Lunes, 24 de Diciembre de 2018

El profesor mediocre, dice. El buen profesor, explica. El profesor superior, demuestra. El gran profesor, inspira. William Ward.

La incapacidad para tolerar la ambigüedad es la raíz de todas las neurosis. Sigmund Freud.

Cualquier pregunta fundamental que nos formulamos no puede ser contestada por nadie y menos, en modo alguno por nosotros mismos.  Pero lo que podemos hacer es formular la pregunta y dejar que la pregunta hierva, que bulla, que se mueva [en las estructuras mentales de la mente].   Y uno debe tener la capacidad de seguir el movimiento de esa pregunta hasta el final.  J. Krishnamurti.

Si quieres conocer el mundo dialoga con él. Anónimo.

Soy del linaje de aquellos que de lo obscuro a lo claro aspiran. Goethe.

El que muere paga todas sus deudas. William Shakespeare.

La práctica del Zen le daba al guerrero [samurái] la idea de que podía encontrar crecimiento espiritual en la forma en que desempeñara cualquier actividad en su vida y de que la disciplina y la concentración con las que una tarea era realizada, eran más importantes que la actividad misma. Omar Oséss.

No somos fríos por falta de sentimientos, si no por abundancia de decepciones. Anónimo.

Para andar por el mundo es menester ir bien abastecido de cautela y de indulgencia: aquella sirve para protegernos de daños y pérdidas, esta última de pleitos y de pendencias. Arthur Schopenhauer.

 

Si el Tao se pierde, queda la virtud;

Si la virtud se pierde queda la amabilidad;

Si la amabilidad se pierde, queda la justicia;

Si la justicia se pierde, queda la religión.

La religión es el fín de la virtud y la honestidad,

El comienzo de la confusión;

La Fe es una esperanza o miedo muy colorida,

El origen de la estupidez.

Tao Te King. Lao-Tsé.

LAO-TSÉ:

  • [Hubo] algo formado misteriosamente, nacido antes que el cielo y la Tierra. […]. Puede que sea la madre de miríadas [multitud] de cosas. No sé su nombre. Llamémoslo Tao.

  • Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa.

  • Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad.

  • Cuando se abandona el Tao aparecen la ética y la moral. Con la verdad y la justicia surgen los grandes hipócritas. Cuando no existe armonía entre los parientes, hablan de lealtad a la familia y de honrar a los padres. Cuando hay revueltas en el reino, aparecen el patriotismo y el nacionalismo, inventando así la fidelidad del buen súbdito. Cuando el Tao se pierde aparece la falsedad.

  • El agradecimiento es la memoria del corazón.

  • El que sabe no habla, el que habla no sabe.

  • El hombre bueno no se considera maestro de los hombres, sino que les enseña; y el hombre que no es bueno estima como buenas las riquezas que de los hombres obtiene.

  • El libro del estratega dice: No provoques la lucha, acéptala; es mejor retroceder un metro que avanzar un centímetro.

  • El que todo lo juzga fácil encontrará la vida difícil.

  • El que mucho promete rara vez cumple su palabra.

  • El que proyecta muchas cosas, encuentra muchos obstáculos para realizarlas.

  • El sabio no enseña con palabras, sino con actos.

  • El Sabio no tiene intereses propios, hace suyos los intereses del pueblo.

  • El sabio no es complaciente. Para él los hombres son como perros de paja destinados al sacrificio.

  • Cuantas más restricciones existan y más artificiales sean los tabúes que haya en el mundo, más se empobrecerá la gente… Cuanta más prominencia se dé a las leyes y regulaciones, más ladrones y bandidos habrá.

  • Gobierna mejor quien gobierna menos.

  • De los buenos líderes, la gente no nota su existencia. A los no tan buenos, la gente les honrará y alabará. A los mediocres, les temerán y a los peores les odiarán. Cuando se haya completado el trabajo de los mejores líderes, la gente dirá: lo hemos hecho nosotros.

  • La ausencia de deseos trae quietud, y el mundo se corrige por sí mismo.

  • La gente que más viaja es la que menos aprende. El Sabio conoce el mundo sin necesidad de salir de su casa.

  • La travesía de mil millas comienza con un paso.

  • Las armas son instrumentos nefastos. El hombre del Tao nunca se sirve de ellas.

  • Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.

  • Los cinco colores ciegan al hombre. Los cinco sonidos ensordecen al hombre. Los cinco sabores embotan al hombre. La carrera y la caza ofuscan al hombre. Los tesoros corrompen al hombre.

  • Mejor no llegar a llenar que llenar hasta el borde. Afila demasiado la hoja, y pronto se desafila. Acumula oro y jade, y nadie puede protegerlo. Consigue caudal y títulos, y vendrá desastre. El rico y orgulloso se pierde a sí mismo, y en consecuencia atraerá la desgracia. El hombre que surca el Sendero del Cielo se retira luego de finalizar su obra.

  • Todas las cosas surgen de Tao. La Virtud las nutre. Están hechas de materia. Las moldea el ambiente. De modo que las miríadas [multitud] de cosas respetan a Tao y honran a la Virtud.

  • El Tao engendra a la Unidad, La Unidad engendra a la Dualidad, La Dualidad engendra a la Tríada. La Tríada engendra a los Diez Mil seres. Los Diez Mil seres llevan el Yin [principio femenino] en sus espaldas y el Yang [principio masculino] en sus frentes, Y la armonía de su Chi [energía] depende del equilibrio entre estas dos fuerzas.

  • Proyecta lo difícil partiendo de donde aún es fácil.

  • Realiza lo grande partiendo de donde aún es pequeño.

  • Darse cuenta de que nuestro conocimiento es ignorancia, es una noble comprensión interna. Considerar nuestra ignorancia como conocimiento es enfermedad mental. Sólo cuando nos cansamos de nuestra enfermedad, dejamos de estar enfermos. El sabio no está enfermo, por estar cansado de la enfermedad. Este es el secreto de la salud.

  • Quien pretende el dominio del mundo y mejorar éste, se encamina al fracaso. El mundo es tan sagrado y vasto que no puede ser dominado. Quien lo domina lo empeora, quien lo tiene lo pierde.

  • Se instalan puertas y ventanas para la habitación, pero del vacío interior depende su utilidad. Ponemos atención en la apariencia, pero lo que realmente sirve es la esencia.

  • Mis enseñanzas son simples; si intentas hacer de ellas una religión, éstas te eludirán, porque profundas, aunque simples, contienen toda la verdad del universo.

  • El camino del sabio es obrar sin combatir

  • Quienes deseen alcanzar la unidad, deben practicar la virtud sin hacer distinciones. Deben disolver todas las ideas de dualidad: bueno y malo, hermoso y feo, alto y bajo. Serán obligados a abandonar cualquier desviación mental nacida de creencias culturales o religiosas.

  • Las religiones del mundo sólo sirven para reforzar los apegos a los falsos conceptos.

  • No todos los caminos espirituales conducen a la Unidad Armoniosa. De hecho, la mayoría son rodeos y distracciones y no otra cosa.

  • Para él [Sabio], no existe un yo por sobre el otro, y, por ello, nadie a quien elevar; ni cielo ni infierno y, por tanto, ningún destino.

  • Si vas en búsqueda del Gran Creador, volverás con las manos vacías. El origen del universo es en última instancia incognoscible, un gran e invisible río que fluye eternamente a través de un fértil valle. Silencioso y no creado, crea todas las cosas. Todas las cosas nacen del reino sutil al mundo manifestado mediante la relación mística del Yin y el Yang. El dinámico río Yang empuja hacia delante, el tranquilo valle Yin es receptivo, y mediante su integración nacen las cosas a la existencia. A esto se conoce como el Gran Tai-Chi. El Tai-Chi es la verdad integral del universo. Todo es un Tai-Chi: tu cuerpo, el cuerpo cósmico, la forma, la apariencia, la sabiduría, la energía, las uniones de las personas, la dispersión del tiempo y de los lugares. Todo ello nace mediante la integración del Yin y del Yang, se mantiene y se dispersa sin la dirección de ningún creador. Tu creación, tu autotransformación, la acumulación de energía y sabiduría, la disminución y el término de tu cuerpo: todas estas cosas tienen su lugar por sí mismas sin la acción sutil del universo. Por ello, no es necesario el esfuerzo agitado. Sé simplemente consciente del Gran Tai-Chi.

  • El pensamiento dualista es una enfermedad. La religión es una distorsión. La existencia es cruel. La espiritualidad es irreal. […] Pasar las cuentas de un rosario no es más sagrado que simplemente respirar, los hábitos religiosos no son más espirituales que la ropa de trabajo. Si deseas alcanzar la unidad con el Tao, no te dejes atrapar en superficialidades espirituales.

  • A menos que la mente, el cuerpo y la energía estén igualmente desarrollados y plenamente integrados, no puede mantenerse ninguna estado mental de iluminación. Ésta es la razón por la que las religiones e ideologías extremistas no dan frutos. Cuando la mente y el espíritu son forzados a austeridades artificiales o a adherirse a dogmas externos, el cuerpo enferma y se debilita, convirtiéndose en un traidor para todo el ser.

  • Existen muchas religiones, y después existe el Camino Integral [Tao]. Las religiones son intenciones humanas desesperadas y astutas; el Camino Integral es una expresión profunda de la mente universal pura total. Las religiones se basan en la manipulación hipnótica de las mentes subdesarrolladas; el Camino Integral se basa en la libre transmisión de la simple e inmutable verdad natural.

  • Ama tu vida. Confía en el Tao. Haz el amor con el invisible origen sutil del universo y te darás a ti mismo lo que necesitas. No tendrás que acudir a esconderte en retiros espirituales.

  • El justo actúa no desatendiendo su propio interés; El religioso actúa para reproducir su propio interés.

  • El Maestro mantiene su mente siempre en unidad con el Tao; esto es lo que le hace resplandecer. El Tao es inasible. ¿Cómo puede su mente ser una con él? Porque no se aferra a idea alguna. El Tao es oscuro e insondable. ¿Cómo puede hacerle resplandecer? Porque él se lo permite. Desde antes de que fueran el tiempo y el espacio, el Tao es. Está más allá del Ser y del No Ser. ¿Cómo sé que esto es así? Miro en mi interior y veo.

  • Quienes aceptan al mundo, es porque no se ocupan de él. Quienes se ocupan del mundo, no lo aceptan tal cual es.

  • Si das pescado a un hombre hambriento lo nutrirás durante un día. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.

  • Todo lo difícil comienza siempre fácil; todo lo grande comienza siempre pequeño.

  • Un árbol enorme crece de un tierno retoño. Un camino de mil pasos comienza en un solo paso.

AMOR:

Es un fuego escondido, una agradable llaga, un sabroso veneno, una dulce amargura, una deleitable dolencia, un alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda muerte [el amor]. Fernando de Rojas. 

Ama como si luego tuvieras que odiar. Marco Tulio Cicerón.

Lo que sentimos cuando estamos enamorados es quizá nuestra condición normal. El amor muestra al hombre tal como debería ser. Anton Pavlovich Chejov.

El amor son el espacio y el tiempo que se vuelven sensibles para el corazón. Marcel Proust.

Por favor, ámame poco y de esta forma me amarás por mucho tiempo. Robert Herrick.

Amor es todo lo que aumenta, alarga y enriquece nuestra vida, hacia todas las alturas y todas las profundidades. El amor no es un problema, tal como no lo es un vehículo; los problemáticos son sólo los conductores, los viajeros y la carretera. Franz Kafka.

El amor es un castigo. Se nos castiga por no haber sabido quedarnos solos. Marguerite Yourcenar.

Hay enamorados que miran en el amor como en el sol y se vuelven sencillamente ciegos; mientras que otros descubren con sorpresa por primera vez la vida cuando el amor la ilumina. Robert Musil.

En amor, el que más recibe se enfada, siente el aburrimiento y la ingratitud de todos los ricos. Philippe Gerfaut.

Hafiz cantó al amor en todas sus manifestaciones posibles; lo cantó en la gloria de unos ojos oscuros, lo cantó en las alas del ruego, lo cantó como un idioma de felicidad, lo cantó como un temblor de inquietudes, lo cantó como separación y como olvido, lo cantó como un extravío del yo, lo cantó como una semilla de su inspiración poética, lo cantó como un fatalismo oscuro y brutal, lo cantó como un dolor silencioso y secreto, lo cantó como otra forma de la ciencia, lo cantó como una ilusión que se disuelve, lo cantó como una manera de ver a Alá, lo cantó como un goce peligroso, lo cantó proyectado hacia la naturaleza… Y, exultando fraternidad, lanzó a los vientos su mensaje aconsejando a todos a ceder al amor, cuando en el alma se levanta como una aurora nueva. Hafez de Shiraz.

En la vida real el amor es solo una excusa fácil para ser egoísta, opina Wallace, que continúa con su teoría: Puedes mentir, engañar y herir a la gente. Pero no pasa nada porque estás enamorado. Es entonces cuando Chantry hace una reflexión en voz: No sé si eres un cínico o un romántico empedernido que está como una cabra. Película Amigos de más.

Película La guitarra de Gardel:

  • -¿Sabes cuál es la mayor generosidad en el amor? (mujer)

  • – No.

  • -Evitar explicaciones al otro.

Película La guitarra de Gardel:

-¿Sabes cuál es la mayor virtud de la mujer que quiere? (hombre)

-No.

-Olvidar los agravios.

Wilferd Arlan Peterson:

La felicidad en el matrimonio no es algo que simplemente suceda, un buen matrimonio debe crearse.

En el Arte del Matrimonio las pequeñas cosas son las grandes cosas; nunca sé es tan viejo como para no sostenerse las manos.

Hay que recordar decir «te amo» al menos una vez al día, y nunca irse a dormir enojados.

Nunca hay que hablar al otro solo por ser condescendiente; el cortejo no debe terminar con la luna de miel, debe continuar a través de los años.

El Arte del Matrimonio es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes, es pararse juntos enfrentándose al mundo.

Es formar un círculo de amor que se alimenta en toda la familia.

Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio, sino en el espíritu de gozo.

Es hablar con palabras de apreciación y demostrar gratitud de manera considerada.

No se busca la perfección en sí, el Arte del Matrimonio es cultivar la flexibilidad, la paciencia, la comprensión y el sentido del humor.

Es tener la capacidad de perdonar y de olvidar.

Es dar al otro una atmósfera en la que cada uno pueda crecer.

Es encontrar espacio para las cosas del espíritu, en una búsqueda común del bien y la belleza.

Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la dependencia mutua y las obligaciones recíprocas.

No es sólo casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta.

Es descubrir lo que el matrimonio puede ser, en su mejor momento».

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.