21 de Enero de 2016

21

FELICIDAD (6)

a felicidad es como un eco: contesta, pero no viene a nosotros. Isabel de Rumania.

En la composición de la dicha entra la idea de haberla merecido. Joseph Joubert.

La felicidad no brota de la razón sino de la imaginación. Inmanuel Kant.

La desgracia acecha y busca: ocultad vuestra felicidad, sed felices en voz baja. Alphonse Karr.

La felicidad se compone de desgracias evitadas. Alphonse Karr.

Toda felicidad se compone de dos sensaciones tristes: el recuerdo de la privación en el pasado y el temor de perderla en el porvenir. Alphonse Karr.

El verdadero hombre feliz es aquel que sabe distinguir las fronteras entre el deseo y el bienestar, y se mantiene firmemente sobre el terreno más alto. Walter S. Landor.

Admito que es preciso ser virtuoso para ser feliz, pero añadiré que se necesita ser feliz para ser virtuoso. Charles Lemesle.

La felicidad consiste en la ignorancia de la verdad. Giocomo Leopardi.

No existe desgracia humana que no pueda aumentar; en cambio, tiene un término eso que se llama felicidad. Giocomo Leopardi.

Si las penas destruyen la felicidad, los placeres la degradan. Duque de Levis.

Casi todas las personas son tan felices como se decidan a serlo. Abraham Lincoln.

La necesidad de perseguir la verdadera dicha es el fundamento de la libertad. John Locke.

A veces, mejor que combatir o querer salir de una desgracia, es probar a ser feliz dentro de ella, aceptándola. Maurice Maeterlinck.

La felicidad no es más que una opinión. Maurice Maeterlinck.

Sólo se tiene la felicidad que uno puede comprender. Maurice Maeterlinck.

La dicha está sólo en la esperanza, en la ilusión sin fin. Guy de Maupassant.

La fortuna, el triunfo, la gloria, el poder pueden aumentar la felicidad, pero no pueden crearla. Sólo los afectos la dan. André Maurois.

La felicidad y la desgracia suelen depender más de lo que somos que de lo que nos ocurre. Maltatuli.

Los proyectos de felicidad son, tal vez, la única felicidad de este mundo. Alfred de Musset.

El hombre no tiene amigos: los tiene su felicidad. Napoleón.

Creía cantar mi felicidad. Pero mi felicidad era mi cantar. José Narosky.

La condición por excelencia de la felicidad es no pensar en ella. Amado Nervo.

La felicidad es como las neblinas ligeras: cuando estamos dentro de ellas, no las vemos. Amado Nervo.

La felicidad del hombre tiene por nombre yo quiero. Friedich Nietzsche.

Una vida feliz es imposible. El fin supremo a que debe aspirar un hombre es una carrera heroica. Friedich Nietzsche.

Antes de morir y recibir sepultura, nadie puede recibir el calificativo de dichoso. Ovidio.

Tenemos solamente la felicidad que hemos dado. Edouard Palleron.

La felicidad es un artículo maravilloso: cuanto más se da, más le queda a uno. Blaise Pascal.

El que quiera vivir tranquilo sus días, que no se fije en los que son más felices que él, sino en los que son más miserables. Lorenzo Pignotti.

La felicidad es saludable para el cuerpo, pero es la pena la que desarrolla las fuerzas del espíritu. Marcel Proust.

La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena. Proverbio alemán.

Ni el hombre conoce cien días de felicidad, ni la flor conserva durante cien días su color. Proverbio chino.

Sé hoy feliz. El final está más cerca de lo que crees. Proverbio chino.

No está la felicidad en vivir mucho, ni la infelicidad en morir pronto; es feliz aquel que ha vivido lo bastante para merecer morir bien. Francis Quarles.

No es dichoso aquel a quien la fortuna no puede dar nada más, sino aquel a quien no puede quitar nada. Francisco de Quevedo.

La felicidad de los malvados como un torrente pasa. Jean Racine.

El fin es ser feliz. Sólo se consigue lentamente. Exige una aplicación cotidiana. Jules Renard.

La felicidad consiste en buscarla. Jules Renard.

La felicidad y la desgracia acuden ordinariamente a los seres que ya son felices y desgraciados. François de la Rochefoucauld.

Nadie es tan feliz ni tan desgraciado como él mismo se imagina. François de la Rochefoucauld.

Ninguno puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo. Jean-Jacques Rousseau.

El pato es feliz en su sucio charco porque no conoce el mar. Antoine de Saint-Exupéry.

La felicidad se halla en la conciencia que de ella tenemos. George Sand.

La única manera de multiplicar la felicidad es compartirla. Paul Scherrer.

En general, las nueve décimas parte de nuestra felicidad se fundan en la salud. Arthur Schopenhauer.

Un estudio muy amplio nos indica que los dos enemigos de la felicidad humana son el dolor y el aburrimiento. Arthur Schopenhauer.

El hombre feliz no es el hombre que ríe, sino aquel cuya alma, llena de alegría y confianza, se sobrepone y es superior a los acontecimientos. Séneca.

Si quieres hacer feliz a un hombre, no le añadas bienes sino réstale deseos. Séneca.

Si quieres vivir feliz, no te importe que te crean tonto. Séneca.

Todo el mundo aspira a la vida dichosa, pero nadie sabe en qué consiste. Séneca.

Toda una vida de felicidad sería un infierno en la Tierra. George Bernard Shaw.

Acostumbrarse a la felicidad es una gran infelicidad. Publio Siro.

Cuando se trata de un mortal es preciso esperar su último día antes de llamarle feliz. Sófocles.

No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices. Robert L. Stevenson.

La felicidad es el privilegio de ser bien engañado. Jonathan Swift.

En el mundo hay cuatro clases de personas: los enamorados, los ambiciosos, los observadores y los imbéciles. Estos últimos son los más felices. Hippolyte Taine.

Atesora tus instantes de dicha; serán excelente almohada para tu vejez. Booth Tarkington.

Una de las ventajas de no ser feliz es que se puede desear la felicidad. Miguel de Unamuno.

La dicha no es más que un sueño, y el dolor la realidad. Voltaire.

Con la libertad, las flores, los libros y la Luna, ¿quién no sería perfectamente feliz. Oscar Wilde.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.