Miércoles, 12 de Junio de 2019

CONOCIMIENTO:

Descartes y Kant apuntaron bien. Hay conocimientos a priori [antes de la experiencia], saberes independientes de la experiencia. Se sustentan en coreografías neuronales, hipótesis sobre el mundo que el cerebro propone sin cesar y que la realidad externa sólo puede ir actualizando y corrigiendo poco a poco. A la mente, la realidad no le estropea un buen titular. Javier Sampedro.

Cuando llegues al final de lo que debes saber, estarás al principio de lo que debes sentir. Khalil Gibran.

Cuanto más se sabe más se vale. Vale más aquel, que siempre insatisfecho de su propio saber, es incansable en la búsqueda de nuevos horizontes. Antonio Corsi y Lado Onorati.

Los psicólogos hacen una distinción entre aprendizaje y desempeño, en donde el aprendizaje se refiere a algún cambio subyacente y el desempeño a una manifestación conductual de ese cambio. Anónimo.

El mítico elemento del Jardín del Edén simboliza para los humanos el paradigma de la irresistible atracción por lo desconocido. Francesc Montejo.

El hombre debe recoger las semillas divinas: la virtud, la templanza y la piedad, huyendo de la ignorancia del vulgo con el fin de alcanzar el conocimiento primordial. Pero el conocimiento es virtud de muy pocos, y la muchedumbre odia a los hombres buenos y sabios… Doctrina Hermética.

Cuando se alcanza el verdadero conocimiento, entonces la voluntad se hace sincera; cuando la voluntad es sincera, entonces se corrige el corazón […]; cuando se corrige el corazón, entonces se cultiva la vida personal; cuando se cultiva la vida personal, entonces se regula la vida familiar; cuando se regula la vida familiar, entonces la vida nacional tiene orden; y cuando la vida nacional tiene orden, entonces hay paz en este mundo. Desde el emperador hasta los hombres comunes, todos deben considerar el cultivo de la vida personal como la raíz o fundamento. Confucio.

Existen muchas alternativas no pretendo saberlas todas. Película Lágrimas del sol.

Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión.  Ortega y Gasset.

Cuando miras a alguien y le miras de verdad puedes ver el 50% de lo que es. Pretender saber el resto es lo que destruye todo. Es lo que he aprendido. Película  Mi vida sin mí.

El conocimiento no se recibe pasivamente ni por medio de los sentidos o la comunicación, sino que es construido activamente por el sujeto cognoscente. La función de la cognición es adaptativa y sirve para organizar el mundo experiencial del sujeto pero no para descubrir una realidad ontológica objetiva. Desde la perspectiva constructivista el conocimiento equivale a un mapa de senderos de acciones y pensamientos que, en el momento de la experiencia, se han convertido en viables. Lo que interesa es que encajen lo suficiente como para asegurar esta viabilidad. En ese sentido, el conocimiento equivale a una función de supervivencia y no a una descripción del mundo exterior. Dora Fried Schnitman-Saúl I. Fuks.

Hasta la diosa del conocimiento tiene cosas que aprender. Documental Ayurveda, el arte de vivir.

No soy tan joven como para saberlo todo. Oscar Wilde.

Cada día sabemos más y entendemos menos. Albert Einstein.

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein.

Nunca consideres el estudio como una obligación sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber. Albert Einstein.

La única fuente del conocimiento es la experiencia. Albert Einstein.

Si algo he aprendido en las cavilaciones de mi larga vida es que estamos mucho más lejos de poseer un profundo conocimiento de los procesos elementales de lo que cree la mayoría de nuestros contemporáneos, de modo que las celebraciones responden poco a la situación real. Albert Einstein.

La clave para llegar a cada hombre, es su pensamiento. Firme y desafiante, él tiene un timón al que obedece, el cual es el ideal por el que todos los hechos se determinan. La única manera de cambiarle de parecer es mostrarle un ideal que supere al suyo. Ralph Waldo Emerson.

El conocimiento puede ser de dos especies: o bien conocemos un tema nosotros mismos, o bien sabemos dónde encontrar información sobre él.  Samuel Johnson.

Cuando se quiere saber una cosa, lo mejor que se puede hacer es preguntarla. Georges Duhamel.

Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento sino la certidumbre. Bertrand Russell.

Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia del amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por los sufrimientos de la humanidad. Bertrand Russell.

Todo los hombre tienen naturalmente el deseo de saber. El placer que nos causan las percepciones de nuestros sentidos es una prueba de esta verdad. Aristóteles.

Tan capaz es nuestro entendimiento para entender las cosas altísimas y clarísimas de la naturaleza, como los ojos de la lechuza para ver el sol. Aristóteles.

No hay algo que conozcamos que no provenga de la percepción de los sentidos, de la comprensión del alma y del entendimiento de la mente. Aristóteles.

Ningún conocimiento prematuro, ningún proceder repentino, ningún salto problemático. Fernando el Católico.

El cerebro no es una vaso para llenar sino una lámpara para encender. Plutarco.

Debe desear todo hombre vivir para saber y saber para vivir. Mateo Alemán.

Sólo hay un Dios, y es el conocimiento, y una maldad, que es la ignorancia. Platón.

No sé si la instrucción puede salvarnos, pero no sé de nada mejor. Jorge Luis Borges.

Hay mucho que saber, es poco el vivir, y no se vive si no se sabe. Hombre sin noticias, mundo a oscuras. Baltasar Gracián.

Ciencia sin seso, locura doble. Baltasar Gracián.

Ser eminente en profesión humilde es ser grande en lo poco, es ser algo en nada. Baltasar Gracián.

Visto un león están vistos todos, pero visto un hombre sólo está visto uno, y además mal conocido. Baltasar Gracián.

Conocer las cosas en su punto, en su sazón y saberlas lograr. Baltasar Gracián.

… en todo el tiempo transcurrido, de acuerdo con los recuerdos transmitidos de unos hombres a otros, nada parece haber cambiado… Aristóteles.

Sólo vemos lo que conocemos. Goethe.

Para conocer a la gente hay que ir a su casa. Goethe.

Ni aun el genio más grande llegaría muy lejos si tuviera que sacarlo todo de su propio interior. Goethe.

El que abusa de todo se expone a no saber nada. Goethe.

Lo que yo sé, cualquiera lo puede saber; pero mi corazón lo tengo sólo yo. Goethe.

Es por consiguiente, lo mejor tener el mayor conocimiento posible de los objetos al observarlos, y de nosotros mismo al reflexionar sobre ellos. Goethe.

Conocí, sentí del modo más vivo que mi existencia se ensanchaba en infinita medida. Goethe.

Con el conocimiento se acreditan las dudas. Goethe.

No hay dolor más grande que el dolor de estar vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente, ser y no saber nada y ser sin rumbo cierto. Rubén Darío.

Posiblemente, de haberme encontrado en libertad, mi cabeza sólo se hubiese ocupado de cosas triviales. Para descubrir ciertas minas subterráneas de la inteligencia humana se necesita a veces que uno sea desgraciado. Sin la presión no estalla la pólvora (Abate Faria) Alejandro Dumas, padre.

 

Saber es un dolor. Y lo supimos:

Cada dato salido de la sombra

nos dio el padecimiento necesario:

Aquel rumor se transformó en verdades,

La puerta oscura se llenó de luz,

Y se rectificaron los dolores.

Pablo Neruda.

Película Elemental, Dr. Freud:

  • ¿Cómo lo ha averiguado?

  • Yo nunca averiguo. Esa es una mala costumbre destructiva para las facultades lógicas.

Blaise Pascal:

  • Una de las principales enfermedades del hombre es su inquieta curiosidad por conocer lo que no puede llegar a saber.

  • Es más hermoso saber algo de todo que saber todo de una cosa; esta universalidad es más bella. Si se pudiera tener las dos, mucho mejor; pero es preciso elegir.

  • Saber más que los otros es fácil… Lo difícil es saber algo mejor que los otros.

MEDITACIÓN. Jack kornfield:

La clase de atención que se desarrolla mediante la meditación interna consiste más en una atención pasiva, en la que el componente activo es simplemente la intensidad de la observación o investigación,  pero que no incluye el elemento activo de elegir o decidir.

Cada categoría neurótica puede transformarse en cualidades positivas y útiles mediante el desarrollo de nuestra atención. Muchos de los mejores libros de tantra describen este proceso. Pero aun así es corriente que encontremos maneras de utilizar la meditación para escapar o que la malinterpretemos para aumentar nuestros miedos y nuestro aislamiento.  Se nos enseña que a través de la práctica de la meditación surgen cualidades de amor desinteresado, ecuanimidad, alegría empática, compasión… Aunque todas ellas tienen enemigos inmediatos que se acercan disfrazados.

El enemigo inmediato del amor desinteresado es el apego. El enemigo inmediato de la compasión es la piedad, que se expresa: ‘oh, qué pena de aquellas personas; cómo sufren’.  El enemigo de la ecuanimidad se llama indiferencia.  Cada uno de estos tres enemigos inmediatos se disfraza de amor, de compasión o de ecuanimidad, pero cada uno de ellos está basado en la separación, la ignorancia y el miedo.

Cuando pregunto a un grupo de estudiantes avanzados (en meditación) cuáles son las dificultades sobre las que están trabajando, inevitablemente responden la pereza, el miedo, la codicia, la irritación, la ilusión, y la autocrítica.

Dos niveles en la práctica espiritual:

  • Nos volvemos más tranquilos, hacemos algo de yoga, abrimos el cuerpo, practicamos algunos ejercicios de respiración, pronunciamos ‘aum’ antes de cenar, formamos círculos agarrados de la mano con otras personas y vivimos una vida más simple y ética. Todas estas cosas… nos llevan a la felicidad y a la armonía en nuestras vidas.

  • Lo emprenden aquellas personas interesadas en practicar para alcanzar la liberación, la libertad más profunda posible para un ser humano. Y este nivel de práctica no tiene nada que ver con la felicidad o la comodidad en un sentido corriente.

Maestro (en meditación):

  • ¿Estás siendo consciente de…?

  • Discípulo: Estoy seguro de que sí.

  • A ti no te gusta. Quieres que se pare…

  • Discípulo: tiene razón.

  • Entonces vuelve y limítate a observarlo.

La verdadera libertad en la práctica de la meditación proviene únicamente de la actitud de dejar pasar cualquier cosa que se presente, con independencia de lo maravillosa o dolorosa que sea. Es necesario que aprendamos que, a medida que observamos con conciencia y sabia atención, puede ocurrirnos una de estas tres cosas: que la experiencia se desvanezca, que permanezca o que empeore. ¡Pero esto no es asunto nuestro! Nuestra tarea consiste en experimentar el mundo de los fenómenos en toda su infinita riqueza –ver, oír, oler, gustar, tocar y pensar- y encontrar la libertad y la grandeza de corazón en medio de todo este cúmulo abrumador de estímulos sensoriales.

Al final llegamos a ver que la práctica espiritual es realmente muy simple; es un camino de apertura y de dejar pasar, de ser consciente de todo y de no apegarse a nada. Como decía mi maestro Aachan Chah: toda la enseñanza es imple. Cuando veo que alguien se está perdiendo por un sendero de la derecha del camino o que va a caer en una zanja, le grito que vaya a la izquierda. Si la misma persona camina por la carretera y se va a perder por un sendero de la izquierda le grito que vaya a la derecha.  Cuando os vayáis a apegar a algo, dejarlo pasar y volved al centro para contemplar el movimiento de la vida desde una posición que tiene la cualidad de la gracia, el equilibrio y la apertura.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.