Sábado, 28 de Octubre de 2017

Observar es buscar diferencias entre cosas similares. Comprender es encontrar similitudes entre cosas diferentes. Jorge Wagensberg.

En el enorme misterio oscuro de la masa humana, la anécdota es la única grieta de la psicología real. Todo lo demás es cosa de laboratorio, de conejos y de ratas. Joseph Pla.

Para Marcel Proust chisme .o la anécdota. impide que la atención se adormezca sobre la visión lasa que tiene de lo que cree que son las cosas y que sólo es su apariencia, y, con la destreza de un filósofo idealista, da la vuelta a esa apariencia y nos presenta rápidamente un aspecto insospechado del revés de la trama. Javier Cercas.

Combatiré tus ideas hasta la muerte, pero con el mismo afán defenderé el derecho que tienes a expresarlas. Voltaire.

Mi entusiasmo hacia usted  me hace desear verle siempre incontaminado del pensar común, en posiciones verdaderamente peligrosas de avanzada intelectual y sosteniendo una actitud impertérrita de explorador de las altas cosas, le escribe Ortega a Marañon en 1925.

Sólo hace falta mirar. Uno mira siempre las pinturas con la esperanza de descubrir un secreto. No un secreto sobre el arte, sino sobre la vida. Y si lo descubre, seguirá siendo un secreto, porque, después de todo, no se puede traducir a palabras. John Berger.

No son los grandes agravios los que desatan los peores rencores. Horacio.

La venganza procede siempre de la debilidad del alma, que no es capaz de soportar las injurias. La Rochefoucauld.

Comenzarás a vencer la cólera cuando consigas hacerla callar. Séneca.

Piensa cuánto más dolorosas son las consecuencias de tu ira que las acciones que la han originado. Marco Aurelio.

Las personas inteligentes son capaces de simplificar lo complejo; los tontos, en cambio, suelen complicar lo sencillo. Gerald Grumet.

El éxito consiste en conseguir lo que se desea. La felicidad, en disfrutar de lo que se consigue. H. Jackson Brown.

Esta fuerza tiene el amor si es perfecto, que olvidemos nuestro contento por contentar a quien amamos. Santa Teresa de Jesús.

El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio. Stendhal.

De todos los animales de la creación, el hombre es el único que bebe sin tener sed, come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir. John Steinbeck.

La conciencia [moral] es la luz de la inteligencia para distinguir el bien y el mal. Confucio.

Si lo malo que dicen de ti es verdad, corrígete; si es mentira, ríete. Epicuro.

Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos. José de San Martín.

Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo.  Epícteto.

Lo que convierte la vida en una bendición no es hacer lo que nos gusta, sino que nos guste lo que hacemos. Goethe.

Como regla, una cosa que se hace útil deja de ser bella. Théophile Gautier.

Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro. R. Descartes.

Daría la mitad de lo que sé, por todo lo que ignoro. Alfredo Lanaris.

¿Cómo quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte, me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte? Woody Allen.

Hay algunas personas que no saben quienes o quien quieren ser hasta que ya es tarde. Película Todo por sueño.

Ni la posesión de las riquezas, ni la abundancia de las cosas, ni la obtención de cargos o el poder producen la felicidad y la bienaventuranza, sino la ausencia de dolores, la moderación en los afectos y la disposición de espíritu que se mantenga en los límites impuestos por la naturaleza. Epicuro. 

No son las relaciones sexuales ni el sabor de los manjares de una mesa magnífica los que producen una vida feliz sino un sobrio raciocinio que indaga perfectamente las causas de la elección y rechazo de las cosas, y elimina las opiniones que puedan acarrear perturbaciones. Epicuro.

Epicuro, un tipo decadente; desenmascarado por mí. El miedo al dolor, incluso al mínimo dolor, por fuerza desemboca en una religión del amor. F. Nietzsche.

No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas. Lucio Anneo Séneca.

El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios. Lucio Anneo Séneca.

Ni el joven postergue el filosofar ni el anciano se aburra de hacerlo, pues para nadie está fuera de lugar, ni por muy joven ni por muy anciano, el buscar la tranquilidad del alma. Epicuro.

Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas. Oscar Wilde.

No hay cosa más refractaria que la servidumbre cuando es querida, voluntaria. E. de la Boétie.

Leo en una revista norteamericana que la gente madura se ve una media de quince años más joven de lo que es y que el 96 por ciento de los hombres y las mujeres de más de 55 años se consideran no sólo más activos que diez años atrás, sino dispuestos a iniciar un trabajo, un negocio e incluso unos estudios. Carmen Posadas.

 

Me quedé dormido

y me pareció que la vida era alegría.

Desperté y descubrí que la vida era deber.

Cumplí con mi deber

y descubrí que en él estaba la alegría.

Rabindranath Tagore.

Aunque todos los gatos sean teléfonos, todos los hombres siguen siendo unos pobres hombres.  Julio Cortázar.

La poesía es un engaño en el que quien engaña es más honesto que quien no engaña, y quien se deja engañar, más sabio que quien no se deja engañar. Platón.

Quienes mantenemos abiertos los ojos podemos leer volúmenes enteros en lo que contemplamos a nuestro alrededor. E. T. Hall.

 

Por qué defender un amor torcido en su final,

Cuando ya no es crecimiento

Ni multiplicación alegre de todo bien,

Si no límite posesivo y basta.

Mario Luzi.

El individuo no es jamás un plano sino un poliedro. Camilo José Cela.

El destino baraja las cartas, nosotros las jugamos. Arthur Schopenhauer.

La resignación no es un acto de cobardía sino de valor, valor para luchar, afrontar y aceptar lo que el tiempo, sin compasión, nos impone. Anónimo.

Hemos aprendido a utilizar el pensamiento para trascender el cuerpo, pero todavía no sabemos servirnos de la conciencia para trascender el pensamiento.  Ken Wilber

El silencio es la réplica más aguda. Chesterton.

En cada uno de nosotros hay un artista, un amante y un guerrero. M. Velandia.

En el conflicto entre las opiniones políticas y las creencias religiosas no hay más solución que la libertad. Justo Arosemena.

El saber es la parte más considerable de la felicidad. Sófocles.

El retirarse no es huir, ni el esperar es cordura, cuando el peligro sobrepuja a la esperanza. Miguel de Cervantes.

El remordimiento es como la mordedura de un perro en una piedra: una tontería. Federico Nietzsche.

La compasión es una limosna que el sano debe al enfermo. Juan Donoso Cortés.

Se tienen menos necesidades cuanto más se sienten las ajenas. Doris Lessing.

El que pide con timidez se expone a que le nieguen lo que pide sin convicción. Robespierre.

Cuando sufres un castigo injusto debes sacrificarte, sufrir por tus pecados [faltas no castigadas]. Película Bajo la lluvia.

El principal maestro de las acciones de la vida de los hombres es el infortunio. Licurgo.

El mejor profeta del futuro es el pasado. Lord Byron.

El sueño de los que están despiertos es la esperanza. Carlomagno.

 

Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo,
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido;

Fray Luis de León.

MEDICINA CONTRA EL MIEDO: la lucha contra los diversos miedos que atenazan y paralizan al ser humano es parte fundamental de la filosofía de Epicuro; no en vano, ésta ha sido designada como el tetrafármaco o medicina contra los cuatro miedos más generales y significativos:

  • El miedo a los dioses.

  • El miedo a la muerte.

  • El miedo al dolor

  • El miedo al fracaso en la búsqueda del bien:

 HORACIO:

  • Si la fortuna de un hombre no es la adecuada, es como el zapato en la historia; si es muy grande lo hace tropezar, si es muy chico le aprieta.

  • La fortuna convierte en tonto a quien favorece demasiado.

Epicuro señala que existen tres tipos de placeres:

  • Los naturales y necesarios, por ejemplo el hambre.

  • Los naturales y no necesarios, por ejemplo disfrutar de una comida sabrosa o de los placeres sexuales.

  • Los ni naturales ni necesarios, por ejemplo asistir a un opíparo banquete. A éstos los llama vanos o superfluos.

Aforismos de Epicuro:

  • Nada es suficiente para quien lo suficiente es poco.

  • Todo el mundo se va de la vida como si acabara de nacer.

  • El que menos necesita del mañana es el que avanza con más gusto hacia él.

  • También en la moderación hay un término medio, y quien no da con él es víctima de un error parecido al de quien se excede por desenfreno.

ETIMOLOGÍA DE FELIZ. Para denotar el concepto de feliz el latín tenía tres adjetivos:

  • Fortunatus: en origen colmado de suerte o fortuna.

  • Beatus: originariamente colmado de bienes o riquezas.

  • Felix: fértil, fecundo. Originariamente beneficiado por la fecundidad.

 SENTIMIENTOS: 

No es más quién más alto llega, sino aquel que influido por la belleza que le envuelve, más intensamente siente. Maurice Herzog.

Cuando los ojos ven lo que nunca vieron el corazón siente lo que nunca antes sintió. Documental Grandes batallas de la Guerra civil española.

La sabiduría reconoce los sentimientos que surgen sin perderse en ellos. Alexander Rodriguez.

Hay un espectáculo más grande que el del mar, y es el del cielo; hay un espectáculo más grande que el del cielo, y es lo interior del alma. Victor Hugo.

Las emociones son como los colores. Antes eran difíciles de interpretar pero ya no. Película Héctor y el secreto de la felicidad.

Se acostumbra a estar lleno de sensibilidad cuando se está vacío de pensamientos. Inmanuel Kant.

Cuando el futuro es incierto, se concentran en el presente acciones y sentimientos que en tiempos de normalidad se desarrollarían con más calma y más decoro. (O en otras palabras:) En momentos de tanta incertidumbre, cuando el azar preside la vida y la muerte de las personas, éstas se comportan con peculiar arrebato. Eduardo Mendoza.

Mucha gente piensa que la emoción es la felicidad… Pero cuando está excitada no son pacíficos. La verdadera felicidad se basa en la paz. Thich Nhat Hanh.

Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia duros y faltos de sentimientos. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco. Película El Gran Dictador.

Para un hombre no hay nada más ridículo que ponerse sentimental  cuando una mujer no lo está. Película Indiscreta.

Habiendo emociones en juego, la frustración es inevitable. Película El mundo de George Apley.

La diferencia básica entre un hombre común y un guerrero es que un guerrero toma todo como un desafío, mientras que  un hombre ordinario lo toma todo como una bendición o una maldición. Carlos Castaneda.

En el calor de la acción el hombre puede olvidar sus propios intereses y dejarse llevar por sus emociones. Película El halcón maltés.

No están vacíos los corazones cuyo tímido son no hace repercutir ningún sentimiento hueco. W. Shakespeare. 

Todo ánimo desordenado es castigo para sí mismo, dice San Agustín; porque pervierte el orden de la razón, contesta Tomás de Aquino. Germán Sierra.

Un hombre, después de todo, necesita mantener ciertas reliquias sentimentales si ha de vivir. El argumento del peligro sólo es aplicable a los que viven seguros. Graham Greene.

Guardaría el secreto, porque hay sentimientos que es mejor no compartir. Nos ayudan a vivir, y a los demás, ¿qué les importan nuestras quimeras? María  de la Pau Janer.

Los cambios corporales que acompañan a la emoción (sudoración, enrojecimiento, palpitación, etc.) no son consecuencia de la percepción mental del hecho excitante, sino causa precisamente de ella: estamos tristes porque lloramos, o medrosos porque temblamos, y no al revés. Por lo tanto, para controlar las emociones censurables, hay que comenzar favoreciendo las reacciones corporales contrarias: alegrar la mirada, suavizar el rostro, etc.  Isabel Paraíso.

Sólo durante los tiempos difíciles es donde las personas llegan a entender lo difícil que es ser dueño de sus sentimientos y pensamientos.  Antón Pávlovich Chéjov.

Parece que la acción va seguida de la emoción, pero en realidad la acción y el sentimiento van juntos; y al regular la acción, la cual está bajo control de la voluntad, podemos regular directamente la emoción. William James.

Cuanto más sabes quién eres y lo que quieres menos te afectan las cosas. Película Lost in Translation.

Si las emociones te hicieran actuar racionalmente, no se llamarían emociones. De la serie Dr. House.

El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior, que es la más dulce de todas las pasiones. René Descartes.

Tú me diste estas emociones, pero no me dijiste como usarlas. Película Frankenstein.

Película Tierras de penumbra:

-Yo siento lo que digo.

-Sí, pero no lo dices todo.

-No se puede decir todo.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.