Sábado, 10 de Agosto de 2019

El valor es gracia bajo presión. E. Hemingway.

Existen diversas vías de escape, pero sólo hay un modo de enfrentarse al dolor. Los escapes con los que todos estamos familiarizados, son en realidad maneras de eludir la grandeza del dolor (…). El único modo de entenderse con el dolor, es hacerlo sin resistencia, sin un solo movimiento, externo o interno, para escapar; hay que permanecer totalmente con el dolor sin desear hallarse fuera de él. J. Krishnamurti.

Tengo que descubrir qué significa vivir una vida religiosa, porque siento que si eso puede ocurrir, si eso florece en mí, entonces la acción en cualquier nivel será siempre armónica, no contradictoria.  Mi mente ha rechazado toda la estructura de la creencia, que se basa en el miedo y, por tanto, en la ilusión. En consecuencia, también rechazo completamente toda autoridad, porque sigue siendo algo exterior a mí mismo; es todavía la acción del pensamiento que busca la guía de otro, y eso produce división, y por ende, conflicto; y es por eso que hay falta de armonía. J. Krishnamurti.

La voluntad, que es la concentración del deseo, juega un papel extraordinario en nuestra vida… el ‘yo’ ve que donde actúa la voluntad, tiene que haber división y, por consiguiente, conflicto. Y donde hay conflicto no puede haber armonía… la voluntad aparece cuando hay opción, y la opción existe cuando uno está confundido.  Cuando vemos las cosas muy claramente… entonces actuamos, y esa acción no es la acción de la voluntad. J. Krishnamurti.

La acción es el discernimiento… la percepción directa que surge cuando uno observa muy atentamente este patrón de la existencia establecido por la voluntad.  Cuando uno percibe lúcidamente eso, su acción… está exenta de contradicciones y en consecuencia, esa percepción, ese discernimiento trae consigo armonía. J. Krishnamurti.

Carecemos de percepción directa porque vivimos en el pasado… nuestra vida es el pasado que, a través del presente se modifica convirtiéndose en el futuro. De manera que, mientras vivamos en el pasado, tiene que haber contradicción y, por ende, conflicto. Cuando uno percibe todo esto, cuanto tiene en ello un discernimiento directo e instantáneo, entonces surge la armonía. J. Krishnamurti.

¿Embota el sufrimiento la mente? Yo diría más bien, que es la continuación del sufrimiento la que embota la mente, no el impacto del sufrimiento; la pasión. A menos que uno resuelva el sufrimiento de inmediato, es inevitable, que éste embote la mente.  J. Krishnamurti.

Si quieres guardar tu vida de deslices, observa con cuidado cinco cosas: de quién hablas y a quién, y cómo, y cuándo y dónde hablas. Dictinio.

Los que desean poco están cerca de los dioses. Sócrates.

 

Busca a tu complementario

Que marcha siempre contigo

Y quiere ser tu contrario.

Antonio Machado.

 

Por necesidad batallo

Y una vez puesto en la silla

Se va ensanchando Castilla

Delante de mi caballo.

Citado por Pérez-Reverte.

 En una época de drásticas transformaciones, los que aprenden heredarán el futuro. Por lo general, los que enseñan están preparados para vivir en un mundo que ya no existe. Eric Hoffer.

Una vez que comprendes que no lo sabes todo y que tampoco puedes llegar a saberlo, te resultará fácil caminar por el mundo con una mente abierta y con la disposición para aprender y absorber lo nuevo.  ¿Has notado que los sabelotodo son incapaces de escuchar una nueva información? Consumen toda su energía en tener razón sobre lo que saben en lugar de calmarse y comprender lo que les queda por aprender.  Talane Miedaner.

Hay que ser una persona bastante extraordinaria para reconocer las propias carencias y buscar el consejo y el apoyo idóneos para hacer todos los cambios que sean necesarios a fin de lograr la realización personal. Talane Miedaner.

El buen comportamiento tiene lugar cuando nos entregamos por completo a lo que cada situación requiere.  La reciprocidad viene por sí sola; antes de nada, debemos prestar el servicio. Talane Miedaner.

Para el Zen, el temor no es un problema de la situación misma, sino de nuestra respuesta a la situación, de nuestra manera de construir la realidad… podemos percibir el temor, al igual que todos los sentimientos, como una emoción transitoria si lo vemos con la perspectiva de la Unidad. Este nuevo contexto puede cambiar el significado del temor. Podemos seguir sintiéndolo, pero integrado a la unidad.. aunque sintamos temor y ansiedad, estas sensaciones simplemente forman parte de la sensibilidad de un momento determinado. El temor está presente y al mismo tiempo no es nada. Sólo existe el momento misterioso, siempre en proceso. C. Alexander & Annellen Simpkins. 

Cuatro virtudes esenciales del Zen: la armonía, la tranquilidad, la pureza y la reverencia. C. Alexander & Annellen Simpkins.

Meditación Zen: estado de vigilia relajado con una receptividad estable. C. Alexander & Annellen Simpkins.

Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha: esto se conoce en la vida Zendo como la puesta en práctica de la ‘virtud secreta’. Es también el espíritu del servicio. La virtud secreta reside en el acto que se realiza por sí mismo, sin buscar ningún tipo de compensación, ni en el cielo ni en la tierra. D. T. Suzuki.

Hablamos de ideal y por lo general tratamos de cumplirlo. Pero en el Zen no hay un ideal fijo, específico, ni una meta a la que tengamos que llegar (…) la meta es infinita (…) el momento presente es la meta misma. Es el proceso, el estado. En el Zen, cada momento está aquí y ahora. Aparte de eso, no hay nada. El momento es la meta, la etapa, el proceso, el absoluto. C. Alexander & Annellen Simpkins.

C. Alexander & Annellen Simpkins:

  • Monje benedictino Domn Aelred Graham: quisiera que habláramos acerca de la conducta, de la ética. Los cristianos tratamos de comportarnos de acuerdo con una ley eterna, dictada por Dios o por la Iglesia. Por supuesto, en el budismo no es así. En la práctica, ¿cómo sabe un budista qué es lo correcto? ¿De acuerdo con qué reglas actúa en la vida cotidiana, para saber qué hacer?

  • Fujimoto Roshi: el concepto de ética no tiene un lugar dentro del budismo. Siempre hablamos de la Iluminación. Si uno está iluminado, todo lo que hace es bueno (…) en otras palabras, uno vive en un plano en el que no hay distinción entre el bien y el mal.

Necesidades. Talane Miedaner:

  • La mayoría de las personas presentan facetas de la necesidad de ser amadas.

  • Variantes: ser querido, adorado, aprobado, reconocido, cuidado, aceptado, incluido, valorado, muy apreciado…

  • Otras: controlar, dominar, mandar o dirigir, comunicarse, compartir, ser escuchado, estar cómodo, sentirse protegido, seguir a los demás, ser libre, independiente o autosuficiente, sentirse necesitado, importante o útil, saberse respetado o recordado, mejorar, gustar o satisfacer a los demás, hacer lo correcto, tener una causa por la que luchar o una vocación, trabajar, estar ocupado…

  • Honestidad, sinceridad, lealtad, orden, coherencia, perfección, paz, silencio, sosiego, equilibrio, poder, fuerza, influencia aplausos, abundancia, seguridad…

  • Identificar las propias necesidades no es tarea fácil.

  • Las personas necesitadas de atención o afecto resultan poco atractivas.

Quizá haya llegado el momento de que aceptes a tu familia de origen tal como es y que, en lugar de perder el tiempo quejándote de tus padres o haciéndolos responsables de tus problemas, encuentres otra persona que pueda adoptar el papel de padre o madre contigo. Por fortuna hay muchas personas en el mundo que están dispuestas a darte su amor. Talane Miedaner.

Los verdaderos amigos son auténticos y raros tesoros, mientras que los clientes pasan y siguen su camino. Talane Miedaner.

No te esfuerces demasiado para conseguir nuevos amigos porque o bien aparecen naturalmente o no merecen la pena. Talane Miedaner.

El  esfuerzo creativo es una pérdida de tiempo si las personas que toman parte en el mismo no han desarrollado el hábito de la sensibilidad a los valores. Edward de Bono.

No somos tan sensibles a los valores como lo somos al peligro. No tenemos una capacidad automática para explorar los valores. Edward de Bono.

Estamos entrenados y sintonizados para ver el peligro, pero no estamos entrenados o sintonizados para ver los valores. Edward de Bono.

4 tipos de amigos (Edward de Bono):

  • Amigos íntimos a los que apreciamos mucho y queremos ver a menudo.

  • Los buenos amigos.

  • Los conocidos que nos agradan, pero que no haríamos un gran esfuerzo por verlos o invitarlos.

  • Las personas que has conocido en un momento u otro y a las que les puedes decir ‘buenos días’ si te las encuentras en la calle.

Para Schopenhauer, nada ilustra mejor esta liberación del velo de la ilusión del principio de individuación que esta fórmula tomada de los Upanishads: Tat tvam asi,  ‘tú eres esto’. ‘El que puede repetírsela a sí mismo –escribe- con un conocimiento claro de lo que dice y con una firme convicción frente a todo ser con el que se relacione, ése está seguro de poseer toda virtud, de gozar de toda felicidad; está en el camino recto que conduce a la liberación’. Pero va más lejos y explica que el hombre que ha levantado el velo de la ilusión del principio de individuación, que tiene el conocimiento del todo, de la esencia de las cosas en sí, ya no puede, por actos incesantes de la voluntad, afirmar la vida, atarse a ella cada vez más estrechamente, aumentar el peso sobre su ser: ‘la Voluntad se desliga entonces de la vida; siente horror de los goces porque ve en ellos una afirmación de la vida. El hombre llega a un estado de abnegación voluntaria, de resignación, de verdadera calma y de cese absoluto de la volición’. ‘Una vez llevados por nuestras especulaciones a ver la santidad perfecta en la negación y el sacrificio de todo querer, una vez liberados, gracias a esta convicción, de un mundo del que toda esencia se reduce para nosotros al dolor, la última palabra de la sabiduría ya no consiste más que en abismarnos en la nada’. Frédéric Lenoir.

Cinco polos de convergencia entre el Budismo y la filosofía de Schopenhauer (según Roger-Pol Droit):

  • Equivalencia de vida y sufrimiento. Buda dice ‘todo es sufrimiento (dukkha)’.

  • Origen del sufrimiento. La segunda noble verdad de Buda es que la fuente del sufrimiento reside en el deseo, en la ‘sed de existir’ (tanha).

  • Doctrina búdica de anata, ausencia de yo.

  • Ética: para el budismo, como para Schopenhauer, la ética no se funda en una dogmática surgida de una revelación religiosa o de una trascendencia… sino que brota de la pérdida de la ilusión del ego y del desapego que de ello deriva. Se trata, en ambos casos, de una moral inmanente que procede de una toma de conciencia individual.

  • Los dos sistemas de pensamiento provienen de una postura negativa. Buda se dedicó a mostrar los sufrimientos y los obstáculos que aprisionan al hombre y a aportar soluciones concretas, sin pronunciarse por ello de manera positiva sobre el término alcanzable más allá de este proceso de liberación. Lo mismo vale para Schopenhauer: ‘mi doctrina, llegada a su punto culminante, adquiere un carácter negativo y acaba por una negación’.

En las religiones semitas el sexo se ha considerado pecado… la asimilación de sexo-pecado y mujer es bien conocida en la Biblia y supuesta causa de la salida del hombre del Edén.  Igualmente, en los libros canónicos de Moisés se conceptúa a la mujer como ser contaminado, y por ende todo lo relacionado con la menstruación y generación. Para intentar compensar esto, la Iglesia Católica se inventa el mito de la virginidad asociado a la pureza y sustrae de los mitos paganos la figura de la Virgen María, incluyendo en una sola imagen lo menos sospechoso de sexo que pueda haber: una madre y una virgen, que para colmo es inseminada sin miembro masculino, en un prolegómeno antiguo de fecundidad artificial. Evidentemente, esta idea era del común acerbo en los tiempos romanos y anteriores, donde la María romana era la Naturaleza-Tierra, simiente que era renovada por el Sol con cada primavera, y por tanto siempre virginal.  Incluso existen figuras de la diosa Isis en Egipto amamantando al niño Horus.  Ya se sabe que los primeros cristianos, al igual que los jesuitas en América, hicieron una inteligente simbiosis de las creencias ancestrales para terminar quedándose con el copyright de esas creencias, pero olvidando u ocultando deliberadamente el sentido simbólico original para frustración de las generaciones venideras. Pedro López Anadón.

El Oriente… pretende la comprensión de las pasiones, del deseo, y atribuye a la falta de entendimiento la causa del sufrimiento.  Es bien conocida la reseña del Buda acerca de que el deseo es la principal causa del sufrimiento, aunque después fue confundido en Occidente con que propugnaba su cese total, como una manera de ser un zombi, expresión de la máxima represión posible.  Krishnamurti señala que el deseo debe ser comprendido, no reprimido… Pedro López Anadón.

Krishnamurti señala la importancia de la muerte, muerte del pasado, del poder vivir con le ahora, sin añoranzas ni proyecciones.  Enredados como estamos cada uno con nuestra historia particular, somos ciegos a la belleza que la vida nos brinda cada instante.  Pedro López Anadón.

Si no llevamos la carga del pasado en nuestra mirada, la rutina será la gran ausente. Decir esto es tanto como que nuestra esposa, hija, empleado o vecino sean distintos cada día, siendo suficiente saber que quien lo mira repetido es uno mismo, no que lo sea en sí mismo. De ahí la importancia de la muerte [a lo viejo] , de conservar sólo lo necesario para vivir, para reconocer los datos técnicos, las rutinas necesarias, sin introducir la experiencia en la relación impidiendo o asfixiando el renacer de cada día. Ésta sería la verdadera pureza o inocencia: la de unos ojos límpidos que saben que cada contacto, que cada cosa es una caja de sorpresas. J. Krishnamurti.

El auto-aislamiento del mí, del yo, del ego, construye resistencias alrededor de uno mismo y esta resistencia es el yo. J. Krishnamurti.

¿Qué significa el ego? Es la exageración de una parte en perjuicio del todo. La no admisión por parte de la persona de hecho del morir, sea en cada momento o como consecuencia irrefutable de una muerte física en el futuro, yugula los ritmos input-output de la relación.  La conciencia de que morimos a cada instante permite que nos conectemos con el exterior y seamos perceptibles.  La falta de esa sensibilidad conlleva la creación de mundos artificiales y egocéntricos donde lo natural tiene poca cabida, salvo para explotarlo, de ahí la matanza de especies, animales y humanos. J. Krishnamurti.

Un buen plan hoy es mejor que un plan perfecto mañana. Película La cortina de humo.

Convencería a un perro para que se baje de un camión de carne. Película La cortina de humo.

Nuestra inteligencia occidental… nunca ha creado un concepto, ni siquiera un nombre, para la ‘unión de antagonismos a través de la senda intermedia’, el logro más fundamental de la experiencia interior, que es la única que podría oponerse de forma respetable al concepto chino del ‘Tao’. Jolan Chang.

Para nadie es un orgullo trabajar duramente. E. W. Howe.

Uno promete mucho para evitar dar poco. Luc Marquis de Vauvenargues.

Promete poco y da más de lo que se espera de ti. Hazlo sistemáticamente y siempre obtendrás una prima o un aumento.  Talane Miedaner.

Mantén las expectativas de los demás a un nivel bajo y luego sorpréndeles. De otra manera, te pasarás la vida pidiendo disculpas.  Talane Miedaner.

Uno nunca da cuenta de lo que ha hecho, sino sólo de lo que le queda por hacer.  Marie Curie.

Demasiada gente, demasiadas exigencias, demasiado que hacer; gente competente, ocupada, con prisas (…). Eso no es vida. Anne Spencer Morrow Lindbergh.

Cada vez que dejas de lado algo, por pequeño que sea, que provoca en ti una sensación de ineficacia o de incompetencia, das un paso más hacia tu realización personal. Talane Miedaner.

La mejor manera de atraer el éxito es dejar de perseguirlo.  Talane Miedaner.

Una vez fuiste salvaje. ¡No permitas que te domestiquen! Isadora Duncan.

Una razón por la cual la gente no suele alcanzar sus objetivos es que los busca como medio para lograr otro fin, aquello que realmente desea. Por ejemplo, quizá vas al gimnasio porque quieres perder peso y así atraer a un hombre. Es simple: tu objetivo no es perder peso, sino atraer a un hombre. En este caso, te recomiendo que busques directamente lo que quieres. Talane Miedaner.

Si quieres dominar una disciplina determinada, no cabe la menor duda de que en algún momento llegarás a un punto muerto. La mayoría de la gente abandona, pero los que realmente quieren alcanzar la maestría siguen, y con el tiempo, se abren paso hacia el nivel siguiente.  Talane Miedaner.

El pesimismo no es un problema, sino un síntoma; este nombre debería ser reemplazado por el de nihilismo. F. Nietzsche.

La muerte de Dios es el reconocimiento de la nada que determina la debilidad como tal, cualquiera que sea la forma en que se presente y se enmascare. F. Nietzsche.

Si la filosofía de Schopenhauer es la versión moderna del nihilismo, el budismo y el cristianismo son sus dos grandes manifestaciones religiosas.  Ambos hallaron su origen y su desarrollo súbito en ‘un enorme acceso de enfermedad de la voluntad (F. Nietzsche)… Frédéric Lenoir.

Mientras acaba rechazando el budismo –al igual que la filosofía schopenhaueriana y el cristianismo- como una doctrina pesimista, nihilista y decadente, no deja de seguir subrayando las cualidades excepcionales de esta filosofía comparándola con el cristianismo… Nietzsche reconoce que el sufrimiento es ‘sin duda una parte esencial de toda existencia’, pero, a sus ojos, enfrentado a esta realidad, el filósofo puede aportar dos respuestas muy diferentes: o querer eliminar el sufrimiento desligándose de las actividades vitales que son fuente de sufrimiento, lo que conduce a vivir menos intensamente, a buscar la felicidad en la abstención, la renuncia, la indiferencia; o bien querer el sufrimiento como precio que se debe pagar por una vida intensa, plena, que se afirma en todo su poder.  Por un lado, el miedo al sufrimiento y a la vida, la huida del mundo, el deseo de no ser, la sabiduría nihilista búdica; por otro lado, el ‘sí’ a la vida y al sufrimiento que implica, la aceptación del mundo tal como es, la voluntad de ser, la sabiduría trágica de Nietzsche (en oposición a la sabiduría búdica). Frédéric Lenoir.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.