Viernes, 3 de Noviembre de 2017

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla. S. Freud.

Uno de los trucos de la vida consiste, más que en tener buenas cartas, en jugar bien las que uno tiene. Josh Billings.

Únicamente la caridad nos redime del egoísmo, en lo individual, y nos eleva sobre la ley en lo colectivo. Mario Carvajal.

Nosotros realmente no queremos una religión que tenga razón cuando nosotros tenemos razón. Lo que nosotros queremos es una religión que tenga razón cuando nosotros estamos equivocados. G. K. Chesterton.

Si uno se aferra a la ilusión de control no levantará defensas contra lo imprevisto y cuando llegue se desmoralizará. J. Krishnamurti.

Un esfuerzo más y lo que iba a ser un fracaso se convierte en éxito. No existe el fracaso, salvo cuando dejamos de esforzarnos.  Anónimo.

Un mundo  mejor no se logra desde la derecha, ni desde la izquierda, sino desde el interior. Anónimo.

Un viejo insoportable es lo que queda de alguien que se hizo viejo soportando a los que ahora no lo pueden soportar. Mario Sarmiento Vargas.

Leer mucho vuelve orgulloso y pedante; ver mucho vuelve sabio, sociable y útil.  El lector desarrolla excesivamente una sola idea. Georg Christoph Lichtenberg.

El futuro nos tortura, el pasado nos encadena. He aquí porqué se nos escapa el presente. Gustave Flaubert.

La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos. Albert Einstein.

La razón humana es tan débil para edificar como formidable ariete para destruir. Jaime Luciano Balmes.

Esa nostalgia de lo antiguo, es una falta de confianza en el presente. Heinrich Böel.

Gran parte de las dificultades que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes, llenos de dudas. B. Russell.

Menos malo es agitarse en la duda, que descansar en el error. Alessandro Manzoni.

Se mide la inteligencia de un individuo por la cantidad de incertidumbre que es capaz de soportar.  Inmanuel Kant.

Buena almohada es la duda para una cabeza bien equilibrada. F. Nietzsche.

En el mundo cristiano la duda jamás ha formado parte de la religión… la mente original, ponía énfasis en la duda. La duda con su claridad, con su inmensa vitalidad, limpia la mente de sus ilusiones.  J. Krishnamurti.

¿Es, entonces, posible liberarse de todas las influencias que nos condicionan y a base de las cuales nos hemos educado?… Por cierto, uno debe ser libre; de lo contrario, no puede descubrir lo que hay más allá de la libertad. Pero, para ser libre, debe examinar todas estas cosas, y no aceptar nada –lo cual no implica cultivar la duda-. En consecuencia, por todo eso, uno debe comprender el contenido de su propia conciencia, de lo que uno es.  J. Krishnamurti.

Mientras que la seguridad física es necesaria, no hay tal cosa como la seguridad psicológica permanente; y tan pronto tenemos esa seguridad, que es autoproyectada, nos tornamos perezosos, quedamos satisfechos y nos estancamos. Pero, cuando no hay seguridad, entonces debe uno tener una mente que viva de instante en instante y, debido a eso, el vivir es incertidumbre; y la mente incierta, la mente que no sabe, que no busca gratificación, es creativa.  J. Krishnamurti.

La libertad llega con la comprensión, no por la aceptación de la autoridad ni por la imitación. J. Krishnamurti.

Cuando hay descontento, dolor, el intelecto se presenta con soluciones, explicaciones, sugestiones tentativas, las que gradualmente cristalizan y se convierten en hábitos de pensamiento. De este modo se disimulan el sufrimiento y la duda. J. Krishnamurti.

Este vital estado de incertidumbre, cuando no se desea escapar de él, es el principio de toda genuina búsqueda de la realidad. J. Krishnamurti.

Para un hombre que de verdad está inseguro, hay esperanza; pero para aquél que está atrincherado en la creencia, en lo que llama intuición, hay muy poca esperanza, porque ha cerrado la puerta a la incertidumbre, a la duda, y encuentra apoyo y consuelo en la seguridad. J. Krishnamurti.

La realidad sólo podrá discernirse conociendo y comprendiendo el proceso transitorio del yo. Si puedo comprenderme a mí mismo, lo que soy, cómo he surgido a la existencia, comprender si el yo posee en sí mismo una identidad y cuál es la naturaleza de su ser, entonces existe una posibilidad de comprender lo real, lo verdadero.  J. Krishnamurti.

La  mayoría de las religiones prohíbe la duda a sus seguidores. La duda se ha vuelto un obstáculo religioso, un impedimento. A causa de su propio temor, han desarrollado ustedes ciertas creencias, ilusiones, ciertos ideales a los que se han esclavizado, y sólo mediante el propio sufrimiento comprenderán verdaderamente lo que significan. J. Krishnamurti.

 

Si con dar un solo golpe

se atajaran las consecuencias

y el éxito fuera seguro…

yo me lanzaría de cabeza

desde el escollo de la duda

al mar de una existencia nueva.

W. Shakespeare.

 

HUMORADAS

Busqué la ciencia, y me enseñó el vacío.
Logré el amor, y conquisté el hastío.
¡Quién de su pecho desterrar pudiera,
la duda, nuestra eterna compañera!
¿Qué es preciso tener en la existencia?
Fuerza en el alma y paz en la conciencia.
No tengáis duda alguna:
felicidad suprema no hay ninguna.
Aunque tú por modestia no lo creas,
las flores en tu sien parecen feas.
Te pintaré en un cantar
la rueda de la existencia:
Pecar, hacer penitencia
y, luego, vuelta a empezar.
En este mundo traidor,
nada es verdad, ni mentira,
Todo es según el color
del cristal con que se mira.

Ramón de Campoamor.

 

Por dondequiera que fui

la razón atropellé,

la virtud escarnecí,

a la justicia burlé,

y a las mujeres vendí.

Yo a las cabañas bajé,

yo a los palacios subí,

yo los claustros escalé,

y en todas partes dejé

memoria amarga de mí.

Ni reconocí sagrado,

ni hubo ocasión ni lugar

por mi audacia respetado;

ni en distinguir me he parado

al clérigo del seglar.

A quien quise provoqué,

con quien quiso me batí,

y nunca consideré

que pudo matarme a mí

aquel a quien yo maté.

 

Cual gritan esos malditos
pero mal rayo me parta
si en terminando esta carta
no pagan caros sus gritos

 

¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor,

que en esta apartada orilla

más pura la luna brilla

y se respira mejor?

José Zorrilla.

APARIENCIA:

  • La ceguera más profunda es la que no te deja ver quién eres.

  • A veces es mejor cerrar la boca y parecer idiota que abrirla y demostrar que lo eres.

  • Es grande saber ser pequeño.

  • No finjas intentando ser otro, ser tú mismo ya es una mentira.

  • Te ríes de mi porque soy diferente y yo me río de ti porque eres igual a los demás.

Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz:

  • Sé impecable con tus palabras.

  • No te tomes nada personalmente.

  • No hagas suposiciones.

  • Haz siempre lo máximo que puedas.

Proverbios árabes:

  • Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación.

  • Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quién te ha aplaudido.

Eclesiastés:

  • Las palabras del sabio son como aguijones.

  • Escribir libros es una tarea sin fin.

SABIDURÍA:

La mayor sabiduría a la que se puede aspirar en este mundo es la de saber vivir: perdonarse a uno mismo, disfrutar de lo que se tiene, ser consciente de la maravilla de estar vivo y perseverar en el propio camino, al margen de la presión y del ruido exterior. Todo esto suena muy bien, pero no es nada fácil de lograr, porque la existencia no es un maldito tratado de autoayuda, sino una vertiginosa y contradictoria confusión, un caos que escuece y duele. Rosa Montero.

El hombre perfecto utiliza su mente como un espejo; no se aferra a nada, no rechaza nada; sólo recibe, pero no retiene.  Chuang-tse.

Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza.  Averroes. 

Dios mío, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor de cambiar las que deba y la sabiduría para establecer la diferencia. Oración del teólogo Reinhold Neibuht, adoptada por Alcohólicos Anónimos.

Ser realista es el principio de la sabiduría y a los sabios sólo les preocupa encontrar placer en el presente. Película Salomé.

Actualmente la gente busca conocimiento, no la sabiduría.  El conocimiento es algo del pasado; la sabiduría es del futuro.  En nuestra era la gente está dormida.  Piensan que están despiertos, pero en realidad están dormidos.  Ésta es una era peligrosa, la más peligrosa de la historia humana.  La gente tiene que despertar.  Vernon Cooper.

Se es un sabio únicamente a condición de vivir en un mundo de necios. Arthur Schopenhauer.

El sabio, al oír la verdad, comprende la verdad y se tranquiliza.  Dhiravamsa.

El signo de la sabiduría es el control de uno mismo, y el signo de haber madurado en la experiencia espiritual es la ausencia de emociones conflictivas. Esto quiere decir que cuando nos hemos convertido en sabios, en la misma medida debemos volvernos serenos, apacibles y disciplinados, y no descuidados, arrogantes ni orgullosos. Verificad constantemente si tenéis éxito al utilizar la práctica espiritual para dominar vuestras emociones negativas.  Si una práctica cualquiera da un resultado contrario, si aumenta vuestro egoísmo, vuestra confusión y vuestros pensamientos negativos, sería mejor que la abandonaseis, porque no está hecha para vosotros. Khyentsé Rimpoché.

Aquello que llamamos nirvana no es más que el agotamiento de los pensamientos del intelecto errado… la liberación es el agotamiento del error. Matthieu Ricard y Trinh Xuan Thuan.

La sabiduría será siempre conjetural. En vano se ha esforzado el hombre, desde Buda y Sócrates, a hacer de ella una ciencia. Vano sería asimismo intentar sacar del saber que resulte demostrable una moral y un arte de vivir. La sabiduría no reposa en ninguna certidumbre científica, y la certidumbre científica no conduce a ninguna sabiduría. Ambas existen, no obstante, por siempre inseparables, por siempre separadas, por siempre complementarias. Jean-François Revel y Matthieu Ricard.

SENTIMIENTO:

Es dulce ser la única fuente, la causa tiránica e inapelable de las grandes dichas y de la desesperación más honda de otro ser.  Iván Turguénev.

(…) Fue una temporada extraña, llena de nerviosismo, un verdadero caos en el que sentimientos opuestos, pensamientos, sospechas, esperanzas, alegrías y sufrimientos se arremolinaban en un torbellino. Iván Turguénev.

Me levanté por la mañana con dolor de cabeza. Las emociones de la víspera estaban lejanas. En su lugar vino una perplejidad penosa y una tristeza que antes no había conocido. Era como si algo muriese en mí.   Iván Turguénev.

La precisión es siempre ventajosa para la belleza, y el razonamiento riguroso para el sentimiento refinado. Vanamente exaltaríamos el uno despreciando el otro. David Hume.

Los sentimientos de nuestro corazón, la agitación de nuestras pasiones, la intensidad de nuestros sentimientos debilitan sus conclusiones y reducen al filósofo profundo a un mero plebeyo. David Hume.

Los sentimientos más elevados de la mente, las operaciones del entendimiento, las diversas agitaciones de las pasiones, aún cuando son diferentes en sí mismos, fácilmente se nos escapan cuando la reflexión los examina. David Hume.

La música es la taquigrafía de los sentimientos. León Tolstoi.

Me acosan unos pensamientos tan extraños y unas sensaciones tan lúgubres, se agolpan en mi cabeza unas preguntas tan confusas, que no me siento ni con fuerzas ni con deseos de contestarlas. No seré yo quien ha de resolver todo esto. Fiodor Mijailovich Dostoievski.

No se puede callar cuando se siente. Fiodor Mijailovich Dostoievski.

En las cosas importantes, todo el mundo recurre al disimulo; en cambio, en las pequeñas cosas, la gente se muestra tal cual es. Mariscal Hindenburg.

Rascad la piel de un escéptico, y casi siempre hallaréis debajo los nervios doloridos de un sentimental. Daniel D’Arc.

Cuando se exagera un sentimiento, desaparece la facultad para pensar.  Gustave le Von.

Puede ser que la gente no recuerde exactamente qué hiciste o que dijiste. Pero SIEMPRE recordarán cómo los hiciste sentir.  Anónimo.

Todo nuestro razonamiento se reduce a ceder al sentimiento. Blaise Pascal.

La fantasía es parecida y contraria al sentimiento. Blaise Pascal.

Cuando llegues al final de lo que debes saber, estarás al principio de lo que debes sentir. Khalil Gibran.

Siempre habrá labios que digan una cosa mientras el corazón piensa otra. Alejandro Dumas, padre y Auguste Maquet.

El rey Lear le preguntó a Gloucester: ¿y tú, cómo ves el mundo? Gloucester, que era ciego, le respondió: lo veo con el sentimiento… lo veo, con el sentimiento. W. Shakespeare.

Para un hombre nada hay más ridículo que ponerse sentimental, cuando una mujer no lo está. Película Indiscreta.

Pocos son los que ven con sus propios ojos y sienten con sus propios corazones. Albert Einstein.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.