Lunes, 7 de Mayo de 2018

Este mundo está lleno de complicaciones y los hombres tanto si quieren como si no acaban por meterse en ellas. Película Hud: El más salvaje entre mil.

Cuando deje de indignarme, habrá comenzado mi vejez. André Gide.

Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece. Frank Kafka.

Cuando la mente está sosegada, refleja la Realidad. Nisargadatta.

CAMBIO: Una taza de conocimiento, un barril de amor y un océano de paciencia. San Francisco de Sales.

La mayor parte de las alteraciones humanas son exigencias de algún tipo. Albert Ellis.

Vejez: Cuando la agudeza mental y la acción disminuyen, es tiempo de experimentar y manifestar cariño, afecto, amor y comprensión. Matthieu Ricard.

Deterioro físico: Hay que aprender a valorarlo positivamente. Verlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin. Matthieu Ricard.

A eso que algunos llaman libertad, otros llaman licencia. Quintiliano.

El buen uso de la libertad -trocado en hábito- se llama virtud, y su mal uso, vicio. Jacques Bénigne Bossuet.

El día en que cada uno fuéramos un tirano para nosotros mismos, todos los hombres seríamos igualmente libres, sin revoluciones y sin leyes. Jacinto Benavente.

Uno de los males de la vejez consiste en que como nuestra hora está próxima, nos creemos que cada pequeña enfermedad es el principio del fin. Sydney Smith.

No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder. Benjamin Franklin.

Quien trata de establecer linderos entre la libertad y la justicia atenta criminalmente contra ambas. Anónimo.

La luz no tiene lengua [EL SABIO NO HABLA] John Donne.

Convertir el ultraje de los años en una música, un rumor y un símbolo. J. L. Borges.

En la sensación, se toma lo que llega [PERCEPCIÓN].  En el sentimiento se interviene [SE ELABORA]. Antonin Artaud.

VIDA:

Los siglos, uno tras otro, gigantescos hermanos,
Diferentes por su suerte, semejantes en sus deseos,
Encuentran un fin parecido por caminos contrarios

Victor Hugo.

Vivir es velar [estar atento]. Plinio El Viejo.

Las nimiedades son la base de la vida. Charles Dickens.

Película  el mundo de George Apley:

-No estoy seguro de que tengamos derecho a esperar algo de la vida. Tiene una manera extraña de escaparse. Sin darte cuenta se te ha ido de las manos.

-Ya lo sé George. Tal vez sea porque no sabemos retenerla con firmeza. Es tarde para nosotros. Todo lo que podemos hacer es esperar que a los que amamos les vaya mejor.

Todos flotamos como troncos en un río, sólo hay que disfrutar del viaje.  Película Giro al infierno.

La vida debe ser vivida como un juego.  Platón.

Trabajosa cosa es comenzar siempre la vida. L. A. Séneca.

Como las piedrecitas que caen desde el reloj de arena, así son nuestras vidas. Película El mensajero del futuro.

La calidad de la vida de una persona es directamente proporcional a su compromiso por la excelencia, sin considerar qué campo fue elegido para el esfuerzo de lograrlo. Vince Lombardi.

La vida es sencilla y la compasión se deriva de ella. Película El cielo y la tierra.

El río fluye de una edad a otra y las historias de la gente transcurren en la orilla. Milan Kundera.

No gozar para no sufrir, es la regla del buen vivir.  Proverbio.

La vida es como un tren, la muerte está al final de la vía. Película Stalingrado.

¿Qué quieres de la vida? Vivir [posteriormente dirá: bailar]. Película Las zapatillas rojas.

Lo más importante en la vida es atreverse. Lo más complicado en la vida es tener miedo. Lo más inteligente en el mundo es tratar de ser una persona moral. Simon Peres.

La vida cotidiana es pura sorpresa disfrazada de rutina. Anónimo.

No hagas lo que yo hice. Prométemelo. Soñé con ser un gran músico. Me distraje. Mientras que te quedas esperando a que algo ocurra, se te pasó. Se te pasó la vida. La viviste.   Película El árbol de la vida.

… Siempre me llamabas. Anhelaba que me quisieran porque yo era fantástico. Un gran hombre. No soy nada. Miren la gloria que nos rodea. Los árboles, los pájaros. Pasé la vida en la vergüenza. Lo deshonré todo y no noté la gloria. Un tonto.   Película El árbol de la vida.

Rara vez la vida está a la altura de lo que deseamos. Pero de vez en cuando se asemeja mucho. Usted me ha pillado en uno de esos momentos tan escasos, así que si no le importa voy a seguir con la vida real.  Película El verano de sus vidas.

 

Saber lo que tenemos

Saber lo que necesitamos,

Saber de qué podemos prescindir: eso es control de existencias.

Película Revolutionary road.

He puesto toda mi genialidad en mi vida; en mis obras sólo está mi talento.  Oscar Wilde.

La vida se mueve bastante rápido. Si no te detienes y miras a tu alrededor de vez en cuando, te puedes perder. Película Un experto en diversión.

No puedes vivir tu vida para otras personas. Tienes que hacer lo que es correcto para ti, aunque le duela a tus seres queridos. Película El diario de una pasión/El diario de Noah.

Nuestras habilidades no muestran lo que realmente somos… sino las opciones que escogemos en la vida. Película Dumbledore, Harry Potter y la cámara secreta.

Ver el mundo, pasar por cosas peligrosas, ver a través de las paredes, acercarse más para encontrarnos el uno al otro y sentir. Ese es el propósito de la vida. Película La vida secreta de Walter Mitty.

Todo lo que tenemos que decidir es qué hacer con el tiempo que nos han dado. Película El Señor de los Anillos.

Nuestras vidas se definen por las oportunidades, incluso por aquellas que extrañamos. Película El curioso caso de Benjamin Button.

No puedes vivir tu vida para complacer a otros. La elección debe ser tuya. Reina Blanca, de Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll.

Joven obsesionada por el deseo de ser menos neurótica que su madre y más brillante que su padre. Para ella, la vida es una batalla permanente en la que se vence destruyendo a los demás. Película El encanto del erizo.

Vida y muerte sólo son consecuencias de una buena o mala construcción. Y lo que cuenta es construir bien. Película El encanto del erizo.

 EPÍCTETO:

Acuérdate que debes comportarte en la vida como en un banquete. Si se pone algún plato delante de ti, puedes meter la mano y tomar honestamente tu parte; si sólo pasa por delante de ti, guárdate bien de detenerlo o de meter la mano en él temerariamente: antes, espera apacible a que vuelva a ti. Lo mismo debes hacer para con tu mujer, tus hijos, las dignidades, las riquezas y todas las otras cosas de este género. Porque por este medio te harás merecedor de comer a la mesa de los dioses. Empero, si eres tan generoso que rehúses también lo que te presentan, no solamente serás digno de comer a la mesa de los dioses, sino que merecerás tener parte en su poder.

Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo demuestra que la educación ha comenzado.

Cuando estés de noche en tu habitación, aun cuando tengas las puertas y las ventanas cerradas y apagada la luz, no digas que estás solo: nunca se está solo.

Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.

Cuando sea llegada mi hora, moriré; pero moriré como debe morir un hombre que no hace más que devolver lo que se le confió.

El alma es como una ciudad sitiada: detrás de sus muros resistentes vigilan los defensores. Si los cimientos son fuertes, la fortaleza no tendrá que capitular.

El error del anciano es que pretende enjuiciar el hoy con el criterio del ayer.

El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y una cobardía ceder el paso a los indignos.

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

El origen de la filosofía es percatarse de la propia debilidad e impotencia.

El que tiene suerte, encuentra en el yerno un hijo; el que no la tiene, pierde una hija.

Engrandecerás a tu pueblo no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes.

Es más difícil que una persona rica sea modesta a que una persona modesta sea rica.

¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las INJURIAS que te dirijan tus enemigos..

La felicidad no consiste en desear cosas sino en ser libre.

La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad.

La vida es demasiado corta, y tienes cosas importantes que hacer.

Lo que tú evitas sufrir no lo hagas sufrir a otros.

Los Hombres no se perturban por las cosas sino por la opinión que tienen de éstas.

Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta; pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos.

Ninguna persona es libre si no es su propio amo.

No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia; así como no son las riquezas las que preservan de todo temor, sino la razón.

No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz. Otra versión: No pretendas que las cosas sean como las deseas; deséalas como son.

No son las cosas que nos pasan las que nos hacen sufrir sino lo que nos decimos sobre estas cosas. Otra versión: No es lo que te pasa, es como te lo tomas. El dolor y el sufrimiento vienen de lo que nos contamos a nosotros mismos sobre las consecuencias, sobre el futuro, sobre lo que va a pasar como resultado de lo que ha pasado.

Primero descubre lo que quieres ser; luego haz lo que tengas que hacer.

Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas que no dependen de nosotros.

Porque el dolor y la muerte no son terribles, sino el miedo al dolor o a la muerte.

Recuerda que no eres aquí sino el actor de un drama, el cual será breve o largo según la voluntad del poeta.

Si te dicen que alguien habló mal de ti, no te defiendas, sino di: parece que no conoce mis otros defectos porque, si no, no habría mencionado solamente ésos.

Si quieres ser bueno, cree primero que eres malo.

Sobre todo, no hablemos jamás de los hombres para denigrarlos, ensalzarlos o compararlos.

Sólo existe una forma de felicidad, que es dejar de preocuparnos por aquellas cosas que estén más allá del poder de nuestro deseo.

Toda la filosofía se basa en dos palabras: sustentarse [sobre principios] y abstenerse [del mal].

Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza.

¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.

Elige la mejor manera de vivir; la costumbre te la hará agradable.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.