Lunes, 8 de Octubre de 2018

…La impecabilidad es simplemente el mejor uso de nuestro nivel de energía…  La impecabilidad comienza con un acto único que tiene que ser deliberado, preciso y sostenido. Si ese acto se repite por un tiempo lo suficientemente largo, uno empieza a sentir un intento inquebrantable que puede ser aplicado a cualquier otra cosa. Carlos Castaneda.

El que no aplique nuevos remedios debe esperar nuevos males, porque el tiempo es el máximo innovador [y a veces las respuestas viejas no sirven]. Francis Bacon.

Lo que le ha sucedido a tu belleza le ha sucedido a mis ojos. Leonard Cohen.

Un tonto no dice cosas inteligentes, pero un hombre inteligente dice muchas tonterías. Gerabert Ibraileanu.

Balenciaga elevó la alta costura a la categoría de arte. Él mismo definió su lema: arquitecto para las líneas, escultor para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida. Beatriz García.

Se acostumbra a estar lleno de sensibilidad cuando se está vacío de pensamientos. Inmanuel Kant.

La verdadera religión es el cultivo de la libertad en la búsqueda de la verdad. J. Krishnamurti.

Soy una persona que necesita partir de lo peor para desarrollar fuerzas suficientes para soportarlo luego si resulta cierto. Daniel Glattauer.

Ni sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió, ni mandes a quien mandó: Indica que las personas que ascienden de fortuna olvidan su situación anterior. Anónimo.

COMUNICACIÓN:

El apacible hábito de leer tiene sus peligros.  A fuerza de leer uno puede llegar a convertirse en un intolerante a la hora de escuchar, en alguien incapaz de aguantar la mayoría de las historias que se cuentan en una conversación normal.  El problema no suele estar en los argumentos, sino en la manera en que son desarrollados.  Todo el mundo coincide en que ser un buen escritor no es fácil, pero casi todo el mundo se cree capacitado para contar de viva voz una historia.  No es así.  La ineptitud para mantener el decoro con respeto a las formas narrativas en un relato oral se da con mayor frecuencia en las mujeres.  Abundan entre ellas las maestras en el desorden, en la prolija insistencia en detalles marginales, en la disgresión a destiempo, en interminables exposiciones de genealogías que no vienen al caso, en derivaciones hacia personajes y anécdotas que pertenecen a otras historias.  Su manera de contar puede trastornar hasta el mareo, la angustia o la ira a cualquier pacífico lector acostumbrado a que las historias le sean contadas con ciertas decencia, sin faltar a la más elementales reglas de la retórica, muy claramente expuestas en cierta ocasión  por Chejov: si al principio de un relato se ha dicho que hay un clavo en la pared, ese clavo debe servir al final para que se cuelgue el protagonista. Iñaki Uriarte.

Hay dos cosas que siempre hacen hablar; el coraje y la vanidad Cristina de Suecia.

Cuando a la gente le faltan músculos en los brazos, le sobran en la lengua. Miguel Delibes.

Dad palabras al dolor; la pena que no habla murmura en el fondo del corazón, y lo invita a romperse. W. Shakespeare.

BUENA CONVERSACIÓN: no consiste en saber decir cosas ingeniosas, sino en saber escuchar mentiras. Se podría decir de otra forma: saber escuchar las estupideces que se dicen sin mostrar un ápice de cansancio, escuchar cosas que no interesan en absoluto, como si fuera el último descubrimiento científico.  Mostrar interés por las memeces que se dicen sin un gesto contrariado…  En saber disculpar las faltas de tacto que comete el interlocutor….

Actúa siempre como un pequeño Dios con esa suficiencia y ese aire protector envuelto en esa supuesta estética y todo el mundo cae en la trampa. Anónimo.

El encanto es una cualidad mágica que rompe el hielo, desarma, deleita y fascina.  No es un chorro súbito de dulzura que se abra o cierre a voluntad, como un grifo.  Está entretejido sutilmente en la personalidad, como un hilo de plata.  Resplandece, Brilla.  Realza a la persona que lo posee. Ann Landers.

Las manos de las personas que me presentan son elocuentes para mí, aunque no digan palabra.  El contacto con algunas me resulta molesto.  He conocido a personas tan tristes que, al estrechar sus fríos dedos, me parecía estar dando la mano a una tormenta.  Hay otras que transmiten rayos de sol a través de sus manos y, al cogerlas, siento que se me alegra el alma.  Helen Keller.

Vigila tus pensamientos, pues éstos se convierten en palabras, tus palabras, pues se transforman en acciones; tus acciones, ya que se vuelven un hábito; tus hábitos, porque conforman tu carácter; y vigila también tu carácter, pues se convierte en tu destino.  Frank Outlaw.

Del necio el buen consejo. Refrán.

JACINTO BENAVENTE: a quien todos los colegas y gente de teatro llamaban ‘el padrecito’, fue invitado a dar una conferencia en un Club compuesto por damas de la alta sociedad.  Y empezó su discurso diciendo: perdonen si mi discurso les resulta aburrido pero la verdad es que no estoy acostumbrado a hablar a tontas y locas…

Los hechos son la primera tragedia de la vida: las palabras la segunda; las palabras son tal vez peor que los hechos, pues son implacables. Oscar Wilde.

¡No te rías de la tontería de los demás! Puede representar una oportunidad para ti. Winston Churchil.

Si se desea profundizar en el alma humana y llegar a conocer a un hombre, no es preciso tomarse la molestia de analizar la manera en que permanece callado, en que habla, en que llora, ni de considerar cuánto lo conmueven las ideas nobles; se obtendrán mejores resultados si uno simplemente lo observa reír.  Si ríe bien, es un buen hombre.  Fiodor Dostoievski.

Decid una palabra de verdad sobre la sociedad sin el disfraz de la respetabilidad o de una máscara literaria, científica o filosófica y ya veréis. David Cooper.

Luis de Vilallonga:

  • Es precisamente escuchando conversaciones que no conducen a nada cuando más perlas y pensamientos profundos he cosechado.

  • La edad madura confiere siempre seriedad a cualquier estupidez.

  • Sigue poniendo en práctica con rara maestría el difícil arte de hablar sin ton ni son.

  • … para las personas de cierta calidad, la semántica [significado de lo que se dice] será más turbadora que el erotismo.

EMILIO ALARCOS.  Javier  Sampedro:

  • En vez de tanto análisis sintáctico, la escuela debería centrarse en la práctica de la lengua, opina el académico: leer, hablar y escribir bajo tutela y corrección. De la carencia de esa enseñanza práctica se deriva, según él, la general pobreza en el uso del lenguaje: la falta de claridad, la incapacidad para decir exactamente lo que uno quiere decir.

  • Deber y Deber de: ‘deber’ para denotar obligación y ‘deber de’ para suposición.  ‘Es una norma acuñada artificialmente’.  ‘Si se leen los textos desde el Cantar del Mio Cid, se ve que a veces aparece el ‘de’ y otras no, sin una norma clara y precisa.  En el habla actual espontánea, lo normal es no ponerlo nunca.  Es la entonación lo que distingue los dos sentidos.

  • Aunque para él no caben las posiciones intransigentes, sí que hay usos que convendría atajar porque son disparates. A veces es posible atajarlos porque son modas, y al cabo de unos años desaparecen de la misma manera misteriosa en la que se extendieron al pío.

  • Durante siglos, la gramática se ha estudiado sobre los textos escritos, y de ahí esa distancia entre las normas y los usos hablados. Pero hay que darse cuenta de que la lengua es fundamentalmente oral.

  • El académico rompe una lanza por la denostada oratoria: un entrenamiento que permitía a los políticos de principios de siglo aguantar mecha durante una hora sin un papel y sin incurrir en un solo anacoluto (inconsecuencia en el régimen o en la construcción de una cláusula).

ANNE MURPHY.  Maite Gutiérrez:

  • ¡Qué virtudes tendrá el empresario del futuro?.   Tendrá que dialogar más.  Pero no un diálogo entendido como ‘aquí vamos a hablar todos mirándonos el ombligo’, sino aceptando realidades distintas y descubriendo el terreno en común, sobre el que todo el mundo puede decidir.  En vez de gastar la energía intentando convencer a los demás, serán unas actitudes que dejen espacios, acerquen las condiciones, donde la gente participe más…

  • Creo en otra forma de ver las cosas, la que acepta las realidades distintas

  • ¿Dónde queda en su sistema el concepto convencer?   No hay porqué convencer al que no piensa como yo, sino trabajar juntos a pesar de las diferencias.  Yo he mostrado una estructura que sirve para planificar la realidad según los intereses de todos.

OUSPENSKY P. D.:

  • Principio; no podéis comprender y no estar de acuerdo. Si comprendéis a un hombre, estáis de acuerdo con él; si no estáis de acuerdo con él, no le comprendéis

  • Principio fundamental de las escuelas; no podéis comprender a los demás sino en la medida en que os comprendéis a vosotros mismos y al nivel de vuestro propio ser solamente.

Corín Tellado:

  • Si no hablas no halagas pero tampoco hieres.

  • Es evidente que el prójimo valora muy poco el ‘yo’, en cambio es una gozada destruir al ‘tú’ y al ‘otro’.

 El libro del buen amor.  Arcipreste de Hita: 

  • Responder donde a uno no le llaman es vanidad probada.

  • A quien de prisa habla, a ese nadie le entiende, a quien habla despacio enoja al que le atiende.

  • En todas tus acciones y en tu hablar natural, escoge la mesura y lo que es general.

  • Ni seas de tus hechos ni de ti loador, pues quien mucho se alaba de sí es denostado.

  • A veces por poco hablar se consigue gran holgura.

  • Mucho más conviene al hombre que tiene el juicio maduro callar donde no le estorban.

  • O piensa bien que hablar, o calla y hazte mudo.

  • El bien decir no cuesta más que la necedad.

  • Quien pregunta no yerra.

  • Cuando piensa el babieca que habla por su derecho y piensa dar servicio y placer con su hecho, dice mal y locura, causa pena y despecho: callar algunas veces es de mucho provecho.

  • Falso honor, vanagloria, reír de modo falso dan pesar y tristeza y daño, sin retraso.

  • Por poca ciencia temo errar, al discutir; vuestro saber, señores, sepa el mí suplir.

AMOR:

  • El hombre que no ha amado apasionadamente, ignora la mitad más hermosa de la vida. Stendhal.

  • El amor es en el hombre, plenitud. Pero en la mujer, totalidad. Tagore.

  • Los hombres aman poco y a menudo, la mujer mucho y raramente. Jan Basta.

  • Un corazón grande se llena con poco. Antonio Porchia.

  • A menudo, el sepulturero entierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd. Alphonse de Lamartine.

  • Las mujeres no aman ni por mérito, ni por justicia, ni por una promesa cumplida. Aman porque sí. Alejandro Dolina.

  • Nadie quiere a una mujer porque tenga tal edad, porque sea hermosa o fea; se ama porque se ama. H. de Balzac.

  • Es tan fácil hacer sufrir a un ser que nos ama, tan fácil, que ni siquiera puede ser divertido. Maurice Rostand.

  • El amor es ciego, pero el matrimonio le restaura la vista. G. C. Lichtenberg.

  • El amor es física; el matrimonio química. Alejandro Dumas, padre.

  • Un matrimonio feliz es una larga conversación que siempre parece demasiado corta. André Maurois.

  • El matrimonio es tratar de solucionar entre dos los problemas que nunca hubieran surgido de estar solos. Eddy Cantor.

  • El matrimonio es algo así como armar un edificio de juguete sin instrucciones. Ammunni Bala Subramanian.

  • El mejor matrimonio sería aquel que reuniera a una mujer ciega con un hombre sordo. Michel de Montaigne.

  • Sólo hay un amor hasta la muerte: el último. Jacinto Miquelarena.

  • Lo más grande que un hombre puede hacer por sus hijos es amar a la madre de ellos. Theodore Hesburgh.

  • Lo malo de una mujer con el corazón roto es que empieza a repartir los pedazos. Anónimo.

  • La desdicha es el vínculo más estrecho de los corazones. La Fontaine.

  • Es tan corto el amor y tan largo el olvido. Pablo Neruda.

  • La belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma. Hanrik Ibsen.

  • La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora. José Ortega y Gasset.

  • Quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite. R. L. B. Stevenson.

  • Temed el amor de la mujer más que al odio del hombre. Sócrates.

  • El primer suspiro del amor es el último de la cordura. Antoine Bret.

  • Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado. Anónimo.

  • El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los ojos. William Shakespeare.

  • Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros mismos. Paul Geraldy.

  • Nunca he engañado a mi mujer. No es ningún mérito: la amo. George Duhamel.

  • La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo. A. L. Germaine.

  • Nadie se ama a sí mismo demasiado poco. Benjamín Whichcote.

  • El que quiere estudiar el amor siempre será discípulo. Sara Bernhardt.

  • La fuerza hidráulica más poderosa del universo, es la lágrima de una mujer. Carlos Fisas.

  • Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor. Stendhal.

ANÓNIMO:

  • Entre negocio y negocio, mete algún ocio.

  • Quien se considere un escéptico hará bien en dudar, en ocasiones, de su propio escepticismo.

  • El hombre ama poco y frecuentemente, la mujer mucho y raramente.

  • Los puestos eminentes son como las cimas de los peñascos; sólo pueden llegar a ellos las águilas y los reptiles.

  • La aventura es un paseo por tu hogar.

  • Los mitos son sueños públicos; los sueños, mitos privados.

  • Los fallos de los cocineros se tapan con las salsas, los de los arquitectos con flores y los del médico… con tierra.

  • Una superstición es una explicación prematura que sobrepasa a su tiempo.

  • El extraño enseguida reconoce los defectos, los méritos mucho después.

  • El amigo es quien me socorre, no quien me compadece.

  • Lo pedí todo a fin de poder disfrutar de la vida, y se me dio la vida de manera que pudiese gozar de todo.

  • Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a sus dioses.

  • Solo se es poseedor de aquello de lo cual uno puede desprenderse; de lo contrario no se es poseedor, sino poseído.

  • No sigas el camino; ve por donde no haya vereda y deja una huella.

  • La vida es como un césped en que estás postrado….levántate y aprovecha antes que el césped te cubra….

  • El pasado te podrá servir como trampolín, nunca como sofá.

  • El regalo de la felicidad pertenece a quien lo desenvuelve.

  • El que viva después de la muerte de su enemigo, aunque sólo fuese un día, ha alcanzado el fin deseado.

  • Buena cosa es tener amigos, pero mala el tener necesidad de ellos.

  • El matrimonio es como la muerte; pocos llegan a él preparados.

  • No debemos tomar la terquedad de nuestros prejuicios como valor para defender nuestras opiniones.

  • El optimista encuentra una respuesta para cada problema. El pesimista ve un problema en cada respuesta.

  • Eres libre de lo que has renunciado y esclavo de lo que deseas.

  • Ser visto es la ambición de los fantasmas; ser recordado, la de la muerte.

  • Confesamos los defectos pequeños para persuadir a los demás que no los tenemos grandes.

  • La amargura procede casi siempre de no recibir un poco más de lo que se da; del sentimiento de no efectuar un buen negocio.

  • Es la valía personal moneda que tenemos que acuñar nosotros mismos pues recibe cada cual la estimación que a si mismo se concede.

  • Envejecer es inevitable, madurar es opcional.

  • En toda clase de bienes poseer es poca cosa; lo que hace feliz es poder gozar lo que posee.

  • El dinero abre todas las puertas menos las del corazón.

  • Odiar a alguien es otorgarle demasiada importancia.

  • La educación consiste en enseñar a los hombres no lo que deben pensar sino a pensar.

  • El hombre inteligente no es el que tiene muchas ideas, sino el que sabe sacar provecho de las pocas que tiene.

  • El césped siempre crece más verde al otro lado de la valla.

  • Si has tomado el camino equivocado, no sientas lastima por ti mismo; ¡da la vuelta!

  • Cuando las mujeres dicen que a su marido se les ha enfriado la pasión en realidad es que están cansados de que sus iniciativas sean constantemente rechazadas.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.