Lunes, 19 de Febrero de 2017

¿Qué hacer? Esperar lo mejor, prepararnos para lo peor y no descartar nada. Película La dama que conquistó el oeste.

Con actos torpes se aprenden cosas torpes. Sófocles.

Ciertamente es terrible que yerres con tus buenas razones. Sófocles.

Cuando creemos inminente una situación que nos desagrada, el cerebro revive [anticipa] aquella circunstancia, aunque no esté sucediendo. Se anticipa, y nuestros miedos se hacen realidad. Esa es la base del estrés. Jack B. Nitschke.

POLÍTICA: el arte de la política consiste en encontrar un equilibrio entre lo necesario y lo posible. Las situaciones que hay que afrontar son diferentes. Y es todo un arte saber componérselas en cada situación. Putin.

La obediencia del vasallo hace pacífico al señor.  Séneca.

Si esperas que el amor sea siempre lo que tú quieres, antes o después te sentirás abandonado, resentido, enfadado o víctima. Para evitarlo, recomiendo a la pareja centrarse en su amor común (no en el yo o en el tú). Deepak Chopra. 

PENSAR:

El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expone. Oscar Wilde.

Evita que los pensamientos tóxicos te aparten de la experiencia del presente. Revista de Psicología práctica. Número 107.

Dialéctica: teoría y método de conocimiento de los fenómenos de la realidad en su desarrollo y automovimiento. Ciencia que trata de las leyes más generales del desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento humano.

Nuestra educación ha estado dirigida a mejorar el comportamiento, aquello que se debe o no se debe hacer. Poco nos han enseñado cómo pensar y las emociones que desencadenamos con ello.  Julio Herrero.

MEDITAR DESPEJA EL CAMINO: nuestro cerebro crea miles de pensamientos cada día. La mayoría son reactivos y sólo sirven para agotarnos, confundirnos y hacernos dar vueltas a las mismas historias una y otra vez, recordando hechos pasados o inventando un posible futuro. ¿Cómo lograr detener esta centrifugadora mental y descansar en el presente? Aprendiendo a meditar. Esto es, sentándonos a observar el tráfico de pensamientos de nuestra cabeza sin identificarnos con ninguno de ellos y, muy importante, sin juzgar si son buenos o malos. El objetivo es convertirnos en meros espectadores de nuestra mente. Los expertos recomiendan empezar con diez minutos diarios e ir aumentado poco a poco. Cuando meditamos de forma habitual, poco a poco nos vamos haciendo conscientes de qué situaciones desencadenan nuestro malestar. Vemos que casi siempre hay un pensamiento tóxico, y que tras él se esconde una creencia. María Campos.

El tacto es al fin y al cabo una forma de leer los pensamiento. Sarah Orne Jewett.

El silencio es el templo de nuestros más puros pensamientos. Sarah Josepha Hale.

Cuando nuestros pensamientos nos ayudan a ver con claridad, son beneficiosos. Pero si la mente está dispersa en todas direcciones, esa clase de pensamientos son perjudiciales. Thich Nhat Hanh.

Ya Diógenes habría insistido en que lo que realmente libera la hombre no son las condiciones materiales, sino su disposición interior frente a ellas, de ahí la importancia ante todo del control mental de nuestras representaciones imaginativas.  Carlos García Gual.

Si pienso todo el tiempo, es decir, si estoy continuamente hablando conmigo mismo, no tengo nada en qué pensar a no ser pensamientos. Por ende, estoy viviendo totalmente en el mundo de los símbolos sin estar jamás en relación con la realidad. Y quiero ponerme en contacto con ella: ésa es la razón básica para la meditación. Francisco Peñarrubia.

Rompe las cadenas de tu pensamiento y al mismo tiempo romperás tus cadenas corporales. Richard Bach.

Eliminar la mente se convierte en el primer objetivo necesario para conseguir libertad, amor, fluidez, creatividad… Los días deben ser vividos como si fueran los últimos.  Una vez se consigue esa revolución que es parar el pensamiento, la realidad es comprendida como un todo, puesto que es la mente quien la ha ido dividiendo y creando las fronteras en ella. J. Krishnamurti.

Si los sentidos no son veraces, toda nuestra razón es falsa. Tito Cayo Lucrecio.

Pensante es el que piensa y pensador el que lo hacecon especial intensidad y eficacia. Anónimo.

Las personas piensan porque sienten. La fuerza creativa no se acciona directamente por el pensamiento. Toda acción creativa es resultante de un sentimiento. Por tanto, los sentimientos desempeñan un papel muy importante, porque son ellos los que accionan todos los pensamientos y la materialización de los actos.  Conceição Trucom.

Lo importante no es escuchar lo que se dice, sino averiguar lo que se piensa. Juan Donoso Cortés.

Los pensamientos enterrados no provocan lágrimas. Película Jennifer 8.

 

Parece obvio que pensar es razonar, reflexionar,

meditar, proyectar, etc. y esta actividad

sí que resulta ciertamente enriquecedora para

la persona que la realiza. Quién cultiva y logra

el hábito de pensar tiene mucho ganado para

llegar a buen puerto en el navegar de su vida

Anónimo.

Lo que se entiende por el  concepto ‘pensamiento’ es en realidad una actividad compleja asociativa por la que lo ya experimentado y lo posible en el futuro influencian el proceso presente de los sentimientos y los afectos.  Visto de este modo es el pensamiento, la imaginación y la fantasía, una corriente de sucesos visibles, y de este modo cercanos a los sentidos, en donde cognición y sentimientos se unen de manera inseparable… como hemos dicho lo cognoscitivo hace posible con sus recuerdos, prognosis y esperanzas que el placer y el displacer se penetren, se desorienten se aumenten o se disminuyan.  Y que finalmente se llegue a la cercanía de aquella intensidad vivencial en la que se ligan los contrastes al mismo tiempo opuestos y no opuestos. Wolfgang Tunner.

Es posible pensar no en conceptos expresados a través de palabras sino en imágenes, figuras, mitos, dioses, en paisajes, colores, fenómenos de la naturaleza, en acciones y realizaciones. Todas las concepciones primitivas del mundo se construyen sobre este camino, al que se refiere posteriormente el lenguaje en palabras… El pensamiento sin lenguaje parece darse como germen y como transición. Tal vez lo decisivo del conocimiento –el salto a lo nuevo, el punto de arranque, el comprender originario y anticipador- se realice en el pensamiento sin lenguaje’. Kart Jaspers.

OCURRENCIAS. A veces se confunden con lo primero que a uno se le ocurre. Lo que uno piensa no es aquello que a uno se le ocurre. Entre otras cosas, porque el pensamiento incluye la voluntad.  Ahora estamos en el imperio de las frases, de lo chistoso, de lo ingenioso, y eso hace estragos en la política y en los medios.  Da a lo que se dice una imagen de inconsistencia y de frivolidad. Me aterran los ocurrentes. Ángel Gabilondo.

Si vemos a cada pensamiento como un síntoma, entonces podemos empezar a comprender nuestras propias complicaciones, el pensamiento siempre es de un objeto. Anónimo.

El pensamiento de un hombre es ante todo su nostalgia. Albert Camus.

Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección. Francis Picabia.

Aprende a estar en silencio- Pitágoras.

‘Deja que tu mente escuche y absorba. La escucha efectiva implica acercarnos al otro y acallar al parlanchín interior. Hacer un vacío interior para que pueda entrar la necesidad del otro. Saber escucharse mutuamente es la base de la comunicación. Eduardo Brignani.

En prosa, lo peor que uno puede hacer con las palabras es rendirse a ellas. Cuando pensamos en un objeto concreto lo hacemos sin palabras, y después, si uno quiere describir el objeto que ha estado visualizando, probablemente buscará hasta encontrar la palabra exacta que encaja con él. Al pensar en algo abstracto uno se siente más inclinado a emplear palabras desde el principio, y a menos que se haga un esfuerzo consciente por impedirlo, el dialecto más corriente llegará a toda prisa para hacerse cargo de la tarea, a riesgo de confundir e incluso cambiar el significado de las ideas. Probablemente, lo mejor es evitar el uso de palabras durante el mayor tiempo posible, para dejar claras las ideas a base de imágenes o sensaciones. George Orwell.

Las palabras o el lenguaje, tal como se dicen y se escriben, no parecen tener ningún papel en mi mecanismo de pensar. Las entidades físicas que parecen servir como elementos del pensamiento son ciertos signos e imágenes más o menos claras, que se pueden reproducir y combinar voluntariamente.   Albert Einstein.

Imaginemos que existiera un aparato que midiera la realidad y nos tradujera los pensamientos que nos provocan las situaciones que vivimos en datos objetivos… La verdad es que al principio sería un poco agobiante, porque el aparato nos corregiría constantemente; pero si lográramos aprender sería un gran paso, porque no sólo conseguiríamos modificar nuestros pensamientos, sino también las emociones que provocan y los comportamientos inadecuados que se derivan de los pensamientos negativos… No darnos cuenta de nuestra subjetividad es la peor barrera para mejorar.  Jenny Moix Queraltó.

No hay ninguna razón por la que no se pueda enseñar a un hombre a pensar. B. F. Skinner.

Enciende el fuego del amor en tu corazón, quema totalmente tus pensamientos y tus palabras. Dicho Sufí.

Los niños son sujetos pasivos de la percepción. Pero los adultos la mayor parte del tiempo estamos evaluando el mundo. Susan Greenfield.

Siento antes de pensar. J. J. Rousseau.

Sin comprender la naturaleza contradictoria del yo, ser franco es ser duro y originar más y más confusión. Gracias a la plena percepción y al pleno conocimiento de nosotros mismos, hay orden, claridad y recto pensar.   J. Krishnamurti

¿Cómo puede un problema derivar en un desorden psicológico. El propósito del pensar es proporcionar seguridad en cuestiones prácticas o técnicas. ¿Cómo puedo asegurarme para no sufrir otra vez? No hay forma alguna de asegurarse. Pueden tomarse medidas técnicas para hacerlo imposible…pero conforme se piensa empieza a agitarse todo el sistema y a distorsionarse el proceso mental. Ese pensamiento acaba dirigiéndose a producir una sensación de seguridad. Una imagen de seguridad. David Bohm.

Sólo después de conocer la calidad de perfección en la que uno debe morar podemos (Lin Yutang):

  • Tener un propósito definido en la vida.

  • Alcanzar la tranquilidad de espíritu.

  • Gozar de un pacífico reposo.

  • Comenzar a pensar.

  • Lograr el conocimiento.

Escepticismo de Pirrón:

  • Dado que la información que nos llega a través de los sentidos son aparentes, no hay ninguna razón para afirmar que una aserción es más verdadera que la contraria. La única postura coherente será pues, suspender el juicio (epoché) y no decir nada (aphasía).

  • Pirrón deriva en una ética de la impertubabilidad: como nada sabemos con certeza, todo debe sernos indiferente, y ninguna opinión tiene por qué perturbar nuestro ánimo. Cabe destacarse que por vías diferentes, Pirrón aborda una ética similar a la estoica, aunque esta tenga una base dogmática. El pirronismo tiene una clara intención moral e intenta responder a los mismos problemas que el estoicismo y el epicureísmo. Podría decirse que la pretensión de Pirrón es que sólo un escéptico puede aspirar a la felicidad en tanto y en cuanto puede abstraerse de las angustias de la vida.

Pensar, según el diccionario admite varias acepciones:

  • Formar y ordenar en la conciencia ideas y conceptos.

  • Meditar, reflexionar.

  • Hacer proyectos para poner en práctica alguna cosa.

  • Tener determinada opinión.

  • Imaginar, imponer. Ejemplo: ¡quién lo iba a pensar!

Aldous Huxley:

  • La sabia pasividad no verbal es un antídoto contra la actividad verbal no sabia y un correctivo necesario de la actividad verbal sabia.

  • Es a través del silencio mental y de la práctica de la sabia pasividad como los artistas, los visionarios y los místicos se han preparado a sí mismos para la experiencia inmediata del mundo como belleza, como misterio y como unidad.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.