Martes, 6 de Febrero de 2018

El esfuerzo, que es ley de vida, es también ley del arte.  R. M. Rilke.

La facilidad sólo puede ir en contra del pleno desarrollo del artista.  Gustave Flaubert.

El significado de la Vida es  Ver. Hui Neng (sabio Zen).  Frederick Franck (Zen Seeing, Zen Drawing) añade: No mirar, date cuenta, ¡sino ver! Jeremy Hayward.

¿Quién nos volvió al revés, para que siempre por más que hagamos, tengamos el gesto del que se marcha?  Rainer María Rilke.

La vida verdadera es inexorablemente invención. José Ortega y Gasset.

Hay que evitar sentarse sobre el propio éxito,  ponerse en crisis, e intentar comprender nuevas situaciones. Ricardo Bofill.

La VIDA innata en el hombre es a la vez el CAMINO.  K. G. Dürkheim.

La verdadera generosidad con el futuro consiste en darlo todo a lo que es presente.  Albert Camus.

Quédate quieto, pues la vida no se la puede ir a buscar. Anónimo.

La vida es una aventura osada o no es nada.  Buckminster Fuller.

La vida es decirse adiós en un espejo. Ramón Gómez de la Serna. 

L. A. SÉNECA:

  • Todo es posible a quien no teme los trabajos.

  • Lloren los ojos, mas no el alma.

  • Llevadero sería todo trabajo, si no lo acrecentase la opinión de las gentes.

  • La mujer no admite medio: o ama mucho, o aborrece mucho.

  • La buena memoria es principio de la sabiduría.

  • No tiene perfecto amor el que sufre ver morir.

  • Hasta la muerte huye de los desgraciados.

  • Fácilmente cree el desdichado.

  • Grande remedio es la demencia para los que temen.

  • Mucho falta al que mucho tiene.

  • El mal consejo, para el que lo da es peor.

  • La virtud aborrece a los espíritus bajos.

  • Poco bien alegra al pobre.

  • Alivio es de trabajos el reposo.

  • Mucho se descubre en su rostro el temeroso.

  • Mayor trabajo es venir a miseria que tenerla.

  • El desdichado no cree a la prosperidad cuando viene.

  • Las cosas que mucho suben, al mejor tiempo caen.

  • La enfermedad que sobreviene al convaleciente es más peligrosa.

  • Muy poco nos es absolutamente necesario.

  • Ninguno es de otro menospreciado, si no lo es antes de sí.

  • Los afligidos se apartan de lo que aman mucho.

  • Más ama el que con mayor peligro se pone a menos provecho.

  • Mal se agradece lo que mal se dio.

  • Muchos son desgraciados, pero los más por nuestra culpa.

  • Pesada y molesta palabra es ruego.

  • Menos se siente perder lo que nunca pudo alegrar.

  • Mejor es tener bienes, aunque sea para dejarlos, que no tenerlos.

  • Mal consuelo es tener compañeros de desgracia.

  • Pierde la virtud sus fuerzas si le falta oposición.

  • No hay grandes ejemplos sino de mala fortuna.

  • Más siente los trabajos el que de ellos no tiene experiencia.

  • Dar consejo es virtud de segundo orden.

  • Mala salud es la que por otra enfermedad se alcanza.

  • No se debe poner la espada en manos del desesperado.

  • Más se estima el beneficio que dio principio a la amistad.

  • Muchas cosas tienen reputación, no por su valor, mas por flaqueza nuestra.

  • Mejor debe ser nuestra vida que la del pueblo, mas no contraria.

  • De muchos riesgos nos excusaríamos si tuviéramos siempre testigos.

  • Más se aumenta el valor en competencia.

  • Miéntese muchas veces solamente por costumbre.

  • Mucho puede la casualidad en nuestra vida, porque vivimos por casualidad.

  • Sepultura es de ingenios la sensualidad.

  • Mucho camino tiene andado para mejorar las costumbres el que desea mejorarlas.

  • Los desgraciados casi nos fuerzan a ser duros e insensibles.

  • No es buena la causa que tiene necesidad de compasión.

  • Malo se puede llamar el que solamente por su provecho es bueno.

  • Con gran peligro se guarda lo que a muchos agrada.

  • A los que poca experiencia tienen, mucho les acrecienta su mal, pensar que no tienen semejante.

  • Con grande espíritu se deben determinar cosas grandes.

  • Grande es la elocuencia que place al que oye contra su voluntad.

  • No hay mal que no haga una mujer airada.

  • Nunca un peligro sin otro se vence.

  • En grandes porfías la verdad se pierde.

  • Más difícil es vencernos a nosotros que a nuestros enemigos.

  • No es vileza lo que se hace por no poder más.

  • Ninguno, si no se compara, es desdichado.

  • No hay cosa, por chica que sea, en que no quepa virtud.

  • Para hacer mal, poco tiempo basta.

  • No se puede sin peligro acometer a los poderosos.

  • No hay felicidad que dure mucho.

  • No hay cosa más fuerte que el verdadero amor.

  • Cuanto mayor es la prosperidad, tanto menos se debe confiar de ella.

  • No bastan en una nación las fuerzas sin la unión, ni la unión sin fuerzas.

  • No hay cosa honesta que no sea útil.

  • No hay soledad en que alguno no viva por pasatiempo.

  • No hizo naturaleza cosa dificultosa de las que al hombre son necesarias.

  • Lo necesario no falta en destierro, y para lo superfluo no bastan reinos.

  • De hombres es sentir los males, y flaqueza es no sufrirlos.

  • La razón no vence por sí a cada vicio, mas juntamente a todos.

  • El que verdaderamente ama, nunca mira su provecho.

  • Solamente pueden consolar al triste la razón y el trabajo honesto.

  • No se confiesa obligado quien no recibió.

  • No hay cosa tan cara como la que con ruegos se compra.

  • Insufrible cosa es haber de rogar por lo que se concedió.

  • Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa.

  • Ninguno nace para pasar la vida sin trabajo.

  • De ninguna suerte debemos fiarnos menos que de la buena.

  • No hay cosa perpetua, y aun son muchas las que poco duran.

  • La prosperidad que más dura es la que vino despacio.

  • No hay desgraciado que no halle consuelo con la vista de otro más desgraciado.

  • Carecemos de libertad para nacer a nuestro arbitrio.

  • No es ofensa partir por medio con el más poderoso.

  • De nuestras cosas, la que perdimos nos parece la mejor.

  • Muy sentida es la muerte en que el padre queda vivo.

  • No murió temprano el que no había de vivir más de lo que vivió.

  • Lo que más se ama, más veces corre peligro.

  • Nadie aceptaría la vida si al tiempo de recibirla tuviese entendimiento.

  • Felicidad es no necesitar de ella.

  • El que sin peligro vence no consigue la gloria.

  • No se comete la muerte con tanto ánimo la primera vez como la segunda.

  • Ninguno vive tan pobre, que más no naciese.

  • Ningún trabajo que una sola vez se ha de pasar es grande.

  • A hombre muerto toda tierra es natural.

  • No se debe adquirir el amigo en la mesa.

  • No es beneficio el que nos obliga a recibir.

  • Nadie se cree culpado si es él su mismo juez.

  • No puede el codicioso ser agradecido.

  • No hay contentamiento más cierto que el que no se puede quitar.

  • No tiene bajo espíritu el que por hacer cosas grandes se infama.

  • Menos se debe al que menos se conoce.

  • Ninguno hay tan bajo, que no pueda esperar venganza de otro mayor.

  • Fácil se nos hace la cura, por grave que sea, si se siente provecho en ella.

  • En ninguno es la ira más peligrosa que en el que a otros castiga.

  • El sabio no castiga por venganza de lo pasado, sino por remedio de lo venidero.

  • No hace beneficio quien mira a la prosperidad del que lo recibe.

  • Ninguno yerra para sí solo.

  • No hagas juez de la vida a la opinión popular, sino a tu sola conciencia.

  • Toda virtud se adquiere con trabajo.

  • Nunca hubo muerte de que no hubiese queja.

  • No es deshonor no alcanzar una cosa, sino cesar de poner los medios.

  • No hace buenas obras el que contra su voluntad es útil.

  • Solamente sabe mucho el que sabe lo bastante para vencer.

  • Para grandes cosas mucho tiempo se requiere.

  • No es destierro el sitio en que estamos seguros.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.