Viernes, 6 de Abril de 2018

Solo hay momentos de plenitud, y aquellos que no lo sepan e insistan en querer vivir para siempre, quedarán condenados al mundo del gris y repetitivo andar de la cotidianidad. Giovanni Papini.

Cuando la psique escapa del cadáver, lleva una existencia autónoma: los griegos la imaginaban como una figura antropomorfa y alada, un doble o eidolon del difunto, que generalmente iba a parar al Hades, donde pervivía de modo sombrío y fantasmal. Artículo Psique (Wikipedia).

Idiotez: … Dio su propia definición de la palabra idiotez. Sobre la base de su etimología (idios, “propio” en griego) mesuró que era una característica inherente de todas las personas y particular de ellas, es decir, singular y no universal. Clément Rosset.

El alma libre  si no quiere, no responde a nadie que no sea de su linaje; pues un gentilhombre no se dignaría responder a un villano que lo retara o requiriera a batalla; por ello, quien reta a un Alma así no la encuentra, sus enemigos no obtienen respuesta. Margarita Porete.

No comprendo cómo se mata el hambre comiendo, y el sueño en la cama y la sed con el agua. Y el deseo -este que me acapara cuando veo tus manos- debe ser archivado como algo malo en el cajón más sucio del cerebro. Ana María Rodas.

Todo guerrero conoce un momento de desolación antes de lanzarse al combate. Película 3 monjes rebeldes.

La humildad no está reñida con los grandes ideales. Algunos se creen humildes porque piensan sólo en diminutivo. Película 3 monjes rebeldes.

Abrevaos en el manantial del conocimiento. Conocer para amar es el secreto de la vida. Huid a los hipócritas, a los ignorantes, a los malévolos y alevosos [ingrato, falso, traidor]; libraos de los terrores infundados, estudiad al Hombre y al Universo; conoced las leyes del mundo físico y moral para someteros a ellas y solamente a ellas; bebed, bebed la Ciencia; bebed la Verdad, bebed el Amor. Anatole France.

Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante. Carl Rogers.

La buena vida es un proceso, no un estado del ser. Se trata de una dirección no un destino. Carl Rogers.

Para el aprendizaje significativo, el que provoca cambios profundos en el individuo, debe no limitarse a un aumento de conocimiento, sino abarcar todas las partes de la existencia. Carl Rogers.

La única persona educada es la que ha aprendido a aprender y cambiar. Carl Rogers.

He estado aterrada todos los momentos de mi vida, y nunca he dejado que me impida hacer una sola cosa que quería hacer. Georgia O’Keeffe.

Si se quieres olvidar algo o a alguien, no lo odies. Todo lo que odias queda grabado en tu corazón; si deseas dejar de lado algo, si quieres realmente olvidar, no lo puedes odiar. C. JoyBell C.

Desde la mitad de la vida hacia adelante, solo permanece vital aquel que está preparado para morir con vida. Carl Gustav Jung.

Aprende a apreciar lo que tienes antes de que el tiempo te enseñe a apreciar lo que tuviste. Anónimo.

Cuando sientas ganas de llorar delante de la gente piensa en lo siguiente, porque quien te conoce ríe, quien te odia disfruta, pero quien te ama sufre. Anónimo.

Lo más grande en este mundo, según cierto filósofo, es un buen hombre que lucha contra su suerte, pero todavía hay quien lo supera y es el que intenta socorrerlo. Oliver Goldsmith.

La incertidumbre es la única certeza que hay, y saber cómo vivir con la inseguridad es la única seguridad. John Allen Paulos.

Procuro llenar de luz el cerebro y de esperanza el corazón (Edmundo Dantés). Alejandro Dumas padre y Auguste Maquet.

COMUNICACIÓN:

Los perfumes de las flores son su lenguaje, las palabras de los hombres su perfume. Francisco Pino.

Yo soy hombre de muchas letras, pero de pocas palabras.  Enrique Mochales.

Los hombres se vuelven malos y culpables porque hablan y actúan sin prever los resultados de sus palabras y hechos.  Franz Kafka.

Los términos jergales reemplazan a palabras más precisas y descriptivas.  Si dejas de emplearlas no vendrán a la mente cuando necesitas el término exacto para expresar un significado.  Nada delata tanto como la jerga que uno usa. Anónimo.

Abandona los latiguillos: es decir, el tema es que... Sustituyen una forma de hablar más inteligente, original e ingeniosa. La jerga y latiguillos obliga a mantener un pensamiento conformista. Anónimo.

Sé breve en tus razonamientos: que ninguno has gustoso si es largo.  Cervantes.

Confunde la fuerza del argumento con el argumento de la fuerza. Aurelio Arteta.

Porque uno no debe hablar más que para decir la verdad o para confesar algún pecado. León Felipe.

Esta pasión por la palabra con sentido constituye el eje por el cual la lengua poética se eleva y, sin necesidad de grandes conceptualizaciones, consigue significar algo más que un género literario, algo que toda persona con conciencia de serlo entenderá necesariamente: que somos lo que hablamos y que quizá tampoco tenga importancia, porque, fugaces e inconsistentes, tampoco controlamos lo que decimos. Dolores Oller (haciendo una crítica a Alfonso Costafreda).

EQUILIBRIO: la persona equilibrada se caracteriza por la objetividad y desapasionamiento en sus juicios y apreciaciones; por el autocontrol y el dominio de sí mismo y de las situaciones más conflictivas, que siempre sabe manejar con gran sabiduría, propiciando un diálogo sereno, respetuoso y cálido y suscitando en su interlocutor un mismo deseo de encuentro y de respeto, de acoger y también de ser acogido. Bernabé Tierno.

BUENA CONVERSACIÓN: no consiste en decir cosas ingeniosas sino en saber escuchar tonterías. Anónimo.

NEGAR CON LA CABEZA: antes de negar con la cabeza asegúrate que la tienes. Anónimo.

CONVERSACIÓN: ¡nuestras orejas no están hechas para tanta sabiduría! (Frase de modestia antes u discurso enriquecedor).  También se puede usar ¡tus oídos no están seguramente acostumbrados a escuchar tanta erudición! (Aquí la modestia brilla por su ausencia). Anónimo.

¿Siempre habla así o hoy ha hecho un esfuerzo para ser diplomático? (IRONÍA ante uno que nos trata mal). Anónimo.

Ay del que escandalice, más le valdrían que le ataran al cuello una piedra de molino y le arrojaran al mar (Lucas el evangelista).  Entender esto es no decir lo que molesta en todos los sentidos y ámbitos de decir y molestar. Anónimo.

Debemos cuestionar esas síntesis pre-establecidas, aquellas agrupaciones que generalmente aceptamos antes de examinarlas, aquellos enlaces cuya validez se reconoce desde el comienzo; debemos desalojar aquellas formas y oscuras fuerzas por medio de las cuales generalmente enlazamos el discurso de un hombre con el de otro hombre; deben ser expulsados de la oscuridad donde reinan.  Y en vez de otorgarles un valor sin calificar, espontáneo, debemos aceptar, en nombre del rigor metodológico, que, en primer lugar, solamente atañen a una población de eventos dispersos [sin pretensión de verdad]. Michael Foucault.

La ambición del periodista consiste en desmontarle al otro el personaje externo para atisbar al ser que hay más abajo.  Para alcanzar este fin hay muchos métodos.  En el trayecto verbal y emocional de una entrevista puede haber halago, discusión intelectual, ironía, aburrimiento.  De hecho, a lo largo del encuentro se suelen suceder diversas etapas: la conversación puede construir un entendimiento o crear un conflicto, puede desembocar en un chispazo de intimidad fugaz o en una situación anómala e inquietante. Rosa Montero.

Una visión para ser soñada, no contada.  S. T. Colerigde.

Por lo general, deliberamos para entendernos de qué demonios estamos hablando unos con otros.  El error no se produce más que en el momento en el que dejamos de hacer eso, porque creemos que ya nos hemos entendido. Michael Ende.

La palabra está venciendo a la imagen.  Michel Tournier.

EL CONDE DE MONTECRISTO (Alejandro Dumas padre y Auguste Maquet):

  • No cometas el crimen por el que ahora cumples sentencia. Abate Faría.

  • Porque he engendrado en vuestro corazón un sentimiento que antes no abrigaba: la venganza. Abate Faria.

  • Siempre habrá labios que digan una cosa mientras el corazón piensa otra. Edmundo Dantés.

  • La pólvora no explota sin estar comprimida; la cautividad ha reunido en un solo punto mis facultades y han entrado en contacto en un espacio reducido, y como no ignoráis, del choque de las nubes resulta la electricidad, de la electricidad el rayo, y del rayo la luz. Abate Faría.

  • (…) para las notas particulares, y que deseo llamen la atención, me punzo los dedos y escribo con mi sangre. Abate Faría.

  • -A cambio de tu ayuda, te ofrezco algo invaluable. -¿Mi libertad? -Nos pueden quitar la libertad, como tú ya sabes. Te ofrezco el conocimiento. Todo lo que he aprendido. Conversación de Abate Faría y Edmundo Dantés.

  • ¡Me he substituido a la Providencia para recompensar a los buenos… Que el Dios vengador me ceda ahora su puesto para castigar a los malvados! Edmundo Dantés.

  • Lo más curioso que hay en la vida es el espectáculo de la muerte. Edmundo Dantés.

  • Pienso que [El conde de Montecristo] es un hombre encantador, que hace los honores a su casa a las mil maravillas, que ha visto mucho, estudiado mucho, reflexionado mucho, que como Bruto pertenece a la escuela estoica y sobre todo, que posee buenos cigarros. Franz d´Epinay.

  • Los malos no mueren así, porque Dios parece protegerlos para hacerlos instrumentos de sus venganzas. Edmundo Dantés.

  • (…) yo no me ocupo jamás de mi prójimo, no procuro proteger nunca a la sociedad que no me protege, y diré aún más, que no se ocupa generalmente de mí sino para perjudicarme, y retirándole mi estimación, y guardando la neutralidad frente a frente de ella, es todavía la sociedad y mi prójimo quienes me deben agradecimiento. Edmundo Dantés.

  • Todo mal tiene dos remedios; el tiempo y el silencio. Edmundo Dantés.

  • Franz: ¿Y habéis hallado algún placer asistiendo a esos espectáculos [de tortura]? Conde de Montecristo: el primer sentimiento fue el de la repugnancia, el segundo fue el de la indiferencia, y el tercero la curiosidad. Conversación de Franz y Edmundo Dantés.

  • Mi reino es grande como el mundo, porque no soy italiano, ni francés, ni indio, ni americano, ni español; soy cosmopolita. Edmundo Dantés.

  • No es el árbol quien abandona a la flor; sino la flor la que abandona al árbol. Edmundo Dantés.

  • Vivid, pues, y sed dichosos, hijos queridos de mi corazón, y no olvidéis nunca que hasta el día en que Dios se digne descifrar el porvenir al hombre, toda la sabiduría humana estará resumida en dos palabras: ¡Confiar y esperar! Edmundo Dantés.

  • God will give me justice (Dios me dará justicia). Aparece en la película, en el muro de la celda en el Castillo de If.

  • …el genovés era uno de esos hombres que tienen bastante talento para no saber nunca más que lo que deben saber, ni creer nunca más que aquello que les importa creer. Patrón del barco que rescató a Edmundo Dantés.

  • Siempre he tenido más miedo a una pluma, a una botella de tinta y a un cuadernillo de papel que a una espada o a una pistola. Caderousse.

  • La alegría causa a veces un efecto extraño; oprime al corazón casi tanto como el dolor. Caderousse.

  • Los hombres verdaderamente generosos están siempre dispuestos a ser compasivos cuando la desgracia de un enemigo sobrepasa los límites del odio hacia él.

     

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.