Domingo, 11 de Noviembre de 2018

La ambición es la única potencia que puede luchar contra el amor. Colley Cibber.

La anarquía está en todas partes cuando la responsabilidad no está en ninguna. Gustavo Le Bon.

La aspiración democrática no es una simple fase reciente de la historia humana. Es la historia humana. Franklin D. Roosevelt.

La audacia en los negocios lo primero, lo segundo y lo tercero. Thomas Fuller.

La autoridad no gana nada oprimiendo la libertad; ni la libertad tampoco debilitando la autoridad. E. de Girardin.

La belleza del cuerpo es un viajero que pasa; pero la del alma es un amigo que queda. Diego de Saavedra Fajardo.

La belleza que atrae, rara vez coincide con la belleza que enamora. José Ortega y Gasset.

La buena conciencia admite testigos; la malvada se agita y se conturba aún en la soledad. L. A. Seneca.

La buena conciencia, dondequiera que vayamos nos prepara un lecho de plumas. P. A. de Beaumarchais.

La buena memoria no es la que recuerda todo, sino la que está programada para olvidar solo lo trivial. G. García Márquez.

La caridad es una virtud del corazón, no de las manos. T. A. Edison.

La casualidad nos da casi siempre lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir. A. de Lamartine.

La chanza es como la sal, debe usarse con gran precaución. Juvenal.

La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe. H. G. Wells.

La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara. Voltaire.

La cólera destruye el sosiego de la vida y la salud del cuerpo; ofusca el juicio y ciega el corazón. Diderot.

La conciencia es como un vaso, si no está limpio ensuciará todo lo que se eche en él. Horacio.

La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo. W. Shakespeare.

La conciencia vale por mil testigos. Quintiliano.

La confianza en sí misma es el primer peldaño para ascender por la escalera del éxito. Emerson.

No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan. Simón Bolivar.

La confianza sirve en las conversaciones más que el ingenio. La Rochefoucauld.

La constancia es el complemento indispensable de todas las demás virtudes humanas. G. Mazzini.

La constancia es la virtud por la que todas las otras virtudes dan frutos. Arturo Graf.

La cortesía ha sido definida, algo cínicamente, como un artificio de las personas inteligentes para mantener a cierta distancia a los necios. Emerson.

La costumbre es el más imperioso de todos los amos. Goethe.

La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar solo después de consumados los hechos. Mao Tse Tung.

La crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad. F. Nietzsche.

La culpa la tiene el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos pero tan despacio! Cornelio.

La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento. San Bernardo.

La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral. José Vasconcelos.

La cultura es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad. Diogenes Laercio.

La cultura es un saber del que no tiene uno que acordarse… fluye espontáneamente. Diogenes Laercio.

La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen. José Ingenieros.

La democracia como el amor, puede sobrevivir a cualquier ataque, menos al abandono y a la indiferencia. Anónimo.

La democracia es la necesidad de inclinarse de cuando en cuando ante la opinión de los demás. Winston Churchill.

La democracia es una forma superior de gobierno, porque se basa en el respeto del hombre como ser racional. John F. Kennedy.

La democracia lleva el más bello nombre que existe ¨igualdad¨ Heródoto.

La democracia no es entretenimiento; es compromiso. John Herbers.

La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo. Maeterinck.

La desgracia de los hombres proviene siempre de que disponen mal su precaución y su confianza. Epiteto.

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas. Karl Marx.

La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar. Thomas Chalmers.

La dificultad es una excusa que la historia nunca acepta. John F. Kennedy.

La dificultad no consiste en tener una idea, sino en recoger todo su fruto. Condesa Tolstoi.

La diplomacia consigue más triunfos que los cañones. Proverbio Inglés.

La diplomacia es el arte de conseguir que los demás hagan con gusto lo que uno desea que hagan. A. Carnegie.

La discreción en las palabras vale más que la elocuencia. F. Bacón.

La edad madura es aquella en la cual se es todavía joven, pero con mucho más esfuerzo. Jean L. Barrault.

La educación de nuestra juventud no es imputable tanto a la escuela como a la cuna. Prof. López.

La educación es la clave del futuro. La clave del destino del hombre y de su posibilidad de actuar en un mundo mejor. Robert F. Kennedy.

La educación que proporciona la vida del hogar es la base de la felicidad de nuestros hijos. Anonimo.

La envidia y aun la apariencia de la envidia es una pasión que implica inferioridad dondequiera que ella se encuentre. Plinio.

La envidia y el odio van siempre unidos. Se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto. La Bruyere.

La escala de las penas, el termómetro de las amarguras está en razón directa del grado de cariño que profesamos a las personas que la causan. Nicolas Tanco Armero.

La esperanza de impunidad es para muchos hombres una invitación al crimen. E. Villaume.

La esperanza es el único bien común a todos los hombres. Los que todo lo han perdido la poseen aún. Tales de Mileto.

La esperanza es la mano misteriosa que nos acerca a lo que deseamos y nos aleja de lo que tenemos. Anónimo.

La eternidad no es un lugar ni un tiempo. Porque el lugar y el tiempo poco significan. Es saber que nuestra verdadera naturaleza vive simultáneamente en algún lugar del espacio y el tiempo. Richard Bach.

La ética es a la sociedad lo que el ejercicio al cuerpo. Puede que no nos guste practicarlos, pero mientras más lo hacemos, más tiempo vivimos. Anónimo.

La experiencia del mundo no consiste en el número de cosas que se han visto, sino en el número de cosas sobre las que se ha reflexionado con fruto. G. Leibniz.

La experiencia no es cuanto se vive sino todo el bien que se aprende. Jairo Fowbier Pabón.

La falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes. W. Churchill.

La falta de inteligencia, la pobreza y la carencia de educación son los tres grandes factores de los crímenes. I. Auchner.

La falta de la humanidad de la computadora consiste en que una vez se la programa y trabaja adecuadamente su honradez es intachable. Isaac Asimov.

La falsa modestia es la más decente de todas las mentiras. Chamfort.

La fe suprime toda limitación y es indispensable para el éxito. Anónimo.

La felicidad consiste, en no hacer siempre lo que tú quieres, sino en siempre haber querido hacer lo que tú haces. Leon Tolstoi.

La felicidad de cada uno no consiste en esto ni en aquello sino en conseguir y gozar cada uno de lo que le gusta. Baltasar Gracían.

La felicidad está en la libertad, y la libertad en el coraje. Pericles.

La felicidad suprema en la vida es tener la convicción de que nos aman por lo que somos, o mejor dicho, a pesar de lo que somos. Víctor Hugo.

La filosofía es un tema de infinitas variaciones, en que la verdad tiene tantas facetas cuantas son las personas que la buscan o la analizan. B. Sanin Cano.

La finalidad del castigo es asegurarse de que el culpable no reincidirá en el delito y lograr que los demás se abstengan de cometerlo. C. Becaria.

La fuerza de los grandes ideales reposa en la nobleza del espíritu del hombre. Anónimo.

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable. Mahatma Gandhi.

La gente enseña para disimular su ignorancia, lo mismo que sonríe para ocultar sus lágrimas. Oscar Wilde.

La gente más grande con las ideas más grandes puede ser aniquiladas por la gente más pequeña con las mentes más pequeñas. Anónimo.

La gloria es un veneno que hay que tomar a pequeñas dosis. Honorato de Balzac.

La gloria y el triunfo no son más que un estímulo del cumplimiento del deber. La indicación de una responsabilidad ineludible. José Marti.

La gratitud de muchos no es más que la secreta esperanza de recibir beneficios nuevos y mayores. La Rochefoucauld.

La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes. José Marti.

La guerra es una invención de la mente humana; y la mente humana también puede inventar la paz. Winston Churchill.

La hipocresía es el colmo de todas las maldades. Moliere.

La historia es la suma total de todas aquellas cosas que hubieran podido evitarse. Konrad Adenauer.

La historia no tiene tiempo para ser justa. Como frío cronista no toma en cuenta más que los resultados. Stefan Zweig.

La honradez reconocida es el más seguro de los juramentos. B. Franklin.

La hora más sombría no dura más de 60 minutos. Andre luguet.

La humanidad avanza gracias no solo a los potentes empujones de sus grandes hombres, sino también a los modestos impulsos de cada hombre responsable. Graham Greene.

La ignorancia verdadera y acaso único diablo, es causa de los crímenes que deshonran y degradan el linaje humano. Manuel Ancizar.

La imaginación tiene sobre nosotros mucho más imperio que la realidad. La Fontaine.

La imaginación y la experiencia van de la mano. Solas no andan. José Ingenieros.

La improvisación es la verdadera piedra de toque del ingenio. Moliere.

La infelicidad es no saber lo que queremos, pero, sin embargo, angustiados por conseguirla. Anónimo.

La inteligencia no es, de por si, una aristocracia con privilegios y sin deberes, sino apenas un instrumento potencial con ineludibles responsabilidades sociales. José Bosadre.

La inteligencia no podría representar mucho tiempo el papel del corazón. La Rochefoucauld.

La inteligencia, como las herramientas con filo, mejora enfrentándola con otras de mayor dureza. Mario Sarmiento.

La justicia sin la fuerza es irrisoria; la fuerza sin justicia es tiranía. Blas Pascal.

La Juventud, aun cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo. W. Shakespeare.

La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren. Francis Croisset.

La lectura hace al hombre completo; la conversación lo hace ágil, el escribir lo hace preciso. F. Bacon.

La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie. Montesquieu.

La ley es poderosa, pero más poderosa es la necesidad. Goethe.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.