Viernes, 26 de Octubre de 2018

Deberíamos utilizar el pasado como trampolín y no como sofá. Harold Masmillan.

Decir amistad es decir entendimiento cabal, confianza rápida y larga memoria; es decir, fidelidad. Gabriela Mistral.

Deja ya de engañarte. Eres la causa de ti mismo, de tu tristeza, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso o de tus éxitos, alegría y paz. Jorge V. Santamaría.

Dejemos a los envidiosos la tarea de proferir injurias y a los necios la de contestarlas. Luis Dupaty.

Del mismo modo que no sería un esclavo, tampoco sería un amo. Esto expresa mi idea de la democracia. Abraham Lincoln.

Del que manda, el proceder nunca a nadie satisface, pues por rabia o por placer se le critica lo que hace y lo que deja de hacer. Antonio Nariño.

De que te vale ser más fuerte, si no sabes ser mejor. Federico Balart.

Desde los tiempos de Adán, los necios están en mayoría. Casimir Delavigne.

Desdichado el hombre en quien nada perdura del niño. A. Graft.

Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas. A. Machado.

Desprecia la literatura en la que los autores delatan todas sus intimidades y las de sus amigos. La persona que pierde su intimidad, lo pierde todo. Milan Kundera.

Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar. Nelson Mándela.

Después de que el barco se ha hundido, todo el mundo dice que sabía cómo se hubiera podido salvar. Proverbio Italiano.

Después de saber cuándo debemos aprovechar una oportunidad, lo más importante es saber cuándo debemos renunciar a una ventaja. B. Disraeli.

Desterrada la justicia que es vínculo de las sociedades humanas, muere también la libertad que está unida a ella y vive por ella. Juan Luis Vives.

Dicen que el silencio lo vuelve a uno loco. Lo que vuelve a uno loco es el ruido. Manuel Mejia Vallejo.

FIODOR MIJAILOVICH DOSTOIEVSKI:

El incremento de conciencia viene a ser proporcional a la pérdida de la capacidad vital.

Para la mujer, toda reforma, toda salvación de cualquier clase de ruina y toda renovación moral, está en el amor.

Después de un fracaso, los planes mejor elaborados parecen absurdos.

Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor aseméjase a Dios.

Los celosos son los primeros que perdonan, todas las mujeres lo saben.

Creo en la vida eterna en este mundo, hay momentos en que el tiempo se detiene de repente para dar lugar a la eternidad.

¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?

Y le apena a uno que esa instantánea belleza se haya marchitado de manera tan rápida e irrevocable, que haya brillado tan engañosa e ineficazmente ante uno; le apena el que ni siquiera hubiese tiempo bastante para enamorarse de ella…

En dos segundos me ha hecho usted feliz para siempre. Si, feliz. Quien sabe, quizá me ha reconciliado conmigo mismo, quizá ha resuelto mis dudas… quizá hay también para mí minutos así…

El castillo de sus ilusiones se ha venido abajo sin estrépito, sin dejar rastro, se ha esfumado como un sueño; y él ni siquiera se percata de que ha estado soñando.

Me acosan unos pensamientos tan extraños y unas sensaciones tan lúgubres, se agolpan en mi cabeza unas preguntas tan confusas, que no me siento ni con fuerzas ni con deseos de contestarlas. No seré yo quien ha de resolver todo esto.

Con un dolor de corazón en que se mezclan la angustia y la dulzura.

¿Y ya con que voy a soñar, cuando he sido tan feliz despierto?

Me puse a consolarla, a buscar razones que explicaran la ausencia de él, a ofrecer argumentos y pruebas. Nadie era tan fácil de engañar como ella entonces, porque en momentos así todos escuchamos con alegría cualquier palabra de consuelo y nos contentamos con una sombra de justificación.

Bajó los ojos y luego quiso mirarme pero no pudo. Durante algunos minutos probó a dominar su emoción, pero de pronto me volvió la espalda, puso los codos en la barandilla del muelle y se deshizo en lágrimas.

En ese instante sentí una horrible tristeza y, sin embargo, algo así como un brote de risa empezó a cosquillearme el alma.

Pero ya sabe usted que quien ama no recuerda largo tiempo el agravio.

… nuestro héroe no desea nada, porque está por encima del deseo, porque está saciado, porque es artista de su propia vida y se forja cada hora según su propia voluntad.

El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor.

En esa otra vida hay una mezcla de algo puramente fantástico, ardientemente ideal, y de algo terriblemente ordinario.

La obra maestra es un hijo que no se bautiza hasta después de la muerte del padre.

Sólo por el respeto de sí mismo se logra el respeto de los demás.

Los libros son mi aliento, mi vida y mi futuro.

El hombre teme la muerte porque ama la vida.

Un ser que se acostumbra a todo; tal parece la mejor definición que puedo hacer del hombre.

El secreto de la existencia humana está no sólo en vivir, sino también en saber para qué se vive.

PERSONALIDAD-CARÁCTER:

  • A veces, ante la mala manera de ser de los otros, uno se siente orgulloso de ser uno mismo y no otro. André Maurois.

  • Cada cual es como Dios le ha hecho, pero llega a ser como él mismo se hace. Miguel Servet.

  • Cada uno es como Dios le hizo y aún peor muchas veces. Miguel De Cervantes.

  • Carácter firme es aquel que puede continuar sin éxitos. Ralph W. Emerson.

  • Con demasiada frecuencia algunos hombres sacrifican el ser al ser distintos. Julián Marías.

  • Cuando el hombre no se encuentra a sí mismo, no encuentra nada. Johann W. Goethe.

  • Dime lo que crees ser y te diré lo que no eres. Henri Frédéric Amiel.

  • El carácter es la energía sorda y constante de la voluntad. Henri Lacordaire.

  • El carácter es la mitad del destino. Raoult G. De La Grasserie.

  • El carácter es la virtud de los tiempos difíciles. Charles De Gaulle.

  • El carácter no se quiebra, pero se estira. Stanislaw J. Lec.

  • El carácter no sólo debe conservarse limpio, sino brillante. Lord Chesterfield.

  • El hombre no revela mejor su propio carácter que cuando describe el carácter de otro. Jean Paul Richter.

  • El medio es algo que se pega al carácter, como el perfume a los vestidos. Eduardo Zamacois.

  • El mejor momento para influir en el carácter de un niño es unos cien años antes de que haya nacido. William R. Inge.

  • El que sabe conocerse a sí mismo es dueño de sí. Pierre De Ronsard.

  • El que se apoya en los demás ve cómo vacila el mundo; el que se apoya en sí mismo se mantiene seguro. Paul Heyse.

  • En los pequeños detalles y cuando se está desprevenido es cuando el hombre pone de manifiesto su carácter. Arthur Schopenhauer.

  • Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú. Dale Carnegie.

  • Es ley de vida no ser, cada cual como quisiera. Luis Fernández Ardavín.

  • Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre. Proverbio Chino.

  • Hay que hacerse un carácter de hule, sobre el cual el mundo resbale cuando se quiera. George Sand.

  • Junto a lo que un hombre es, nada significa lo que un hombre tiene. William L. Grane.

  • La fama es un efluvio; la popularidad, un accidente; las riquezas, efímeras. Sólo una cosa perdura: el carácter. Horace Greeley.

  • La personalidad es al hombre lo que el perfume a la flor. Charles M. Schwab.

  • Lo peor que puede ocurrirle al hombre es llegar a pensar mal de sí mismo. Johann W. Goethe.

  • Nada muestra tan claramente nuestro carácter como la cosa que nos hace reír. Johann W. Goethe.

  • Nadie puede salir de su individualidad. Arthur Schopenhauer.

  • Nos conocemos por fuera; mas por dentro no hay manera, de llegarse a conocer. Luis Fernández Ardavín.

  • Nuestro carácter es resultado de nuestra conducta. Aristóteles.

  • Persona quiere decir personas. La personalidad se constituye en convivencia. Julián Marías.

  • Pudo haber sido esto, pudo haber sido aquello, pero se le ama y se le odia por lo que es. Rudyard Kipling.

  • Se demuestra tener carácter cuando se puede dominar el carácter propio. Madame Necker.

  • Soy una parte de todo aquello que encontré. Alfred Tennyson.

  • Toda cosa desea naturalmente mantenerse en su ser. Leonardo Da Vinci.

  • Toda persona tiene tres caracteres: el que exhibe, el que tiene y el que cree tener. Alphonse Karr.

  • Un buen carácter vale tanto como un buen patrimonio. William Hazlitt.

  • Un hombre de carácter es casi siempre un hombre que tiene mal carácter. Jules Renard.

  • Un talento se forma en la calma; un carácter, en el torrente del mundo. Johann W. Goethe.

  • Una zorra cambia de pelo, no de carácter. Suetonio.

  • Vive dentro de ti mismo y verás cuán corta es tu hacienda. Aulo Persio.

  • Yo no me encuentro a mí mismo donde me busco, me encuentro por sorpresa cuando menos me lo espero. Michel E. De Montaigne.

PELIGRO:

  • Allí donde está el peligro está también lo que salva. Johann Ch. F. Hölderlin.

  • Ante el inminente peligro, la fortaleza es lo que cuenta. Lucano.

  • Con frecuencia, los mismos peligros sirven para salvarnos la vida. Quintiliano.

  • Cuando el peligro parece ligero, deja de ser ligero. Francis Bacon.

  • Cuando la zorra predica, no están seguros los pollos. Miguel De Cervantes.

  • Cuanto menor es el miedo, tanto menor es el peligro. Tito Livio.

  • Mayor es el peligro donde mayor es el temor. Salustio.

  • Donde esté el riesgo, allí también se ponga el lucro. Justiniano I.

  • El temor al mal futuro ha puesto en peligro a muchos. Lucano.

  • El único peligro real que existe es el hombre mismo. Carl G. Jung.

  • En cuanto hay vida, hay peligro. Ralph W. Emerson.

  • Es peligroso aquel que no tiene nada que perder. Johann W. Goethe.

  • Está permitido, en tiempo de gran peligro, andar con el diablo hasta haber atravesado el puente. Proverbio Búlgaro.

  • Los peligros visibles nos atemorizan menos que los horrores imaginarios. William Shakespeare.

  • Siempre hay peligro para aquellos que lo temen. George Bernard Shaw.

  • Todo es peligroso. Pero de no ser así, no valdría la pena vivir. Oscar Wilde.

PASADO:

  • Es un error grave mirar al pasado con los ojos del presente. Arturo Pérez-Reverte.

  • Está el hoy abierto al mañana. Mañana, al infinito. Hombres de España: ni el pasado ha muerto ni está el mañana, ni el ayer escrito. Antonio Machado.

  • Incluso el pasado puede modificarse. Jean-Paul Sartre.

  • Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado. Thomas Jefferson.

  • Quien controla el pasado, controla también el presente. George Orwell.

  • Si el presente trata de juzgar el pasado, perderá el futuro. Winston Churchill.

  • Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado. Friedrich Wilhelm Nietzsche.

ACCIÓN:

Hoy como todos los días he reservado
el tiempo necesario para no hacer nada
de nada.

Raymond Carver.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.  Confucio.

Una obra sin finalidad se parecería más a los delirios de un loco que a los sobrios esfuerzos del genio o del sabio. David Hume.

Los antiguos comparaban la mano con la razón. La razón es el arte de las artes, la mano, la técnica de todo oficio. Goethe.

¿Qué sería de la vida, si n o tuviéramos el valor de intentar algo nuevo? Vincent Van Gogh.

El hálito de las palabras enfrían la cálida acción. W. Shakespeare.

El alma humana puede desarrollar su vida ideal, dentro de lo posible, en una unión dinámica con el mundo; y puesto que esta unión implica diferencia, ningún alma necesita siquiera intentar imponer su lenguaje ni sus costumbres a las otras partes de la naturaleza, ni renunciar o negar la originalidad de sus propias ideas y placeres. George Santayana.

Más mueven los ejemplos que las palabras. Séneca.

A mi parecer, los malos ejemplos dados por los adultos a los niños son un verdadero delito. D’anzeglio.

Mientras que para la sociedad no existe mayor pecado que la vida contemplativa, los más cultos opinan que la contemplación es la ocupación natural del hombre. Oscar Wilde.

Las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades, somos títeres de nuestra inconsciencia. Carlos Ruiz Zafón.

Nunca se debe gatear cuando se tiene el impulso de volar. Hellen Keller. 

Hay tres maneras de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta, y la manera del ejército. Película La Hija del General.

A veces hago lo que deseo hacer. El resto del tiempo hago lo que debo. Película Gladiator.

Película Casablanca:

– Donde estabas esta mañana?
– No recuerdo, hace demasiado tiempo.
– Que harás esta noche?
– Nunca hago planes con tanta antelación.

Un caballero demuestra su valía por sus actos. Película Un Mundo a su Medida.

¿Crees que los adultos saben lo que hacen? Los adultos se inventan la vida a medida que avanza. Si lo recuerdas triunfarás. Película Matinee.

Película Grupo Salvaje:
– ¡He dado mi palabra!
– No importa tu palabra, sino a quién se la das.

… Lo hemos logrado con aplomo, precisión y audacia. Ahora debemos añadir resolución. Película La Roca.

Imposible nada es. Difícil, muchas cosas son. Yoda de Star Wars.

No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes. Yoda de Star Wars.

Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya. Eugène Ionesco.

Un pensamiento que no sea el resultado de una acción no es mucho, y una acción que no proceden de un pensamiento no es nada en absoluto.  Georges Bernanos.

Cada cosa a su tiempo. Ni yo soy una rana ni tú un conejo. Así que no saltemos las cosas adelante. Película Cuatro habitaciones.

La apatía es la solución, es decir, resulta más fácil abandonarse a las drogas que enfrentarse a la vida, robar lo que uno quiere que ganárselo, pegar a un niño que enseñarlo. Por otra parte el amor requiere esfuerzo, trabajo. Película Se7en.

Puedes enseñar si la acción ayuda al juicio y el juicio ayuda a la acción de vivir. Goethe.

Aquella teoría que no encuentre aplicación práctica en la vida es una acrobacia del pensamiento. Anónimo.

Aquel que quiera construir torres altas, deberá permanecer largo tiempo en los fundamentos. Anton Bruckner.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.