapando y tropiezas contigo mismo

Las ruinas del tiempo edifican las mansiones de la eternidad.

Había soportado las burlas, como frutos de esa edad a la que suele comúnmente acusarse de no conocer piedad.

Dime con quién ríes y te dirá quién eres.

El ladeo griego con provocadora grupa, los muslos fluyentes, las rodillas besándose modestamente…alcahuetea a todos sus vicios.

Vuestra fuerza es nuestra debilidad (le dice un hombre a una mujer).

En la risa ruidosa échase de ver la mente vacía.

Te vas a meter en un lío. No lo evito. Éste provoca mi inteligencia.

Una respuesta suave desvía la ira.

Como filósofo sabía que al terminarse la vida asignada a cualquiera sólo se había realizado una infinitesimal parte de sus deseos.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.