Sábado, 14 de Septiembre de 2019

El tratamiento (de C. G. Jung) persigue instaurar y llevar a término el proceso de individuación. La individuación supone la autoposesión del hombre por sí mismo, el ensanchamiento de la esfera de la conciencia y el desarrollo de su individualidad. Esto lo ha podido perder, o no lograr, la persona por ajustarse a un papel externo, o con una significación imaginaria que la persona se da a sí misma, o también por autolimitarse. Cuando el paciente ha asumido conscientemente todos los contenidos personales asequibles, la individuación ha tenido lugar. La autorregulación y la  síntesis de contrarios son, igualmente, índices de que la persona ha logrado su autoposesión. Psicoterapias. José Luis Matorell.

Creo que en buena medida el sufrimiento depende de cómo se responda ante una situación dada. Por ejemplo, descubrimos que alguien habla mal de nosotros a nuestras espaldas. Si se reacciona ante este conocimiento, ante esta negatividad, con un sentimiento de cólera o de dolor, es uno mismo el que destruye su propia paz mental. El dolor no es sino una creación personal. Por otro lado, si uno se contiene y evita reaccionar de manera negativa y dejar pasar la difamación como un viento silencioso al que no se hace caso, se está protegiendo de sentirse herido, de esa sensación de agonía. Así pues, y aunque no siempre se puedan evitar las situaciones difíciles, sí se puede modificar la extensión del propio sufrimiento.  Dalai Lama.

La infelicidad sobreviene porque creemos ser el centro del mundo, porque tenemos la mezquina convicción de que únicamente nosotros sufrimos, y con una intensidad insoportable. La infelicidad consiste en sentirnos siempre aprisionados en nuestra piel, en nuestro cerebro. Jacques Lusseyran.

— ¿Cuál es tu patria? preguntaron á Sócrates.

— El mundo.

— ¿En qué te diferencias de los otros hombres?

— En que ellos viven para comer y yo como para vivir.

— ¿Qué es lo que sabes?

— Que nada se.

— ¿En qué te distingues de los otros filósofos?

— En que ellos creen saberlo todo.

Antistenes le enseñaba por orgullo su capa rota y remendada,

— ¿Qué es lo que ves en mí de supérfluo? le preguntó.

— Veo tu vanidad, le contestó Sócrates, al través de los agujeros de tu capa.

Klesa: en el hinduismo y en el yoga, obstáculo, impedimento, contaminación. Existen numerosos obstáculos en el progreso interior. Patanjali señala los cinco más destacados: el ego [imagen que tenemos de nosotros], el anhelo de vida, el apego, la aversión y la ignorancia.  Otros obstáculos son el descontento, del desasosiego, la pereza, la enfermedad, la negligencia, la falta de motivación, la insatisfacción, etc.

Os enseño que seáis absolutamente egoístas. No lo ocultéis, porque si no, nacerá la hipocresía. Y no luchéis contra el fenómeno inmaduro. Dejarlo madurar, y ayudarlo a madurar. Llevadlo al punto culminante. No tengáis miedo; no hay nada que temer. Así llegaréis a comprender la agonía del ego. Osho.

El budismo. Perte Hervey:

El primer sermón de Buda identifica tres tipos de deseo: el de placeres sensuales, de existencia y de no-existencia.

Además del deseo otras dos causas importantes de dukkha [sufrimiento, dolor] son: opiniones (formas encubiertas de presunción) y vanidad (sentimiento vago e inespecífico de ‘mismidad’.

Nirvana: apagar…. Los 3 fuegos del apego, odio y la ilusión del nacimiento, envejecimiento y la muerte.

Nirvana [liberación del sufrimiento]: hay que admitir que es necesario un sutil deseo para esforzarse en alcanzarla, aunque a su vez contribuirá a la superación de otros deseos. Sin embargo, en la antesala del nirvana, incluso este deseo debe transcenderse: sólo se alcanza nirvana cuando hay un desapego y un desinterés total.

Arahat [ alguien que ha ganado el entendimiento profundo sobre la verdadera naturaleza de la existencia]: serena es su mente, serena su habla, sereno en su comportamiento que, al conocer correctamente, es completamente libre, está perfectamente en paz y en equilibrio…  Esto se debe a que no identifica el dolor como ‘mío’, sino que simplemente lo ve como  un fenómeno pasajero carente de un yo. Aunque esté libre del miedo y del apego, no debería pensarse en el arahat como alguien apático y sin emociones. La eliminación de las emociones negativas le permite: la atención vigilante, la bondad y la compasión.

La forma del Camino que conduce inmediatamente a convertirse en un arahat tiene dos factores más (además de los 8 del Óctuple Camino), recto conocimiento y recta libertad.

El recto pensamiento se refiere a las emociones y consiste en canalizar correctamente el pensamiento para conseguir una serena libertad respecto de la sensualidad que se aparte de la mala voluntad y de la crueldad, y que se dirija hacia la bondad y la compasión.

Recto esfuerzo: el primer esfuerzo consiste en evitar que surjan estados mentales torpes que expresen apego, odio o ilusión. El segundo pretende superar o socavar los estados torpes que surgen a pesar de ello. El tercero va dirigido al desarrollo meditativo de estados mentales hábiles, mientras que el cuarto es el esfuerzo por mantener y de estabilizar las cualidades mentales hábiles que han sido generadas.

LIDERAZGO:

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto. G. C. Lichtenberg.

Cuando la tripulación y el capitán están cordialmente compenetrados, es preciso un temporal y más que un temporal para lanzar la nave a tierra. Rudyard Kipling.

En un mar tranquila todos son buenos pilotos. Publio Siro.

Divide y manda: ¡sabio consejo! une y guía: ¡otro lema mucho mejor! Johann W. Goethe.

Si te propones mandar algún día con dignidad, debes servir con diligencia. P. D. Stanhope. IV Conde de Chesterfield.

Una medida del líder es el calibre de la gente que lo sigue. Dennis Peer.

Un líder sabe qué se debe hacer. Un administrador sólo sabe cómo hacerlo. Ken Adelman.

La manera de atraer y motivar a las personas determina el éxito del líder. Warren Bennis.

Los líderes de éxito serán aquellos que dirijan inspirando a los individuos. John Sculley.

Según Gerard Mendel carisma implica distanciamiento, que haya una tiniebla en torno a la autoridad. Chandler debía intuirlo: conocerme en persona es la muerte de la ilusión. Antonio Otero García-Tornel.

Imperar es oficio, y no reino.  Séneca.

Hay hombres que han nacido para mandar, otros para obedecer y los hay que ni para mandar ni para obedecer.   Película Una vida por otra.

No puede uno confiarse a sus superiores cuando ha triunfado donde ellos fracasaron. Graham Greene.

Los hombres situados en altos puestos son tres veces siervos. Francis Bacon.

Es un principio indiscutible que para saber mandar bien es preciso saber obedecer. Aristóteles.

Ser emperador de sí mismo es la primera condición para imperar a los demás. José Ortega y Gasset.

Cuando uno busca tan extremadamente los medios de hacerse temer, encuentra antes siempre el medio de hacerse odiar. Montesquieu.

Ninguno debe obedecer a los que no tienen derecho a mandar. Anónimo.

Las jerarquías son como las estanterías, cuanto más altas, más inútiles. Anónimo.

Donde ninguno manda, mandan todos. Donde todos mandan, nadie manda. Es el caos. Jacques Bénigne Bossuet.

El mando de muchos no es bueno; basta un solo jefe. Aristóteles.

¿Quién guardará a los guardianes?.  Décimo Junio Juvenal.

Los puestos eminentes son como las cimas de los peñascos; sólo pueden llegar a ellos las águilas y los reptiles. Anónimo.

El arte de dirigir muchedumbres consiste en saber decirles lo que piensan. Jacinto Benavente.

No es tarea fácil dirigir a hombres, empujarlos en cambio es muy sencillo. Rabindranath Tagore.

Sirviendo a los demás aprendemos a saber mandar y a conocer cuál es nuestra autoridad. Goethe.

He recordado esta frase de José Entrecanales, cuando me nombraron consejero y director general del Banco Hispano: Ahora entra usted en una cumbre del poder, pero cuando entre en la habitación donde están los mandos, verá usted que en esa habitación no hay más que sombras. Y tenía razón. Alberto Oliat.

En los montes más elevados caen los rayos, y donde hallan mayor resistencia hacen más daños. Miguel de Cervantes Saavedra.

Usted me paga y yo me trago sus insultos, pero eso no le da la razón. Película En nombre de la ley.

El liderazgo es la capacidad de convertir visiones en realidad? Warren G. Bennis.

Se ha alcanzado la excelencia como líder cuando la gente lo sigue a uno a todas partes, aunque sólo sea por curiosidad. Colin Powell.

El  arte de dirigir consiste en saber dejar la batuta para no molestar a la orquesta. Herbert von Karajan.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.