Miércoles, 27 de Febrero de 2019

… Uno es más egoísta cuanto más ama, y dos siguen siendo uno únicamente cuando permanecen como dos. Lou Andreas-Salomé.

Soñamos uno del otro en nuestra feliz locura pero siempre para vivirnos más plenamente; no nos entregamos el uno al otro, tan sólo nos incitamos mutuamente.  Y así nuestros días fueron ricos y nos transmitimos en florecientes hijos y engendramos vida en todas nuestras obras. Lou Andreas-Salomé.

Los procesos de una persona están psicológicamente canalizados por el cómo anticipa los acontecimientos. G. A. Kelly.

Si se quiere hacer algo, hay que resistir a las llamadas sublimes, a la tentación de donarse a sí mismo, de inmolarse. Para un ‘creador’ el camino que lleva hacia los demás se parece al camino seguido por los profetas, los santos, los maestros espirituales como Sócrates o Milarepa. Mircea Eliade.

PERSUASIÓN. El logos [recoger junto] era el propio pensamiento, la coherencia interna del discurso. El ethos incluía la sabiduría, la credibilidad y la convicción del hablante. Y el pathos consistía en la apelación a los sentimientos del que escucha [explicaba el éxito de los sofistas]. Aristóteles.

Por la mesura se conoce al maestro. Hans Küng.

Deja que tus ojos miren con amabilidad, que tu lenguaje hable con dulzura, y que tu mano toque con suavidad. Sivananda.

Idealismo actualista: pretendía superar dialécticamente todas las oposiciones sin suprimirlas, proponiéndose como una dialéctica del pensamiento pensante. Giovanni Gentile.

El devenir no puede ser pensado.  El hombre falsea la realidad, porque piensa. F. Nietzsche.

La moderación multiplica los placeres. Demócrito.

En una negociación difícil, no hay que pretender sembrar y cosechar al mismo tiempo, sino preparar cada cual su trabajo y dejar que madure poco a poco. Francis Bacon.

Solo quien tiene miedo conoce la grandeza del valor. Película Ulises.

El único modo de pensar con claridad es no pensar en absoluto (D. Juan). C. Castaneda.

¿Qué es mejor, predicar en alta voz sin efecto alguno o permanecer en silencio enviando hacia afuera la Fuerza interior? Ramana Maharshi.

El arte de no gozar, éste es el arte. Cesare Pavese.

La conciencia se mueve en tres tiempos: imaginación (futuro), sensación (presente) y memoria (pasado). Los tiempos de conciencia se dan indisolublemente en estructura primando siempre el ir hacia. Fenomenología.

Los individuos tan sólo pueden ser comprendidos en las situaciones específicas en que se ven implicados y comprometidos. Gabriel Marcel.

Las personas virtuosas quieren hacernos creer a nosotros (y a veces también a sí mismas) que fueron ellas las que inventaron la felicidad. La verdad es que la virtud fue inventada por las personas felices.  Friedrich Nietzsche.

En USA el sentimiento de identidad se va transfiriendo cada vez más al sentimiento de conformidad.  En la medida que soy como los demás, y estos me admiten puedo sentirme como Yo. Erich Fromm.

El pensamiento no expresa más que la relación de nuestros instintos entre sí. F. Nietzsche.

Ciertos hombres tienen, en efecto, una necesidad tan grande de ejercitar su fuerza y su tendencia a la dominación que a falta de otros objetos, o porque han fracasado siempre, caen por último en la tentación de tiranizar ciertas partes de su propio ser, de porciones o grados de sí mismo. F. Nietzsche.

Al principio bueno era lo noble.  La moral de los señores es una moral de jerarquía.  La de esclavos de igualdad. F. Nietzsche.

Nietzsche: su lema: no se puede apreciar la verdadera alegría sin haber sufrido. Su clave: aprende a soportar lo que no puedas evitar.

Dios: fórmula de todas las calumnias del ‘más acá’, de todas las mentiras del ‘más allá’. F. Nietzsche.

Para crecer, un cantante debe llegar al límite de sus posibilidades. Carlos Álvarez, barítono.

El propio instinto de la vida aparta al incrédulo de la desesperación y al creyente de la santidad. Jean Rostand.

FELICIDAD:

La felicidad consiste en la cesación de las inclinaciones pasajeras. El Dhammapada.

La felicidad es la conciencia del crecimiento. Alexander Lowen.

En la profunda comprensión de uno mismo reside la felicidad que cada ser humano busca a tientas y se esfuerza por lograr. J. Krishnamurti.

Sobre la puerta del burdel de Pompeya se hallaba, debajo del falo, esta inscripción: Hic habitat felicitas [aquí vive la felicidad] Arthur Schopenhauer.

Cuanto más grande es el gozo que nos afecta, mayor es la perfección que conseguimos y más participamos de la naturaleza divina.  Nunca puede ser malo un gozo que se funda en la inteligencia verdadera de nuestra utilidad.  La superstición [religión] parece admitir por el contrario que el bien es lo que aporta tristeza y el mal lo que proporciona gozo. Spinoza.

 

Hay tres cosas que sólo pueden apreciarse en un determinado momento:

Un héroe en la guerra,

un hombre sabio en la ira,

un amigo en la necesidad.

Goethe.

Ser sabio es el arte de saber qué pasar por alto. William James.

El sabio anda por la vida con una perfecta apariencia de imperfección.  A. Watts.

El umbral del templo de la sabiduría es el conocimiento de nuestra propia ignorancia. Charles H. Spurgeon.

Entre sabio y necio: el filósofo. No filosofan ni los dioses ni los sabios, porque ya son sabios.  Tampoco el ignorante, porque es presuntuoso.  Filosofa el intermedio entre el sabio e ignorante: entre ellos se halla el Amor, que es intermedio y amante de lo bello. Platón.

VIRTUD:

  • La virtud y la inteligencia son el origen único de las acciones buenas. Aristóteles.

  • Las virtudes se pierden en el interés como los ríos en el mar. La Rochefoucauld.

  • Todavía no he visto a nadie que amase tanto la virtud como se ama la belleza del cuerpo. Anónimo.

  • Uno no debe pensar jamás en la distancia, sea cual fuere, que nos separa de la virtud. Anónimo.

  • Es el poder de procurarse el bien. Platón.

  • El sacrificio de sí mismo es la condición de la virtud. Aristóteles.

  • El primero y único principio de la virtud o de la conducta recta es la investigación de lo que nos es útil. B. Spinoza.

  • La nobleza del hombre procede de la virtud, no del nacimiento. Epicteto.

  • La hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud. La Rochefoucauld.

  • Leo a la señora Chastener, que cita a Valéry Larbaux, sobre uno de sus héroes se dice que ‘poseía todas las virtudes, salvo la hipocresía’. Magnífica definición para aplicarla al amor.

  • La virtud existe para permitir apreciar el verdadero valor de las cosas entre las cuales vivimos. F. Nietzsche.

  • Cada cual debe inventarse su propia virtud, su propio imperativo categórico. F. Nietzsche.

F. Nietzsche:

  • Virtud es entusiasmo.

  • Cada nación posee su propia hipocresía a la cual llama sus virtudes.

  • La hipocresía no es una degeneración de la virtud, sino todo lo contrario; y, en gran parte, es su condición.

  • Vivir es escoger por compañero ese vicio pícaro y alegre: la cortesía. Y seguir siendo dueño de nuestras cuatro virtudes: valor, lucidez, comprensión, soledad.

Los 3 grados en que Rafael divide a la humanidad (Aurora. F. Nietzsche):

  • Los que padecen sin esperanza.

  • Los que sueñan de una manera desordenada.

  • Los que se extasían con el más allá.

VIRTUD (Ética a Nicómaco de Aristóteles):

  • Sobre la cosa sobre la que recae, completa la buena disposición de la misma y asegura la ejecución perfecta de la obra que le es propia.

  • El vulgo escoge el placer que toma por el bien y huye del dolor que toma por el mal, siendo así que sólo el hombre virtuoso ve la verdad de las cosas.

  • La Ética a Nicómaco de Aristóteles es un análisis de la relación del carácter y la inteligencia con la felicidad. Aristóteles distinguía dos tipos de ‘virtud’ o excelencia humana: moral e intelectual. La virtud moral es una expresión del carácter, producto de los hábitos que reflejan opciones repetidas. Una virtud moral siempre es el punto medio entre dos extremos menos deseables. El valor, por ejemplo, es el punto intermedio entre la cobardía y la impetuosidad irreflexiva; la generosidad, por su parte, constituiría el punto intermedio entre el derroche y la tacañería. Las virtudes intelectuales, sin embargo, no están sujetas a estas doctrinas de punto intermedio.

  • La virtud es de dos especies: una intelectual y otra moral. Aquella de una enseñanza (se requiere experiencia y tiempo). La moral nace del hábito y de las costumbres.

  • La felicidad perfecta es un acto de pensamiento y de contemplación.

  • La vida dichosa es la que es conforme a la virtud. Es una vida: seria y laboriosa

  • Felicidad: para unos es la virtud, para otros la prudencia, sabiduría, etc.

  • Solón dice que el hombre dichoso es el que medianamente provisto de bienes exteriores, sabe ejecutar acciones nobles y vivir con templanza y modestia.

BUENO Y MALO (B.Spinoza):

  • Bueno es lo que aumenta o favorece nuestra potencia de acción. Malo lo que disminuye e impide dicha potencia de acción.

  • La potencia de acción abre el poder de afección a una mayor cantidad de cosas, siendo bueno lo que dispone al cuerpo de modo que pueda ser afectado de muchas formas, o lo que mantiene la relación de movimiento y de reposo que caracteriza al cuerpo

Los tres lastres que dificultan la cohesión entre la afectividad y el amor, que alteran el comportamiento afectivo-conductual del ser humano son (Cerebro y afectividad. María Gudín):

  • El amor desordenado al propio yo.

  • La búsqueda a toda costa del placer físico.

  • Apego excesivo a los bienes de consumo, típico de la sociedad occidental hiperdesarrollada.

Cuatro afecciones que se generan en el alma (Guía para leer a Platón). Mª Luisa Amigo:

  • Inteligencia (suprema).

  • Pensamiento discursivo.

  • Creencia.

  • Conjetura.

El sabio como ideal de la vida estoica, se distingue por las siguientes virtudes:  Manual de Historia de la filosofía. Johannn Fischl:

  • Apatía: carencia de pasiones. Nada extravía la razón como las pasiones. Sólo el que las ha extirpado todas alcanza la ‘tranquilidad estoica’ (apatheia) a la que nada puede conmover.

  • Autarquía: carencia de necesidades. Como nuestra dicha consiste sólo en la virtud, nada quitan ni ponen en ella los bienes de la vida. Los estoicos vestían con sencillez y eran sencillos en el comer y el beber.

  • Obediencia: todo está ordenado, con estricta causalidad, por el logros universal. Puesto que nuestra razón es sólo una parte del logos universal, debe ordenarse en todo y por todo según la ley universal.

  • Conciencia del deber: la ley universal es también moral. Sólo obra moralmente el que se somete, por conciencia del deber, al acontecer universal. Si la naturaleza te muestra, por una enfermedad incurable, que quiere quitarte de en medio, tu deber es el suicidio.

El nuevo mapa del cerebro.  Rita Carter:

  • Corteza orbito-frontal: inhibe las acciones inapropiadas, liberándonos de la tiranía de nuestros impulsos y permitiéndonos postergar la recompensa inmediata a favor de la ventaja a largo plazo.

  • Corteza prefrontal dorsolateral: aquí las cosas se mantienen en mente y se elaboran para formar planes y conceptos. Esta área también parece permitir la elección de hacer una cosa en lugar de otra.

  • Corteza ventromedial: se experimentan las emociones y se les da significado a nuestras percepciones.

  • Corteza anterior cingular: ayuda a centrar la atención y a sintonizar los propios pensamientos.

Cambio de paradigmas en la historia del Cristianismo (Hans Küng):

  • Paradigma protocristiano helenista: tradicionalismo ortodoxo.

  • Paradigma romano-católico medieval: integrismo católico.

  • Paradigma reformador-protestante: fundamentalismo.

  • Paradigma moderno ilustrado: modernismo liberal -Vaticano II-.

  • Paradigma ecuménico actual: postmodernismo.

Apocalipsis de la comunicación (J. Gottman). Curación emocional. David Servan-Schreiber:

  • Crítica: criticar algún defecto del otro en lugar de presentarle simplemente una queja o una petición.

  • Menosprecio: es una sugerencia de que uno es superior.

  • Contraataque: actitud defensiva. No se acepta la responsabilidad de uno en el problema.

  • Retirada: se suprime todo diálogo y se toma la posición de tú no existes, no te escucho.

Los cuatro momentos fundamentales de R. Descartes:

  • Evidencia: individuar aquellos puntos de partida que posean cierto grado de claridad y de distinción. Racionales y que serán la necesaria garantía para los siguientes pasos del proceso.

  • Análisis: descomponer los datos en sus partes mínimas para después recomponerlos mediante la regla de la síntesis.

  • Síntesis: unidad superior que es ley natural.

  • Enumeración: los resultados así obtenidos deben ser ulteriormente unificados, con una única valoración que los coordine recíprocamente.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.