Viernes, 20 de Julio de 2018

Tengo 70 años

Mi cabello ya es nieve

Hoy quiero ser feliz

Mañana será tarde.

Omar Kheyyam.

Aceptar la ambigüedad, la paradoja y la incertidumbre, es la semilla de la intuición. Anónimo.

¿Es que quieres conseguir en una hora lo que se tarda toda una vida de entrenamiento? Película El samurái negro.

¡Que uno tenga que convencer a la gente para que haga las cosas que le conviene! Película La estrella.

El arte contemporáneo es, o un aprendizaje, o una farsa. Eugenio D’Ors.

A veces primero hay que hacer un acto de fe. Lo de fiarse viene luego. Película El hombre de acero.

Alégrate de tu confusión, porque es señal de que tienes varios caminos para elegir. Ovidio.

Un discurso elocuente, duerme en el oído de un necio. W. Shakespeare.

Revélame tus penas, sácalas del fondo de tu ser.  Se exasperan en la oscuridad, pero la luz las mata. Nikos Kazantzakis.

La desdicha tiene necesidad de que le digan palabras reconfortantes. Nikos Kazantzakis.

No saber lo que ha ocurrido antes de nosotros es como seguir siendo niños. Cicerón.

Cuando toda posibilidad es desechada, entonces hemos pecado. R. P. Blackmur.

El bien es algo relativo a la persona, lugar, tiempo ya las circunstancias. Protágoras.

Sólo el amor puede juzgar. F. Nietzsche.

Un buen hombre no se queja de nadie; él no mira a las fallas. Shams Tabrizi.

Los hombres se vuelven malos y culpables porque hablan y actúan sin prever los resultados de sus palabras y hechos.  Franz Kafka.

De grande ánimo es menospreciar grandezas y querer antes la medianía que la sublimidad. Séneca.

Más sutileza es dejar ciertas cuestiones que desatarlas. Séneca.

No conocerás cuándo el sabio te es útil, y lo conocerás cuando te haya sido útil. Séneca.

En menos tiempo se deshacen las cosas que se restauran. Séneca.

Yo no sabré templar una lira o tañer un salterio; pero sí, tomando por mi cuenta una ciudad pequeña y oscura, hacerla ilustre y grande. Temístocles.

FELICIDAD:

  • A los generosos les hace felices ver a otros felices; los avaros no proceden igual, porque pueden conseguir una felicidad mil veces mayor no haciéndolo. No existe otra razón. Mark Twain.

  • Acostumbrarse a la felicidad es una gran infelicidad. Publio Siro.

  • Admito que es preciso ser virtuoso para ser feliz, pero añadiré que se necesita ser feliz para ser virtuoso. Charles Lemesle.

  • Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas. Pablo Neruda.

  • Antes de morir y recibir sepultura, nadie puede recibir el calificativo de dichoso. Ovidio.

  • Atesora tus instantes de dicha; serán excelente almohada para tu vejez. Booth Tarkington.

  • Buscar la felicidad es una monstruosidad que se paga. Gustave Flaubert.

  • Cada uno es artífice de su ventura. Miguel De Cervantes.

  • Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo. Abraham Lincoln.

  • De ciento que pueden soportar la adversidad, apenas hay uno que pueda sobrellevar la prosperidad. Thomas Carlyle.

  • Dicha no busques ansiosa; nadie la dicha nos da: la dicha es perla preciosa, que en el corazón reposa del que buscándola va. Pedro Antonio De Alarcón.

  • Dichas que se pierden son desdichas más grandes. Pedro Calderón De La Barca.

  • El amor y la felicidad son almas gemelas, o nacen una de otra. William Hazlitt.

  • El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene. Ralph Waldo Emerson.

  • El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio. Johann W. Goethe.

  • El hombre que se rinde a sí mismo es un miserable; el que labora para los demás, gozando y viviendo interiormente, ese es feliz. Johann G. Von Herder.

  • El hombre vale lo que vale el concepto que tenga de la felicidad. Arturo Graf.

  • El hombre venturoso no espera nunca que algo le mude la fortuna. Orison S. Marden.

  • El modo más seguro de hacernos agradable la vida a nosotros mismos es hacerla agradable a los demás. Arturo Graf.

  • El mundo prefiere, sabiamente, la felicidad a la sabiduría. Will Durant.

  • El pato es feliz en su sucio charco porque no conoce el mar. Antoine De Saint-Exupéry.

  • El problema no es que nunca seamos felices, es que la felicidad sea tan episódica. Ruth Benedict.

  • El que quiera vivir tranquilo sus días, que no se fije en los que son más felices que él, sino en los que son más miserables. Lorenzo Pignotti.

  • El regalo de la felicidad pertenece a quienes lo sacan de su envoltorio. Anónimo.

  • El saber es la parte más considerable de la felicidad. Sófocles.

  • El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer siempre lo que se hace. León Tolstoi.

  • El verdadero hombre feliz es aquel que sabe distinguir las fronteras entre el deseo y el bienestar, y se mantiene firmemente sobre el terreno más alto. Walter S. Landor.

  • En general, las nueve décimas partes de nuestra felicidad se fundan en la salud. Arthur Schopenhauer.

  • En la composición de la dicha entra la idea de haberla merecido. Joseph Joubert.

  • En la vida humana, la dicha, tarde o temprano hace olvidar la pena. Jean-François Collin D’Harleville.

  • En nuestra era, el camino de la felicidad pasa necesariamente por el mundo de la acción. Dag Hammarskjöld.

  • Es preciso que se encierre algo inútil en la felicidad. La felicidad es algo más que lo necesario. Victor Hugo.

  • He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola. Jorge Luis Borges.

  • La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar. Thomas Chalmers.

  • La dicha es un horizonte lejano, que retrocede a medida que nos acercamos a él. Bernard B. De Fontenelle.

  • La dicha no es más que un sueño, y el dolor la realidad. Voltaire.

  • La esperanza de una felicidad eterna e incomprensible en otro mundo, es cosa que también lleva consigo el placer constante. John Locke.

  • La felicidad consiste casi siempre en saber engañarse. Carlo Bini.

  • La felicidad consiste en buscarla. Jules Renard.

  • La felicidad consiste en hacer el bien. Aristóteles.

  • La felicidad consiste en llenar las horas; en llenar las horas y no dejar un resquicio para que penetre el arrepentimiento o el consentimiento. Ralph W. Emerson.

  • La felicidad consiste en poder unir el principio con el fin. Pitágoras.

  • La felicidad consiste en ser libre, es decir, en no desear nada. Epicteto.

  • La felicidad consiste para mí en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia. Françoise Sagan.

  • La felicidad consiste principalmente en resignarse a su suerte, en querer ser lo que se es. Erasmo De Rotterdam.

  • La felicidad de los malvados como un torrente pasa. Jean Racine.

  • La felicidad debe ser compartida, tiene alma gemela. Lord Byron.

  • La felicidad es algo que cada uno lleva en sí mismo, sin darse cuenta de ello. Ugo Betti.

  • La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz. Hermann Hesse.

  • La felicidad es como una mariposa que, cuando se la persigue, siempre está fuera de nuestro alcance: pero si te paras y te sientas en silencio, podría posarse encima de ti. Nathaniel Hawthorne.

  • La felicidad es el privilegio de ser bien engañado. Jonathan Swift.

  • La felicidad es saludable para el cuerpo, pero es la pena la que desarrolla las fuerzas del espíritu. Marcel Proust.

  • La felicidad es un artículo maravilloso: cuanto más se da, más le queda a uno. Blaise Pascal.

  • La felicidad está en el gusto, y no en las cosas. Entonces es uno feliz cuando posee lo que ama, y no cuando tiene lo que es amable para los otros. François de La Rochefoucauld.

  • La felicidad nace de la moderación. Johann W. Goethe.

  • La felicidad no consiste en realizar nuestros ideales, sino en idealizar lo que realizamos. Alfred Tennyson.

  • La felicidad no es un premio, sino una consecuencia. El sufrimiento no es un castigo, sino un resultado. Robert G. Ingersoll.

  • La felicidad no existe en la vida. Sólo existen momentos felices. Jacinto Benavente.

  • La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí. Jorge Luis Borges.

  • La felicidad no se produce por grandes golpes de fortuna, que ocurren raras veces, sino por pequeñas ventajas que ocurren todos los días. Benjamin Franklin.

  • La felicidad nunca es triste ni alegre, es la felicidad. Armand Salacrou.

  • La felicidad pasa tan deprisa que no deja huella, salvo en el caso de las obras de imaginación. Sarah Bernhardt.

  • La felicidad se apoya en los pilares fundamentales: tomar la vida como un juego y prodigar amor a los demás. Robert Baden-Powell.

  • La felicidad se compone de desgracias evitadas. Alphonse Karr.

  • La felicidad se encuentra en la virtud. Aristóteles.

  • La felicidad suprema en la vida es tener la convicción de que nos aman por lo que somos, o mejor dicho, a pesar de lo que somos. Victor Hugo.

  • La felicidad total del hombre consiste en disfrutar de la estimación de los demás. Blaise Pascal.

  • La felicidad y la desgracia acuden ordinariamente a los seres que ya son felices y desgraciados. François De La Rochefoucauld.

  • La felicidad y la desgracia suelen depender más de lo que somos que de lo que nos ocurre. Multatuli.

  • La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena. Proverbio Alemán.

  • La fortuna, el éxito, la gloria, el poder pueden aumentar la felicidad, pero no darla. Sólo el cariño da la dicha. Benjamin Disraeli.

  • La fortuna, el triunfo, la gloria, el poder pueden aumentar la felicidad, pero no pueden crearla. Sólo los afectos la dan. André Maurois.

  • La infelicidad máxima, como la máxima felicidad, modifica el aspecto de todas las cosas. Johann W. Goethe.

  • La necesidad de perseguir la verdadera dicha es el fundamento de la libertad. John Locke.

  • La única manera de multiplicar la felicidad es compartirla. Paul Scherrer.

  • La verdadera felicidad estriba en el libre ejercicio de la mente. Aristóteles.

  • La verdadera felicidad no consiste en tenerlo todo, sino en no desear nada. Séneca.

  • La verdadera y sencilla felicidad es dar siempre lo mejor. Séneca.

  • La vida no se nos ha dado para ser felices, sino para merecer serlo. Armando Palacio Valdés.

  • La vida nos enseña que sólo somos felices a costa de alguna ignorancia. Anatole France.

  • Las personas felices no tienen historia. Simone De Beauvoir.

  • Las personas felices tienen un defecto del que jamás se corrigen: es el de creer que los desgraciados lo son siempre por su propia culpa. Edme P. Beauchêne.

  • Los elementos de la dicha son: una buena conciencia, la honradez en los proyectos y rectitud en las acciones. Séneca.

  • Los felices son ricos, pero no los ricos son felices. Friedrich Halm.

  • Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias. John Locke.

  • Los proyectos de felicidad son, tal vez, la única felicidad de este mundo. Alfred De Musset.

  • Nadie es tan feliz ni tan desgraciado como él mismo se imagina. François De La Rochefoucauld.

  • Ni el hombre conoce cien días de felicidad, ni la flor conserva durante cien días su color. Proverbio Chino.

  • Ninguno puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo. Jean-Jacques Rousseau.

  • No es vergonzoso preferir la felicidad. Albert Camus.

  • No está la felicidad en vivir mucho, ni la infelicidad en morir pronto; es feliz aquel que ha vivido lo bastante para merecer morir bien. Francis Quarles.

  • No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices. Robert L. Stevenson.

  • No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad. Gabriel García Márquez.

  • No hay satisfacción comparable a aquélla de hacer feliz a su prójimo. Madame D’Epinay.

  • No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz. Epicteto.

  • No son la riqueza ni el esplendor, sino la tranquilidad y la ocupación los que dan la felicidad. Thomas Jefferson.

  • No vivió infelizmente quien nació en la oscuridad y en la oscuridad murió. Horacio.

  • Para computar la felicidad de cada uno no se han de considerar los bienes que posee, sino el gozo que de su posesión recibe. Benito J. Feijoo.

  • Para ser dichosa basta con tener buena salud y mala memoria. Ingrid Bergman.

  • Para ser feliz con los demás es necesario no pedirles aquello que no puedan darnos. Tristan Bernard.

  • Pasa con la felicidad como con los relojes, que los menos complicados son los que menos se estropean. Chamfort.

  • Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios. Confucio.

  • Si eres feliz, escóndete. No se puede andar cargado de joyas por un barrio de mendigos. No se puede pasear una felicidad como la tuya por un mundo de desgraciados. Alejandro Casona.

VIRTUD:

  • Asume una virtud si no la tienes. William Shakespeare.

  • Con la virtud por guía, con la fortuna por compañera. Cicerón.

  • Creo, en verdad, que todas las virtudes están contenidas en una sola palabra: amor. Gabriel Legouvé.

  • Deja para memoria, no la imagen de tu cerebro, sino la imagen de tu virtud. Isócrates.

  • Dos grandes virtudes posee la especie humana, que nunca serán bastante respetadas: el valor en el hombre, el pudor en la mujer. Napoleón.

  • El encanto es la virtud sin la cual todas las demás son inútiles. Robert L. Stevenson.

  • El hábito de la sensatez dispensa casi siempre de la virtud. Duque De Levis.

  • El hombre cuyos talentos exceden a su virtud, es inferior. Proverbio Chino.

  • El remordimiento precede a la virtud, como la aurora al día. Henri Lacordaire.

  • El vicio nos atormenta aun en medio de nuestros placeres; la virtud, empero, nos conforta aun en medio de nuestras aflicciones. Charles C. Colton.

  • Es ignominioso y despreciable quien instruido y educado en las artes humanas se halla carente de toda virtud. Juan Luis Vives.

  • Es más seguro que el vicio haga desgraciados que la virtud haga la felicidad. Chamfort.

  • Existe una simulación de la inteligencia, como hay una simulación de la virtud. Remy De Gourmont.

  • La utilidad de la virtud es tan evidente que los malvados la practican por interés. Marqués De Vauvenargues.

  • La virtud es el primer título de nobleza; yo no me fijo en el nombre de una persona, sino en sus actos. Molière.

  • La virtud es el uso correcto del libre albedrío. Agustín de Hipona.

  • La virtud es la búsqueda de la felicidad personal por la contribución a la felicidad de todos. Denis Diderot.

  • La virtud no consiste en abstenerse del vicio, sino en no desearlo. George Bernard Shaw.

  • La virtud no consiste en hacer grandes cosas, sino en hacer bien las pequeñas. Michel E. De Montaigne.

  • La virtud no llegaría tan lejos si la vanidad no le hiciese compañía. François De La Rochefoucauld.

  • La virtud no necesita de adornos extraños; ella tiene en sí misma su máximo ornato. Séneca.

  • La virtud no quiere que se la siga sino tan sólo por sí misma. Michel E. De Montaigne.

  • La virtud no tiene cabellos blancos, y permanece siempre fresca, sin arrugas, seductora como una desposada. F. A. Vuillermet.

  • La virtud que se adorna y alaba ya tiene un defecto. Séneca.

  • La virtud se envilece cuando trata de justificarse a sí misma. Voltaire.

  • La virtud también es un arte. Por eso tiene dos clases de discípulos: los que la practican y los que la admiran. Marie Von Ebner-Eschenbach.

  • La virtud, como el cuervo, anida en las ruinas. Anatole France.

  • Las gentes virtuosas desacreditan a la virtud. Ch. Friedrich Hebbel.

  • Las grandes virtudes del pueblo alemán han producido más desastres que todos los vicios que haya podido producir el ocio. Paul Valéry.

  • Las virtudes se pierden en el interés, como los ríos se pierden en el mar. François De La Rochefoucauld.

  • Las virtudes son hermanas que se abrazan estrechamente: cuando una cae, todas las otras vacilan; cuando una se levanta, las restantes cobran ánimo. Concepción Arenal.

  • Mal vestido está quien anda desnudo de virtud. Benjamin Franklin.

  • Mostrarse orgulloso de la propia virtud es como envenenarse con un antídoto. Benjamin Franklin.

  • Nadie puede ser feliz sin virtud. Cicerón.

  • No es tan fácil renunciar a la virtud como se cree; ella atormenta durante mucho tiempo a quienes la abandonan. Jean-Jacques Rousseau.

  • No hay horror que no haya sido divinizado, no hay virtud que no haya sido infamada. Marqués De Sade.

  • No se puede juzgar a un hombre por sus cualidades, sino por el uso que hace de ellas. Jean-François Marmontel.

  • Nuestras virtudes no son, la mayoría de las veces, sino vicios disfrazados. François De La Rochefoucauld.

  • Para hacernos honorables en el mundo y tranquilizar nuestra propia conciencia, confiamos más en los vicios ajenos que en las virtudes propias. Ugo Foscolo.

  • Primero es la virtud, luego el renombre. Si ambos obtiene, ¿qué más quiere el hombre? Píndaro.

  • Sé virtuoso y te tendrán por excéntrico. Mark Twain.

  • Si de pronto los hombres se volvieran virtuosos, muchos miles se morirían de hambre. Georg Ch. Lichtenberg.

  • Si hicieres alguna obra virtuosa con trabajo, el trabajo pasa, y la virtud persevera; mas si hicieres alguna cosa torpe con deleite, el deleite pasa y la torpeza permanece. Aulo Gelio.

  • Te da más la virtud que lo que te quita la fortuna. Cicerón.

  • Tienes más cualidades de lo que tú mismo crees; pero para saber si son de oro bueno las monedas, hay que hacerlas rodar, hacerlas circular. Gasta tu tesoro. Gregorio Marañón.

  • Toda nuestra crítica consiste en reprochar a los demás el no tener las cualidades que nosotros creemos tener. Jules Renard.

  • Todo el mérito de la virtud reside en su ejercicio. Cicerón.

  • Una joven bella y virtuosa es el objeto más hermoso que la naturaleza puede ofrecer a nuestra vista. Barón De Holbach.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.