Viernes, 7 de Junio de 2019

VIDA:

Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales. Miguel Delibes.

La vida no es una carrera, sino un tiro al blanco; lo que importa no es el ahorro de tiempo, sino la capacidad de encontrar una diana. Susanna Tamaro.

Mézclate estrechamente con la vida. Ernest Hemingway.

Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos marcamos, sino los caminos que seguimos para lograrlos. Peter Bamm.

La vida o se vive o se escribe. Luigi Pirandello.

Cada noche morimos y cada mañana volvemos a nacer: cada día es una vida. Edward Young.

A más de uno que dice que la vida es breve le parece el día demasiado largo. Ch. Friedrich Hebbel.

¿Amas la vida? No desperdicies el tiempo porque es la sustancia de que está hecha. Benjamin Franklin.

Todo nuestro mundo no es más que un juego de la mente. Medita, controla tus pensamientos y conviértete en un ser no condicionado por pensamientos de otros. Swami Sivananda.

Sólo una vida para los demás es una vida valiosa. Albert Einstein.

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir. Confucio.

La vida está en la salud y no en la existencia. Arifón.

Cuanto más desarrollemos la capacidad de amar en nosotros mismos, más desarrollaremos el gusto por la vida, amándola cuando es agradable, pero también desagradable.  André Comte-Sponville.

Dios ha creado países repletos de agua para vivir y desiertos para que los hombres encuentren en ellos alma. Proverbio Tuareg.

En el fondo son las relaciones con las personas lo que da valor a la vida. Karl W. Von Humboldt.

Hacia 1890, el jefe Pie de Cuervo, un indio pies negros, agonizaba.  Susurró al oído de un padre misionero: ¡qué es la vida! Es el destello de una luciérnaga en la noche; es el aliento de un búfalo en invierno; es la pequeña sombra que recorre la pradera y se pierde en el atardecer. Deepak Chopra.

En última instancia, es nuestra concepción de la muerte la que decide nuestras respuestas a todas las preguntas que la vida nos hace. Dag Hammarskjöld.

Esto no es un ensayo general, señores. Esto es la vida. Oscar Wilde.

A estas alturas lo único que sé es que la vida funciona como una tragicomedia maravillosa. Se anda entre susto y susto entre muchas cosas bonitas. María Isbert.

Existe algo tan inevitable como la muerte: la vida. Charles Chaplin.

La vida no es significado; la vida es deseo. Charles Chaplin.

La sangre hace que el mundo viva. La sangre hace que caiga la lluvia. La sangre hace crecer la tierra. Y en la sangre todos los hombres nacen y mueren. La sangre es el alimento de los dioses en la tierra. Película Alejandro Magno.

La vida se encoge o expande en la misma proporción que la valentía de uno. Anais Nin.

No pregunte qué necesita el mundo.  Pregunte qué le hace sentir vivo, y hágalo. Porque lo que el mundo necesita son personas que estén vivas. Howard Thurman.

En la vida dos cosas (Película A golpes):

  • Esquivar golpes.

  • Saber esperar.

El hecho de que la vida no tenga ningún sentido es una razón para vivir, la única, en realidad. E. Cioran.

Que vuestro amor a la vida sea un amor a vuestra más alta esperanza, y que vuestra más alta esperanza sea el amor a la vida. F. Nietzsche.

La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor. F. Nietzsche.

ARISTÓTELES:

Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta.

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.

Avaro es el que no gasta en lo que debe, ni lo que debe, ni cuanto debe.

Como la vista es al cuerpo, la razón es al alma.

Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

El alma es aquello por lo que vivimos, sentimos y pensamos.

El amigo de todo el mundo no es un amigo.

El amor sólo se da entre personas virtuosas.

El arte es un tipo de conocimiento superior a la experiencia.

El castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad.

El comienzo es más de la mitad de la totalidad.

El hombre más poderoso es aquel que es totalmente dueño de sí mismo.

El hombre nace provisto por la naturaleza de las armas de la inteligencia y las cualidades morales.

El hombre solitario es una bestia o un dios.

El hombre tiene mil planes para sí mismo. El azar, sólo uno para cada uno.

El ignorante afirma; el sabio duda y reflexiona.

El ser humano es un ser social por naturaleza, y el insocial por naturaleza y no por azar o es mal humano o más que humano… La sociedad es por naturaleza y anterior al individuo… el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la sociedad, sino una bestia o un dios.

El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

El único Estado estable es aquel en que todos los ciudadanos son iguales ante la ley.

El verdadero discípulo es el que supera al maestro.

En las adversidades sale a la luz la virtud.

En las democracias, las revoluciones son casi siempre obra de los demagogos.

En los Juegos Olímpicos no se corona a los más hermosos ni a los más fuertes, sino a los que compiten. También en la vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio.

Enseñar no es una función vital, porque no tiene el fin en sí misma; la función vital es aprender.

En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar, y en parte, imita a la naturaleza.

En realidad vivir como hombre significa elegir un blanco -honor, gloria, riqueza, cultura- y apuntar hacia él con toda la conducta, pues no ordenar la vida a un fin es señal de gran necedad.

Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita.

Es de importancia para quien desee alcanzar una certeza en su investigación, el saber dudar a tiempo.

Es preciso preferir la soberanía de la ley a la de uno de los ciudadanos.

Es un principio indiscutible que para saber mandar bien, es preciso saber obedecer.

Enojarse es fácil, pero enojarse en la magnitud adecuada, con la persona adecuada, en el momento adecuado eso es cosa de sabios.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.