29 de Febrero de 2016

29

HOMBRE SUPERIOR:

El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad. L. V. Beethoven.

Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa. Karl Marx.

Tal fue para el mundo hombre prodigioso en quien su mujer y su lacayo ni siquiera vieron nada notable.  Michel de Montaigne (habla de Agesilao, rey y general espartano).

El hombre superior piensa siempre en la virtud, el hombre vulgar en la comodidad. Lao-Tse.

El tipo más elevado de hombre es el que obra antes de hablar, y profesa lo que practica. Anónimo.

Entre hombre y hombre no hay gran diferencia. La superioridad consiste en aprovechar las lecciones de la experiencia. Tucídides.

La abundancia de palabras y la ignorancia predominan en la mayor parte de los hombres; si quieres sobresalir de la mayoría inútil, cultiva tu conocimiento y envuélvete en nubes de silencio. Cleóbulo.

Los mejores hombres son los de pocas palabras. William Shakespeare.

Nadie nace libre de vicios. El hombre más perfecto es el que tiene menos. Quinto Horacio Flaco.

Si el hombre fuera constante, sería perfecto. W. Shakespeare.

El más cercano a la perfección es quien, con penetrante mirada, se declara limitado. Goethe.

Los grandes hombre también yerran, y algunos con tanta frecuencia que casi se caería en la tentación de considerarlos pequeños.  George Ch. Lichtenberg.

Quien es lo suficientemente inteligente para conocer sus limitaciones, está ya cerca de la perfección. J. W. Goethe.

No hay nada noble en ser superior a otra persona. La verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo. Robin S. Sharma.

NAPOLEÓN:

  • La altura de un hombre no se mide de los pies a la cabeza, sino de la cabeza al cielo.
  • El hombre superior es impasible; se le vitupere o se le alabe, siempre sigue adelante.
  • Los hombres geniales son meteoros destinados a abrasar para iluminar su tiempo.

CONFUCIO:

  • El hombre superior tiene tres apariencias cambiantes: a) Si se le considera de lejos, parece grave, austero, b) Si nos acercamos a él, le encontramos dulce, afable, c) Si oímos sus palabras, nos parece severo y rígido.
  • El hombre superior: al mirar piensa en ilustrarse, al escuchar en instruirse. En su aire y actitud piensa en conservar la tranquilidad y serenidad; en su consciente piensa en conservar siempre la gravedad y la dignidad; en sus palabras piensa en conservar siempre la felicidad y la sinceridad; en sus acciones en granjearse el respeto; en sus dudas piensa en interrogar a los otros; en la cólera piensa en reprimir sus movimientos; al ver la posibilidad de obtener ganancias piensa en la justicia.
  • El hombre superior cuando está a la mesa no trata de saciar su apetito…está atento a sus deberes y es vigilante en cuanto a sus palabras.
  • El hombre superior se aflige por su impotencia por hacer el bien; no se aflige por ser ignorado y mal conocido por la gente.
  • El hombre superior piensa siempre en la virtud; el hombre vulgar piensa en la comodidad.
  • Estas tres señales distinguen al hombre superior; la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría, que lo libra de la duda; y el valor, que lo libra del miedo.

F. NIETZSCHE:

  • En la primera fase de la humanidad superior, se considera a la bravura como la virtud más noble; en la segunda, a la justicia; en la tercera, a la moderación; en la cuarta, a la sabiduría. ¿En qué fase vivimos nosotros?  ¿En cuál vives .
  • Todo lo que interesa o sucede a los espíritus delicados y refinados, a las naturalezas superiores, aparece ante el hombre medio desprovisto de todo interés.
  • Cuando un psicólogo nato vuelve repetidamente su atención sobre los casos excepcionales y los hombres de élite, corre el riesgo de verse ahogado por la compasión.
  • A la élite futura: a tales hombres, que son los que me interesan, les deseo sufrimientos, abandono, enfermedades, pesares y humillaciones, les deseo que aprendan a saborear el desprecio hacia sí mismos, el tormento de la desconfianza en sí mismos, el dolor del vencido; no me inspiran compasión alguna, porque les deseo lo único que puede demostrar hoy si el hombre tiene valor o no, es decir la firmeza.
  • SUPERHOMBRE: ama la tierra, cuyos valores son la Salud, El amor, Voluntad fuerte, Ebriedad dionisíaca, un nuevo orgullo.
  • La familiaridad del superior resulta amarga porque no es lícito corresponder a ella.
  • La disciplina del sufrimiento, del gran sufrimiento -¿no sabéis que esa únicamente esa disciplina es la que ha creado hasta ahora todas las elevaciones del hombre?
  • A los hombres de pensamientos profundos, se les considera siempre en sus relaciones con los demás hombres como comediantes por verse obligados, para ser comprendidos, a simular superficialidad.
  • No es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos lo que hace a los hombres superiores.

ARTHUR SSCHOPENHAUER:

  • ESPÍRITUS ILUSTRES:
    • Verdaderos educadores del género humano.
    • Poca inclinación a comunicación frecuente con los demás.
    • Se sienten desde la juventud criaturas sensiblemente distintas.
    • Tienen cuidado de añadir distancia física a la intelectual.
    • El amor a la soledad se desarrolla progresivamente.
  • Todas las mediocridades se asocian y conjuran enseguida para asfixiar lo excelente, aparezca donde aparezca y como aparezca.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.