Domingo, 7 de Octubre de 2018

 Sólo se sabe bien lo que no se ha aprendido [decía el sabio Sócrates: sólo sé que no sé nada]. N. Chamfort.

El orgullo humano es muy diestro en inventar nombres muy graves para ocultar su propia ignorancia. Percy B. Shelley.

Si la felicidad no toca, construye una puerta. Milton Berle.

La felicidad suprema del vivir es el amor en todas sus formas. Diego Rivera.

El tiempo ha puesto muchas veces remedio a aquello que no ha podido ponérselo la razón. Séneca.

Cada momento que pasa somos distintos, ¿cómo pretendes entonces conocerte a ti mismo?  Película El circulo de hierro.

Ese será el beso por el que medirás los demás el resto de tu vida. Película Corazones en Atlántida.

Procuro llenar de luz el cerebro y de esperanza el corazón. Película El conde de Montecristo.

Enseñó que los hechos pasados ​​deben ser extirpados por austeridades severas, los hechos frescos deben ser evitados por la inacción.  Nigantha Nātaputta (Nāthaputta).

El miedo busca y el valor espera. Ivan Fandiño.

Cuando los ojos ven lo que nunca vieron el corazón siente lo que nunca antes sintió. Documental Grandes batallas de la Guerra civil española.

El prójimo es el mediador indispensable entre yo y yo mismo.  Jean Paul Sartre.

Los hijos ayudan a diferir la dolorosa tarea de hacerse frente a uno mismo, y los nietos toman después el relevo. Muriel Barbery.

La felicidad aparece aún en plena desolación. Película El príncipe mendigo.

La insatisfacción es la esencia y la naturaleza más íntima del talento. Thomas Mann.

Deseos, apego, anhelos y expectativas; he aquí las raíces de nuestro sufrimiento.  Jorge Bucay.

Creo que los grandes poetas escriben sin saber lo que dicen. Adam Zagajewski.

Alimenta, Cuida y Ama a tu Hij@, para que el sistema pueda explotar su Cuerpo, embotar su Mente y destruir su Alma. Koan hindú.

En todo lo que amas esta tu esencia. Alexander Rodríguez.

La razón no grita… La razón se sienta y espera. Alexander Rodríguez.

Lo más terrible para el discípulo es que, a pesar de todo, al final deberá autoafirmarse frente al maestro. Cuanto más sustancioso sea lo que éste dé, mayor será el desánimo, por no decir desesperación del que lo reciba.  Goethe.

Los antiguos comparaban la mano con la razón. La razón es el arte de las artes, la mano, la técnica de todo oficio.  Goethe.

El que no tiene dos terceras partes de su jornada para sí mismo, es un esclavo sea lo que sea: político, comerciante, funcionario o erudito. Friedrich Nietzsche.

«Construye una personalidad única, desarrolla un juicio propio, piensa en las cosas por tu cuenta». Wolfgang Ketterle.

La única medida del éxito es la distancia recorrida. Mavis Gallart.

Para liberar el alma [mente] de toda contaminación material, hay que practicar un ascetismo muy estricto, la meditación intensa y el control riguroso de las pasiones. La liberación depende del esfuerzo personal y no de los sacerdotes o de los dioses. Majavirá.

Pensé que si me exigía más a mí mismo sería una manera de escapar de mi propia prisión. De la serie El increíble viaje de Mary Bryant. 

LA VIDA. Erich Fromm:

  • La vida misma es un arte.

  • Los seres humanos de hoy pueden resolver crucigramas, pero no pueden resolver el enigma que la vida representa para ellos.

  • Mientras alguien crea que su ideal y el fin de su existencia están fuera de él, sea en las nubes, en el pasado o en el futuro, vive fuera de sí mismo.

  • El objeto del arte de vivir no es tal o cual quehacer, sino el ‘quehacer’ de la vida misma, el proceso de desarrollar lo que el ser humano es potencialmente.

  • El ser humano no es en ningún punto de su vida todavía lo que puede ser y lo que posiblemente será.

  • Yo creo que el crecimiento del ser humano es un proceso de nacimiento constante, un despertar constantemente nuevo.

  • En cada nuevo paso, en cada nuevo estadío de nuestro nacimiento, sentimos miedo.

  • Cada acto de renacimiento exige el coraje de desprenderse de algo.

  • Ante la vida, salimos huyendo.

  • Los dolores del parto son distintos a los dolores de una enfermedad.

  • Nadie puede crecer sin esfuerzo y sin la disposición a vivir con el dolor y el miedo.

  • La mayoría fracasa en el arte de vivir porque no está despierta y no ve cuándo está en una encrucijada y tiene que decidir.

  • Para que la vida resulte interesante, uno mismo tiene que estar interesado.

  • La voluntad se basa en la actividad interior; un impulso espontáneo, en cambio, en la pasividad.

  • Curiosamente, la mayoría de los seres humanos cree que para vivir una vida buena hay que practicar una vida no buena.

  • Aprender el arte de vivir y morir reclama mucho esfuerzo, ejercicio, paciencia; como todo saber hacer, exige aprendizaje.

  • Sería preferible ir a pescar, navegar o bailar a aprender cosas que no tienen ningún efecto, directo o indirecto, sobre la propia vida.

  • Nada digno de ser tomado en serio puede llevarse a cabo sin un gran esfuerzo, paciencia y honradez.

  • El ser humano sólo puede elegir entre dos posibilidades: retroceder o avanzar.

  • La fe en que los otros pueden transformarse nace de la experiencia de haber sido nosotros capaces de ello.

  • El principio del ‘mal menor’ es el principio de la desesperación.

  • En mi opinión, nada de lo sucedido anteriormente tiene por necesidad fuerza determinante, pero marca una cierta dirección y, cuando más vaya alguien en esta dirección, más tenderá a mantener precisamente esta dirección, de manera que, al final, sólo por obra de un milagro podrá cambiarla.

  • Sólo puede moverse a los seres humanos a cambiar sus acciones si tienen esperanza. Y solo pueden tener esperanza si tienen visión; y sólo pueden tener visión si les muestran alternativas.

  • En personas que sufren un malestar difuso, personas cuyo carácter debe cambiar, no creo que se consiga una mejora duradera si el cambio de carácter a que se aspira no va acompañado de un correspondiente cambio en su praxis de vida.

  • Tenemos que decidirnos y resolvernos a valorar más el amor que el odio, a preferir la fortaleza espiritual al éxito en el mercado, a considerar más importante el ser que el tener.

  • Quien cree que uno puede ver su interior y estar ciego al mundo exterior se parece a aquel que dice que una vela sólo le alumbra en una dirección y no en todas.

  • No creo que la verdad sea divisible ni que pueda conocerse en el ámbito personal si se está ciego a todas las demás cuestiones.

  • Probablemente no hay ningún fenómeno que contenga elementos tan destructivos como la ‘indignación moral’, que permite a la envida y los sentimientos de odio desfogarse bajo la máscara de la virtud.

  • No tiene ningún sentido esperar algo que ya existe o que no puede ser.

  • La esperanza no es ni esperar pasivamente algo que quizá no llegue nunca ni querer forzar lo que de momento no puede ser.

  • La esperanza se parece a un tigre al acecho que sólo salta cuando llega el momento de saltar.

  • La destrucción de las ilusiones es la condición de todo cambio real.

  • La mayoría de los seres humanos muere antes de haber nacido del todo.

  • Las directrices para morir son, de hecho, las mismas que las directrices para vivir.

  • Hay una diferencia entre tener un fuerte deseo de vivir y un miedo espantoso a morir.

  • El miedo a la muerte crece con la sensación de no haber estado verdaderamente vivo.

  • Los que tienen miedo a la muerte son generalmente los que no están del todo vivos o los que están plenamente satisfechos de sí mismos, mientras que la muerte deja realmente de ser espantosa para aquellos que trascienden su yo.

  • Tememos morir en la medida en que vivimos en el modo de existencia del tener. Pero no es de morir de lo que uno tiene miedo, sino de perder lo que tiene: el cuerpo, el ego, los bienes y la identidad; el miedo de mirar al abismo de la no-identidad, de estar ‘perdido’.

  • La decadencia de la personalidad en la vejez es síntoma de que no se ha vivido productivamente.

  • Morir es amargo, pero la idea de tener que morir sin haber vivido es insoportable.

  • La intrepidez también se da en individuos plenamente desarrollados, que reposan en sí mismos y aman la vida.

  • Quien no se alegra de su vida quiere vengarse, y prefiere destruir la vida a sentir que la suya no tiene sentido.

  • ‘Resurrección’ no quiere decir crear otra realidad después de la realidad de esta vida sino convertir esta realidad en una vitalidad mayor.

  • La alegría auténtica yace en la actividad auténtica, y actividad auténtica es crecimiento de las facultades humanas.

  • La alegría es el resultado de vivir intensamente.

  • Los seres humanos quieren en su mayoría ser ‘felices’, pero con ‘felices’ se refieren a la satisfacción de todos los deseos y la ausencia de dolor. Una felicidad tal es por esencia necesariamente superficial y carente de alegría, pues excluye la tristeza.

  • La mayoría de los seres humanos finge ser feliz, pues si se es infeliz se es un fracaso.

  • Ser feliz significa vivir la plenitud y no un vacío que haya que llenar.

  • La felicidad y el placer más grande posible no resultan de la satisfacción ilimitada de todos los deseos.

  • La felicidad es el rendimiento de la productividad interior del ser humano, no un regalo de los dioses.

  • Lo contrario de la felicidad no es la pena o el dolor sino la depresión, que nace de la esterilidad e improductividad interiores.

  • Si queremos definir la felicidad a partir de su contrario, no podremos confrontarla con la tristeza, sino que tendremos que oponerle la depresión.

  • La felicidad es un epifenómeno asegurado de la vida productiva.

  • La felicidad va unida a un incremento de la vitalidad, de la intensidad de la sensibilidad y el pensamiento y de la productividad.

  • La felicidad consiste en tocar la piedra angular de la realidad, en descubrir nuestro sí mismo y sentirnos a la vez uno con los demás y distinto a ellos.

  • En la vida, lo más importante no es ser feliz sino estar vivo.

 RELACIÓN:

Los hombres buscan ante todo ser preferidos. Son muy pocos los que han comprendido que, antes de nada, han de trabajar para hacerse preferibles. El ser preferido no es algo propio. Son los demás los que nos prefieren o rechazan. El ser preferible será siempre algo personal: un conjunto de algo propio, con valor propio, que despierte la preferencia o el amor que los demás puedan prestarnos. A. Ortega Gaisan.

 

Una de las cosas que más facilitan

la buena relación afectuosa entre las personas es ponerse

cómodo en la vida y prescindir de ese empaque, de esa

gravedad en que algunos tontos cifran toda la importancia de

sus personalidades…

J. W. Ford.

Cómo pretendes volar si no te alejas de los que te arrancan las plumas. Rodéate de los que te animan y apoyan, y no de los que sólo critican. Anónimo.

La neurosis es el desarrollo natural, lógico, de un individuo que está comparativamente inactivo, lleno de un anhelo personal egocéntrico de superioridad, y por ello está atrasado en el desarrollo de su interés social. Alfred Adler.

Difunde el amor donde quiera que vayas. No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz. Madre Teresa de Calcuta.

Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunas vienen a nuestra vida como lecciones. Madre Teresa de Calcuta.

No se puede dar la mano con el puño cerrado. M. Gandhi.

No debes perder la fe en la humanidad. La humanidad es como un océano; si unas pocas gotas del océano están sucias, el océano no se ensucia. M. Gandhi.

No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra. M. Gandhi.

La esencia de la vida espiritual está formada por nuestros sentimientos y nuestras actitudes hacia los demás. Dalai Lama.

Aunque no sabemos lo que nos depara el futuro, debemos siempre hacer algo por la vida a favor de otros. Dalai Lama.

Debido a que todos compartimos este planeta Tierra, tenemos que aprender a vivir en armonía y en paz unos con los otros y con la naturaleza. Esto no es sólo un sueño, sino una necesidad. Dalai Lama.

Dales a los seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse. Dalai Lama.

El cariño paternal, el contacto físico, la ternura amorosa hacia todos los seres vivos, la responsabilidad social y la atención especial a los menos privilegiados, todos estos conceptos son simples de entender. Entonces, ¿por qué su práctica parece costarnos tanto? Dalai Lama.

Cada día, cuando te despiertes, piensa hoy me siento afortunado de estar vivo, tengo una preciosa vida humana, no voy a desperdiciarla… Dalai Lama.

… Y cuando te hayas consolado, te alegrarás de haberme conocido. Antoine de Saint-Exupèry.

Todo el mundo te va a hacer daño alguna vez, así que rodéate de gente por la que valga la pena sufrir. Anónimo.

Si no puedes soportar lo peor de mí, no te mereces lo mejor de mí. Anónimo.

Nadie es una isla por completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de un continente, una parte de la Tierra. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; por eso la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por tanto, nunca preguntes por quién doblan las campanas, porque están doblando por ti.  Cita inicial en la novela Por quién doblan las campanas, de Ernest Hemingway. John Donne.

La esencia del particularismo es que cada grupo deja de sentirse a sí mismo como parte, y en consecuencia deja de compartir los sentimientos de los demás. José Ortega y Gasset.

Los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas. José Ortega y Gasset.

Me encantan los recibimientos fríos. Película El mundo nunca es suficiente.

Deja que comenten lo que quieran. No dejes que te compadezcan. No aceptes el papel de mujer traicionada y abandonada. Estás aquí para demostrar lo contrario. Película El Inocente/L’Innocente, 1976. 

Película Corazones Solitarios/Lonelyhearts, 1958.

– ¿Qué buscas? ¿Por qué hablas con desconocidos?
– Sólo son desconocidos si no les hablas.

Pienso que es mejor dedicarle mi vida a los demás que a un gnomo de jardín. Película Amelie, 2001.

Las personas buenas y bellas se conquistan con gentilezas. Sócrates.

La difusión del conocimiento y la educación ha enseñado muy poco a la humanidad sobre el autodominio, y aún menos sobre el arte de la convivencia. Hugh Thomas

El universo es su casa y los demás simples invitados (sobre Lord Byron). Película Remando al viento.

La vanidad lleva a los hombres a imitar otros y la poesía así misma. Película Remando al viento.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.