Domingo, 13 de Octubre de 2019

Pregúntale a Platón. Lou Marinoff.

Todo el mundo se ofende por algo… y ofenderse es muy distinto de hacer daño.

Lo que se juzga aquí es la corrección política. Veamos, la corrección política es la idea que da por sentado que lo peor que podemos hacer es ofender a alguien.  Bueno, muchas personas se sintieron ofendidas cuando Galileo sugirió que la Tierra giraba alrededor del Sol. Picasso ofendió a mucha gente porque en sus retratos los ojos no estaban donde se supone que deberían estar. Mucha gente se ofendió con Rosa Parks cuando se negó a sentarse en la parte trasera de un autobús en Alabama sólo por el color de su piel. Ya lo ven, todo el mundo se ofende por algo (…). Y ofender es muy distinto de hacer daño (…). La corrección política intenta protegernos de nosotros mismos, pero ¿a qué tenemos que renunciar por ello? Renunciamos a nuestro sentido del humor, nuestro sentido del romance, nuestro sentido del juego. Renunciamos a la valentía de ser distintos, de pensar de otro modo. De la serie Ladies Man.

Muchas personas no han sabido aprender a defenderse contra las ofensas que se les presentan y parecen vivir en un estado de perpetua propensión a sentirse ofendidos.  Da la impresión de que muchas de ellas carecen por completo de sentido del humor. Muchos no se quieren demasiado ni a ellos mismos ni al mundo. Experimentan un malestar continuo. En lugar de sentirse felices, quieren que las personas felices compartan su malestar.

Anécdota de Von Karajan.

Iba Von Karajan de prisa por una calle de Nueva York y por la otra acera que bordeaba a una casa, en la esquina, chocaron.

-Imbécil le gritó el hombre a Von Karajan.

Von Karajan se limitó a quitarse el sombrero a modo de saludo y respondió:

-Von Karajan.

Al igual que Sócrates sintió que era necesario crear tensión en la mente para que las personas se liberaran del yugo de los mitos y medias verdades y alcanzar el reino ilimitado del análisis creativo y la valoración objetiva, nosotros debemos contemplar la necesidad de ser críticos no violentos para crear el tipo de tensión en la sociedad que ayudará a los hombres a elevarse desde el pozo oscuro del prejuicio y el racismo hasta las majestuosas alturas de la comprensión y la fraternidad. Martin Luther King.

CAMBIO:

… El esfuerzo, por lo demás, daría resultados sólo provisionales. Porque, en muchos casos, ya que el ser humano evoluciona y cambia en muchos órdenes de vida -de convicciones, de costumbres, de creencias, de simpatías, de fobias-, aquella identidad ha ido y seguirá transformándose a lo largo de su vida como ocurre con la inmensa mayoría de las personas, incluidas aquellas que lo niegan y proclaman que su esencia es su raza, su religión, su lengua o su nación. Las identidades personales existen, desde luego, pero las colectivas no.  Existieron, y aun de manera relativa, en los albores de la humanidad, cuando, en razón de su precariedad en un mundo lleno de misterio y peligro para él, el ser humano casi no existía como individuo, era apenas una parte de la tribu, gracias a la cual sobrevivía. Pero, desde que comienza el progreso, la desanimalización de lo humano, y el individuo se va desgajando de la tribu, diferenciando de los demás y afirmando su singularidad en múltiples ámbitos, las identidades colectivas dejan de ser realidades y se vuelven ficciones. O, en todo caso, pasan a constituir una generalización tan vasta, una abstracción tan extrema de lo que significa formar parte de una comunidad, que ellas cercenan y excluyen, siempre, mucho más de lo que expresan y contienen. Mario Vargas Llosa.

El progreso consiste en el cambio. Miguel de Unamuno.

Empezar desde cero está bien. A menos que tengas un lugar mejor desde el que comenzar. Anuncio del Brandy Magno de Osborne.

Algún arquitecto, como Reem Koolhaas, afirma que donde existe arquitectura previa hay que olvidar la posibilidad de crear verdadera arquitectura. A mí me gusta experimentar lo contrario. Me entretiene observar la continuidad, vivir las sensaciones de la ciudad en continua evolución. Rafael Moneo.

Mi día a día no consiste en estar creando constantemente. Eso sólo ocurre cuando actúo. Mi trabajo creativo es lo que más placer le aporta a mi vida. Es liberador, es divertido. Pero lucho por ser igual de libre en mi espíritu y en mi cabeza, y espero que cuanto más viejo me haga, más libre y más abierto me vuelva, porque hay mucha gente que envejece empequeñeciéndose y cerrándose y yo no quiero eso. Ed Harris.

Sólo una crisis real, o percibida como tal permite que se produzcan auténticos cambios. Milton Friedman.

El tiempo amortigua las pesadumbres y las desavenencias, porque en él cambiamos y nos convertimos en cierto modo en otras personas. Blaise Pascal.

El que no aplique nuevos remedios debe esperar nuevos males, porque el tiempo es el máximo innovador. Francis Bacon.

No tenemos que aceptar la realidad. Podemos cambiar como individuos y como comunidad. Sahar Khalifeh.

¡Qué bonito es pensar que no debemos esperar, que podemos empezar ahora mismo a cambiar lentamente el mundo! Ana Frank.

MARIANA CAPLAN. Marié Morales:

  • Cuando todo está aparentemente bien en nuestra vida, ¿es más difícil seguir creciendo?

  • A menudo sí, porque el sufrimiento motiva nuestra práctica. Sin embargo, debemos recordar que la vida es corta, y fugaz, y que las cosas probablemente pueden ser más difíciles después, y ahora es cuando necesitamos prepararnos para eso. Además, cuando nos volvemos más conscientes de que el camino espiritual es literalmente interminable, entonces queremos seguir creciendo, porque es lo único que tiene sentido hacer.

 Trata a una persona tal como es, y seguirá siendo como es. Trata a una persona como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser. Goethe.

Las operaciones y los cambios se hacen en la victoria, no en la derrota. La adversidad es el momento de observación de las cosas. Marcelo Bielsa.

Lo que impulsa el cambio es la motivación. Susan Barry.

En el fondo tener sentido del humor es ser consciente de la relatividad de las cosas. Antonio de Senillosa.

Al hombre justo y tenaz en sus propósitos ni el furor de ciudadanos poderosos ni el rostro fiero de un tirano amenazador lograrán hacer que altere su firme pensamiento. Horacio.

Una forma potente de antídoto consiste en poner en práctica lo opuesto de una tendencia esquemática [habitual]… Sea cual sea el antídoto de la acción para nuestro antiguo patrón habitual, por un tiempo éste nos parecerá extraño.  Por supuesto, al principio, en particular cuando la sintamos poco natural, seremos naturalmente conscientes de esa nueva forma de reaccionar. Pero, si podemos simplemente tener conciencia de esas sensaciones sin juzgar antes que dejar que esa dificultad inicial nos desaliente, existe una gran posibilidad de que dejemos que el nuevo comportamiento, finalmente, se instale en nosotros. Tara Bennett-Goleman.

Los miedos y los deseos básicos que guían los ataques de esquema no cambian fácilmente -si es que alguna vez cambian-, pero nuestras reacciones y respuestas pueden hacerlo. Y eso permite que nuestras reacciones esquemáticas tengan resultados más satisfactorios [puedan cambiar]. Tara Bennett-Goleman.

El proceso de cambio comienza con un acto de intención, haciendo algo diferente, algo que altera el viejo hábito… al principio, tenemos una sensación de torpeza y de poca familiaridad. Pero si continúa repitiendo el nuevo hábito, gradualmente éste empieza a resultarnos más familiar y cómodo… de una fisura en el hormigón salen minúsculos pimpollos… cambiar los esquemas es así. Las tiernas cabezas de nuestra intención son una fuerza poderosa que, con esfuerzo sostenido, se abren paso a través de la densa solidez de nuestros esquemas. Tara Bennett-Goleman.

Aunque en el dominio de la emoción la mayoría de los esquemas son útiles, algunos pueden ser notoriamente contraproducentes e, incluso, destructivos.  En tales instancias, nos descubrimos a nosotros mismos repitiendo una y otra vez un patrón que quizá luego descubramos no conduce a ningún lado pero que en el momento nos parece que no podemos cambiar. Por alguna razón, no consideramos las alternativas. Tara Bennett-Goleman.

No desfallecer nunca, ante lo que observado con la mente fría, nos parecería absolutamente imposible. Si deseamos dominar nuestros sentimientos y emociones perjudiciales e indeseables, debemos tomar una actitud exterior opuesta al estado de ánimo que queremos reprimir. Anónimo.

Cuando nos encontramos poseídos por la ira, resulta evidente la manera en que somos llevados por nosotros mismos a un paroxismo de estallidos repetidos… al rehusarse a expresar una pasión, ésta muere. Cuente hasta diez antes de liberar su rabia y luego le parecerá ridículo haberla sentido… si queremos triunfar sobre las tendencias emocionales no deseables que subyacen dentro de nosotros mismos, debemos, en primer instancia, asiduamente y con sangre fría, pasar a través de los movimientos implicados en las disposiciones contrarias, que son las que preferimos cultivar. William James.

Nuestra grandeza como seres humanos radica no tanto en que somos capaces de rehacer el mundo (…) sino en que somos capaces de rehacernos a nosotros mismos. Gandhi.

El camino hacia la liberación, hacia la trascendencia de nuestro karma, empieza con la liberación de las costumbres más arraigadas en la mente. Tara Bennett-Goleman.

Existe una antigua historia acerca de un guerrero que buscaba una espada mágica que lo hiciera invencible en la batalla para así poder conquistar el mundo. En su camino, encontró a un viejo sabio que le enseñó una serie de disciplinas espirituales para que las siguiera. El guerrero las practicó diligentemente durante años. Entonces, un buen día, encontró la espada mágica. Pero, al tomarla, se dio cuenta de que las prácticas espirituales habían funcionado: a él ya no le interesaba el poder que podría darle la espada. Lo mismo pasa con el trabajo con los esquemas [estructuras mentales que generan acciones o hábitos]. Cuando nos recuperamos del hechizo de los esquemas, los viejos anhelos que ellos habían creado se desvanecen.  Ya no necesitamos lo que estuvimos buscando. Nuestra perspectiva se abre a nuevas posibilidades. Tara Bennett-Goleman.

Un beneficio adicional de romper la cadena del hábito dentro de nosotros mismos surge de la forma en que estos resuenan en todas nuestras relaciones. Cualquier relación es un sistema, una red de interacciones causales, de manera tal que los actos de una persona provocan una reacción determinada en otra persona. Los teóricos de sistemas y los terapeutas familiares nos dicen que una forma de alterar un sistema es cambiar el modo de funcionamiento de una de sus partes, lo que, a su vez, altera la reacción de las otras partes.  Tara Bennett-Goleman.

Los únicos acontecimientos importantes de una vida son las rupturas. Ellas son también lo último que se borra de nuestra memoria. E. M. Cioran.

Nadie es tan perfecto como para no necesitar mejorar, ni tan imperfecto como para no poder conseguirlo. Antonio Bolinches.

Cuantos hombres se precipitan hacia la luz, no para ver mejor sino para brillar. F. Nietzsche.

EL ÁRTICO, UN PARAÍSO EXPUESTO AL CAMBIO. 19.03.11 – 12:20 – ATLAS | MADRID. La obra Arctic Tipping Points muestra el esplendor de un Ártico al filo de la navaja. Exploración, aventura, poemas, anécdotas y reflexiones. Y además, ciencia de vanguardia expuesta en un lenguaje comprensible y atractivo. Los investigadores han descubierto en los últimos años que no todos los procesos naturales tienen un desarrollo uniforme. Los cambios en la naturaleza también se producen a saltos como si una suave ladera se convirtiera de pronto en un precipicio.

Santiago Carbó, asesor de la Reserva Federal de Chicago, comenta una de las grandes lecciones de la crisis: Romper el paso y salirse de la manada puede llegar a ser clave cuando la lógica te alerta de que algo no va bien. Aquí hubo avisos, pero…. Íñigo de Barrón.

La costumbre es la costumbre y no es posible echarla por la ventana; es necesario hacer que descienda por la escalera, utilizando las dotes de la persuasión peldaño a peldaño. Mark Twain.

Debemos renunciar a nuestra existencia [actual] para existir verdaderamente. Johann W. Goethe.

Lo que amamos es lo que nos hace y nos forja. Johann W. Goethe.

Cuando el corazón es bueno, todo puede corregirse. Johann W. Goethe.

El que ha nacido para reptar no podría volar. Máximo Gorki.

He aceptado el miedo como una parte de la vida, sobre todo el miedo al cambio… He proseguido adelante a pesar de que los latidos de mi corazón me dijesen: vuélvete. Erica Jong.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Albert Einstein.

El cambio no sólo se produce tratando de obligarse a cambiar, sino tomando conciencia de lo que no funciona. Shakti Gawain.

Uno no se reforma, sólo pierde fuerzas. Película Atrapado por su pasado.

El tiempo es capaz de destruir todo lo construido, y la lengua todo lo que aún está por construir. Máxima alemana.

El cambio es la única cosa inmutable. A. Schopenhauer. 

Como el comienzo es también un dios, en tanto que sigue estando entre los hombres, todo lo salva. Platón.

Poco remedio queda al que más tarde se pone en regla.  Séneca.

Fácil se nos hace la cura, por grave que sea, si se siente provecho en ella.  Séneca.

No hay cosa perpetua, y aun son muchas las que poco duran.  Séneca.

Lo que a uno puede acontecer, puede acontecer a todos.  Séneca.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.