Martes, 3 de Diciembre de 2019

LA SOMBRA (aspecto inconsciente de la personalidad, caracterizado por rasgos y actitudes que el yo consciente no reconoce como propìos. C. G. Jung):

Cada uno de nosotros proyecta una sombra tanto más oscura y compacta cuanto menos encarnada se halle en nuestra vida consciente. Esta sombra constituye, a todos los efectos, un pedimento inconsciente que malogra nuestras mejores intenciones. C. G. Jung.

Hay un misterio que no comprendo: sin ese impulso de otredad –diría incluso que de maldad- sin esa terrible energía que se oculta detrás de la salud, la sensatez y el sentido, nada funciona ni puede funcionar. Te digo que la bondad –lo que nuestro Yo vigílico cotidiano denomina bondad- lo normal, lo decente, no son nada sin ese poder oculto que mana ininterrumpidamente de nuestro lado más sombrío. Doris Lessing.

Yo creo que la sombra del hombre radica en su propia vanidad. F. Nietzsche.

Esta cosa oscura que reconozco mía. W. Shakespeare.

 

El rango de lo que pensamos y hacemos

Está limitado por aquello de lo que no nos damos cuenta.

Y es precisamente el hecho de no darnos cuenta

De que no nos damos cuenta

Lo que impide

Que podamos hacer algo

Por cambiarlo.

Hasta que nos demos cuenta

De que no nos damos cuenta

Seguirá moldeando nuestro pensamiento y nuestra acción.

R. D. Laing.

Marqués de Vauvenargues:

  • Los grandes pensamientos nacen con el corazón.

  • La claridad es el barniz de los maestros.

  • No es verdad que se haya hecho fortuna cuando no se sabe disfrutar de ella.

  • Si nuestros amigos nos hacen favores, pensamos que nos los deben a título de amigos, pero no pensamos que no nos deben su amistad.

  • Si bien es cierto que las alegrías son cortas, tampoco nuestros pesares son muy largos.

  • Pasión más viva que la amistad es el odio.

  • El arte de agradar es el arte de engañar.

  • La soledad es al espíritu lo que la dieta al cuerpo.

  • La señal infalible de un mal reinado es el exceso de elogios dirigidos al monarca.

  • Quien todo sabe sufrir, a todo puede atreverse.

  • Para lograr grandes cosas, debemos vivir como si nunca fuéramos a morir.

PENSAMIENTOS DE CONFUCIO:

  • Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caemos.

  • Sólo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo.

  • Transporta un puñado de tierra todos los días y construirás una montaña.

  • Escoge un trabajo que ames y no tendrás que volver a trabajar un solo día en tu vida.

  • No me preocupa el no ser conocido. De lo que trato es de hacerme digno de ser conocido.

  • No hagas a otro aquello que no te gustaría que te hicieran a ti.

  • Mucho sabe quien conoce su propia ignorancia.

  • Todas las cosas pueden ser bellas pero pocos las pueden ver.

  • La venganza eterniza los odios.

  • Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.

  • Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.

  • Aprender sin pensar es tiempo perdido; pensar sin aprender es peligroso.

  • Cometer un error y no corregirlo es otro error.

  • El hombre superior es modesto en el hablar, pero abundante en el obrar.

  • Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae.

  • Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

  • Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios.

  • Hay personas que lloran por saber que las rosas tienen espinas. Hay otras que sonríen por saber que donde hay una espina, hay una rosa.

  • La ignorancia es la noche de la mente. Pero una noche sin luna, ni estrellas.

Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!

Gustavo Adolfo Bécquer.

 

Es verdad, pues: reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos.
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña,
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!):
¡que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí,
destas prisiones cargado;
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca.

FILOSOFÍA:

  • La claridad marca la sinceridad de filósofos. Luc de Clapier de Vauvanargues

  • La filosofía es una tentativa inusualmente ingeniosa de pensar falazmente. Bertrand Russell

  • Es fácil construir una filosofía… no tiene que funcionar. Charles F. Kettering

  • La filosofía es una batalla contra el encantamiento de nuestra inteligencia por de lenguaje. Ludwig Wittgenstein

  • Cada clarificación crea nuevas preguntas. Arturo Bloch

  • Filosofía: respuestas ininteligibles a los problemas insolubles. Arroyos Adams Del Henrio.

  • La filosofía de un siglo es el sentido común del siguiente. Sala Beecher Del Henrio

LEONARDO DA VINCI:

-Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio.

-Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo.

-La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.

-La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender.

-Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte.

-El que no valora la vida no se la merece.

-Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.

-Reprende al amigo en secreto y alábalo en público.

-Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.

-Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van.

-He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido.

-Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos.

-Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.

-Mientras pensaba que estaba aprendiendo a vivir, he aprendido cómo morir.

-La necesidad es maestra y tutora de la naturaleza. Es su tema y la fuente de sus invenciones, su freno y su regla perpetua.

-He aquí una cosa que cuanto más se necesita menos se estima: el consejo.

-Mal haces si alabas, y peor si reprendes una cosa que no entiendes bien.

-La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad, y se asemeja al águila.

-Las palabras que no satisfagan al oyente, le causan fastidio y disgusto; ello se manifiesta generalmente por copiosos bostezos. Cuando hables, pues, a hombres cuya benevolencia quieres captarte, si observas en ella tales muestras de aburrimiento, abrevia tu discurso o cambia de terna; si no lo haces, recogerás en vez de la benevolencia que deseas, odio y enemistad.

-Y si quieres saber lo que a uno deleita, sin necesidad de que te lo diga, háblale de diversos asuntos, y cuando lo observes escuchando atento, sin bostezos ni fruncimiento de cejas, ni otros signos semejantes, puedes estar seguro de que la cosa de que hablas es la que le deleita.

-Es imposible amar algo ni odiar algo, sin empezar por conocerlo.

-El renombre del rico termina con su vida; se recuerda el tesoro, pero no al atesorador.

-He aquí una cosa que rechazamos cuanto más la necesitamos: el consejo. De mala gana lo escucha quien más lo necesitaría, a saber: el ignorante.

-¡Oh, miseria humana, a cuántas cosas te sometes por el dinero!

-No siempre es bueno lo que es bello. . . Ejemplo de este error dan los que hablan con elegancia, pero sin doctrina.

-Pide consejo al que sabe corregirse a sí mismo.

-El mal que no me perjudica es como el bien que no me aprovecha.

-Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte.

-Si es posible, se debe hacer reír hasta a los muertos.

-Todo lo que hay de bello en el hombre pasa y no dura.

-La verdad es de tal excelencia que, cuando elogia pequeñas cosas, las ennoblece.

-Si encontráis a un hombre virtuoso y bueno, no lo apartéis de vosotros; honradlo para que no tenga que huir de vosotros y refugiarse en desiertos o cavernas u otros lugares solitarios, lejos de vuestras insidias; miradlos como a dioses terrestres, merecedores de estatuas y simulacros [imagen hecha a.

-El hombre posee gran razonamiento, pero en su mayor parte vano y falso; los animales lo tienen menor, pero útil y verídico, y más vale una pequeña certeza que un gran engaño.

-Los ambiciosos que no se contentan con el beneficio de la vida y la belleza del mundo, tienen por castigo el no comprender la vida y el quedar insensibles a la utilidad y belleza del universo.

-La rebeldía es hija de la experiencia.

-La desigualdad es el origen de todos los movimientos locales.

-Muchas personas, después de haber encontrado el bien, buscan todavía, y encuentran el mal.

-No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo.

-Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.