13 de Febrero de 2016

13

Llamé al cielo y no me oyó. Y pues sus puertas me cierra, de mis pasos en la tierra responda el cielo, no yo. José Zorrilla.

Habría que preguntarse si el matrimonio es uno de los siete sacramentos o uno de los siete pecados capitales. John Dryden.

Nos creemos libres debido a que somos conscientes de nuestros apetitos y deseos, mas nuestros apetitos y deseos no son libres, sino que son necesarios. Spinoza.

La virtud no puede injertarse en nuestro viejo tronco sin que nos quede de él algún mal resabio [costumbre mal adquirida]. W. Shakespeare.

Quien encuentra la paz en su hogar, ya sea rey o campesino, es el más feliz de los humanos. Goethe.

Esperemos lo que deseamos, pero soportemos lo que acontece. Cicerón.

El querer no es elección, porque ha de ser accidente. Lope de Vega.

La peor situación de tu vida acaso contenga la simiente de la mejor. JOE KOGEL.

El necio teme la muerte y huye de ella; el loco la busca; el sabio la espera. Charron.

Cada vez que se encuentre Vd. del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar. Mark Twain.

Virtud: abstenerse de la necesidad como medio de rectificación moral. Diógenes

Envidiar es tonto porque nadie es realmente digno de envidia. Arthur Schopenhauer.

Si el hombre no llega al borde del precipicio, no le crecen alas para volar adaptación de La última tentación. Nikos Kazantzakis.

No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu sombra te abandona cuando estás en la oscuridad.

Cuanto más nos detenemos en nuestros infortunios, mayor es su poder para hacernos daño. Voltaire.

La enseñanza de un gran hombre es grande sólo porque expresa de forma comprensible y clara lo que otros expresaron confusa e incomprensiblemente. Tolstoi.

La función del pensamiento no es rumiar lo que transmiten los sentidos sino penetrar en lo que a estos les es vedado. BLANCA ROSITA OLDFIELD.

El saber puede comunicarse pero la sabiduría no. La sabiduría que un sabio trata de comunicar a otros suena siempre a locura. Hermann Hess.

Un necio puede hacer en una hora más preguntas que las que un sabio puede contestar en siete años John Ray.

El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan… demasiado rápido para aquellos que temen…. demasiado largo para aquellos que sufren…. demasiado corto para aquellos que celebran…pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno. Henry Van Dyke.

El carácter de un hombre es el árbitro de su fortuna. Publio Siro.

De todas las cosas que el hombre conocerá, la última probablemente será él mismo. Alexis Carrel.

Todas las cosas nos son ajenas; sólo el tiempo es nuestro. Séneca.

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus.

El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera. Ernest Hemingway.

El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz. Platón.

Es necesario tomar el trabajo en serio, sin tomarse a sí mismo en serio. Stanley Kramer.

Es posible tener que librar una batalla más de una vez para ganarla. Margaret Thatcher.

El hombre es un animal aún no definido.  F. Nietzsche.

El sordo le echa la culpa al mudo para justificar que estuvo ciego. Anónimo.

La astucia del que no tiene astucia es la paciencia. Proverbio árabe.

Dale al vicio un broquel [escudo pequeño] de oro y la espada de la justicia se quebrará contra él, sin mellarlo; pero cubre su broquel con andrajos y un pigmeo lo atravesará con una simple paja. El rey Lear. W. Shakespeare.

Todo mal tiene dos remedios; el tiempo y el silencio. Edmundo Dantés (en la obra El conde de Montecristo de Alejandro Dumas padre). 

La vida no es más que una sombra que pasa, un pobre cómico que se pavonea y agita una hora sobre la escena y después no se le oye más. Un cuento narrado por un idiota con gran aparato, y que nada significa. Macbeth. W. Shakespeare.

 

La vida es breve,

el Arte largo,

la ocasión fugaz,

vacilante la experiencia,

y el juicio difícil.

Hipócrates.

 

Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz.

  1. Sé impecable con tus palabras.

  2. No te tomes nada personalmente.

  3. No hagas suposiciones.

  4. Haz siempre lo máximo que puedas.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.