Martes, 18 de Septiembre de 2018

La gente cree que la iluminación es un estado en el que al fin se comprende todo; la verdad es más bien la contraria: la iluminación es un estado en el que, al fin, ya no se comprende nada. Salvador Pániker.

Cuando la filosofía alcanza la claridad no la alcanza mediante la solución de problemas filosóficos, sino mediante su desaparición. L. Wittgenstein.

Gurdjieff acostumbraba a decir a sus discípulos… la primera cosa, la primerísima cosa, Encuentra tu mejor característica, lo que mejor no haces, tu mejor característica de inconsciencia. Cada una es diferente. Osho.

La emoción es padecida, no puede uno librarse de ella a su antojo; va agotándose por sí misma pero no podemos detenerla.  J. Paul Sartre.

La emoción vuelve a cada instante al objeto y se nutre de él.  J. Paul Sartre.

Todo es muy difícil antes de ser sencillo. T. Fuller.

Recuerda que todos a los que conoces tienen miedo de algo, quieren algo y han perdido algo. Anónimo.

Sólo la reconciliación salvará al mundo y no la justicia que es parte de la venganza. Anónimo.

Conserva la calma en las discusiones, porque el apasionamiento puede convertir el error en falta y la verdad en descortesía. Herbert Spencer.

GUERRA:

  • Esta guerra, como la que venga después, es una guerra para poner término a la guerra. Lloyd George.

  • La guerra y la revolución no producen nunca lo que se desea, sino sólo alguna mezcla de los antiguos males con los nuevos. W. G. Summer.

  • Las guerras más grandes nacen de las causas más triviales. Proverbio latino.

  • La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido. F. Nietzsche.

  • La guerra es un acto de violencia cuyo objeto es obligar al enemigo a realizar nuestra voluntad. Von Clausewitz.

  • La guerra es un arte singular. Yo he sostenido sesenta batallas y no he aprendido más de lo que sabía cuando sostuve la primera. Napoleón.

  • El estado natural de los hombres no es de paz, sino de guerra; cuando no de guerra abierta, de guerra que puede estallar en cualquier momento. I. Kant.

  • La guerra no requiere un motivo determinado; parece hallarse arraigada en la naturaleza humana; incluso se tiene por un acto de grandeza para aquellos que se sienten impulsados únicamente por el amor a la gloria. I. Kant.

  • Cada gobierno acusa al otro de perfidia, intriga y ambición como medio de caldear la imaginación de sus respectivas naciones para llevarlas a las hostilidades. Thomas Paine.

  • La guerra más injusta, si se apoya en la fuerza suficiente, triunfa siempre. En cambio, la guerra más justa, si se apoya sólo en su justicia, fracasa las más de las veces. San Juan de Crèvecour.

  • Dios está siempre del lado de los batallones más fuertes. Voltaire.

  • La verdadera fuerza de un príncipe no consiste tanto en su capacidad para vencer a sus vecinos como en lo difícil que pueda ser para éstos atacarlo. Montesquieu.

  • En la guerra, la fuerza y el engaño son las dos virtudes cardinales. Thomas Hobbes.

  • Las mismas razones que nos llevan a reñir con un vecino originan la guerra entre dos príncipes. Montaigne.

  • Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza. N. Maquiavelo.

  • En la guerra debemos contar siempre con los golpes del azar y con los accidentes que no pueden preverse. Polibio.

HOMBRE:

  • Vivimos en unos tiempos en que a uno, le gustaría ahorcar a toda la raza humana y poner término a la farsa. Mark Twain.

  • El hombre es una imitación burlesca de lo que debe ser. Arthur Schopenhauer.

  • El hombre es en el fondo un animal salvaje y terrible. Le conocemos solamente tal como ha sido domesticado y educado por lo que llamamos civilización. De ahí que nos alarmemos cuando alguna vez sale a luz su verdadera naturaleza. Pero siempre que desaparecen los frenos y las cadenas de la ley del orden dando paso a la anarquía, se presenta como realmente es. Arthur Schopenhauer.

  • Los hombres se asemejan a sus contemporáneos todavía más que a sus progenitores. R. W. Emerson.

  • El hombre es un dios en ruinas. R. W. Emerson.

  • El hombre es el único animal que ríe y llora, porque es el único que percibe la diferencia entre lo que las cosas son y lo que deben ser. William Hazlitt.

  • En todos los momentos de su vida, el hombre es solamente un instrumento pasivo en manos de la necesidad. D´Holbach.

  • El hombre es el único animal que hace daño a su pareja. Ariosto.

  • El hombre es una sombra y un sueño. Píndaro.

  • En términos generales, los hombres son ingratos, volubles, hipócritas, cobardes ante el peligro y codiciosos. N. Maquiavelo.

  • El hombre solitario, o es un santo, o es un demonio. Robert Burton.

  • El hombre no es más que un personaje de una comedia. La Bruyère.

  • Somos polvo y sombra. Horacio.

AMISTAD:

  • La amistad es un don que se recibe en la medida en la que se da. Anónimo.

  • En la amistad, como en el amor, solemos ser más felices con las cosas que ignoramos acerca de aquellos con quienes nos une el afecto. La Rochefoucauld.

  • Lo que los hombres llaman amistad no es otra cosa que una alianza, una armonización recíproca de intereses, un intercambio de favores; en realidad, no es más que un sistema de trueque en el que el amor propio se propone siempre lograr alguna ventaja. La Rochefoucauld.

  • En la amistad sólo vemos aquellos defectos que pueden herir a nuestro amigo; en el amor vemos solamente aquellos que nos hieren a nosotros. La Bruyère.

  • La amistad es la manía de todos los retóricos morales: es para ellos néctar y ambrosía [comida y bebida de dioses]. I. Kant.

  • La condición que la amistad perfecta exige consiste en poder pasarse sin ella. R. W. Emerson.

  • Al tratar a la mayoría de la gente, no estará de más mezclar un poco de desdén: eso les hará apreciar más vuestra amistad. Arthur Schopenhauer.

  • Cuando la fortuna, sonríe, ¿qué necesidad hay de amigos? Eurípides.

  • El vulgo estima a los amigos por las ventajas que pueden obtenerse de ellos. Ovidio.

  • En la prosperidad es muy fácil encontrar amigos; en la adversidad no hay nada tan difícil. Epicteto.

  • En la adversidad de nuestros mejores amigos solemos encontrar algo que no nos desagrada. La Rochefoucauld.

  • Un hermano puede no ser un amigo; pero un amigo será siempre un hermano. Benjamín Flanklin.

  • La mejor manera de conservar los amigos es no pedirles prestado nunca ni prestarles nada. Paul de Kock.

  • Un amigo es una persona con la que yo puedo ser sincero: ante él puedo pensar en voz alta. R. W. Emerson.

  • Los amigos son por regla general del mismo sexo, pues cuando los hombres y las mujeres coinciden lo hacen solamente por lo que se refiere a las conclusiones: los motivos son siempre diferentes. Jorge Santayana.

  • Trata a tu amigo como si algún día hubiera de convertirse en enemigo, y a tu enemigo como si algún día hubiera de ser tu amigo. Laberius.

  • El hombre sensato obtiene más de sus enemigos que el necio de sus amigos. Baltasar Gracián.

  • Un solo enemigo puede hacer más daño que el bien que se pueden hacer diez amigos juntos. Jonathan Swift.

  • No te fíes del amigo nuevo ni del enemigo viejo. James Kelly.

  • Los amigos nos abandonan con demasiada facilidad, pero nuestros enemigos son implacables. Voltaire.

  • Un amigo ofendido es el más encarnizado enemigo. Thomas Jefferson.

  • Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos. Aristófanes.

  • El hombre no tiene enemigo peor que él mismo. Cicerón.

  • Cuando dos hombres desean la misma cosa que no pueden gozar juntos se convierten en enemigos. Thomas Hobbes.

  • Si no tienes enemigos es señal de que la fortuna te ha olvidado. Thomas Fuller.

  • No hay enemigo pequeño. Refrán español.

  • A enemigo que huye, puente de plata. Refrán español.

  • La amistad es siempre una dulce responsabilidad, nunca una oportunidad. Kahlil Gibran.

  • La verdadera amistad es como la buena salud; casi nunca conocemos su valor hasta que la perdemos. Charles Caleb Colton.

  • La amistad es el único cemento que mantendrá unido al mundo. Woodrow Wilson.

GOBIERNO:

  • Las actividades del gobierno ejercen poca influencia sobre la felicidad privada de los individuos. Samuel Johnson.

  • Ningún gobierno puede sostenerse sin el principio del temor así como del deber. Los hombres buenos obedecerán a este último, pero los malos solamente al primero. Thomas Jefferson.

  • El gobierno debe ser estructurado para el hombre tal como es y no tal como debiera ser si estuviese libre de vicios. James Kent.

  • El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía. Carlos Marx

  • Quienquiera que ponga su mano sobre mí para gobernarme es un usurpador y un tirano y le declaro mi enemigo. Proudhon.

  • Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a otro sin su consentimiento. Abraham Lincoln.

  • El gobierno es una asociación de hombres que ejercen violencia sobre todos los demás. L. Tolstoi.

  • Yo conozco al pueblo: cambia en un día. Derrocha pródigamente lo mismo su odio que su amor. Voltaire.

  • El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio. Séneca.

  • Teniendo en cuenta la naturaleza humana, ejercer el poder sobre el sustento de un hombre equivale a ejercer el poder sobre su voluntad. Alejandro Hamilton.

  • Nunca he podido concebir cómo un ser racional podría perseguir la felicidad ejerciendo el poder sobre otros. Thomas Jefferson.

  • Un poder situado por encima de toda responsabilidad humana debe estar fuera del alcance de todo ser humano. C. C. Colton.

  • Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder, y del poder porque vale tanto como el dinero. Emerson.

  • Los reyes han corrido más peligro por las locuras a que les ha llevado la adulación de los parásitos que por las maquinaciones de sus enemigos. J. Fenimore Cooper.

  • La prueba suprema de virtud consiste en poseer un poder ilimitado sin abusar de él. Thomas Macaulay.

  • El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra. Carlos Marx.

  • Sin hipocresía, mentiras, castigos, cárceles, fortalezas y crímenes no puede surgir ningún nuevo poder ni sostenerse el que existe. L. Tolstoi.

  • Cuando un diplomático dice sí, quiere decir quizá; cuando dice quizá, quiere decir no, y cuando dice no, no es diplomático. Anónimo.

  • ¿Por qué ha sido instituido el gobierno? Porque las pasiones de los hombres no se ajustan a los dictados de la razón y la justicia sin una fuerza coercitiva. Alejandro Hamilton.

  • Nada resulta más sorprendente para el que examina los asuntos humanos con mirada filosófica que la facilidad con que la mayoría es gobernada por la minoría. David Hume.

LIBERTAD:

  • La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo. Montaigne.

  • ¿Quién es libre? El sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía exclusivamente en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter. Horacio.

  • Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad. Thomas Hobbes.

  • La libertad, que tan preciosa parece, no es muchas veces más que un bien imaginario. Corneille.

  • La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada. Edmundo Burke.

DIOS:

  • Siempre que un acontecimiento importante, una revolución o una calamidad redunda en beneficio de la iglesia, pretende verse en ello el dedo de Dios. Voltaire.

  • Después de todo, ¿qué es nuestra idea de Dios sino la incomprensibilidad personificada? Lichtenberg.

  • Si yo hubiera creído en un Dios de recompensas y castigos, puede que hubiera perdido el ánimo en las batallas. Napoleón.

  • El hombre no puede crear un gusano, pero es capaz de crear dioses por docenas. Montaigne.

  • La ignorancia de las causas naturales creó los dioses, y las imposturas de los sacerdotes les hicieron terribles. D´Holbach.

  • En la historia del mundo no volverá a haber ningún hombre, por grande que sea, a quien sus conciudadanos conviertan en un dios. Carlyle.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.