Viernes, 2 de Noviembre de 2018

CONOCER: 

El que come del fruto del árbol del conocimiento, siempre es arrojado de algún paraíso. William Ralph Inge.

Sírvete de lo que se sabe como indicio de lo que no se sabe. Solón de Atenas.

El ser humano necesita conocer lo posible además de lo cierto y lo que pudo ser, además de lo que fue. J. Vásquez.

No importa que nuestro vaso sea pequeño, pues lo importante es que la botella esté llena. Ramón Gómez de la Serna.

No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuántas cosas viejas hay que no conocemos. A. Bierce.

El conocimiento lleva a la unidad, como la ignorancia a la diversidad. Ramakrishna.

Cuántos hombres se precipitan hacia la luz, no para ver mejor sino para brillar. Federico Nietzsche.

Aunque este universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido. Robert Fisher.

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein

La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos. Francis Bacon.

Se necesita un gran conocimiento sólo para darse cuenta de la enormidad de la propia ignorancia. Thomas Sowell.

 

La debilidad humana es tener

Curiosidad por conocer

Lo que no querríamos saber

Molière.

Quien no añade nada a sus conocimientos los disminuye. El Talmud.

Conocer y, no obstante pensar que no conocemos es el más alto logro; no conocer y sin embargo pensar que conocemos es una enfermedad. E. Fromm.

Cualquiera que comience a ubicarse a sí mismo como juez en el campo de la verdad y el conocimiento es arruinado por la carcajada de los dioses. Albert Einstein.

La duda es la llave del conocimiento. Proverbio persa.

La vida es breve y sabemos demasiado poco. J. Gaarder.

Si te vieres rodeado de mucha gente ignorante, no te envanezcas por lo que sabes, más bien mira a los que te superan en conocimientos y verás que aún no eres lo que te imaginas ser; y estas por debajo de muchos. Mahoma.

 

Di a cada uno: tienes razón, porque tiene razón.
pero condúcelos más alto en su montaña;
pues el esfuerzo de escalar,
que rehusarían por ellos mismos,
exige tanto de los músculos como del corazón…
¿cómo conocerán los hombres sus actos si no
han escalado trabajosamente la montaña,
en soledad, para trasmutarse en silencio?
Antoine de Saint Exupery.

No me interesa aquel que haya conocido, llevado en litera,
mil cimas de montañas y así observado mil paisajes porque,
en primer lugar, no conocerá uno solo verdaderamente y, luego,
porque mil paisajes no constituyen más que
una partícula de polvo en la inmensidad del mundo.

Me interesará sólo el que haya ejercitado sus músculos en la ascensión de una montaña, aunque sea la única, y así estar capacitado para comprender todos los paisajes por venir y, mejor que el otro, los mil paisajes que le han enseñado.
Antoine de Saint Exupery.

El que se enorgullece de sus conocimientos es como si estuviera ciego en plena luz.  Benjamin Franklin.

Conocer los hechos no significa necesariamente comprenderlos. John Katzenbach.

Pues yo resulté ser un hijo verdadero para mi padre, tierno y el único delante de mi madre. Y él me instruía y me decía: Que tu corazón tenga firmemente asidas mis palabras. Guarda mis mandamientos y continúa viviendo. Adquiere sabiduría, adquiere entendimiento. No te olvides, y no te desvíes de los dichos de mi boca. No la dejes, y ella te guardará. Ámala, y ella te salvaguardará. La sabiduría es la cosa principal. Adquiere sabiduría; y con todo lo que adquieres, adquiere entendimiento. Estímala altamente, y ella te ensalzará. Te glorificará porque la abrazas. Dará a tu cabeza una guirnalda de encanto; te otorgará una corona de hermosura». Proverbios 4:3-9.

Por la presunción solo se ocasiona una lucha, pero con los que consultan juntos hay sabiduría. Proverbios 13:10.

En el corazón del entendido descansa la sabiduría, y en medio de los estúpidos llega a ser conocida. Proverbios 14:33.

El burlador ha procurado hallar sabiduría, y no la hay; pero para el entendido el conocimiento es cosa fácil». Proverbios 14:6.

Lee y conducirás, no leas y serás conducido. Teresa de Ávila.

El conocimiento y las capacidades personales deben combinarse con la ambición, así como con un sentido de la honestidad y una conciencia severa. Carl Remigius Fresenius.

La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido. Howard Philips Lovecraft.

Denme la libertad para saber, pensar, creer y actuar libremente de acuerdo con la conciencia, sobre todas las demás libertades. John Milton.

Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa. Albert Camus.

En un hombre de conocimiento la compasión casi produce risa, como en un cíclope las manos delicadas. F. Nietzsche.

No amamos ya bastante nuestro conocimiento tan pronto como lo comunicamos. F. Nietzsche.

El conocimiento del más inteligente es nada en comparación con su ignorancia. Charles Bridges.

Ver tu propia ignorancia y ceguera es el primer paso hacia tener el verdadero conocimiento.  Jonathan Edwards.

La primera acción de un guerrero consciente es no saber. Película El guerrero pacífico.

Conocimiento no equivale a sabiduría. Conocimiento es saber cómo se limpia un parabrisas. Sabiduría es hacerlo.  Película El guerrero pacífico.

Una evidencia como ésta sólo se presenta una vez en la vida. Película Los Puentes de Madison.

DESEO:

Yo amo a aquél que desea lo imposible. W. Goethe.

El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas. W. Goethe.

Cuando sólo los deseos constituyen el fundamento de nuestra felicidad, no es fácil alcanzarla, porque los deseos nunca tienen fin. José María Tobar.

No pretendas que las cosas sean como las deseas; deséalas como son. Epicteto.

Esperemos lo que deseamos, pero soportemos lo que acontece. Cicerón.

Sólo hay un principio motriz, el deseo. Aristóteles.

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos. Platón.

El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos. Quevedo.

… nuestro héroe no desea nada, porque está por encima del deseo, porque está saciado, porque es artista de su propia vida y se forja cada hora según su propia voluntad. F. Dostoievski.

El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos. Pitágoras.

El deseo intenso crea no sólo sus propias oportunidades sino además sus propios talentos. Eric Hoffer

El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho. José Ortega y Gasset

Las novelas son la historia de los deseos humanos. Anónimo.

La necesidad nunca hizo buenos negocios. Benjamin Franklin.

El deseo es la verdadera esencia del hombre. B. Spinoza.

La peor derrota de una persona es cuando pierde su entusiasmo. H. W. Arnold

Lo que un hombre desea, también lo imagina como cierto. Anónimo

Hay que tener aspiraciones elevadas, expectativas moderadas y necesidades pequeñas.  H. Stein

Lo que puedes hacer, o sueñes que puedes hacer, empieza.  Goethe

Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo.  Ludwig van Beethoven,
A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres. Gustave Flaubert,
Contempla con ojos radiantes el mundo que te rodea, porque los mayores secretos se esconden siempre donde menos se piensa. El que no cree en la magia nunca la encontrará. Roald Dahl.

MUERTE:

Una vez se hizo una encuesta: Se preguntó a mil personas si les gustaría saber con antelación el día exacto en el que iban a morir. El 96% dijo que no. Yo pertenecía al otro 4%. Creía que sería una liberación saber cuánto tiempo te queda de vida. Pero resulta que no lo es. Película Ahora o nunca.

Los hombres, en su huida de la muerte, la van persiguiendo. Democrito.

No es vivir mal vivir de un modo insensato, inmoderado e impío, sino estar mucho tiempo muriéndose. Democrito.

A mí me toca morir y a vosotros vivir. ¿Qué es mejor? Sólo la divinidad lo sabe (momentos antes de morir bebiendo cicuta). Sócrates.

¿Acaso crees que no me he preparado a lo largo de toda mi vida (cuando alguien le dijo que tenía que prepararse para su condena a muerte).  Sócrates.

Saber morir cuesta la vida. Antonio Porchia.

Del vivir conozco el vivir de nada, del morir, el morir de todo. Antonio Porchia.

Me sepulto en cualquier parte y moriré… Quién sabe dónde. Antonio Porchia.

Película Lemmy contra Alphaville:

-¿Cuál es el privilegio de los muertos?

-No morir otra vez.

Lo único que deseo para mi entierro es no ser enterrado vivo.  Lord  Chesterfield.

Tales decía que no existía diferencia entre la vida y la muerte. ¿Por qué no mueres entonces?, le preguntaron. Porque no hay diferencia ninguna, repuso. Diógenes  Laercio.

Sigo teniendo el mismo problema. Notar lo bello que es el mundo cuando puedo dejarlo. Película  En la línea de ataque.

La muerte es la esperanza del hombre libre. Documental Mujeres de Hamas.

Morir es el destino común de los hombres; morir con gloria es el privilegio del hombre virtuoso. Isócrates.

He vivido mi vida sin rendirme jamás y me adentro en las sombras sin quejas ni lamentos. Película Watchmen.

Ser visto es la ambición de un fantasma, ser recordado la de la muerte.  Anónimo.

Hay quienes han muerto a pesar de no haber abandonado el cuerpo  Proverbio Taoista.

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando. Rabindranath Tagore.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.  Pablo Neruda.
La muerte:… iré a donde vamos todos y eso no puede ser malo. Película Más allá de los sueños.

 Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, y dejar a un lado todo lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido. Película El club de los poetas muertos.

Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérala, pues, en todo lugar. L. A. Séneca.

He visto a muchos quitarse la vida y merecen más respeto los que van a la muerte sin odio a la vida y la aceptan sin buscarla. L. A. Séneca.

La muerte es la consagración de aquellos cuyo fin merece la alabanza de los mismos que la temen. L. A. Séneca.

La muerte es una necesidad igual e invencible y nadie puede quejarse de lo que a todos alcanza. L. A. Séneca.

Lo que importa no es que vivas mucho, sino que vivas bien; y a menudo vivir bien consiste en no vivir mucho. L. A. Séneca.

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo. L. A. Séneca.

Ni los niños ni los locos temen la muerte y sería una gran vergüenza que la razón y el buen juicio no dieran aquella seguridad, a que conduce la estulticia.  L. A. Séneca.

No temo dejar de ser pues es igual que no hubiera comenzado. L. A. Séneca.

Nuestra naturaleza está en la acción. El reposo presagia la muerte. L. A. Séneca.

Débil y cobarde es quien muere porque sufre, necio quien vive para sufrir. L. A. Séneca.

Alcanzó la sabiduría quien supo morir tan seguro como nació. L. A. Séneca.

Alejandro Magno:

  • Ya me imagino cuán ostentosos serán mis honores fúnebres. Nota: Exclamó esto el último día que agonizaba.

  • Cuando estéis más alegres… Nota: fue su respuesta a sus generales cuando éstos le preguntaron cuándo quería que se dieran inicio (sus honores fúnebres).

  • Muero debido a la ayuda de demasiados médicos.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.