Sábado, 3 de Febrero de 2018

Cómo nos vemos a nosotros mismos es inconsecuente. Cómo nos perciben los demás es importante y tu nombre –te guste o no- es un grito de guerra. Película Hércules.

Mi epitafio es mi vida.  Confucio.

En el interior hay un universo también. Goethe.

Hay en el fondo de cada alma muchos tesoros escondidos que sólo el amor descubre. Edouard Rod.

El encuentro de dos personalidades es como el contacto entre dos sustancias químicas: si hay cualquier reacción, ambas se trasforman. Carl G. Jung.

El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho. José Ortega y Gasset.

Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio. Sigmund Freud.

La vida del hombre es su concepción de la vida. Ludwig Feuerbach.

La ironía es el coraje de los débiles y la cobardía de los fuertes. Elie Beltrán.

Si has sido alguna vez pobre de verdad, seguirás siéndolo en lo íntimo de tu corazón durante el resto de tu vida. Enoch Arnold Bennet.

La genialidad aparece siempre que alguien cae en la cuenta por primera vez de algo evidente. Hermann Bahr. 

COMUNICACIÓN: 

  • Para una conversación seria no es necesario comprender lo que se nos dice, pues basta únicamente recordar bien lo que debemos decir. L. Tolstoi.

  • Escucha a todos pero cree a pocos. Fenelon.

  • A todos oye mas con pocos habla. W. Shakespeare.

  • Cuanto más disminuyen los placeres corporales, más aumenta el deseo por el placer de la conversación. Platón.

  • La conversación es la imagen del espíritu. Según es el hombre, así es su charla. Publio Siro.

  • La confianza contribuye más que el ingenio a la conversación. La Rochefoucauld.

  • La razón de que haya tan pocas personas que resulten agradables en la conversación estriba en que cada cual piensa más en lo que se propone decir que en lo que están diciendo otros, y nunca escuchamos cuando estamos deseosos de hablar. La Rochefoucauld.

  • Nada impulsa más a un hombre a odiar a una mujer que su conversación constante. William Wycherley.

  • Si se pudiera poner al descubierto la mente de los hombres, encontraríamos muy poca diferencia entre el sabio y el necio. La diferencia principal consiste en que el primero sabe seleccionar sus pensamientos para la conversación, suprimiendo unos y comunicando otros, mientras que el segundo deja correr las palabras irreflexivamente. Joseph Addison.

  • No hay para mí distracción más agradable que la conversación libre de un amigo. David Hume.

  • Si te propones ser estimado en sociedad, practica el arte de eludir la conversación mientras no se presente un tema que hayas estudiado y que domines. Thomas Fuller.

  • Cuando hables a un hombre, mírale a los ojos; cuando él te hable a ti, mírale a la boca. Benjamin Franklin.

  • El placer que los hombres pueden proporcionar en la conversación no guarda una proporción fija con sus conocimientos o su virtud. Samuel Johnson.

  • La conversación más agradable es aquella de la que no se recuerda nada con precisión, pero deja una impresión general agradable. Samuel Johnson.

  • No hables como no sea para beneficiar a otros o a ti mismo: evita la conversación trivial. Benjamín Franklin.

  • El hombre que posee grandes facultades de conversador practica casi universalmente una especie de arte sofístico y exagerado que engaña por el momento, tanto a él mismo como a sus oyentes. T. B. Macaulay.

  • Una sola conversación con un hombre sabio vale más que diez años de estudio en los libros. H. W. Longfellow.

  • La conversación nos enseña más que la meditación. H. G. Bohn.

  • La discusión es masculina; la conversación es femenina. L. M. Alcott.

  • La conversación debe tocar todas las cosas, pero no debe concentrarse en ninguna. Oscar Wilde.

  • Al hablar, sé breve como si estuvieras haciendo tu testamento; cuantas menos palabras, menos litigios. Baltasar Gracián.

  • Las mujeres curan todos sus pesares hablando. Juan Pablo Richter.

  • La gente que tiene poco que hacer suele hablar mucho. Cuanto menos pensamos más hablamos… Montesquieu.

  • El que mucho habla mucho yerra. Proverbio español.

  • Cuando un hombre sabio elige un tema adecuado, siempre habla bien. Eurípides.

  • No puede hablar bien aquel que no es capaz de frenar su lengua. Thomas Fuller.

  • Una lengua desenfrenada es la peor de las enfermedades. Eurípides.

  • A los pájaros se les atrapa por las patas y a los hombres por la lengua. Thomas Fuller.

  • Una lengua aguzada es el único instrumento cortante que se afila con el uso continuado. Washington Irving.

  • La magia de la lengua es el más peligroso de todos los hechizos. Bulwer Lytton.

  • No es necesario comprender las cosas para discutir sobre ellas. P. A. Beaumarchais.

  • En un caso de cada cien suele discutirse un punto excesivamente porque está oscuro. En los noventa y nueve casos restantes el punto suele estar oscuro porque se ha discutido excesivamente. E. A. Poe.

  • La discusión es un método que sirve para confirmar a los demás en sus errores. Ambroise Bierce.

  • Por regla general nos persuadimos más fácilmente por las razones que nosotros mismos descubrimos que por las que nos dan los demás. Blaise Pascal.

  • Es peligroso dejarse persuadir antes de haber comprendido. Thomas Wilson.

  • Conversando, huyen las horas. Publio Ovidio Nasón.

  • El silencio y la modestia son cualidades muy estimadas en la conversación. Montaigne.

  • El papel más honroso en una conversación corresponde al que da la ocasión a ella, y luego al que la dirige y hace que se pase de un asunto a otro, pues así uno dirige la danza. Francis Bacon.

  • El espíritu y el sentimiento se forman con la conversación. Blaise Pascal.

  • La conversación es una lucha por ver quién interrumpe a quién. Pitigrilli (Dino Segre).

  • El talento de la conversación no consiste en hacer ostentación del propio, sino en hacer brillar el de los demás. Dale Carnegie.

  • Uno busca un partero para sus pensamientos; otro a alguien a quien pueda ayudar a parirlos. Así nace un diálogo fructuoso. F Nietzsche.

  • Muchos pueden discutir, pocos conversar. L. M. Alcott.

  • El silencio es un gran arte para la conversación. William Hazlitt.

  • La convicción profunda de un hombre le sustrae a los ataques del ridículo. John Stuart.

  • Se trate de un animal o una criatura, convencer es ablandar. Colette.

 RIQUEZA: 

  • El rico no gozaría nada si le faltase la envidia de los demás. Alfredo Panzini.

  • La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da. Arthur Schopenhauer.

  • Una buena reputación es un segundo patrimonio. Syrus.

  • El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad. Robert Louis Stevenson.

  • El afán de riquezas oscurece el sentido de lo justo y lo injusto. Antífanes.

  • Siendo pobre no censures a los ricos, a no ser que te reporte gran utilidad. Bias de Pirene.

  • A un varón indigno no lo alabes a causa de su riqueza. Bias de Pirene.

  • ¿Para qué sirve el dinero? Al que no lo tiene le falta valor; el que lo posee tiene preocupaciones; el que lo disfrutó tiene pesar. Barón de Logau.

  • Vida sana deseo más que oro, y buen ánimo más que perlas. Anónimo.

  • El tiempo es tan precioso como lo es el dinero. Horace Mann.

  • Para que el sueño, la riqueza y la salud se disfruten de verdad, es necesario interrumpirlos. Jean Paul Richter.

  • Llegará un día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza. Paul Geraldy.

  • El dinero sirve a los ricos para que muchos médicos les ayuden a morir. Aristóteles.

  • Nada más común entre los hombres que el deseo de riqueza. Amontonar dinero de todos modos, aún los más infames, han padecido, siempre la mejor y más respetable de educación. Giovanni Papini.

  • Poseer sabiduría, es mejor que poseer oro. Proverbio latino.

  • La más hermosa vista de este maravilloso mundo es ver a la clase privilegiada disfrutando de sus privilegios. Película Historias de Filadelfia.

  • Con el rico y el poderoso hay que ser orgulloso. Película Historias de Filadelfia.

  • La adversidad pesa a veces muy duramente; pero por un hombre que pueda resistir la prosperidad se encuentra un centenar que resistirá la desgracia. Thomas Carlyle.

  • Todo mi dolor y toda mi sangre, no son más que el rescate de cuanto poseo en mí, en mi cerebro y en la médula de mis huesos… Ya soy rico, como una estrella lo es de sus rayos… Máximo Gorki.

  • Si despojas a los ricos, consigues empobrecerles; pero no consigues enriquecer a los pobres. Máximo Gorki.

  • El dinero envenena cuando se tiene y mata de hambre cuando se carece de él. Máximo Gorki.

SÉNECA:

  • La diversidad de libros distrae el entendimiento.

  • Arrojo nos da la ira.

  • Consuelo es en las grandes desgracias el que no pueda sobrevenir otra mayor.

  • Determínese despacio lo que para siempre se resuelve.

  • Para morir, el mejor de los tiempos es el próspero.

  • No perdemos lo que ignoramos haber perdido.

  • El que desee vencer, prepárese para la guerra de mucho tiempo.

  • No todas las cosas están bien a todos.

  • Los males dudosos atormentan más.

  • El que promete dudosa salud al afligido, se la niega.

  • Tarde se olvida lo que se aprende por mucho tiempo.

  • Las lágrimas del heredero son risas encubiertas.

  • Ha de llevarse en paciencia la voluntad del príncipe, en lo justo y en lo injusto.

  • Conceder los ruegos que son en daño del rogador es bondad cruel.

  • Hasta el que se aparta de la virtud, la reconoce.

  • La carencia de una cosa le da precio.

  • Hasta de males hay ambición.

  • Debe esperarse la muerte que la naturaleza ordena.

  • Muchas veces por dolor la inocencia se hace culpar.

  • La diligencia nos parece tardanza cuando deseamos una cosa.

  • Por el vicio ajeno enmienda el sabio el suyo.

  • Al infeliz sóbranle y fáltanle pensamientos.

  • Por demás se impide la muerte al que está determinado a morir.

  • La virtud impide a los valientes llorar, y a los débiles lo manda.

  • Súfrase, y no se reprenda lo que excusar no se puede.

  • Paciencia muchas veces ofendida trastorna el juicio.

  • El miedo se pinta en el rostro.

  • Más continua es adversa que próspera fortuna.

  • Haz lo que debes, y no lo que puedes.

  • Menos camino hay de la virtud al vicio, que de los vicios a la virtud.

  • Mejor sufre el mal quien siempre le teme.

  • No hay manjar caro para el glotón.

  • La frugalidad es una pobreza voluntaria.

  • Poco importa carecer de sepultura.

  • Dichoso es el que no lo parece a los otros, sino a sí.

  • La felicidad no mira de dónde nace, sino adónde puede llegar.

  • Venturoso premio de la virtud es ser aborrecido de los viciosos.

  • Más seguro está en la virtud el que ya pasó por los vicios.

  • La confianza produce muchas veces la lealtad.

  • Para mayores desgracias guarda la fortuna a quien favorece.

  • Tolerable es el infortunio que es común a muchos.

  • La fortuna teme a los valientes y avasalla a los cobardes.

  • La fortuna puede robarnos la hacienda, pero no el valor.

  • Hasta la desgracia se cansa.

  • En los ancianos es ocasión de más constancia el estar cerca de su libertad.

  • El fin de un trabajo es principio de otro.

  • Tiénese por virtud la maldad que sucede bien.

  • Mejor es la salud que nunca se perdió.

  • Grande recomendación tiene un rostro hermoso.

  • El que recibe lo que no puede pagar, engaña.

  • Confiesa el delito el que huye del juicio.

  • Cosas fingidas pronto vuelven a su natural.

  • Al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder.

  • Lleva en bien pequeños trabajos el que pasó por otros mayores.

  • Más fácilmente se entiende lo que por partes se propone.

  • Con más dificultad comienzan los honores que prosiguen.

  • En poco precio se tiene lo adquirido de gracia.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.