Viernes, 31 de Agosto de 2018

Llamé al cielo y no me oyó. Y pues sus puertas me cierra, de mis pasos en la tierra responda el cielo, no yo. José Zorilla

Dios es nuestro más elevado instinto de conocernos a nosotros mismos. Deepak Chopra.

Vivimos en un cambio continuo y se nos llama felices o desgraciados según cambiemos a mejor o peor. B. Spinoza. 

Educación es lo que la mayoría recibe, muchos trasmiten y pocos tienen. Karl Kraus.

¿Por qué las mujeres en general tienen mejores maneras que los hombres? Porque deben esperarlo todo de su efecto formal, mientras los hombres actúan o piensan. Hay que volverse más mujer. Cesare Pavese.

CUATRO VIRTUDES: el valor, la lucidez, la simpatía [comprensión], la soledad. F. Nietzsche.

La disciplina del sufrimiento, del gran sufrimiento -¿no sabéis que esa -únicamente esa- disciplina es la que ha creado hasta ahora todas las elevaciones del hombre? F. Nietzsche.

Todo lo que se piensa, es afecto o aversión. Robert Musil.

Cuanto más amamos a alguien menos conviene halagarle. Moliere.

El hombre es un egoísmo mitigado por una indolencia. Fernando Pessoa.

JUAN LUIS VIVES:

  • Es inútil toda polémica si no hay esperanza de que resulte provechosa.

  • La tiranía de la ignorancia es… la más dura y lóbrega de las esclavitudes.

  • ¿Qué mayor desgracia le puede pasar a un hombre que tener una opinión equivocada?

  • La diligencia en escuchar es el más breve camino hacia la ciencia.

  • Tan perjudicial es desdeñar las reglas como ceñirse a ellas en exceso.

  • Ninguno cree que hace mal si los demás no juzgan que lo hace.

  • Lo comprado al precio de muchos ruegos, es caro.

  • No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras.

  • La modestia en el hombre de talento es cosa honesta; en los grandes genios, hipocresía.

  • Libre es aquel que apetece solamente lo que está en sus manos alcanzar; siervo, el que tiene otras ambiciones.

  • Contestar injuria con injuria es lavar el barro con el barro.

  • Es propio del varón sabio, luego de haber dispuesto lo que está en su mano con toda la posible industria y diligencia, de mostrarse resignado con lo que se le diere la fortuna.

  • Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubieran creído ya suficientemente sabios.

  • Jamás es nociva la reprensión aunque venga de tu enemigo.

  • ¿A qué se reduce el orador, si habla en monólogo y nadie le pincha ni le excita? Forzosamente se entorpecerá y languidecerá.

  • Desgraciado aquel que no halle quien le avise cuando es menester.

  • Si han de creer lo que dices, igualmente te creerán sin jurar que jurando, y si no han de creerte, cuanto más jures más se alejarán de ti.

  • No es igual conocerse a sí mismo que juzgar de sí mismo.

  • Sé lento en adquirir amistades, pero sé constante en retenerlas una vez admitidas.

  • No esperes a que tu amigo venga a descubrirte su necesidad.

  • Lo que quieras que otros no digan, tú lo has de callar primero.

  • No se debe tocar con ligereza lo que es peligroso dejar sin resolver.

  • Muchos maestros de juicio estólido y depravado, a quienes no confiarías tus gansos, gobiernan las escuelas de los niños nobles.

  • Malo es que trabajen los hombres para morir ricos, no para vivir como tales hombres.

 PREJUICIOS:

  • Los prejuicios son la razón de los tontos. Voltaire.

  • Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios. Jean Jacques Rousseau.

  • Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios. Simone De Beauvoir.

  • Yo no analizo jamás, me limito a reaccionar…Yo ando con todos mis prejuicios. Jamás intento mejorarme o aprender algo. No soy uno que aprende, soy uno que evita. Charles Bukowski.

  • Los prejuicios son creencias anteriores a la observación; los juicios, exactos o erróneos, son consecutivos a ella. José Ingenieros.

  • Hacia donde miremos, encontraremos que los verdaderos obstáculos para la paz son la voluntad y los sentimientos de los hombres, las convicciones humanas, los prejuicios y las opiniones. Si queremos librarnos de las guerras, tendremos antes que librarnos de todas sus causas psicológicas. Aldous Huxley.

  • El modo en que empleamos la inteligencia, depende de nuestra voluntad. Cuando la voluntad no es desinteresada, el intelecto tiende a emplearse… meramente como un instrumento para la racionalización de las pasiones y los prejuicios y la justificación de los intereses personales. Aldous Huxley.

  • Aprender otra vez a hablar. A los cincuenta y siete años aprender no un idioma nuevo, sino aprender de nuevo a hablar. Tirar por la borda los prejuicios, aunque al final no nos quede nada. Leer otra vez los grandes libros, no importa si los leímos o nunca los leímos. Escuchar a la gente sin dar consejos, sobre todo a la que nada tiene que enseñarnos. No reconocer jamás a la angustia como un medio para la realización. Combatir a la muerte sin proclamar el combate. En una palabra: valor y justicia. Elias Canetti.

  • Un gran número de personas piensan que están pensando cuando no hacen más que reordenar sus prejuicios. William James.

  • Siempre que afloran los prejuicios étnicos o nacionales, en tiempos de escasez, cuando se desafía la auto estima o vigor nacional, cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea. Tiembla su pequeña fuente de luz. Aumenta la oscuridad. Los demonios empiezan a agitarse. Carl Sagan.

  • El contagio de los prejuicios hace creer muchas veces en la dificultad de las cosas que no tienen nada de difíciles. Pío Baroja.

El día que Nietzsche lloró (Irvin D. Yalom):

  • Veo que le gusta actuar por sí misma. No priva así a los hombres del placer de servirla (Breuer a Salomé).

  • ¿A dónde se fue Dios? Yo se lo diré. Dios ha muerto. Todos los hemos matado: usted (a una monja), usted (a un sacerdote) y yo.

  • Dios le quemará en el infierno.

  • Tras la muerte de buda su sombra se siguió viendo en las cuevas durante siglos. Una sombra siniestra, estremecedora… pasaran miles de años en los que seguirá viendo la sombra de Dios. Venzan la sombra que llevan dentro.

  • Una conferencia fascinante para tan pocos oídos.

  • Esa mujer convencería a un caballo para que pusiera huevos.

  • Zaratustra: el hombre debe ser superado… ¿que has hecho para sobreponerte al hombre?… qué es el simio para el hombre. Un motivo de vergüenza. Lo mismo que será el hombre para el superhombre.

  • Mi ambición es decir en 10 frases lo que otros dicen en todo un libro.

  • Los grandes pensadores escogen su propia compañía sin molestias de la chusma. Piense en Thoureau, Spinoza, Buda.

  • A los cuarenta se sienten cosas que a los veinte ni se sospechan.

  • Una vez que gane su confianza puede que se abra como una almeja al vapor.

  • Yo no sé curar la desesperación, sólo sé cómo tolerarla.

  • Mi motivación es buscar mi propio interés (Breuer).

  • -Hace que me sienta incómodo (Breuer). -Es mi tarea hacer que se sienta incómodo (Nietzsche).

  • Ha mencionado a su esposa al final (en la lista de malestares de Breuer), lo que hace –dice Nietzsche- que todo comienza allí.

  • No se preocupe por lo que piensen de usted los demás.

  • Nada debe interferir en el desarrollo del héroe que llevamos dentro y si el deseo se interpone en el camino, hay que superarlo.

  • Sea más práctico, sólo me ofrece citas de sus libros, filosofía (Breuer)… Es la primera vez que intento dar un uso práctico a mi filosofía (Nietzsche).

  • Hay que escoger entre la comodidad y la verdad (Nietzsche). ¿Se excluyen mutuamente? (Breuer).

  • Bueno, si escoge el placer de crecer debe prepararse para sufrir. Quiere sufrir menos, encójase; adelante, forme parte del rebaño.

  • Mire ese árbol. Necesita el mal tiempo para alcanzar esa altura soberbia. Hay creatividad y descubrimiento, pero engendrados por el dolor.

  • Deseo cosas simples, poder dormir sin pesadillas y vivir sin tensiones.

  • Le ayudarás mejor dejando que te ayude él a ti (Freud a Breuer).

  • Los objetivos son parte de mi cultura. Están en el aire, se respiran. Como todo niño judío quería salir del gueto para tener éxito. Mi padre fue el gran maestro de mi vida. Yo no elegí los objetivos, simplemente estaban allí como un accidente (Breuer). Pero el no tomar posesión de sus objetivos es dejar que su vida sea un accidente (Nietzsche).

  • La arena de mi vida se está acabando. Estoy en la misma fila que todos los demás marchando hacia mi muerte. Al saber que mi muerte se aproxima me siento impotente e insignificante (Breuer).

  • No significa que la vida carezca de propósito. Al contrario a medida que se acerca la muerte aumenta el valor de la vida. Debe aprender a decir sí. Pero decir sí en cada minuto de vida. Sea apasionado. Sea un librepensador. Supere sus limitaciones. Sea el superhombre. (Nietzsche).

  • Lamento no poder ofrecerle nada más que un momento (Breuer a Salomé). El precio del éxito Dr. Breuer (dice ella).

  • Sé hombre, no me sigas a mí sino a ti mismo (atribuye Nietzsche la frase a Goethe).

  • …Haga lo que haga no use la razón.

  • Le rebajé a usted y a mí mismo. Un profesor debería hacer justo lo contrario (Nietzeche a Breuer).

  • Vivir sin arriesgarse es lo peligroso.

  • El tiempo es nuestra carga. El mayor reto es vivir a pesar de ello.

  • Estamos más enamorados del deseo que de lo deseado.

  • Tenemos que morir, pero a su debido tiempo. La muerte sólo deja de atemorizar cuando se ha consumado la vida…usted ha vivido su vida o ha sido vivido por ella. Se mantiene al margen de su vida añorando otra vida que nunca se ha atrevido a vivir.

  • No puedo decirle que viva de otro modo. Si lo hiciera seguiría viviendo según el designio de otro…

  • Lo único que realmente amo es la idea de que he cumplido con mis obligaciones con respecto a mi esposa y a mis hijos.

  • ¿Obligaciones? Sus obligaciones son una farsa. La cortina tras la que se oculta. Para formar realmente a sus hijos, primero fórmese así mismo. En cuanto a su esposa mejor liberarla de la prisión que comparte con usted antes de que acabe con ella.

  • Tendría que haber sido Yo antes de convertirme en nosotros (Breuer a su esposa).

  • Para crecer fuerte antes tiene que hundir profundamente sus raíces en la nada. Aprenda a enfrentarse a su soledad más absoluta. Tiene que estar dispuesto a arder en sus propias llamas. Como puede renovarse si antes no se convierte en cenizas.

  • Usted ha podido expulsar a Bertha de su mente y tiene una familia. Usted tiene a su familia y yo mis subterfugios. Mis pequeños métodos secretos para soportar la soledad. Pero la glorifico, ¿verdad? Es que no quiero morir solo. No quiero que mi cuerpo sea descubierto por el hedor. Lou suavizó ese temor durante algún tiempo… pero tiene razón… sólo es una ilusión. Sólo es una ilusión.

  • El aislamiento existe únicamente si te aíslas. Cuando lo compartes se esfuma.

  • Quédese a cenar con nosotros… (Breuer). Sería como abandonar mi misión. Debemos seguir nuestros caminos. Éramos amigos y nos hemos vuelto extraños el uno al otro…Debemos volvernos extraños el uno para el otro porque es la ley a la cual estamos sujetos.

 RELACIÓN:

Cuando las gaviotas siguen al bando es porque creen que se van a lanzar sardinas al mar. Película Buscando a Eric.

Rompe los lazos que te hacen daño y no dañes los lazos que te hacen fuerte. Anónimo.

Despertamos en otros la misma actitud mental que tenemos hacia ellos. Elbert Hubbard.

Toda criatura humana está concebida para ser un misterio indescifrable para cualquier otra. Charles Dickens.

El dinero y los bienes son las mejores referencias. Charles Dickens.

Cuando un hombre ríe para adentro, es presagio de algún mal para otros. Charles Dickens.

Nunca te fíes de la apariencia, sino de la evidencia. No existe mejor norma. Charles Dickens.

El odio a los de arriba es el homenaje inconsciente de los de abajo. Charles Dickens.

No hay nada en el mundo que sea tan irresistiblemente contagioso como la risa y el buen humor. Charles Dickens.

El dolor de la separación es incomparable a la alegría del reencuentro. Charles Dickens.

Vergonzosa cosa para un hombre ocuparse en los asuntos de los demás e ignorar los suyos. Demócrito.

Sólo las relaciones con los hombres honestos reportan utilidad. Clemente de Alejandría.

Si no sientes afecto por las personas, ocúpate en lo que sea, pero no de ellas. León Tolstoi.

Si la gente no te deja en paz, es porque no le has enseñado como hacerlo. David Seabury.

Más que las ideas, a los hombres los separan los intereses. Alexis de Tocqueville.

Los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas. José Ortega y Gasset.

Lo que yace atrás de nosotros y lo que yace ante nosotros son cuestiones mínimas comparadas con lo que yace dentro de nosotros. Oliver Wendell Holmes.

La regla de oro de la conducta humana es la mutua tolerancia, puesto que nunca compartiremos todos las mismas ideas. Mohandas Karamchand Gandhi.

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores. Benjamin Disraeli.

Evita en lo posible el bullicio de los hombres, porque el trato de las cosas del mundo es un gran obstáculo para ti, aun cuando procedas con pureza de intención. Tomás de Kempis.

En media hora de juego podremos descubrir mejor a una persona que en un año de conversación. Platón.

En las cosas grandes, los hombres se muestran como les conviene; en las pequeñas se muestran tal como son. Nicolás-Sebastien Roch Chamfort.

Cuanto más se acerca uno a los grandes hombres, más cuenta se da, de que son hombres. Jean de la Bruyere.

Un pescador reconoce a otro pescador por muy lejos que esté.  Película Wall Street II.

Es usted una abeja. Le gusta picar a las personas. Película Wall Street II.

En las asociaciones mutuas, donde uno se junta con otro, nunca verás que, al disolverse la comunidad, el justo tenga más que el injusto, sino menos. Platón.

La ciudad nace, en mi opinión, por darse la circunstancia de que ninguno de nosotros se basta a sí mismo, sino que necesita de muchas cosas. Platón.

Vive con tus inferiores de la manera que quisieras que tus superiores vivieran contigo. L. A. Séneca.

Ningún bien, se disfruta sin compañía. L. A. Séneca.

Es mucho más seguro apreciar a las personas peligrosas.  Película La casa de la alegría.

La vida es demasiado corta para pasarla conociendo a gente nueva. Película La casa de la alegría.

Todas las cosas y las personas aparecen disfrazadas. Milan Kundera.

Mientras las personas son jóvenes y la composición musical de su vida está aún en sus primeros compases, pueden escribirla juntas e intercambiarse motivos, pero cuando se encuentran y son ya mayores, sus composiciones musicales están ya más o menos cerradas y cada palabra, cada objeto, significa una cosa distinta en la composición de la una y de la otra. Milan Kundera.

Cuando uno se realiza integrando lo que es propio del otro sexo se siente completo y se convierte en una persona solitaria y autosuficiente.  Bert Hellinger.

Acabamos de conocernos y ya me ha descubierto. Película Tierras de penumbra.

Es otra de las cosas milagrosas sobre la humanidad que no hay dolor ni pasión que no irradie hasta los confines de la tierra. Deja a un hombre en una buhardilla quemar con la suficiente intensidad y pondrá el fuego al mundo. Antoine de Saint Exupéry.

La feliz combinación de circunstancias fortuitas… Walter Scott.

Película Historias de Filadelfia:

-Apenas le conoces.

-Por eso le conozco bien.

Voy andando y en la distancia veo lo que parece un animal, me acerco y veo que es un hombre. Me acerco más y veo que es mi hermano. Película Un corazón en peligro.

Yo paso por la vida repartiendo rayos de sol al pasar. Película La pícara puritana.

Las malas noticias son de naturaleza infecciosa para el que las refiere. W. Shakespeare.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.