Martes, 25 de Diciembre de 2018

FELICIDAD:

El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande del mundo es desdichado, aunque sea el dueño del mundo. Epicuro de Samos.

El hombre es el artífice de su propia felicidad. Henry David Thoreau.

Escribid en vuestro corazón que cada día es el mejor del año. Ralph Waldo Emerson.

Imita la intensidad con que los niños disfrutan cada instante y te convertirás en uno de ellos. Eckhart Tolle.

El disfrute, y no el poseer, es lo que nos hace felices. Michel de Montaigne.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota, y la otra es serlo. S. Freud.

No intentes llegar a ser una persona de éxito; intenta, más bien, llegar a ser una persona valiosa. Albert Eisntein.

No podemos recoger todas las conchas bellas que encontremos en la playa, sólo unas cuantas. Anne Morrow Lindbergh.

El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices. Friedrich Nietzsche.

La felicidad siempre viaja de incógnito. Sólo después que ha pasado por nuestro lado, sabemos de ella. Anónimo.

Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez. Blaise Pascal.

Se moderado con tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día. Miguel de Cervantes.

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. Khalil Gibran.

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente. Khalil Gibran.

No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche. Khalil Gibran.

Acuérdate de esto siempre: para vivir feliz basta con muy poco. Marco Aurelio.

En todas las cosas de la vida se encuentra placer, si se sabe saborearlas. Ángel Ganivet.

La mayor parte de nuestra felicidad o desdicha depende de nuestra disposición, y no de nuestras circunstancias. Martha Washington.

Me preguntas qué es la felicidad. Una niña me ha preguntado el camino, se lo he indicado, y antes de desaparecer en el recodo del camino, se ha vuelto y, sonriendo, me ha dicho adiós con las manos. Eso es la felicidad (poema japonés).

Si los políticos y científicos fueran más perezosos, seriamos mucho más felices. Evelyn Waugh.

La satisfacción de un momento es la ruina del siguiente. Howard P. Lovecraft.

El dolor es más llamativo que la felicidad. Ana María Matute.

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto. Blaise Pascal.

La naturaleza ha colocado a la humanidad bajo el gobierno de dos amos soberanos: el dolor y el placer. Ellos nos señalan lo que tenemos que hacer. Jeremy Bentham.

Que cosa es el placer sino un dolor extraordinariamente dulce. Heinrich Heine.

La felicidad consiste en hacer el bien. Aristóteles.

Al hijo de tus vecinos, límpiale las narices y métele en tu casa.  Es un error fatal que la felicidad sea siempre subterránea y la desgracia tan evidente. Montserrat Roig.

Todos los grandes pensadores de la humanidad han dejado a la felicidad como algo vago de modo tal, que así puedan definirla en los términos que cada uno quiera. Henri Bergson.

La fórmula de la felicidad (Redes):

  • Autocontrol: depende de factores que tú controlas.

  • Sensibilidad.

  • Habilidades interpersonales.

¿Podríamos definir la felicidad como un estado de placer sin deseo, un estado de satisfacción e indiferencia? Morten Krigelbach.

A veces se siente más angustia esperando un placer que sufriendo una pena. Sidonie-Gabrielle Colette.

La fe no le hace feliz a uno. Solo le hace más feliz. Martín Gardner.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamín Franklin.

El hombre loco busca la felicidad en la distancia, el sabio la halla bajo sus pies. James Oppehim.

No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz. Epícteto.

La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad. Jane Austen.

Si no hallas satisfacción en ti mismo, la buscas en vano en otra parte. François de la Rochefoucauld.

Deseamos ser felices aun cuando vivimos de tal modo que hacemos imposible la felicidad.Agustín de Hipona.

Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se llora de alegría. George Sand.

Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por es doblemente deseable. Pío Baroja.

Todo placer esperado es mayor que el obtenido. Petro Metastasio.

Preguntaros si sois felices y dejaréis de serlo. Stuart Mill.

No se encuentra la felicidad sin la mujer. Película Más allá de Missouri.

Condición indispensable de sabiduría y de felicidad es una buena digestión. Charles Lemesle.

El dinero es la felicidad humana en abstracto. Cuando ya no somos capaces de disfrutarla en concreto, nos apegamos a él. Arthur Schopenhauer.

Los hombres, al no haber podido evitar la muerte, la miseria, la ignorancia, han decidido, para ser más felices, no pensar en todo ello. Blaise Pascal.

Todos somos traicionados por nuestro propio placer. Virgilio.

El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. André Gide.

La mente es lo que nos hace buenos o malos, infelices o dichosos, ricos o pobres. Edmund Spencer.

El principal enemigo de la felicidad es el egocentrismo… muy pocos pueden reducir y aislar el egocentrismo. Amado Ramírez.

El cénit de la felicidad se alcanza cuando la persona está dispuesta a ser quien realmente es. Erasmo de Rotterdam.

Somos felices en la exacta medida en que sabemos olvidar. Charles Secretan.

Buscamos la felicidad en los bienes externos, en las riquezas; el consumismo es la forma actual de summum bonum. Pero el consumidor nunca está satisfecho, es insaciable y, por tanto, no feliz. La felicidad consiste en el desprendimiento. José Luis Aranguren.

Pasa con la felicidad como con los relojes, que los menos complicados son los que menos se estropean. Nicolás Chamfort.

La felicidad se halla en la conciencia que de ella tenemos. Georges Sand.

Es imposible gozar perfectamente del placer de no hacer nada si no se tiene un gran cúmulo de cosas por hacer. Jerome K Jerome.

Ningún deber menospreciamos tanto como el deber de ser felices. R. L. Stevenson.

La felicidad es ciega, sobrado arrogante para ver precipicios bajo las flores que cubren su camino. Concepción Arenal.

La felicidad consiste en el placer compartido con otro. Jean Dolent.

Las personas felices no tienen historia. Simone de Beauvoir.

Sólo la vulgaridad es feliz, pero lo noble no se eleva más que en el dolor. Richard Wagner.

Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo felices. Alain.

Un hombre feliz es el que durante el día, por su trabajo, y por la noche, por su cansancio, no tiene tiempo de pensar en sus cosas. Gary Cooper.

Ser feliz, obrar bien y vivir bien, son una sola misma cosa. Aristóteles.

Ningún ser humano puede comprender del todo al otro; nadie puede disponerlo todo para la felicidad de otro. Graham Greene.

Dichas que se pierden son desdichas más grandes.  Pedro Calderón de la Barca.

En los ánimos encogidos nunca tuvo lugar la buena dicha. Miguel de Cervantes.

André Comte-Sponville:

  • El máximo de felicidad está en el máximo de lucidez. Se trata de pensar mejor para vivir mejor.

  • Según mi punto de vista, es mayor la sabiduría del que acepta su finitud, su propia mortalidad, que del que intenta tranquilizarse a buen precio, imaginando que después de la muerte existe otra vida que no acabará nunca.

  • La singularidad del filósofo en el fondo es que tiene dos amores: la verdad, la razón, entender, y la felicidad. E intenta vivir ambos amores juntos, pero privilegiando la verdad. El hecho de que una idea me haga feliz no quiere decir que tenga que pensarla, porque muchas ilusiones me hacen feliz más fácilmente que muchas verdades desagradables que conozco. Por tanto: la felicidad es el objetivo, pero la verdad es el camino.

  • La pareja feliz es la que ha pasado del deseo a la alegría por la presencia de la persona amada a tu lado.

ÉXITO:

Reír mucho y a menudo; ganarse el respeto de las personas inteligentes y el aprecio de los niños; merecer el elogio de los críticos sinceros y mostrarse tolerante con las traiciones de los falsos amigos; saber apreciar la belleza y hallar lo mejor en el prójimo; dejar un mundo algo mejor, bien sea por medio de un hijo sano, de un rincón de jardín o de una condición social redimida; saber que al menos una vida ha alentado más libremente gracias a la nuestra: eso es haber triunfado. Ralph Waldo Emerson.

Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien. Jim Rohn.

La disciplina es la parte más importante del éxito. Truman Capote.

El éxito parece depender en gran medida de persistir en algo después de que otros han dejado de hacerlo. William Feather.

El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano. John F. Kennedy.

El secreto del éxito en la vida del hombre consiste en estar dispuesto para aprovechar la ocasión que se le depare. Benjamín Disraeli.

Jamás habría tenido éxito en la vida si no hubiera prestado a la cosa más nimia la misma atención y el cuidado que he prestado a la más importante. Charles Dickens.

Pregúntese cuál ha sido el secreto de sus éxitos. Escuche con cuidado su respuesta y póngala en práctica todos los días. Richard Bach.

Nada en el mundo puede reemplazar la perseverancia. El talento no lo hace; no hay nada más común que hombres sin éxito y con talento. El genio no lo hace; la genialidad que no obtiene recompensa es casi un proverbio. Tampoco la educación, el mundo está lleno de personas educadas en la ruina. La perseverancia y la determinación son las únicas omnipotentes. El lema sigue adelante ha resuelto y siempre resolverá los problemas de la carrera humana. Calvin Coolidge.

EPÍCTETO:

Acuérdate que debes comportarte en la vida como en un banquete. Si se pone algún plato delante de ti, puedes meter la mano y tomar honestamente tu parte; si sólo pasa por delante de ti, guárdate bien de detenerlo o de meter la mano en él temerariamente: antes, espera apacible a que vuelva a ti. Lo mismo debes hacer para con tu mujer, tus hijos, las dignidades, las riquezas y todas las otras cosas de este género. Porque por este medio te harás merecedor de comer a la mesa de los dioses. Empero, si eres tan generoso que rehúses también lo que te presentan, no solamente serás digno de comer a la mesa de los dioses, sino que merecerás tener parte en su poder.

Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo demuestra que la educación ha comenzado.

Cuando estés de noche en tu habitación, aun cuando tengas las puertas y las ventanas cerradas y apagada la luz, no digas que estás solo: nunca se está solo.

Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.

Cuando sea llegada mi hora, moriré; pero moriré como debe morir un hombre que no hace más que devolver lo que se le confió.

El alma es como una ciudad sitiada: detrás de sus muros resistentes vigilan los defensores. Si los cimientos son fuertes, la fortaleza no tendrá que capitular.

El error del anciano es que pretende enjuiciar el hoy con el criterio del ayer.

El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y una cobardía ceder el paso a los indignos.

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

El origen de la filosofía es percatarse de la propia debilidad e impotencia.

El que tiene suerte, encuentra en el yerno un hijo; el que no la tiene, pierde una hija.

Engrandecerás a tu pueblo no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes.

Es más difícil que una persona rica sea modesta a que una persona modesta sea rica.

¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las INJURIAS que te dirijan tus enemigos.

La felicidad no consiste en desear cosas sino en ser libre.

La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad.

La vida es demasiado corta, y tienes cosas importantes que hacer.

Lo que tú evitas sufrir no lo hagas sufrir a otros.

Los Hombres no se perturban por las cosas sino por la opinión que tienen de éstas.

Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta; pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos.

Ninguna persona es libre si no es su propio amo.

No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia; así como no son las riquezas las que preservan de todo temor, sino la razón.

No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz. Otra versión: No pretendas que las cosas sean como las deseas; deséalas como son.

El dolor y el sufrimiento vienen de lo que nos contamos a nosotros mismos sobre las consecuencias, sobre el futuro, sobre lo que va a pasar como resultado de lo que ha pasado.

Primero descubre lo que quieres ser; luego haz lo que tengas que hacer.

Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas que no dependen de nosotros.

Porque el dolor y la muerte no son terribles, sino el miedo al dolor o a la muerte.

Recuerda que no eres aquí sino el actor de un drama, el cual será breve o largo según la voluntad del poeta.

Si te dicen que alguien habló mal de ti, no te defiendas, sino di: parece que no conoce mis otros defectos porque, si no, no habría mencionado solamente ésos.

Si quieres ser bueno, cree primero que eres malo.

Sobre todo, no hablemos jamás de los hombres para denigrarlos, ensalzarlos o compararlos.

Sólo existe una forma de felicidad, que es dejar de preocuparnos por aquellas cosas que estén más allá del poder de nuestro deseo.

Toda la filosofía se basa en dos palabras: sustentarse y abstenerse.Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza.

¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.

Elige la mejor manera de vivir; la costumbre te la hará agradable.

EL LOCO.  K. Gibran [adaptación]:

Tal vez quisierais saber cómo fue que me volví loco.  Un día, mucho antes de que nacieran los dioses, desperté de un profundo sueño y descubrí que me habían robado todas mis máscaras, las siete máscaras que había utilizado en mis siete vidas anteriores.

Corrí desnudo por las calles atestadas de gente gritando ¡Ladrones!  ¡Ladrones!  ¡Malditos ladrones!

Hombres y mujeres se reían de mí y algunos temerosos corrieron a sus casas llenos de espanto, a buscar refugio.

Y cuando llegué a la plaza un joven de pie en la azotea de su casa, señalándome con el dedo gritó ¡Miren!  Es un loco. Alcé la vista para mirarlo y por primera vez el sol besó mi rostro desnudo, y mi alma se inflamó de amor al sol y ya no quise más mis máscaras y extasiado grité: ¡Benditos!  ¡Benditos sean los ladrones que han robado mis máscaras.

Así fue como me volví loco y en mi locura he hallado libertad y seguridad.  La libertad de la soledad y la seguridad de no ser comprendido, pues quienes nos comprenden esclavizan algo de nuestro ser.

Pero no dejéis que me enorgullezca demasiado.  Ni siquiera el ladrón encarcelado está a salvo de otro ladrón.

 

Quiero vivir la vida amándote (Ana Gabriel).

Toma mi corazón
regreso la pasión
que pensé que no sentiría

eres tu quien lleno
el vacío que dejo
otro adiós
quebrando mi alma

quiero vivir la vida amándote
solo tu amor me ha hecho renacer

este amor
me enseñó
a vivir y a sentir
lo que en mi ya no existía

amaneció, un nuevo sol
y llenó de color
el corazón
que todo gris veía

quiero vivir la vida amándote
solo tu amor me ha hecho renacer
nada a la vida yo le pediré
si la puedo vivir amándote

abrázame, olvidemos el ayer
no hay dolor junto a ti
vuelvo de nuevo a vivir
quiero estar en tu piel

aquí estoy, llévame
no quiero estar ni un minuto sin ti

quiero vivir la vida amándote
solo tu amor me ha hecho renacer
nada a la vida yo le pediré
si la puedo vivir amándote

quiero vivir la vida amándote
solo tu amor me ha hecho renacer.

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.