Jueves, 7 de Febrero de 2019

El ardor juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana. Lucio Anneo Seneca.

El arte de vencer se aprende en la derrota. Simón Bolívar.

El automóvil es por el momento solo un lujo reservado a los ricos, pero aunque en el futuro su precio disminuya, nunca llegara a ser un medio de transporte tan popular como la bicicleta. Oscar Wilde.

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías. Alfred De Musset.

El cambio no sólo se produce tratando de obligarse a cambiar, sino tomando conciencia de lo que no funciona. Shakti Gawain.

El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro. Benjamín Franklin.

El camino más seguro es el del medio. Ovidio.

El cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina. Robert Frost.

El césped siempre crece más verde al otro lado de la valla.  Anónimo.

El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen. Johann Wolfgang Von Goethe.

El corazón es un niño: espera lo que desea. Proverbio Turco.

El cristianismo ha hecho mucho por el amor convirtiéndolo en pecado. Anatole France.

El deseo vence al miedo. Mateo Alemán.

El diablo es optimista si cree que puede hacer peores a los hombres. Karl Kraus.

El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo, el vino diario de la vejez. Pear S. Buck.

El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino. Anónimo.

El fin más importante de la educación es ayudar a los estudiantes a no depender de la educación formal. Paul Gray.

El genio comienza las grandes obras, pero sólo el trabajo las acaba. Joseph Joubert.

El hombre ama poco y a menudo, la mujer mucho y raramente. Jan Basta.

El hombre comienza en realidad a ser viejo cuando cesa de ser educable. Arthur Graf.

El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. Albert Einstein.

El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos. Pitágoras.

El hombre es un milagro químico que sueña. Alfred Conde.

El hombre es una inteligencia servida por órganos. Fayus.

El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco. Juvenal.

El hombre ha de fijar un final para la guerra. Si no, la guerra fijará un final para el hombre. J.F.K.

El hombre hace dinero, pero el dinero no hace al hombre. Anónimo.

El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, si no el que pudiendo ser injusto no quiere serlo. Menandro.

El hombre más lento, que no pierde de vista el fin, va siempre más veloz que el que vaya sin perseguir un punto fijo. Gotthold W. Lessing.

El Hombre moderno es el eslabón perdido entre los monos y el ser humano. Anónimo.

El hombre nace sin dientes, sin cabello y sin ilusiones. Y muere lo mismo: sin dientes, sin cabellos y sin ilusiones. Alejandro Dumas, padre.

El hombre no vive de otra cosa que de religión o de ilusiones. Giacomo Leopardi.

El hombre pasa su vida en razonar sobre el pasado, quejarse de lo presente y en temblar por lo venidero. Rivarol.

El hombre que dice, no puede hacerse, será sorprendido por alguien que lo haga. Anónimo.

El hombre que no comete errores usualmente no hace nada. Edward J. Phelps.

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más bella de la vida. Stendhal.

El hombre que no investiga las dos partes de una cuestión, no es honrado. Abraham Lincoln.

El hombre que pretende obrar guiado exclusivamente por la razón, está condenado a obrar muy raramente. Gustave Le Bon.

El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio. Rabindranath Tagore.

El hombre se dedica a desear en voz alta aquello que jamás se esfuerza en alcanzar. Noel Clarasó.

El humor es el espejo donde se refleja lo estúpido del ser humano. Manuel Gila.

El humor es la maldad de los hombres dicha con ingenuidad de niño.  Manuel Gila.

El humor se tiene o no se tiene y es la manera de ver las cosas con claridad. Antonio Mingote.

El insomnio es una lucidez vertiginosa que convertiría el paraíso en un lugar de tortura. Emile M. Cioran.

El joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones. Oliver W. Holmes.

El jurado está compuesto por doce personas elegidas para decidir quién tiene el mejor abogado. Robert L. Frost.

El justo y el injusto no son productos de la naturaleza, sino de la ley. Arquelao.

El más difícil no es el primer beso, sino el último. Paul Géraldy.

El matrimonio es tratar de solucionar entre dos problemas que nunca hubieran surgido al estar solos. Eddy Cantor.

El mejor automovilista es aquél que conduce con imaginación… imagina que su familia va con él en el coche. Henry Ford.

El mejor consejo lo da siempre la experiencia, pero siempre llega demasiado tarde. Amelot De La Houssaye.

El mejor placer de la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer. Walter Bagehot.

El mejor profeta del futuro es el pasado. Lord Byron.

El miedo es para el espíritu tan saludable como el baño para el cuerpo. Máximo Gorki.

El mundo de cada cual se vuelve mucho más grande con sólo reconocer el de los demás. J. Marie Laskas.

El mundo es de quien nace para conquistarlo y no de quien sueña que puede conquistarlo. Fernando Pessoa.

El mundo es un espejo que refleja la imagen del observador. William W. Thackerry.

El mundo llama inmorales a los libros que le explican su propia vergüenza. Oscar Wilde.

El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad. Albert Einstein.

El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado. Gandhi.

El negocio del cine es macabro, grotesco: es una mezcla de partido de fútbol y de burdel. Federico Fellini.

El optimista cree que este mundo es inmejorable. El pesimista teme que así sea. Doug Larson.

El peligro es el gran remedio para el aburrimiento. Graham Green.

El peor de los males es creer que los males no tienen remedio. Francisco Cabarrus.

El principio más profundo del carácter del ser humano, es el anhelo de ser apreciado. William James.

El que a nadie ama, me parece que por nadie es amado. Demócrito.

El que está abajo no cabrá de temer la caída. John Bunyan.

El que lee mucho y anda mucho; ve mucho y sabe mucho. Cervantes.

El que nada duda, nada sabe. Proverbio Griego.

El que no valora la vida no se la merece. Leonardo Da Vinci.

El que quiere estudiar amor se queda siempre en alumno. Anónimo.

El que se ahoga no repara en lo que se agarra. José De San Martín.

El que se alimenta de deseos reprimidos finalmente se pudre. William Blake.

El que se guarda un elogio, se queda con algo ajeno. Pablo Picasso.

El que se ocupa demasiado en hacer el bien no tiene tiempo de ser bueno. Rabindranath Tagore.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.