Viernes, 8 de Junio de 2018

Nunca te arrepentirás de lo que no digas. Pitágoras.

No prestamos atención alguna  a lo que tenemos ante los ojos; indiferentes a lo que nos rodea, vamos en pos de lo remoto. Plinio.

Hogar es donde habita el corazón. Plinio.

Los hombres que condenan es porque no comprenden. El Corán.

Nunca debe uno resistirse a las llamadas de la intuición. Alexis Carrel.

La violencia es el arma de los gobiernos débiles. César Cantú.

Yo duermo, pero mi corazón vigila. Cantar de los Cantares.

La conciencia es el mejor libro de moral, el cual debemos consultar a menudo. Descartes.

Necio es, muy necio, aquel que, descubriendo un secreto a otro, le pide encarecidamente que calle. Miguel de Cervantes Saavedra.

Peculiaridad del ignorante es responder antes de oír, negar antes de comprender; y afirmar sin saber de qué se trata. Miguel de Cervantes Saavedra.

A lo que yo imagino, dijo don Quijote, no hay historia humana en el mundo que no tenga altibajos. Miguel de Cervantes Saavedra.

No es justo ni acertado que se cumpla la voluntad de quien en lo que ordena va fuera de todo razonable discurso. Miguel de Cervantes Saavedra.

Quien comienza por sentirse capaz acaba por serlo. E. W. Stevens.

Grandes riquezas, gran esclavitud. Séneca.

Todo concluye, pero nada perece. Séneca.

La vida es como una pieza teatral; no importa cuánto haya durado sino cuán bien haya sido representada. Séneca.

Forzosamente debe temer a muchos el que es temido por muchos. Séneca.

La vida no es el bien ni el mal, sino simplemente el escenario del bien y del mal. Séneca.

Duele más de lo necesario lo que duele antes de tiempo. Séneca.

La soberbia no es grandeza, sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano. Agustín de Hipona.

Guarde para su regalo esta sentencia un autor: Si el sabio no aprueba, ¡malo! Si el necio aplaude, ¡peor! Tomás de Iriarte.

Cuando baje la inspiración, que me pille trabajando. Pablo R. Picasso.

La duda es la llave del conocimiento. Proverbio persa.

En este mundo, aquel que tiene la mitad de un pan, un sitio para sentarse, que no es esclavo ni amo de nadie; decidle que sea feliz, pues tiene suficiente en este mundo. Omar Khayam.

En toda morada resplandece la luz; sois vosotros los ciegos que no la veis. Cuando a fuerza de mirar y remirar logréis percibirla finalmente, se rasgarán para vosotros los velos de este mundo. Kabir.

La verdad de una idea u objeto puede ser medida mediante la investigación científica sobre su utilidad. Charles Sanders Peirce.
Nunca es tarde para cumplir un sueño y empezar a vivir. Película Las flores del cerezo.

¡Extraño tanto a mamá! Después de huir lejos para no depender tanto de ella. Y ¿a dónde fui? Al lugar que ella siempre quiso ir. Película Las flores del cerezo.

Siempre quise ir a Japón con él. Ver el Monte Fuji y las flores del cerezo. No me imagino viendo algo sin mi esposo. Sería como no ver nada. ¿Cómo podría vivir sin él? Película Las flores del cerezo.

No es posible hacer nada por los muertos. Película Las flores del cerezo.

La flor del cerezo es el símbolo de lo efímero. Se abre en una noche, florece unos días, y desaparece para siempre, no se puede detener. Película Las flores del cerezo.

Película Las flores del cerezo:
– Vive cada día como si fuera el último.

¡Tonterías! ¿Qué puedes hacer? Haría lo mismo. A trabajar y a casa, contigo.
– Lo sé.

ARTHUR SCHNITZLER: 

  • El mareo es al espacio lo que la impaciencia al tiempo.

  • Si te sientes propenso a la reconciliación, pregúntate, ante todo, qué es lo que te ha hecho tan manso: la mala memoria, la comodidad o la cobardía.

  • Nuestra intuición de Dios es una prueba insuficiente de su existencia. Hay otra más sólida: nuestra capacidad de dudar de él.

  • Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida.

  • Tolerancia significa disculpar los defectos de los demás; tacto, no reparar en ellos.

  • La sensualidad nos quería persuadir de que estábamos enamorados, pero la razón se resistía al engaño. Entonces la fantasía brindó su oportuna ayuda.

  • Ni te imaginas cuanta gente te rodea cuando crees estar solo con la mujer a la que amas. Le acompañan muchos hombres de los que no sabes nada, sus amantes pasados, y muchos de los que ni siquiera ella sabe nada, sus amantes futuros.

  • En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solución de continuidad: una, en la que después de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusión que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que ésta es inevitable.

  • La fuerza del carácter con frecuencia no es más que debilidad de sentimientos.

  • Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen.

  • El mareo es al espacio lo que la impaciencia al tiempo.

CONOCIMIENTO:

El amor, el trabajo y el conocimiento son los manantiales de la vida. También deben gobernarla. Wilhelm Reich.

Saber es relativamente fácil. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera es siempre más duro. Aldous Huxley.

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein.

El conocimiento es el alimento del alma… Platón.

El conocimiento es poder. Francis Bacon.

El aumento del conocimiento depende por completo de la existencia del desacuerdo. Karl Popper.

Sírvate lo aparente del indicio para lo no aparente. Solón.

La verdadera felicidad es la inquietud por saber, por conocer. U. Eco.

Conocer a un hombre y conocer lo que tiene dentro de la cabeza, son asuntos distintos. Ernest Hemingway.

Se dice que si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro. Sun Tzu.

… Estamos en aquello de lo conocido, lo que conocemos que desconocemos y lo que desconocemos que desconocemos. Así que hemos pasado de lo tercero a lo segundo, pero ahí está la belleza de la ciencia. Brian Schmidt.

Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento sino la certidumbre. B. Russell.

La verdad es eterna; el conocimiento, cambiante. Confundirlos resulta desastroso. Madeleine L’Engle.

No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos. Ambrose Bierce.

Lo poco que sé se lo debo a mi ignorancia. Platón.

Lo que has de odiar o querer, debes antes conocer. Proverbio.

La buena suerte se pasa, y el saber se queda en casa. Proverbio.

Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir. Anónimo.

Todo hombre, por naturaleza, desea saber. Aristóteles.

En el corazón del entendido descansa la sabiduría, y en medio de los estúpidos llega a ser conocida. Proverbios 14:33.

Lee y conducirás, no leas y serás conducido. Teresa de Ávila.

El conocimiento y las capacidades personales deben combinarse con la ambición, así como con un sentido de la honestidad  y una conciencia severa. C. R. Fresenius.

La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido. H. P. Lovecraft.

Denme la libertad para saber, pensar, creer y actuar libremente de acuerdo con la conciencia , sobre todas las demás libertades. John Milton.

Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa. Albert Camus.

En un hombre de conocimiento la compasión casi produce risa, como en un cíclope las manos delicadas. F. Nietzsche.

No amamos ya bastante nuestro conocimiento tan pronto como lo comunicamos. F. Nietzsche.

El conocimiento del más inteligente es nada en comparación con su ignorancia. Charles Bridges.

Ver tu propia ignorancia y ceguera es el primer paso hacia tener el verdadero conocimiento.  Jonathan Edwards.

La primera acción de un guerrero consciente es no saber. Película El guerrero pacífico.

Conocimiento no equivale a sabiduría. Conocimiento es saber como se limpia un parabrisas. Sabiduría es hacerlo.  Película El guerrero pacífico.

… Una evidencia como esta sólo se presenta una vez en la vida. Película Los Puentes de Madison.

Anónimo: 

  • El conocimiento es la única riqueza de la que no pueden despojarnos los tiranos.

  • El conocimiento humano es de dominio mundial.

  • Si el cerebro humano fuese tan simple que pudiésemos entenderlo, entonces seríamos tan simples que no podríamos entenderlo.

  • El conocimiento es la luz que ilumina tu camino.

  • El conocimiento no está en los sabios, está en aquellas personas que observan el mundo tal cual es, y no solo tal cual la ciencia en todas sus ramificaciones lo muestra, y es capaz de entenderlo y tratar de protegerlo aunque no siempre sepa como.

RELACIÓN:

El hombre es todo en cada momento y también en cada momento está enteramente en él la sociedad. Jean Baudrillard.

Sin amor propio (…) nadie es capaz de hacer la vida más agradable a los demás, que es el secreto de la amabilidad. Y el que es amable acaba por ser amado. Luis Racionero Grau.

No hay por qué saber si una persona tiene un disgusto o no, malas caras, brusquedades. Cada uno debe, por consideración a los demás, guardar sus cosas y hacer la vida más fácil a los otros. Elena Quiroga.

La carta que tú no escribes, las disculpas que no ofreces, el alimento que no dejas en el plato al gato: todos ellos pueden ser mensajes suficientes y eficaces porque el cero puede, dentro del contexto, ser significativo; y quien crea el contexto es el receptor del mensaje.  Gregory Bateson.

Cuanto más alto es el estatus de una persona, tanto mayor es la zona íntima que los otros le conceden.  Vera F. Birkenbihl.

Queremos, al igual que Pygmalion, transformar a la persona según la imagen que tenemos de ella. Nuestra impresión de que el otro es ‘arrogante’ suelta por nuestra parte señales de enemistad que precisamente robustecen en el otro aquella inseguridad que había emitido en un principio las señales de ‘arrogancia’. Pero con ello se robustece nuestra impresión ‘negativa’ que de nuevo fortalece nuestras señales negativas del plano de relación, etc., etc. (Efecto Pygmalion). Vera F. Birkenbihl.

Decir algo está conectado estrechamente con la producción de ciertos efectos en el oyente. J. L. Austin.

Cabe ver una incoherencia en el modo que tiene nuestra sociedad de enjuiciar el conformismo (juego de equipo) y el inconformismo (desviación). (…) El inconformista puede ser alabado por historiadores o idolatrado en películas y en la literatura mucho después de producirse su inconformismo, pero normalmente no le aprecian mucho en el momento las personas a cuyas exigencias rehúsa plegarse.  Elliot Aronson.

La persona (P) tiene ciertos sentimientos hacia el receptor (R). Pretende comunicar un sentimiento específico. Esto se manifiesta en algún tipo de conducta: palabras, un gesto, una sonrisa, una mirada o lo que fuere. El receptor percibe esta conducta a su manera, basándose en sus propias necesidades, sentimientos, historia pasada, opiniones sobre P, etc. Esta percepción de la conducta de P evoca en R un sentimiento (afecto, molestia, amor, miedo o el que fuere). Este sentimiento es rápidamente trasladado a una interpretación de las intenciones de P que, por su parte, fluye hasta convertirse en una evaluación del tipo de persona que es P. Elliot Aronson.

Una relación es como un tiburón. Si para de avanzar muere. Woody Allen.

¿Por qué tenemos imágenes de nosotros mismos? Estas imágenes separan a las personas. Si tiene una imagen de sí mismo como suizo, inglés o francés, etc., esta imagen no sólo distorsiona su observación de la humanidad, sino que también le separa de los demás. Y mientras exista esa separación, esa división, debe haber conflicto, como el conflicto que hay en todo el mundo, el árabe contra el israelita, el musulmán contra el hindú, una iglesia católica contra otra. Las divisiones nacionales y económicas son el resultado de todas estas imágenes, esos conceptos, esas ideas, y el cerebro se aferra a estas imágenes. ¿Por qué? J. Krishnamurti.

Las peleas entre extraños se acaban con el año. Las peleas de familia se alimentan cada día. Refrán citado en la Película Silencio Roto.

Vivir para los demás no es sólo la ley del deber, es también la ley de la felicidad. Auguste Comte.

Mucho más que los intereses es el orgullo quien nos divide.  Auguste Comte.

Sólo los buenos sentimientos pueden unirnos; nunca el interés forjó uniones de larga duración.  Auguste Comte.

Un país habrá llegado al máximo de su civismo cuando en él se puedan celebrar los partidos de fútbol sin árbitros. José Luis Coll.

Vivimos en una época de tal individualismo que ya no se habla nunca de discípulos; se habla de ladrones. Jean Cocteau.

Mi trabajo es mi única relación con el todo. Federico Fellini.

Los sentimientos son los instrumentos de que dispone el sujeto para estar interesado en los objetos que le rodean. Sin los sentimientos seríamos prácticamente muebles. Carlos Castilla Del Pino.

Nos movemos con los ojos cerrados y los oídos tapados: derribamos muros en los que hay puertas que esperan ser abiertas al tacto; buscamos a tientas escaleras, olvidando que tenemos alas; rezamos como si Dios estuviera sordo y ciego, como si estuviese en un espacio. No es de extrañar que no reconozcamos a los ángeles que andan entre nosotros. Henry Miller.

El conocimiento del yo es el camino final de la identificación con el mundo y, por consiguiente la comprensión de la inutilidad de los vínculos. Henry Miller.

Era como un reflector que revelaba la estupidez y la futilidad de todo. Henry Miller.

Emanaban de mí vibraciones, alusiones, matices que cargaban la atmósfera desagradablemente. Henry Miller.

Antonio Porchia:

  • Estar en compañía no es estar con alguien, sino estar en alguien.

  • Hallarás la distancia que te separa de ellos, uniéndote a ellos.

  • Y si no pudiera alejarme de mí, no podría acercarme a nadie, a nada. Ni a mí.

  • Sabes tanto de mí y no me comprendes. Saber no es comprender. Podríamos saberlo todo y no comprender nada.

  • No me hables. Quiero estar contigo.

  • Quien se queda mucho consigo mismo, se envilece.

  • Uno es uno con otros; solo no es nadie.

  • Ha sido correcto conmigo todo el universo, menos el hombre, mi semejante.

  • Cuando comienzan a vernos como esto, como aquello, comienzan a no vernos.

  • He llegado a un paso de todo. Y aquí me quedo, lejos de todo, un paso.

  • Cuando me hiciste otro, te dejé conmigo.

  • Trátame como debes tratarme, no como merezco ser tratado.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.