Domingo, 27 de Mayo de 2018

Un gusto por los matices del respeto, deja adivinar orígenes y hábitos aristocráticos. F. Nietzsche.

La aristocracia no sabía separar la felicidad del obrar.  Para los impotentes la felicidad aparece como narcosis, quietud, paz.  F. Nietzsche.

Como el comienzo es también un dios, en tanto que sigue estando entre los hombres, todo lo salva.  Platón.

Tres tesoros el primero es la misericordia, porque de la misericordia viene el coraje. El segundo es la frugalidad [sobriedad], de la que viene la generosidad hacia los otros. El tercero es la humildad, porque de ella, viene el liderazgo. Herbie I. Pilato.

Mi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; un honesto deseo de futuro.   Edgar Allan Poe.

Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas, inspirarás a los otros a respetarte. Fedor Dostoievski.

Si usted quiere ser respetado, empiece por ser respetable. W. Somerset Maugham.

Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre. Platón.

En el juego de la vida sólo hay una regla que no nos podemos saltar: tarde o temprano todos dejamos de jugar. Película El despertar.

La victoria y el fracaso son dos impostores y hay que recibirlos con idéntica serenidad y un saludable punto de desdén. Rudyard Kipling.

W. SHAKESPEARE:

  • El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los ojos.

  • La juventud, aún cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo.

  • Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes.

  • La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro .

  • La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo .

  • Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende.

  • Jamás viene la fortuna a manos llenas, ni concede una gracia que no haga explicar [ilustrar] con un revés.

  • No tientes a un hombre desesperado.

  • No hay marido peor que el mejor de los hombres.

  • Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.

  • En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber

  • Podría estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirme el rey del espacio infinito, si no fuera porque tengo pesadillas.

VALOR: 

El valor necesita testigos. La verdadera humildad en cambio pasa inadvertida entre Dios y el alma. Conoce nuestra frase: haz bien y desaparece. Película Historia de una monja.

Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida. Billy Wilder.

Cuando el hombre encuentra el verdadero valor de una mujer, la odisea de la conquiste dura para siempre. Anónimo.

Si olvidas lo que vales, olvidas lo que mereces. Marlyn Monroe.

Es valiente el que teme lo que debe temerse, y no teme lo que no debe temerse. Leon Tolstoi.

Las gentes que a nada aspiran, nada arriesgan y para nada sirven. Ese es mi lema. Pierre-Augustin de Beaumarchais.

Tomemos de la vida lo que vale, no lo que nos ofrece. José Narosky.

Hay muchos mundos en mí. Erwin Schrödinger.

Un solo acto de arrojo puede alterar el concepto de lo posible. Anónimo.

La capacidad de un hombre está relacionada con el objetivo que persigue. Película El zorro de los océanos.

Más vale ser un cobarde un minuto que muerto todo el resto de tu vida. Proverbio irlandés.

Un hombre sin cambios no vale nada, y el hombre con demasiados cambios tampoco vale nada. Proverbio irlandés.

La terquedad y el valor suelen confundirse por nuestra simpatía o antipatía con la causa. Anónimo.

Las cualidades humanas pueden ser expresadas en una sola palabra: hipocresía. Película Nymfhomaniac.

El miedo es sinónimo de debilidad, pero la debilidad es la oportunidad para enfrentar nuestros miedos y convertirnos en valientes. Alejandro Onofre.

¿Qué clase de valor tenéis vos? El de la marea que viene y se va.  Película El león en invierno.

Un hombre vale por lo que puede vender. Parece mentira que seas un vendedor y no lo sepas. Película La muerte de un viajante.

El hombre que presume, al primero que quiere convencer de su valía es a sí mismo. Doménico Cieri Estrada.

No hay éxito sin valentía. Doménico Cieri Estrada.

Hay que tener mucho valor para pasar por cobarde’. Película El río y la muerte.

El éxito es ese viejo trío: habilidad, oportunidad y valentía. Charles Luckman.

Nuestra crítica consiste en reprochar a los demás el no tener las cualidades que nosotros creemos tener. Jules Renard.

El valor no se justifica, es una virtud que escapa a la hipocresía. Napoleón.

El hombre vale porque es hombre, no porque es judío, católico, representante, alemán, italiano, etcétera”. Georg Wilhelm Friedrich Hegel.

La vida tiene su valor sólo cuando hacemos que valga la pena vivirla. Georg Wilhelm Friedrich Hegel.

Correcto ¿Qué es lo correcto?  Si haces que mi vida sea mejor y yo hago que la tuya sea mejor ¿qué hay de malo? Pero no lo bases todo en valores arbitrarios que nos obligan a creer que son contratos irrevocables. Película Bajo la piel.

El camino más corto para llegar al corazón de un hombre es la humillación. Enseguida descubre su auténtico valor. Película La huella.

Siento haber sino tan sincera con vosotros, pero malgasté una gran parte de mi vida estando en silencio. Por miedo, supongo. Es inconsciente. Mantienes la cabeza abajo y avanzas… y avanzas. Y un día levantas la cabeza y te preguntas ¿cómo he llegado hasta aquí? Algunas de las cosas que tanto nos importan no tienen valor alguno. Película Las últimas vacaciones.

No desprecies a nadie, un átomo hace sombra. Pitágoras.

Nada es más necesario que la verdad y, con relación a ella, todo lo demás no tiene más que un valor de segundo orden.  F. Nietzsche.

Como fuerza social, un individuo con una idea vale por noventa y nueve con un solo interés. John Stuart Mill.

Al ruin y al pobre todo les cuesta doble. Popular español.

Las cosas son percibidas, los conceptos son pensados, los valores son sentidos. Max Scheler.

 

Puede una gota de lodo [fango]

sobre un diamante caer;

puede también de este modo

su fulgor oscurecer;

pero aunque el diamante todo

se encuentre de fango lleno,

el valor que lo hace bueno

no perderá ni un instante,

y ha de ser siempre diamante

por más que lo manche el cieno [barro].

Rubén Darío.

 SUN TZU (El arte de la guerra):

  • El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.

  • Si conoces al enemigo y a ti mismo, no debes temer el resultado de un ciento de batallas.

  • Cansa a los enemigos manteniéndolos ocupados y no dejándoles respirar.

  • El desorden llega del orden, la cobardía surge del valor, la debilidad brota de la fuerza.

  • Los guerreros victoriosos primero ganan y después van a la guerra, mientras que los guerreros vencidos primero van a la guerra y después buscan ganar.

  • Si haces que los adversarios no sepan el lugar y la fecha de la batalla, siempre puedes vencer.

  • Si las instrucciones no son claras y las explicaciones y órdenes no son confiadas, la falta es del general.

  • Sólo cuando conoces cada detalle de la condición del terreno puedes maniobrar y luchar.

  • Aparenta inferioridad y estimula su arrogancia.

  • El general abarca las virtudes de sabiduría, sinceridad, humanidad, coraje y ser estricto.

  • Nunca se debe atacar con cólera y con prisas. Es aconsejable tomarse tiempo en la planificación y coordinación del plan.

  • La defensa es para tiempos de escasez, el ataque para tiempos de abundancia.

  • La oportunidad de asegurarnos contra la derrota está en nuestras propias manos, pero la oportunidad de derrotar al enemigo la provee él mismo.

  • Maniobrar con un ejército es ventajoso. Maniobrar con una multitud indisciplinada, es peligroso.

  • Que la velocidad sea la del viento, y el ser compacto como lo es un bosque.

  • El combatiente inteligente impone su voluntad en su enemigo, pero no permite que la voluntad de su enemigo le sea impuesta.

  • El que sabe cuándo puede volar y cuándo no, será victorioso.

  • La rapidez es la esencia de la guerra.

  • Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y podrás pelear en cien batallas sin un desastre.

  • He oído hablar de operaciones militares que han sido torpes y repentinas, pero nunca he visto a ningún experto en el arte de la guerra que mantuviese la campaña por mucho tiempo.

  • Considera a tus soldados como a tus hijos y te seguirán hasta los valles más profundos; míralos como tus propios amados hijos y estarán a tu lado incluso en la muerte.

  • No hay ejemplo de una nación que se beneficie de la guerra prolongada.

  • Pelear y conquistar en todas las batallas no es la suprema excelencia; la suprema excelencia consiste en romper la resistencia del enemigo sin luchar.

  • Todo hombre puede ver las tácticas que uso donde conquisto, pero lo que nadie puede ver es la estrategia que envuelve a la victoria.

  • Para poder vencer al enemigo, todo el mando militar debe tener una sola intención y todas las fuerzas militares deben cooperar.

  • Prohíbe los augurios [anuncio de un hecho futuro] para evitar las dudas.

  • Ganar cien veces en cien batallas no es el apogeo de la habilidad. Someter al enemigo sin pelear es el apogeo de la habilidad.

  • La invencibilidad radica en la defensa; la posibilidad de la victoria en el ataque.

  • Si estas lejos del enemigo, hazle creer que estas cerca.

  • El que es prudente y está a la espera de un enemigo que no lo es, será victorioso.

  • Puedes ganar cuando nadie puede entender en ningún momento cuáles son tus intenciones.

  • El general que gana la batalla hace muchos cálculos antes de pelear. El general que pierde hace pocos cálculos.

  • En el arte práctico de la guerra, lo mejor de todo es tomar entero e intacto el país del enemigo; hacerlo añicos y destruirlo no es tan bueno.

  • Los buenos luchadores de antaño primero se ponen bajo la posibilidad de ser derrotados y entonces esperan a una oportunidad para derrotar al enemigo.

  • Por tanto, lo que es de suprema importancia en la guerra es atacar la estrategia del enemigo.

  • La calidad de la decisión es como la redada a buen tiempo de un halcón, lo que le permite atacar y destruir a su víctima.

  • Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo.

  • El que llega primero al campo de batalla espera fresco la llegada del enemigo para combatir. Quien llega tarde al campo de batalla tiene que apresurarse y llega exhausto al combate.

  • Si tanto tu enemigo como tú sois ignorantes, entonces estáis en un certero peligro.

  • Si la lucha asegura la victoria, entonces debes luchar, incluso si el gobernador lo prohíbe; si la lucha no asegura la victoria, entonces no debes luchar incluso por orden del gobernante.

  • Haz que los adversarios vean como extraordinario lo que es ordinario para ti; haz que vean como ordinario lo que es extraordinario para ti.

  • Las operaciones secretas son esenciales en la guerra; a través de ellas se basa el ejército para hacer todos sus movimientos.

  • Para que perciban las ventajas de derrotar al enemigo, deben tener sus recompensas.

  • Si nuestros soldados no están cubiertos con dinero, no es porque detesten la riqueza; si sus vidas no son excesivamente largas, no es porque no se sientan inclinados hacia la longevidad.

  • El gobernante iluminado es atento y el buen general está lleno de cautela.

  • Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error.

  • En el medio del caos existe también la oportunidad.

  • Preocúpate por la aprobación de las personas y serás su prisionero.

  • Deja que tus planes seas oscuros e impenetrables como la noche, y cuando hagas tu movimiento, golpea como el rayo.

  • Toda guerra es engaño.

  • Quien desea luchar debe primero saber el costo.

  • Si tu enemigo es de temple colérico, busca irritarlo. Pretende ser débil, para que así crezca en arrogancia.

  • Para conocer a tu enemigo debes convertirte en su amigo.

  • Las oportunidades se multiplican conforme se van aprovechando.

  • ¿Puedes imaginar lo que haría si pudiera hacer todo lo que puedo?

  • Estrategia sin tácticas es el camino más lento hacia la victoria. Tácticas sin estrategia es el sonido que precede a la derrota.

  • Un líder lidera con su ejemplo, no con su fuerza.

  • En la superioridad numérica está la economía de la fuerza.

  • La victoria está reservada para aquellos dispuestos a pagar su precio.

  • Las personas deberían estar familiarizadas con la estrategia, aquellos que la entienden sobrevivirán, aquellos que no perecerán.

  • En épocas de paz prepárate para la guerra, en épocas de guerra, prepárate para la paz.

  • El guerrero más sabio evita la confrontación.

  • Ataca cuando no estén preparados, muéstrate cuando no eres esperado.

  • No dependas de que el enemigo no se muestre, depende más bien en estar preparado para él.

  • Cuando los soldados comunes son muy fuertes y sus oficiales muy débiles, el resultado es la insubordinación.

  • Lo que los antiguos llaman un luchador astuto es aquel que no sólo gana, sino que resalta por ganar con sencillez.

  • Aquel que sabe no predica, aquel que predica, no sabe.

  • Cuando el enemigo esté relajado hazlo esforzarse. Cuando esté saciado, hazlo sentir hambre. Cuando esté asentado hazlo moverse.

  • Uno puede saber cómo conquistar sin poder hacerlo.

  • Un rasgo de un gran soldado es que pelea en sus propios términos o no pelea.

  • Convence a tu enemigo de que ganará poco si te ataca, esto disminuirá su interés.

  • Las ruedas de la justicia giran lentamente, pero giran bien.

  • Uno puede conocer la condición de todo un ejército por el comportamiento de un simple hombre.

  • No hay más de cinco colores primarios, sin embargo, combinándose producen más matices de los que nunca se han visto. No hay más de cinco notas musicales, sin embargo, las combinaciones de estas cinco dan como resultado más melodías de las que pueden escucharse.

  • El arte de la guerra es de vital importancia para el estado.

  • Orden o desorden depende de la organización; coraje o cobardía de las circunstancias; fuerza o debilidad de la disposición.

  • Puedes asegurar la posición de tus defensas si sólo mantienes posiciones que no pueden ser atacadas.

  • Si envías refuerzos a todas partes, serás débil en todas partes.

  • Grandes resultados pueden ser conseguidos con pequeños esfuerzos.

  • Invisible es el soldado que cumple su misión y regresa a casa.

  • El verdadero objetivo de la guerra es la paz

  • El control sobre grandes fuerzas se rige por el mismo principio que controlar unos pocos hombres: es una mera cuestión de dividir sus números.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.