Lunes, 2 de Octubre de 2017

Nunca trates de enseñar a un cerdo a cantar. Perderás tu tiempo y fastidiarás al cerdo. Proverbio ruso.

Mis juicios me impiden ver lo bueno que hay tras las apariencias. W. W. Dyer.

El primer deber del amor es escuchar. Paul Tillich.

Amar a un ser humano es ayudarle a ser libre. Ramayat.

Donde hay amor no existe el poder, y donde predomina el poder, el amor brilla por su ausencia. Uno es la sombra del otro. Carl Gustav Jung.

El amor es la más noble flaqueza del espíritu. Jhon Dryden.

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa. Gabriel García Mázquez.

Mi secreto es muy simple: no se ve bien si no es con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. Antoine de Saint-Exupéry.

La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogueras. François de la Rochefoucauld.

Las más bellas y mejores cosas de ese mundo no pueden ser vistas, ni siquiera tocadas, deben ser sentidas con el corazón. Ralph Waldo Emerson.

La más larga y dura caminata comienza con un primer paso. Proverbio hindú.

La gente se siente sola porque construye paredes en lugar de puentes. Anónimo.

La alegría del espíritu marca su fuerza. Ninon de Lenclos.

Una sonrisa sucede en un instante y, algunas veces, su recuerdo permanece para siempre. Simone de Beauvoir.

El mayor signo de inteligencia es la duda. F. Mauriac.

Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos. E. Galeano.

SENTIRSE BIEN EN LA INCERTIDUMBRE: hay que aceptarla como parte del proceso de aprendizaje y de la vida misma. Querer tenerlo todo claro todo el tiempo mata los sueños.  Todo aprendizaje requiere no saber, tener preguntas sin respuestas durante un tempo y, mientras tanto, tener fe. Verónica de Andrés.

En el momento en que uno se compromete claramente, la providencia empieza a moverse también. Ocurren entonces muchas cosas que te ayudan y que normalmente no hubieran ocurrido jamás. De la decisión surgen una serie de acontecimientos y recibes ayuda de incidentes y encuentros con los que no hubieras soñado. William Hutchinson Murray.

Hubo un día en que muchos de nosotros decidimos vivir en seguridad y perdimos la libertad.  Wilhelm Reich.

R. DESCARTES:

  • Las almas más grandes son tan capaces de los mayores vicios como de las mayores virtudes.

  • No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón, todo el mundo está convencido de tener suficiente.

  • La multitud de leyes frecuentemente presta excusas a los vicios.

  • Apenas hay algo dicho por uno cuyo opuesto no sea afirmado.

  • No hay alma por poco noble que sea que permanezca tan aferrada a los objetos de los sentidos que, a veces, no se aparte de ellos para desear un bien

  • No basta tener buen ingenio, lo principal es aplicarlo bien.

  • Es prudente no fiarse por entero de quienes nos han engañado una vez.

Ambrose Gwinett Bierce:

  • Si deseas que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!

  • Razonar: sopesar probabilidades en la balanza del deseo.

  • No hay nada nuevo bajo el Sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos.

  • Un cobarde es una persona en la que el instinto de conservación aún funciona con normalidad.

  • Paciencia: forma menor de desesperación disfrazada de virtud.

  • Egoísta es aquel que se interesa más en él mismo que en mí.

  • Una persona aburrida es la que habla cuando deseas que te escuche.

  • La guerra es método de desatar con los dientes un nudo político que no se puede deshacer con la lengua.

  • Felicidad: una agradable sensación que surge de la contemplación de la miseria de otro.

  • La admiración es nuestro educado reconocimiento del parecido de alguien con nosotros.

  • Matrimonio: estado o condición de una comunidad que se compone de un señor, una concubina y dos esclavos, todo en solo dos personas.

Lord Byron:

  • El amor del hombre es algo aparte de su vida, mientras que el de la mujer es su existencia.

  • Todas las tragedias terminan con una muerte, todas las comedias con una boda.

  • Las mujeres lo perdonan todo excepto su cara.

  • El mejor profeta del futuro es el pasado.

  • Las sonrisas excavan los canales para las lágrimas futuras.

  • Sólo salgo para renovar la necesidad de estar solo.

  • El árbol de la sabiduría no es el de la vida.

  • Ah, el amor de las mujeres: ya sabemos que es algo encantador y temible.

  • Es en la soledad cuando estamos menos solos.

  • El mundo no puede dar alegrías tan grandes como las que quita.

  • ¡La pluma!, ese poderoso instrumento de los hombres insignificantes.

  • Después de todo, ¿qué es una mentira? No más que la verdad enmascarada.

  • Huir de los hombres no quiere decir odiarlos.

  • El odio es la demencia del corazón.

  • La vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez.

  • La consecuencia de no pertenecer a ningún partido será que los molestaré a todos.

  • Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz.

EMERSON:

  • La única manera de poseer un amigo es serlo.

  • ¿Cuál es la tarea más difícil del mundo?… Pensar [correctamente].

  • Grabad esto en vuestro corazón; cada día comienza en nosotros un año nuevo, una nueva vida.

  • Los años enseñan muchas cosas que los días jamás llegan a conocer.

  • El destino del genio es ser un incomprendido, pero no todo incomprendido es un genio.

  • No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.

  • Las personas inteligentes tienen un derecho sobre las ignorantes: El derecho a instruirlas.

  • Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder.

  • Lo que llamamos en otros pecado, consideramos en nosotros como experiencia.

  • Más podemos conocer de una persona por lo que ella dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella.

  • Abandonar puede tener justificación, abandonarse no la tiene jamás.

  • La alegría, cuanto más se gasta más queda.

  • La sociedad es en todos los sitios una conspiración contra la personalidad de cada uno de sus miembros.

  • Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.

  • Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.

SABIDURIA:

Ser filósofo no consiste sólo en engendrar pensamientos sutiles, ni siquiera fundar una escuela: es amar la sabiduría hasta el punto de vivir según sus exigencias: una vida de sencillez, independencia, generosidad y confianza. Es resolver algunos de los problemas de la vida, no sólo en teoría, sino también en la práctica. Henri David Thoreau.

La naturaleza ha logrado que no sean necesarias grandes alharacas [demostración exagerada de un sentimiento] para vivir bien; cada cual puede hacerse feliz. Hay que conceder poco papel a lo externo (…); las circunstancias favorables no elevan al sabio, ni las adversas lo hunden.  Séneca.

Las alturas guían [los grandes hombres], pero en las alturas [a los grandes hombres]. Antonio Porchia.

Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría. Salomón.

El que se erige en Juez de la Verdad y del Conocimiento es anonadado por la carcajada de los dioses.  Albert Einstein.

Saber es alentar con los ojos abiertos. ¿Dudar? Quien duda existe. Sólo morir [a lo viejo caduco] es ciencia. Vicente Aleixandre.

El hombre tiene tres metros de estatura: puede saber más de lo que sabe, hacer más de lo que piensa. Lo que marca la diferencia entre los hombres y la sociedad no es el tener o no tener sino el saber o no saber. José Saramago.

La sabiduría nos llega cuando ya no nos sirve de nada. Gabriel García Márquez.

El camino también desaparece mientras lo pienso, mientras lo digo. La sabiduría no está ni en la fijeza, ni en el cambio, sino en la dialéctica entre ellos. Constante ir y venir: la sabiduría está en lo instantáneo. Es el tránsito. El tránsito no es sabiduría sino un simple ir hacia… el tránsito se desvanece: sólo así es tránsito. Octavio Paz.

Muchas palabras no dan prueba del hombre sabio, porque el sabio no ha de hablar sino cuando la necesidad demanda, y las palabras han de ser medidas y correspondientes a la necesidad.  Tales de Mileto.

El hombre sabio es pobre en apariencia porque su tesoro está en su corazón.  Proverbio Taoista.

Huye de la estupidez, no quieras ser demasiado justo, ni saber más de la cuenta. Eclesiastés.

Saber mucho no siempre es un bien y a veces es un mal. Anónimo.

Corrige al sabio y lo harás más sabio, corrige al necio y lo harás tu enemigo. Proverbio Chino.

El ignorante, si calla, será tenido por erudito, y pasará por sabio si no abre los labios.  Salomón.

La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia. Jacques Anatole France.

El sabio comienza por hacer lo que quiere enseñar y después enseña.  Confucio.

La naturaleza de las cosas ha dispuesto éstas de modo que, para vivir bien, no hace falta gran aparato: cada cual puede hacerse feliz a sí mismo. Poca importancia tiene lo que da la fortuna, y apenas puede hacernos vencer de un lado o del otro: ni lo favorable exalta al sabio ni lo adverso le deprime, pues el sabio se ha esforzado siempre en confiar principalmente en sí mismo, y es en sí mismo es donde busca toda alegría. L. A. Séneca.

La sabiduría es el colmo de la perfección del alma humana; la filosofía es el amor y la investigación de la sabiduría. L. A. Séneca. .

La sabiduría es la única libertad. L. A. Séneca.

Los dioses nos dieron de la filosofía no su conocimiento, pero sí la facultad de alcanzar la sabiduría. L. A. Séneca.

Nunca se halla más ocupado el sabio que cuando contempla ante sus ojos las cosas divinas y humanas. L. A. Séneca.

El sabio quiere siempre aquello que está obligado a hacer. L. A. Séneca.

El sabio nunca carecerá de alegría pues ella nacerá de sus propias virtudes. L. A. Séneca.

Más veces descubrimos nuestra sabiduría con nuestros disparates que con nuestra ilustración.  Oscar Wilde.

Si discutes mucho para probar tu sabiduría, pronto probarás tu ignorancia. Saadi (poeta persa).

Del escuchar procede la sabiduría, y del hablar el arrepentimiento.  Proverbio italiano.

Una persona de gran sabiduría suele parecer torpe.  Proverbio chino.

Escucha, serás sabio. El comienzo de la sabiduría es el silencio.  Pitágoras.

La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo.  Galileo Galilei.

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.  Heinrich Heine.

Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo.  Henry David Thoreau.

La sabiduría consiste muchas veces en cambiar una cosa por la otra.  Amado Nervo.

Saber más que los otros es fácil. Lo difícil es saber algo mejor que los otros. Lucio A. Séneca.

La humildad y la sencillez son las llaves maestras para abrir todas las puertas del mundo. Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad habrá sabiduría. Anónimo.

El que es capaz de sonreír a pesar de las dificultades, es que ha llegado a poseer la sabiduría de la vida. Anónimo.

Película El filo de la navaja:

-He viajado, he estudiado, he leído todo lo que ha caído en mis manos, pero nada logra satisfacerme. Al igual que todo el mundo quiero tener éxito en la vida, pero no necesariamente lo que suele entenderse por éxito. He perdido la confianza en los valores que todos aceptan. Trato de entusiasmarme ante la perspectiva de una nueva vida, de emprender negocios y prosperar, pero sólo consigo que aumenten mis ansias de buscar. Sé que si encuentro lo que ando buscando, será algo que podrá compartir con los demás. Pero ¿cómo encontrarlo y dónde?

-Tu inquietud y tu confusión no son sólo tuyas. El mundo entero está inquieto y confuso. Siempre será así, mientras los hombres basen sus ideales en conceptos falsos. No habrá verdadera felicidad hasta que los hombres no aprendan a buscarla dentro de sí mismos. Está escrito que el hombre sabio se alimenta de su luz interior. Proviene de Dios y está en su corazón. Así se consigue la calma, la paciencia, la compasión, la abnegación y la paz eterna… El camino de la salvación es difícil de recorrer, tan difícil como andar sobre el filo de una navaja, pero no es un secreto. Todas las religiones lo enseñan. Hay en cada uno de nosotros una chispa de la infinita bondad del creador y al dejar este mundo nos reunimos con ella como una gota de lluvia que cae del cielo se reúne por fin con el mar del que nació… Nosotros los hindúes creemos que a Dios se llega por tres caminos: uno es el camino de la fe y de la oración otro el de las buenas obras inspiradas por el amor a Dios y un tercero que a través del conocimiento conduce a la sabiduría. Tú has elegido el camino de la sabiduría, pero al final descubrirás que los tres no son sino uno. La bondad, al fin y al cabo, es la fuerza más poderosa del mundo. La mayoría se conforma con vivir y aceptar las cosas como son.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.