Lunes, 9 de Septiembre de 2019

RELACIONES:

Guárdate bien de decir todo lo que sabes. Solón.

Que no os prohíban leer, ser distintos y escapar del rebaño. Cristóbal Halffter.

La sociedad no son los hombres, sino la unión de los hombres. Montesquieu.

Sólo los buenos sentimientos pueden unirnos; el interés jamás ha forjado uniones duraderas. Auguste Comte.

El árbol quiere la paz, pero el viento no se la concede. Proverbio chino.

El nombre propio es el que marca la individualidad; el apellido, las relaciones sociales. Ángel Ganivet.

El águila vuela sola; el cuervo en bandadas. El necio tiene necesidad de compañía y el sabio de soledad. Friedrich Rückert.

Los hombres no sólo han establecido la sociedad para vivir, sino para vivir felices. Aristóteles.

La palabra es el arma de los humanos para aproximarnos unos a otros. Ana María Matute.

En paz y en guerra, la unión trae la victoria. George Rollenhagen.

En la máquina social hay que ser motor, no rueda, personalidad, no persona. Santiago Ramón y Cajal.

Cerrad vuestros corazones con más cuidado que vuestras puertas. Johann W. Goethe.

 

Advierte que es desatino

siendo de vidrio el tejado,

tomar piedras en la mano

para tirar al vecino

Miguel de Cervantes.

La sociedad no puede subsistir sin recíprocas concesiones. Samuel Johnson.

Soy hombre: nada de lo que es humano me es indiferente. Terencio.

No teniendo ideas que cambiar, se cambian cartas y se procura sacarse mutuamente los cuartos. Arthur Schopenhauer.

Vive con los hombres como si Dios te mirase; habla con Dios como si los hombres te oyesen. Séneca.

Les trataré como se merecen… mucho mejor. Si dierais a cada hombre el trato que merece ¿quien escaparía al látigo? Tratarlos conforme a vuestro honor y dignidad, cuanto menos lo merezcan mayor el mérito de vuestra largueza. Película Hamlet.1948.

Más que las ideas a los hombres lo separan los intereses. Alexis de Tocqueville.

Más provecho hace el pan a secas en el propio hogar que el acompañado con abundantes viandas en mesa ajena. Pietro Aretino.

Los hombres vulgares han inventado la vida de sociedad porque les es más fácil soportar a los demás que soportarse a sí mismos. Arthur Schopenhauer.

El instinto social de los hombres no se basa en el amor a la sociedad, sino en el miedo a la soledad. Arthur Schopenhauer.

¡Ah! qué dulce pena es partir. Película  Pasión de los fuertes.

Hasta que no te des a ti mismo, no te encontrarás a ti mismo. Bod Mandel.

Sigue intentándolo. Ocúpate del pequeño círculo que te rodea. Cuando veas que las cosas van bien, amplíalo un poco más, un paso tras otro. Audrey Hepburn.

No odio a las personas pero me siento mejor cuando no están cerca. S. Bujowsky.

Para conocer a los  hombres hay que correr algún riesgo. Quien no se arriesga a nada, no conoce nada. Joseph Joubert.

Trata a tu inferior como deseas ser tratado de tu superior. L. A. Séneca.

De los males posibles ninguno peor que la opinión del vulgo.  L. A. Séneca.

Más sutileza es dejar ciertas cuestiones que desatarlas.  L. A. Séneca.

Son las relaciones con las personas lo que da valor a la vida. Guillermo Von Humboldt.

La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla. Gustave Flaubert.

Donde comienza el contacto físico, comienzan también  el amor y la humanidad. Ashley Montagu.

Dichosos quienes… saben apreciar una sonrisa y olvidar un desaire: su camino estará lleno de sol. Saben interpretar con benevolencia las actitudes de los demás, aún contra las apariencias: serán tomados por ingenuos, pero es el precio justo de la caridad. Tomás Moro.

El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo y asustado. Pero ningún precio es muy alto por el privilegio de ser uno mismo. F. Nietzsche.

Si algo necesitamos de los demás es saber cómo son de verdad para saber cómo somos nosotros.  No necesitamos modelos ideales, sino reconocernos. Clara Sánchez.

Las relaciones no son para hacernos felices, sino conscientes. Raimon Samsó.

Sonríe, mantén la mirada, da información verbal positiva, orienta el cuerpo hacia el interlocutor, no disimules tu simpatía y responde con frases abiertas utilizando la respuesta-pregunta: ¿vienes mucho por aquí? Sí, ¿y tú? Es la primera vez que te veo. Recuerda que en ocasiones se comete el error de responder de forma opuesta a la que desearíamos por temor a que malinterprete nuestro interés. Judit Arís.

A la gente triste le disgusta la feliz, tanto como la feliz aborrece a la triste; los que son rápidos de pensamiento se ponen nerviosos con los calmados, así como los descuidados no pueden soportar a los que siempre están ocupados. Horacio.

Aprende a poner las personas antes que las cosas y a estar relajado en todo lo que haces. Hielen Caddy.

Hoy todo puede ser fotografiado. Ninguna miseria puede ocultarse, todas son públicas. Sin embargo, este hecho significa que nos acostumbramos mejor a ellas.  Elías Canetti.

Todas nuestras conversaciones, los diálogos entre amigos íntimos, han llegado a ser cada vez más hipócritas. Elías Canetti.

Nuestra rabia puede extenderse fácilmente sobre muchas cosas. Elías Canetti.

Cualquier persona tiene diariamente un cúmulo de hechos terribles por referir. Elías Canetti.

Mundo es el conjunto de creencias, de deseos y preferencias que cada uno ha configurado a lo largo de su vida. José Antonio Marina.

Todos los asuntos tienen dos asas; por una son manejables y por la otra no. Epícteto.

Necesitamos el reconocimiento los demás porque, en el fondo, no creemos que somos seres valiosos. Jean Liedloff.

 

Un cielo grande y sin gente

lleva en su globo a los pájaros

Federico García Lorca.

Cae bien quien mantiene una sana relación consigo mismo, y, como consecuencia, con los demás. Es resultado de saber para qué estás en esta vida, de entender que eres insustituible y que tienes el privilegio de realizar algo que sólo tú puedes realizar. Pedro Manglano.

Las palabras acercan, los silencios destruyen. André Maurois.

Se fiel a ti mismo y así, de la manera como la noche sigue al día, serás consecuente con tus semejantes. Anónimo.

Ama a tu vecino, pero no derribes vuestra verja. George Herbert.

Preguntar necedades y responder disparates no he menester yo andar buscando ayuda de vecinos (Don Quijote). Cervantes.

La tierra alegre, el cielo claro, el aire limpio y la luz serena  (Don Quijote). Cervantes.

El manantial desaprueba casi siempre el itinerario del río. Jean Cocteau.

La aguja viste a los demás y permanece desnuda. Proverbio vasco.

La tierra es un teatro pero la obra tiene un reparto deplorable. Oscar Wilde.

El árbol no niega su sombra ni al leñador. Proverbio indio.

Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos pues, dándonos la mano y uno delante de otro. William Shakespeare.

Las hormigas reunidas pueden vencer al león .Proverbio persa.

Algunos aman las flores y los animales porque son incapaces de entenderse con sus semejantes. Sigrid Undset.

Conócete a ti mismo; pero, sobre todo, conoce a los demás. El terreno en el que ha de librarse la batalla diaria es el individuo humano. Nada se consigue, aunque nos conozcamos bien, sí no conocemos a los demás. Noel Clarasó.

Está permitido, en tiempo de peligro, andar con el diablo hasta haber atravesado el puente. Proverbio búlgaro.

Es suficiente que dirijas una mirada cordial a un niño pobre o a un desgraciado, con el deseo de ayudarle, y realizarás una amorosa acción; tal vez esa mirada serenará un corazón envuelto en tinieblas. G. von Leyner.

Se aprende más por lo que la gente habla entre sí o por lo que se sobreentiende, que planteándose preguntas. Rudyard Kipling.

En su casa, hasta los pobres son reyes. Félix Lope de Vega.

Con el puño cerrado no se puede dar un apretón de manos. Indira Gandhi.

Dos gorriones sobre la misma espiga no estarán mucho tiempo juntos. Miguel de Cervantes.

No esperemos a ser buenos y cordiales. Apresurémonos ya desde ahora a alegrar el corazón de nuestros compañeros durante la corta travesía de la vida. Henri Fréderic Amiel.

El amor tiene dos leyes, amar a los otros y eliminar de nosotros aquello que impide a los otros amarnos. Alexis Carrel

El amor es como una ganzúa que abre todas las puertas del prójimo. Theodor G. Hippel.

La felicidad total del hombre consiste en disfrutar de la estimación de los demás. Blaise Pascal.

Vivir para los demás no es solamente la Ley del deber sino también la Ley de la felicidad. Goethe.

No hace ninguna falta que los buenos ejemplos sean verdad. Basta que sean de verdad ejemplares. Anatole France.

Sólo pensar en traicionar es ya una traición consumada. Cesare Cantú.

Solo los sabios más excelentes y los necios más acabados son incomprensibles. Confucio.

Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía. Heinrich Heine.

Qué desagradable resulta caerle bien a la gente que te cae mal. Jaume Perich.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación. Proverbio Árabe.

No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. Gandhi.

No conozco ninguna relación verdadera que no sea al mismo tiempo un acuerdo sexual. Carmen Llera.

Conocer a alguien siempre es un riesgo en todos los sentidos posibles. Anónimo.

Más podemos conocer de una persona por lo que ella dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella. Emerson.

Lo que hace disfrutable una relación son los intereses comunes; lo que la hace interesante son las pequeñas cosas. Todd Ruthman.

El hombre es un lobo para el hombre. Plauto.

Cada vez que he intentado construir un puente hacia los demás he sido traicionado. Primero fue el compositor Richard Wagner. Sufrí mucho por su culpa… Confíe en mí -le dice el médico Breuer-… No puedo permitirme volver a confiar -dice Nietzsche-. Película El día que Nietzsche lloró.

Los grandes pensadores escogen su propia compañía sin molestias de la chusma. Piense en Thoureau, Spinoza, Buda. Película El día que Nietzsche lloró.

No se preocupe por lo que piensen de usted los demás. Película El día que Nietzsche lloró.

Quédese a cenar con nosotros… Sería como abandonar mi misión. Debemos seguir nuestros caminos. Éramos amigos y nos hemos vuelto extraños el uno al otro…Debemos volvernos extraños el uno para el otro porque es la ley a la cual estamos sujetos. Película El día que Nietzsche lloró.

Gente… ¡infinidad!, Personas… ¡poquísimas!  Joan Sancho.

Hay ocasiones en que cuantos nos rodean no merecen sino un poco de comedia. Seamos, entonces, un poco farsantes. Benjamín Jarnes.

Hay que tomar a las personas como son, no existen otras. Konrad Adenauer.

Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos. Martín L. King.

Indudablemente nadie se ocupa de quien no se ocupa de nadie.  Thomas Jefferson.

La desdicha es el vínculo más estrecho de los corazones. La Fontaine.

En el fondo, son las relaciones con las personas lo que da valor a la vida. Guillermo Von Humboldt.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.