Sábado, 2 de Diciembre de 2017

Aquello que llamamos nuestra opinión no es nunca la captación inmediata de la realidad, por no haber un trasiego directo entre el mundo-tal-cual-es y nosotros. A esta creencia la semiótica [ciencia de la comunicación] opone un estudio material y pormenorizado de los mecanismos de mediación.  Este desvelamiento semiótico. salvaguarda al hombre del poder anestesiante y alienante que sus propias instituciones ejercen sobre él. Fernando Andacht.

El gesto [que signifique algo para mí] es la frontera del conocimiento.  Nuria Amat.

Los hombres viven del olvido; las mujeres, de recuerdos. T. S. ELIOT.

Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar.  T. S. ELIOT.

Hacer lo útil, decir lo justo y contemplar lo bello es bastante para una vida de hombre. T. S. ELIOT.

¿Quién sabe –como dice Eurípides– si esta vida no es la muerte, y la muerte la vida? Existen filósofos que mantienen que aún en vida estamos muertos, y que el cuerpo –soma- es la tumba –sema- del alma.  Platón.

Antes de la sabiduría debe llegar la capacidad de la sabiduría. El entendimiento es solo posible para un organismo que se ha entrenado para entender; y uno no se entrena solamente deseando, suspirando, escuchando. Como un atleta debe entrenarse para tener un alto rendimiento corporal, así también el estudiante de filosofía debe poner sus pensamientos, emociones y acciones bajo una disciplina especializada si es que quiere lograr fuerza filosófica.  Manly P. Hall.

[..] La práctica de la filosofía no consistía en producir la teoría de la lógica, eso es la teoría de hablar bien y pensar bien, tampoco en producir la teoría de la física, eso es del cosmos, ni en producir la teoría de actuar bien –sino que se ocupaba de hablar bien, de pensar bien, de actuar bien y de estar verdaderamente consciente del lugar que uno ocupa en el cosmos.  Pierre Hadot.

Pequeño es el quebranto necesario para rendir los cuerpos ya viejos. Sófocles.

Si con todo lo que tienes no eres feliz, con todo lo que te falta tampoco lo serás. Erich Fromm.

Es muy difícil ser humilde cuando se es el mejor. Muhammad Alí.

Hablar es el arte de sofocar e interrumpir el pensamiento. Thomas Carlyle.

Bajo el cielo azul, grande y estrellado cavar mi tumba para ser enterrado. Viví feliz y feliz morí. Respetar mi voluntad. Estos versos en mi tumba colocar.  Aquí yazgo donde deseaba estar. He vuelto al hogar, desde el mar. Ahora sólo quiero descansar.  Película No eran imprescindibles.

Los cerebros son como las huellas dactilares, todos son diferentes. Documental sobre el cerebro.

La mayoría de los viejos tienen algo de desleal, de mentiroso en su forma de comportarse con las personas más jóvenes que ellos. Franz Kafka.

Actualmente se considera la vida como una especulación, pero no lo es: es un sacramento. Su ideal es el amor; su purificación, el sacrificio. Oscar Wilde.

Todo lo que exalta la vida aumenta, al mismo tiempo, su absurdidad. Albert Camus.

Un gran vicio mantiene alejados a muchos otros. Bret Francis Harte.

Los hombres odian en otros incluso sus propios vicios. Giovanni Della Casa.

El ego es ese feo duendecillo que vive bajo el puente que va de la mente al corazón.  Dennis Miller.

El recato es prueba de que la moralidad ejerce un atractivo sexual.  Wendy Shalit.

Todos vivimos a diario en ambientes virtuales definidos por nuestras ideas.  Michael Crichton.

El perfeccionismo acaba con la creatividad, de igual forma que la preocupación excesiva por uno mismo acaba con el bienestar. John Updike.

En la pista de baile, como en la vida, uno es tan bueno como su pareja. Robin Marantz Hening.

Lo que distingue a un verdadero profesional es que da más de lo que recibe. Robert Kirby.

La humildad se alcanza cuando aceptamos que los obstáculos que tenemos enfrente no van a desaparecer. Sarah Ferguson.

El logro es, ante todo, el producto de la constante elevación de nuestras aspiraciones y expectativas. Jack Nicklaus.

Muchas personas confunden la mala administración con el destino. Kin Hubbard.

Las buenas maneras nos abren puertas que no puede abrir la mejor de las instrucciones. Clarence Thomas.

En la mejor música, el silencio que hay entre las notas es tan importante como las mismas notas. Sting.

RESPETO:

… para juzgar un alma, pondrá a prueba el instinto del respeto (un gusto por los matices del respeto, deja adivinar orígenes y hábitos aristocráticos).  F. Nietzsche.

La falta de respeto al honor de las demás personas, lo mismo en público que en nuestros soliloquios, supone que esas personas no son honradas. F. Nietzsche.

La educación es la habilidad de escuchar cualquier cosa sin que pierdas los estribos o la seguridad en ti mismo. Robert Frost.

Sólo desde la aceptación y el respeto de los deseos de los demás podemos llegar a ser libres. Revista Mujer Hoy.

¿Cómo respetar a las personas sino las aceptamos como son? Si les impones cosas y después las respetas, lo que respetas son tus propias imposiciones.  No respetas a las personas como son, no respetas su desnudez, ni su espontaneidad, no respetas sus sonrisas y sus lágrimas de verdad.  Sólo respetas el fingimiento, las pretensiones.  Lo que respetas es la actuación. Osho.

Razón llevan los que desconfían de los que prometen futuros y utopías de felicidad.  Razón tienen los que dicen que cuanto menos apego y consideración se manifieste por los otros más lo respetan a uno, menos engaños recibe y mejor le va en la vida. Dolores Mistral Arlés.

La única religión que hoy me interesa es hacer lo que está bien.  Una religión que tiene que ver con ser tolerante y cuidadoso con los demás. Harvey Keitel.

No hay que ser amigables con ellos, pero tampoco un tirano.  Si quieres autoridad y respeto busca eso en tu interior. Sin respeto la disciplina falla por la base. La disciplina es tan importante como el valor. Película Master & Comander.

La Rochefoucauld, y antes que él Maquiavelo, hizo la acertada observación de que es muy difícil respetar y amar al mismo tiempo a alguien. Así pues, propiamente sólo tenemos la opinión de si queremos pretender el amor de la gente o bien su respeto. El amor de la gente es siempre interesado; lo es de múltiples maneras. Y aquello con que nos ganamos ese amor no es apropiado para hacernos orgullosos de ello.  Por el contrario, el respeto de la gente se lo arrancamos por la fuerza, contra su voluntad; de ahí que nos produzca internamente una satisfacción mucho mayor, pues está relacionado con nuestra valía.  El amor no está relacionado con ella; es subjetivo. Ahora bien, el amor nos resulta mucho más útil. Arthur Schopenhauer.

El respeto a la vejez parece basarse en lo siguiente: el honor de los jóvenes se acepta ciertamente como un presupuesto, pero aún no está probado y propiamente existe a crédito. En cambio en los mayores tiene que haberse mostrado en el curso de su vida si con su conducta han podido mantener el honor.  Pues ni los años en sí mismos, que también son alcanzados por los brutos, y por algunos en número mucho más elevado, ni tampoco la experiencia, en cuanto mero conocimiento más preciso del curso del mundo, son razón suficiente del respeto de los más jóvenes a los mayores, respeto que, sin embargo, es exigido en todas partes.  La mera debilidad de la edad avanzada daría más bien derecho a la deferencia [cortesía, condescendencia] que al respeto.  Pero resulta notable que en el ser humano sea innato y, por tanto, realmente instintivo un cierto respeto a las canas.  Las arrugas, que son un indicio muchísimo más claro de la vejez, no suscitan en modo alguno ese respeto; nunca se habla de las venerables arrugas, pero siempre de las venerables canas. Arthur Schopenhauer.

El respeto ciego a la autoridad es el enemigo más grande de la verdad. Albert Einstein.

Hay que tomar a las personas como son, no existen otras.  Kahlil Gibran.

Si alguien te impone demasiado respeto, imagínale desnudo y se lo perderás. Noel Clarasó.

Película Troya:

  • Jóvenes que mueren y ancianos que parlotean. Eso es la guerra. Ignora la política.

  • Tu sigues siendo mi enemigo esta noche pero incluso los enemigos pueden mostrar respeto (Priamo a Aquiles).

SENTIMIENTO:

Un corazón solitario no es un corazón. Antonio Machado.

Odiar es un despilfarro del corazón, y el corazón es nuestro mayor tesoro. Noel Clarasó.

El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón. Henri Frédéric Amiel.

¿CUÁL ES? ¿La sensación más grata? La paz interior. ¿CUÁL ES? ¿El sentimiento más ruin? El rencor. Teresa de Calcuta.

No hay emociones o estados de ánimo ‘buenos’ o ‘malos’,  sino emocionalidades que nos abren o cierran posibilidades de acción en un cierto contexto. Eduardo José Tartaglini.

Con frecuencia, lo que realmente nos lleva a evitar la experiencia de una emoción, es nuestra reacción habitual ante ella.  Debido al miedo o a querer evitarlo, somos incapaces de enfrentar la experiencia tal como realmente es, con una conciencia neutral y centrada. Tara Bennett-Goleman.

Hacer psicoterapia durante mucho tiempo generalmente implica llevar a la luz de la conciencia la anatomía detallada de los hábitos emocionales para que puedan ser investigados, para que pueda reflexionarse sobre ellos y para que puedan ser cambiados. Tara Bennett-Goleman.

La noción de aplicar antídotos tiene una historia larguísima… una formulación budista clásica sostiene que hay 84.000 emociones aflictivas. Pero el budismo nos asegura que también hay 84.000 antídotos para ellas. Una de las principales estrategias consiste en cultivar un estado mental que se oponga a la emoción aflictiva.  El principio básico: un estado mental positivo tiende a eliminar o a suprimir la correspondiente emoción aflictiva; donde existe una, la otra no puede existir al mismo tiempo.  Cada emoción aflictiva tiene un correlato positivo que puede suplantarla de manera saludable.  La ira, por ejemplo, puede ser mitigada reflexionando sobre la benevolencia; la arrogancia, reflexionando sobre la humildad; la ecuanimidad ofrece un antídoto contra la agitación, así como sobre otras emociones perturbadoras. El budismo mide el bienestar según el grado en que la mente es dominada por las emociones aflictivas o por las positivas, que sirven como antídotos de las primeras.  Cultivar la atención consciente ha sido la principal herramienta para alterar ese equilibrio de estados mentales saludables y perjudícales; la atención consciente es el antídoto universal. Tara Bennett-Goleman.

Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza. Anónimo.

El corazón no habla pero acierta. Anónimo.

Cuando somos muy pequeños aprendemos a sentirnos con nosotros mismos y con la vida según las reacciones de los adultos que nos rodean cuando crecemos, tenemos tendencia a recrear el ambiente emocional que vivimos en la infancia. Louise L. Hay.

Las emociones están concebidas para reforzar algo en la memoria a largo plazo. Documental sobre el cerebro.

El ser humano piensa y siente. Algunos pretenden presentar ambas actividades como antagónicas, cuando el verdadero bienestar se encuentra en hacer racional el sentimiento y emotiva la razón.   Joan Corbella.

¿No están acaso nuestros sentimientos, por así decirlo, escritos en las cosas que nos rodean? H. de Balzac.

Lo afectivo es lo efectivo. P. Torrabadella.

Mi corazón va donde mi mente no llega. Alejandro Sanz.

Las emociones humanas no nacen inevitablemente de nuestras necesidades y deseos inconscientes (como nos proponían las teorías psicoanalíticas más ortodoxas), sino que surgen casi siempre directamente de pensamientos, actitudes o creencias, y por regla general podemos cambiarlas notablemente modificando nuestro pensamiento. Robert A. Harper.

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos. Jacinto Benavente.

El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón.  Henri Frédéric Amiel.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.