Jueves, 22 de Febrero de 2018

Vivir a gusto es de plebeyo: el noble aspira a ordenación y a ley. Goethe.

El hombre excelente exige mucho a sí mismo, y el hombre vulgar no exige nada, sino que se contenta con lo que es y está encantado consigo. José Ortega y Gasset.

La nobleza se define por la exigencia, por las obligaciones, no por los derechos. José Ortega y Gasset.

Le daré cualquier cosa que me pida, siempre que no sea algo que no quiera dar. Película Love Actually.

Sólo cuando la gente se hace mayor se descubre su auténtica belleza. Anouk Aimée.

Una forma de recordar quién eres es recordar quienes son tus héroes (Steve Jobs). Película El poder del dinero (Paranoia).

Película Love Actually:

-Quiero hacerte un regalo. ¿Dime qué necesitas?

-No quiero algo que necesito, quiero algo que quiera, algo bonito..

 

Al final del camino está la libertad. Hasta entonces, paciencia. Buda.

El buen hombre es el maestro del malo y el mal hombre es la lección del bueno. Lao-Tsé.

En casa del sabio las riquezas son esclavas; en la del necio, señoras. Lucio Anneo Séneca.

Película Vatel:

  • Armonía y contraste, los dos elementos que componen la belleza.

  • Pocas cosas son bellas o feas por sí mismas. Saber eso es comenzar a ser un artista.

  • Ningún alma es tan débil que no pueda ejercer un control absoluto sobre las pasiones.

  • Perdiendo un poco podrías haber ganado más. Ganando un poco podrías llegar a perderlo todo.

MORAL: 

Podemos creer que el término vida justa tiene que ver con aspectos éticos y preceptos. La gente ha oído hablar mucho sobre moralidad desde varias perspectivas y la asocia con la religión o los puntos de vista convencionales. Dhiravamsa.

Ética: buscarla en el mutuo acuerdo de los seres humanos más que en la realidad misma. Alan Watts.

El acto moral tiene sentido ético cuando es libre sin compulsión de la razón o necesidad. Alan Watts.

La primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes y costumbres de su país, y en todas las demás cosas gobernarse según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso. René Descartes.

Con la moral corregimos los errores de nuestros instintos y con el amor corregimos los errores de nuestra moral. José Ortega y Gasset.

Creo que cuando se habla de ética hay que hablar de todas las éticas.  Bernat Soria.

…Antes las buenas costumbres y la inteligencia que la ciencia. Montaigne.

No lo hagas, sino conviene.  No lo digas, si no es verdad. Marco Aurelio.

La verdad te desnuda totalmente, te desnuda de todas las mentiras, te desnuda de todas las hipocresías.  Por eso nadie la desea, todos creen poseerla ya. Bhagwan Shree Rajneesh.

Con virtudes de templanza, mesura y honestidad; con estas fuertes espadas duramente golpead. Arcipreste de Hita.

El deber es lo que esperamos que hagan los demás. Oscar Wilde.

Prefiero molestar con la verdad que agradar con adulaciones. Séneca

Existe el libre albedrío: se llama magia. Hermann Hesse.

No puede ser justo el que teme a la muerte, al dolor, a la pobreza, al destierro, o que antepone lo contrario a la equidad. Cicerón.

Joan Fuster:

  • El moralista es un hombre que tiene una experiencia decepcionada de los demás.

  • Hacemos muchas cosas sólo para tener la oportunidad de hablar de ellas. Robinson era virtuoso, más que por falta de ocasiones, por falta de interlocutores con quienes tener tertulia y confidencias.

  • El sentido de la responsabilidad es la única forma de miedo útil que conozco.

  • Quien está dispuesto a morir por un ideal, está, en el fondo, igualmente dispuesto a matar por el mismo ideal. Todas las doctrinas que empiezan con un mártir, acaban con una inquisición.

  • Si tienes un hijo, enséñale a ser libre. Aunque sea a tu cargo.  En realidad, tendrá que ser a cargo tuyo.

  • A veces, repetiría lo de aquel personaje de novela: ¡probad que digo la verdad!. pero no como un reto, sino como una súplica.

MONTAIGNE:

  • Tanto sano como enfermo, me he abandonado de ordinario a los apetitos que me asaltan. Otorgo gran autoridad a mis deseos y propensiones…Puesto que  corremos el riesgo de equivocarnos, arriesguémonos más bien siguiendo el placer.  La gente hace lo contrario, y no piensa nada útil que no sea penoso.  La facilidad les es sospechosa.

  • Un agudo sentimiento se apodera de mí; entonces encuentro más práctico, en lugar de domarlo, cambiarlo; lo substituyo, sino puedo por un contrario al menos por otro. Siempre la variación alivia, disuelve, disipa.  Si no puedo combatirlo, huyo de él, y huyendo engaño, trampeo.  Mudando de lugar, de ocupación, de compañía, me escabullo y en la multitud de otras ocupaciones y pensamientos, donde pierde mi pista y me pierde.

  • No abandonamos tanto los vicios como los cambiamos, y en mi opinión para peor.

  • ¿Hay algo más seguro, decidido, desdeñoso, contemplativo, serio, grave, que un burro?

Georg Christoph Lichtenberg:

  • Se podía llamar a la costumbre una fricción moral, algo que no deja al espíritu sobrevolar ligero por encima de las cosas.

  • En el hombre la sensibilidad moral es diferente según las distintas horas; es por ejemplo más fuerte por la mañana que por la tarde.

  • Aquellos principios sobre los que todos los hombres están de acuerdo son verdaderos.

  • Si de pronto los hombres se volvieran virtuosos, muchos miles se morirían de hambre.

  • Atrévete a estar sano en lugar de atrévete a saber.

  • Haz aquello que te resulta fácil, de lo cual te gustaría hablar siempre y por lo cual tengas ya ideas propias que a veces, otros se niegan a aceptar y consideran extrañas o ajenas.

SÉNECA:

  • Más virtud es favorecer al malo por razón del bueno, que por causa del malo no ayudar al bueno.

  • Si no hay diferencia en las costumbres todos son iguales.

  • Si deseas ser amado, ama.

  • Poco remedio queda al que más tarde se pone en regla.

  • Esperanza es nombre de un bien dudoso.

  • Más pena nos da la opinión de trabajo que el trabajo mismo.

  • Yerra el que se aflige porque en algún tiempo ha de tener aflicción.

  • Simpleza es loar en los hombres cosas ajenas.

  • Trata a tu inferior como deseas ser tratado de tu superior.

  • La inexperiencia destruye e inutiliza muchas buenas ocasiones.

  • El que no quiera vivir sino entre justos, viva en un desierto.

  • Pierde su autoridad la gravedad [severidad] continua.

  • Yerra el que no principia a aprender por parecerle que ya es tarde.

  • Muchas veces es poco lo que se da, y mucho lo que de darlo se sigue.

  • Sencillos son los cuidados del bueno, y doblados los del malo.

  • Muchas veces lo que no se halla cuando se busca, sale al encuentro cuando no se busca.

  • Más apocado queda el que es fríamente alabado que el que es ásperamente reprehendido.

  • No se puede formar de los mozos un juicio exacto.

  • El que más experiencia tiene, teme más los peligros.

  • El tiempo hace llevaderas las desgracias.

  • Llevadera sería la pobreza, si no trajese consigo deshonra.

  • Tanto pierde la buena obra de valor, cuanto tuvo de tardanza.

  • No quiere el que tarde quiere.

  • Trabajoso es deber a quien no querrías deber.

  • En tanto tiene la razón poder, en cuanto está libre de pasión.

  • No se da como se debe dar, lo que sin ser pensado se da.

  • Apocado es el que consiente ser en beneficios vencido.

  • Torpe pérdida es la que por negligencia se hace.

  • Vergüenza es en el viejo no saber más de lo que lee.

  • El que callar no puede, hablar no sabe.

  • Vencedora de leyes es la osadía.

  • En tanto se debe aprender, en cuanto no se sabe y aun en cuanto se vive.

  • Tierras fértiles, afortunados hombres producen.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.