Lunes, 14 de Enero de 2019

AMOR:

 Un amor hundido y reconstruido,

crece fuerte, gallardo y más grande que antes.

William Shakespeare.

Mañana amará el que nunca ha amado y quien ha amado amará. Pervigilium Veneris (poema latino).

Cuando decimos que podemos amar a una persona toda la vida es como pretender que una vela continúe ardiendo durante el tiempo en que vivamos. León Tolstoi.

El amor, al igual que el fuego, no puede subsistir sin un continuo movimiento y deja de existir en cuanto se deja de esperar o de temer. François de La Rochefoucauld.

El amor consiste en esto, en que dos soledades se protejan la una a la otra, se toquen y se saluden. Rainer Maria Rilke.

El amor es más prudente, desconfiado y ferozmente lúcido de lo que se cree. No se crean ilusiones sobre el objeto amado. Se ama, eso es todo. Pierre Benoit.

El amor es un castigo. Se nos castiga por no haber sabido quedarnos solos. Marguerite Yourcenar.

El amor mata lo que fuimos para que podamos ser lo que no éramos. Agustín de Hipona.

El primer efecto del amor es inspirar un gran respeto; se tiene una especie de veneración por lo que se ama. Es lo correcto, no se ve nada en el mundo tan grande como el propio amor. Blaise Pascal.

El que se ama a sí mismo por encima de todas las cosas (…) no pasa por la puerta del reino de los cielos, de la misma forma que el dedo de la novia, doblado sobre sí mismo, no pasa por el anillo que le ofrece el novio. Antonio Fogazzaro.

En amor, el que más recibe se enfada, siente el aburrimiento y la ingratitud de todos los ricos. Philippe Gerfaut.

En el sentimiento del amor hay algo singular, capaz de resolver todas las contradicciones de la existencia y de proporcionar al hombre el bien total, cuya búsqueda constituye la vida. León Tolstoi.

 

Entre los rumores del gentío nos encontramos nosotros dos

felices de estar juntos, hablando

poco, quizá ni siquiera una palabra.

Walt Whitman.

 El amor es fuerte como la muerte, los celos son duros como el infierno. El Cantar de los Cantares.

Hay enamorados que miran en el amor como en el sol y se vuelven sencillamente ciegos; mientras que otros descubren con sorpresa por primera vez la vida cuando el amor la ilumina. Robert Musil.

Hay personas que nunca se hubieran enamorado si no hubieran oído hablar del amor. François de La Rochefoucauld.

 

Soy dos veces tonto, ya lo sé,

porque amo y porque lo digo

mediante lamentosas poesías.

John Donne.

 El verdadero amor es como la aparición de los espíritus: todos hablan de ello pero pocos lo han visto. François de La Rochefoucauld.

La felicidad no se encuentra en el hecho de ser amados puesto que no es más que una satisfacción de vanidad mezclada con malestar. La felicidad se encuentra en el hecho de amar. Thomas Mann. 

La vida es un sueño, el amor es una ilusión y habrá vivido si ha amado. Alfred de Musset.

Lo que sentimos cuando estamos enamorados es quizá nuestra condición normal. El amor muestra al hombre tal como debería ser. Anton Pavlovich Chejov.

Me di cuenta enseguida de que el amor es similar a la sed: una gota de agua lo hace aumentar. Restif de la Bretonne.

¿Qué es el amor? Preguntad a quien vive qué es la vida. Preguntad a quien adora quién es Dios. Percy Bysshe Shelley.

¿Quiere saber mi impresión sobre el amor? El amor satisfecho es un agradable pasatiempo; el amor infeliz es un diente dañado del corazón. Gracias al cielo, hemos tenido los dos la suerte de conocer sólo de nombre una tal desgracia. Mi amor por usted es una sinfonía en sol mayor dedicada a la más guapa de todas las mujeres de su fiel adorador. G. Rossini. 

Se le han perdonado sus muchos pecados porque ha amado mucho. Aquel al que poco se perdona, poco ama. Lucas, VII, 47.

 

Se estremece mi alma Eros,

como viento en el monte

que irrumpe dentro de los robles;

y deshace los miembros y los mueve,

dulce y amarga indomable serpiente.

Safo.

Sin duda es duro dejar de ser amados cuando se ama; pero no es nada frente a ser todavía amados cuando ya no se ama. Georges Courteline.

 

Teníamos que saber que el amor

quema la vida y hace volar el tiempo.

Vincenzo Cardarelli.

Todos los amores del hombre, aunque diversos, se mueven con el mismo motor. V. Alfieri.

Un amor duradero y resistente empieza siempre con la elocuencia muda de los actos. Los ojos tienen el mejor papel. Pero es necesario saber interpretar e interpretar bien. Blaise Pascal.

Una palabra nos libra de todo el peso y el dolor de la vida, esa palabra es amor. Sófocles.

Por muy raro que sea el verdadero amor, todavía es más rara la verdadera amistad. François de La Rochefoucauld.

No podemos amar nada que no esté en relación con nosotros y no hacemos más que seguir nuestro gusto y nuestro placer cuando preferimos a nuestros amigos en lugar de a nosotros mismos. Y sin embargo, es sólo en virtud de esta preferencia que puede existir una verdadera y perfecta amistad. François de La Rochefoucauld.

El tiempo, que refuerza las amistades, debilita el amor. Jean de La Bruyère.

La vida que se inicia con el amor y se termina con la ambición es una vida feliz. Mientras queda en nosotros algo de ardor podemos ser amados; ¡pero este fuego se apaga, se pierde y deja un lugar grande y hermoso a la ambición! Blaise Pascal.

Se pasa a menudo del amor a la ambición pero, no se vuelve nunca de la ambición al amor. Francois de La Rochefoucauld.

PLATÓN:

  • Donde reina el amor sobran las leyes.

  • De noche, especialmente, es hermoso creer en la luz.

  • La mejor riqueza es contentarse viviendo con poco.

  • Pensar es el diálogo del alma consigo misma.

  • La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

  • El conocimiento es la opinión cierta.

  • El sabio querrá estar siempre con quien sea mejor que él.

  • No es en los hombres sino en las cosas donde hay que buscar la verdad.

  • Mejor un poco que esté bien hecho, que una gran cantidad imperfecta.

  • El objetivo de la educación es la virtud y la meta de convertirse en un buen ciudadano.

  • La civilización es el triunfo de la persuasión sobre la fuerza.

  • Estamos doblemente armados si luchamos con fe.

  • La valentía es saber qué es lo que no debemos temer.

  • Las almas vulgares carecen de destino.

  • Existen tres clases de hombres: amantes de la sabiduría, amantes del honor, y amantes de la ganancia.

  • El amor es sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido.

  • Una buena decisión se basa en conocimiento, no en números.

  • La ignorancia es la semilla de todo mal.

  • Quien no es un buen sirviente no será un buen maestro.

  • El hombre no puede practicar varias artes de forma exitosa.

  • La valentía es una clase de salvación.

  • Si buscamos el bien de nuestros semejantes encontraremos el nuestro.

  • La sabiduría se convierte en mal si no apunta hacia la virtud.

  • Las piedras más grandes no pueden quedar bien asentadas sin contar con las más pequeñas.

  • Cuando es la multitud la que ejerce su autoridad, es más cruel que los tiranos.

  • El comienzo es la parte más importante del recorrido.

  • Cada lágrima derramada revela a los mortales una verdad.

  • Son filósofos verdaderos quienes disfrutan contemplando la verdad.

  • La honestidad suele generar menos ganancias que la mentira.

  • La poesía está más cerca de la verdad vital que la historia.

  • Cada hombre puede dañar a alguien, pero no todo el mundo puede hacer el bien.

  • Los virtuosos se conforman con soñar lo que los pecadores realizan en la vida.

  • El ingenio es una copia menor de la sabiduría.

  • Nada en los quehaceres del hombre merece mucha ansiedad.

  • El mejor logro de la injusticia es parecer justos sin serlo.

  • En contacto con el amor, todos se vuelven poetas.

  • Aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor.

  • Siempre debe existir algo que se oponga al bien.

  • El hombre inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida.

  • La libertad significa ser dueños de nuestra propia vida.

  • La sabiduría es, en sí mismo, la ciencia del resto de ciencias.

  • Si buscas, encontrarás.

  • Lo que no sé, tampoco creo saberlo.

  • El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento.

  • Cuando un hombre no se sacrifica por sus ideas, o no valen nada estas o no vale nada el hombre.

  • Existe un solo tipo de virtud, y muchas formas de maldad.

  • El consuelo es frío e insípido si no va envuelto en una solución.

  • La acumulación excesiva de algo causa una reacción en la dirección opuesta.

  • La vida tiene que vivirse como un juego.

  • La razón y el valor siempre van a imponerse sobre la tradición y la ingratitud.

  • Los jóvenes tienen que abstenerse de probar el vino, ya que es un error añadirle fuego al fuego.

  • El hombre embrutecido por la superstición es el más despreciable.

  • La música da alma al universo.

  • La pobreza no viene por la disminución de la riqueza, sino por la multiplicación de los deseos.

  • Es difícil distinguir los contornos de la sombra de la mentira.

  • Nuestra lucha es la de encontrar el modo correcto de hacer las cosas.

  • Es necesaria una fuerte consciencia moral para conocer la verdad.

  • Para llegar a lo verdadero antes hay que expulsar los miedos.

  • Una vez se ha empezado a conocer, es imposible no caer rendido ante la idea de ver las cosas tal y como son.

  • Hay poca verdad en las palabras de alguien que solo conoce cuanto ha tocado.

  • Los hombres más fuertes son los que se han planteado cómo es la realidad.

  • Es necesario expulsar los demonios de la mentira.

  • Debemos construir una sociedad en la que cada uno haga aquello en lo que es mejor.

  • Ser sabio requiere tiempo y esfuerzo, pero sobre todo honestidad.

  • Hay que compartir el conocimiento.

  • Ser conscientes de lo que realmente ocurre produce dolor.

  • Volvamos sobre nuestros pasos para llegar al fundamento de la razón.

  • Es bueno plantearse las cosas con la mente limpia.

  • El sabio es consciente de que la clave está en las preguntas.

FELICIDAD:

Cuando estamos sin prisa y somos prudentes, percibimos que solo las cosas grandes y dignas tienen una existencia permanente y absoluta; que los temorcillos y los placeres despreciables no son sino la sombra de la realidad. Henry David Thoreau.

La esencia de la felicidad consiste en que aceptes ser el que eres. Erasmo de Rotterdam.

El hombre por lo común, solo sabe reconocer su felicidad en la medida de la desgracia que ha experimentado. Mushlih Ed Din Saadi.

El uso de las facultades que me concedió la naturaleza es el único placer que no depende de la ayuda de la opinión ajena. Ugo Foscolo.

Los bienes exteriores dependen del destino, la felicidad debe depender del hombre. León Hebro.

Todo lo que la tierra da y todo aquello que se llama felicidad solo es un juguete de la suerte; lo que nosotros somos, eso solo nos pertenece. Johann Kaspar Lavater.

Viril no es el que domina en la guerra, sino el que se domina en los placeres. Demócrito de Abdera.

Cuando uno cocina, cocina por la felicidad del otro. Paul Bocuse.

Los hombres no habiendo podido eliminar la muerte, la miseria, la ignorancia, han pensado que era mejor, para ser felices, no pensar en ellas. Blaise Pascal.

El único fracaso es no saber cómo ser feliz. Celine Dion.

Solamente tenemos la felicidad que hemos dado. Anónimo.

Un gran obstáculo a la dicha es esperar una dicha demasiado grande. Bernard de Fontenelle.

El dinero, el éxito y la reputación son valores por los que el ser humano ha sacrificado su felicidad. Koji Nakamo.

Creí que había que ser rico para tener las estrellas (ella después de hacer el amor y mirando el cielo estrellado). Película Moll Flanders.

La situación en que nos hallamos cuando todavía no se han desarrollado en nuestro ánimo la alegría, el placer, la cólera o la tristeza, se denomina centro. En cuanto empiezan a desarrollarse tales pasiones sin sobrepasar cierto límite, nos hallamos en un estado denominado armónico o equilibrado. El camino recto del universo es el centro, la armonía es su ley universal y constante. Confucio.

El secreto para vivir consiste, en primer lugar, en desear lo que es necesario, y después, en amar lo que se desea. Película El día que Nietzsche lloró.

Hay una división básica entre los hombres: los que aspiran a la paz espiritual, para quienes la felicidad reside en creer y abrazar la fe, y los que buscan la verdad, que dejan a un lado la paz mental y dedican la vida a la investigación. Película El día que Nietzsche lloró.

El placer supremo es obtener lo que se anhela. Tales de Mileto.

Seríamos tontos si dejásemos que la felicidad pasase de largo.  Película Tú y yo.

… Debes advertir, antes de todo, que la fortuna es una rueda, cuyo continuo movimiento a nadie deja gozar largo tiempo de la felicidad. Cita de Craso referida a Ciro rey de los Persas.

Cuando no hay amor en nuestro corazón, solo nos queda una cosa: el placer; y ese placer es el sexo, por lo tanto éste se convierte en un enorme problema. J. Krishnamurti.

Por la esperanza del mañana sacrificamos el hoy, sin embargo la felicidad siempre está en el ahora. J. Krishnamurti.

El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas. Alfred Victor de Vigny.

Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo. Thomas Carlyle.

Quien es capaz de hospedar bien a la desgracia, puede hospedar serenamente a la felicidad. Luis Franco.

He cometido el peor de los pecados, quise ser feliz. Santa Teresa de Ávila.

Juzgamos mejores que los placeres muchos dolores porque se consigue para nosotros un placer mayor. Epicuro de Samos.

El alma fuerte, imperturbable, la de calma entera, la que soporta con indiferencia placeres y amarguras, esa vive sin morir en la vida. Arjuna. del Bhagabat-Gita, libro del Mahabharata (Induismo).

Cuanto más nos inclina la naturaleza a los placeres, tanto más propensos somos a la licencia que a la decencia. Aristóteles.

Los preceptos y las máximas son de gran peso, y hacen más por una vida sabia y feliz que muchos volúmenes de largas y difíciles lecturas. Thomas Ch. Haliburton.

Una vida de placer es, precisamente, la vida menos placentera que pueda existir. OLiver Golsdmith.

No hay bien alguno que nos deleite si no lo compartimos. Séneca.

La felicidad y la desgracia acuden ordinariamente a los seres que ya son felices y desgraciados. F. de la Rochefoucauld.

El tiempo vuela a veces como un pájaro, y a veces se arrastra como un caracol. Pero la mayor felicidad del hombre sobreviene cuando no se advierte si su paso es raudo [rápido, veloz] o moroso [lento]. Iván Turguéniev.

Cada edad tiene sus cartas y sus placeres. Manuel Vicent.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.