Jueves, 13 de Diciembre de 2018

Para el hombre de energía y buena voluntad, los obstáculos son fuente de victoria. Santiago Pérez Triana.

Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios. Simón Bolívar.

Para hacer la vida soportable, hay que acostumbrarse a las injurias del tiempo y a las injusticias de los hombres.  N. Chamfort.

Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas, una vez en la vida. René Descartes.

Para ir adelante de los demás, se necesita ver más que ellos. José Marti.

Para la mayoría de nosotros, la vida verdadera es la vida que no llevamos. Oscar Wilde.

Para mí, los grandes no son grandes, si no son buenos. Samuel Smiles.

Para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es la tierra. A. Shopenhauer.

Para que pueda surgir lo posible, es preciso intentar una y otra vez lo imposible. Hermann Hesse.

Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio. Tácito.

Para tener éxito debemos hacer todo lo posible por parecer exitosos. La Rochefocauld.

Para tener éxito hay que tener amigos; pero para mantener mucho éxito hay que tener muchos amigos. Frank Sinatra.

Pero con una cosa me contento; que aunque pueda quitarme la esperanza, no me puede quitar el pensamiento. Lope de Vega.

Perseverar en el cumplimiento de su deber y guardar silencio es la mejor respuesta a la calumnia. G. Washington.

Personas hay que reputarán de triste una comarca por el hecho de haber estado en ella en tiempo lluvioso. Yoritomo Tashi.

Pise firme siempre en el medio y no vaya por extremos, que son peligrosos todos. Baltasar Gracian.

Pobre no es el que tiene poco, sino el que mucho desea. Séneca.

Pongamos los ojos en nosotros mismos, y después en los negocios que emprendemos, por quien y con quien los emprendemos. Séneca.

Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad. Diego Luis Córdoba.

Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón. Confucio.

Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho. Quevedo.

Prefiero un vicio tolerante a una virtud obstinada. Moliere.

Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión. W. Shakespeare.

Procura que no sea tu enemigo el que tiene razón. Anónimo.

Proporcionalmente al número de los admiradores crece el de los envidiosos. Séneca.

Prosperidad humana congojosa, pues nunca hubo ninguna sin caída. Juan Rodríguez Freire.

¿Qué es un avaro? Es el que se empecina en vivir pobre para, al final, ser rico Pierre Azais.

Que cada uno en su ley busque en paz su luz. Pascal tiene la certidumbre de que va a ser recompensado [en la otra vida]. José Ortega y Gasset.

 BLAISE PASCAL:

¿Que es el hombre dentro de la naturaleza? Nada con respecto al infinito. Todo con respecto a la nada. Un intermedio entra la nada y el todo.

El rey está rodeado de gente que no piensa sino en divertirlo y en impedir que piense en sí mismo. Porque, por muy rey que sea, es desgraciado si piensa en ello.

El tiempo amortigua las pesadumbres y las desavenencias, porque en él cambiamos y nos convertimos en cierto modo en otras personas.

En las religiones es preciso ser sinceros; verdaderos paganos, verdaderos judíos, verdaderos cristianos.

Entre nosotros y el cielo o el infierno no hay más que la vida, que es la cosa más frágil de todas.

¿Es la prisa la pasión de los necios?

Es más fácil soportar la muerte sin pensar en ella, que soportar su pensamiento sin morir.

Es más hermoso saber algo de todo que saber todo de una cosa; esta universalidad es más bella. Si se pudiera tener las dos, mucho mejor; pero es preciso elegir.

Es miserable saberse miserable, pero es ser grande reconocer que se es miserable.

Es sin duda un mal, estar lleno de defectos; pero es todavía un mal mayor estar lleno de ellos y no quererlo reconocer, porque es añadir todavía el de una ilusión voluntaria.

Esforzarse en pensar bien; he aquí el principio de la moral.

Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez.

Existen tres medios de crecer: la razón, la costumbre y la inspiración.

He redactado esta carta más extensa de lo usual porque carezco de tiempo para escribirla más breve.

La conciencia es el mejor libro moral que tenemos.

La contradicción no es una señal de falsedad, ni la carencia de contradicción una señal de verdad.

La curiosidad no es más que vanidad. En la mayoría de los casos, sólo queremos saber algo para hablar de ello.

La desgracia del hombre se debe a que no quiere permanecer tranquilo en su habitación, que es su lugar.

La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir.

La elocuencia es la pintura del pensamiento.

La falsa humildad equivale a orgullo.

La fantasía es parecida y contraria al sentimiento.

La Fe dice lo que no dicen los sentidos, pero no lo contrario de lo que ven. Está por encima de ellos pero no contra ellos.

La felicidad es un artículo maravilloso: cuanto más se da, más le queda a uno.

La felicidad total del hombre consiste en disfrutar de la estimación de los demás.

PLACER-FELICIDAD:

Si os paráis a pensar en vuestros mejores recuerdos, en los momentos clave de vuestra vida ¿estabais solos? La vida es mejor en compañía. Película Up in the air.

El verdadero hombre feliz es aquel que sabe distinguir las fronteras entre el deseo y el bienestar, y se mantiene firmemente sobre el terreno más alto. Walter S. Landon.

Condición indispensable de sabiduría y de felicidad es una buena digestión. Charles Lemesle.

Nuestra felicidad no depende de nuestras obras, sino de lo grande que sea nuestro amor. Johannes Tauler.

Amor es felicidad. Quien logra amar es feliz. Hermann Hesse.

Dad al hombre salud y metas a alcanzar y no se detendrá a pensar sobre si es o no feliz. George Bernard Shaw.

La espera forma parte del placer. Película Más allá del amor.

La virtud es inseparable de la dicha. Anónimo.

La esperanza deja de ser felicidad cuando va acompañada de la impaciencia. Anónimo.

La esperanza es un préstamo hecho a la felicidad. Anónimo.

El destino de los hombres está hecho de momentos felices, pero no de épocas felices. F. Nietzsche.

Cuanto menos se ilusionan las personas, más capacidad de ser felices tienen. Buda.

Quien mejor vive no es quien más tiene, sino quien administra bien lo poco o mucho que tiene. Ángel Ganivet.

La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad. Simone de Beauvoir.

¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu. André Maurois.

La alegría es de uno; el placer, de las cosas. A. Piterbarg.

Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar. Federico García Lorca.

Cuan feliz era yo cuando era una infeliz Marquesa de Savigné.

La felicidad no está en la ciencia, sino en la adquisición de la ciencia. Edgar Allan Poe.

La felicidad es el privilegio de ser bien engañado. Johathan Swift.

La felicidad de sufrir es la que determina la sabiduría. Friedrich Nietzsche.

Felicidad: una agradable sensación que surge de la contemplación de la miseria de otro. Ambrose Gwinett Bierce.

La felicidad es mejor imaginarla que tenerla. Jacinto Benavente.

Por fortuna, el hombre no es capaz más que de una cierta medida de infelicidad; pasada esa, queda o anodado o indiferente Goethe.

Vivir satisfecho de uno mismo ha de ser muy aburrido, por eso no hay mejor cosa que meterse en aventuras. Juan Benet.

El placer da lo que la sabiduría promete. François Marie Arouet Voltaire.

No merece gustar la miel quien se aparta de la colmena porque las abejas tienen aguijón. William Shakespeare.

La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena. Proverbio alemán.

Con frecuencia, algunos buscan la felicidad como se buscan los lentes cuando se tienen sobre la nariz. Gustavo Dorz.

Nuestro instinto nos hace sentir que debemos buscar la felicidad fuera de nosotros. Blaise Pascal.

El dinero no da la felicidad, pero si tranquilidad, y una persona tranquila es una persona feliz. Anónimo.

Rara felicidad de estos tiempos en que se puede pensar lo que se quiera y se puede decir lo que se siente. Publio Cornelio Tácito.

Si hay gozo en el mundo, el hombre de puro corazón lo posee. Y si en algún lugar hay tribulación y congojas, es donde habita la mala conciencia. Tomás de Kempis.

El placer supremo es obtener lo que se anhela. Tales de Mileto.

El verdadero sentir de la felicidad no es cuando alguien te hace sonreír simplemente, es cuando alguien te hace sonreír el corazón. Antonio Álvarez.

Nunca seremos tan infelices como creemos, ni tan felices como esperamos. François de la Rochefoucauld.

Dichoso es el que no espera nada porque siempre estará satisfecho. Jonathan Swift.

En la vida, lo más triste, no es ser del todo desgraciado, es que nos falte muy poco para ser felices y no podamos conseguirlo. Anónimo.

Vive feliz el pobre con su poco, mientras busca más el loco. Proverbio.

Son tantos los mortales que no pueden digerir la felicidad… La felicidad no es cosa fácilmente digerible; es más bien, muy indigesta. F. Nietzsche.

Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos. Mateo Alemán.

Antes de desear ardientemente una cosa, debemos cerciorarnos cuidodosamente de la felicidad que proporciona al que la posee. La Rochefoucauld.

Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad. Gottfried Wilhelm Leibniz.

La verdadera felicidad consiste no en la que uno posee sino en lo que uno da. Eduardo Galeno.

Muy frecuentemente nos olvidamos de que la felicidad no llega como resultado de obtener algo que no tenemos, sino al reconocer y apreciar lo que ya tenemos. Khalil Gibran.

El medio más seguro para no llegar a ser muy infeliz es no pretender ser muy feliz. Arthur Schopenhauer.

Hay solamente un error congénito y es la noción de que existimos para ser felices. Arthur Schopenhauer.

Tanto prevalece la salud por sobre todos los bienes exteriores que probablemente un mendigo sano sea más feliz que un rey enfermo. Arthur Schopenhauer.

En verdad que vivimos felices si no odiamos a aquellos que nos odian, si entre hombres que nos odian habitamos libres de rencor. Dhammapada.

Cuando actúas a partir de la única parte de tu ser que es auténtica la felicidad es la respuesta. Película El Cambio.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.