Viernes, 29 de Septiembre de 2017

Cuando un saltamontes concentra sus energías para saltar, no sabe dónde aterrizará. Gerald Brennan.

La más peligrosa de todas las debilidades es el temor de parecer débil. Bonifacio VIII.

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro. Platón.

Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio. Sigmund Freud.

La belleza subyace ahora, allí donde nos tomemos la molestia de mirar [si sabemos apreciarla]. John Cage.

Ojo por ojo y el mundo se quedará ciego. Gandhi.

El odio es un grave peso que hunde el corazón en lo más hondo del pecho y se fija como una piedra sepulcral sobre todas las alegrías. Goethe.

Se ha nacido para grandes cosas cuando se posee la fuerza para vencerse a uno  mismo. Jean Baptiste Massillon.

El cerebro humano es como una máquina de acuñar moneda. Si echas en ella metal impuro, obtendrás escoria; si echas oro, obtendrás monedas de ley. Santiago Ramón y Cajal.

Comprenderlo todo nos hace más indulgentes. Madame de Staël.

La acción es el antídoto de la desesperación. Joan Báez.

Es necesario conocerse a uno mismo. Si esto no sirve para conocer la verdad, al menos sirve para ordenar nuestra vida, y no hay nada más justo que esto. Blaise Pascal.

La mayor victoria está en vencerse a uno mismo. Calderón de la Barca.

Los peores dolores son los que nos causamos nosotros mismos. Sófocles.

Retírate dentro de ti mismo, sobre todo cuando necesites compañía. Epicuro.

Abandonar puede tener justificación, abandonarse no la tiene jamás. Emerson.

Las cosas exteriores son únicamente el barniz del hombre. Yo soy mi cielo, y yo mi infierno. Schiller.

Todas las ambiciones son legítimas, excepto las que se construyen sobre la miseria o la credulidad de la humanidad. Joseph Conrad.

La violencia es el último recurso del incompetente. Isaac Asimov.

Nada importa el futuro cuando uno está en paz con su conciencia, cuando uno se siente reconciliado y en orden. Henri-Frédéric Amiel.

Una buena conversación debe agotar el tema, o a sus interlocutores. Winston Churchill.

Sorprendernos por algo es el primer paso de la mente hacia el descubrimiento. Louis Pasteur.

Quiero mejor forjar [educarla] mi alma que amueblarla [adquirir conocimientos]. Montaigne.

Quien domina su cólera domina a su peor enemigo. Confucio.

Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias. John Locke.

La vida sería algo maravilloso si supiéramos qué hacer con ella. Greta Garbo.

Poeta en la puerta: el que viene me proporcionará un honor y el que no viene una satisfacción.  F. Nietzsche.

El río alcanza sus objetivos porque aprendió a contornear los obstáculos. André Luiz.

Un fracasado es un hombre que ha cometido un error pero que no es capaz de convertirlo en experiencia.  Elbert Hubbard.

Nunca temas a las sombras. Sólo constituyen el indicio de que en algún lugar cercano hay una luz resplandeciente. Ruth Renkel.

El éxito llega normalmente a aquellos que luchan duramente por él. Henry David Thoreau.

El mayor error que puedes cometer en la vida es tener miedo continuamente de equivocarte. John Maxwell.

Los débiles no pueden perdonar. El perdón es un atributo de los fuertes. Mahatma Gandhi.

El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído. Concepción Arenal.

De todo éxito, por pequeño que sea, surgirá un día un esfuerzo más grande que lo completará. Walt Whitman.

La felicidad de un hombre no consiste en la ausencia de pasiones, sino en su dominio. Lord Aldred Tennyson.

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto. Blaise Pascal.

A menudo, nada aprovecha más que la estima personal que ha crecido en la justicia y el bien. John Milton.

¿Quién sostiene una batalla tan fuerte como la que uno libra consigo mismo? Thomas A. Kempis.

En el interior hay un universo también. Goethe.

No hay nada como volver a un lugar que permanece inalterable para darte cuenta de lo mucho que has cambiado tú. Nelson Mandela.

Ganaríamos más dejándonos ver tal como somos que intentando parecer lo que no somos. François de la Rochefoucauld.

Es una locura buscar a alguien a quien amar y que nos ame, sino es a nosotros mismos. Théophile de Viau.

Alguien dijo que hay tres partes para una historia: mi parte, tu parte y la verdad. Ana Martín Fragas.

Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene. Baltasar Gracián.

El encuentro de dos personalidades es como el contacto entre dos sustancias químicas: si hay cualquier reacción, ambas se trasforman. Carl Jung.

La verdadera amistad llega cuando el silencio entre dos transcurre amenamente. Erasmo de Rótterdam.

Nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo. Juvenal.

Hay en el fondo de cada alma muchos tesoros escondidos que sólo el amor descubre. Edouard Rod.

Si quieres hallar en cualquier parte amistad, dulzura y poesía, llévalas contigo. Georges Duhamel.

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos. San Agustín.

Sin amor y sin risas, nada hay agradable. Quinto Horacio Flaco.

El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho. José Ortega y Gasset.

¿Quién, siendo amado, es pobre? Oscar Wilde.

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más bella de la vida. Stendhal.

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males. Leonard Cohen.

Quien no vive de algún modo para los demás, tampoco vive para sí mismo. Michel de Montaigne.

Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo. Jean-Jacques Rousseau.

Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela. Pitágoras.

El enamoramiento es la antesala en la que el amor negocia las condiciones de su proyecto.  Muchas parejas no pasan por ella: las que se unen por miedo a la soledad o por intereses que poco tienen que ver con el amor.  José Rodríguez.

Sólo desparecen los temores que somos capaces de compartir con las personas cercanas. P. Zarraluki.

Tener esperanza no consiste en esperar lo que no es posible.  C. E. Rodríguez.

La suerte no ayuda si uno no la ayuda a ayudar. E. Galeano.

No hay una esencia humana. La existencia de cada uno determina su ser. J. P. Sartre.

La culpa nos hace presente el pasado como nuestro ser hacia la muerte nos hace presente el futuro anticipándolo. Martin Heidegger.

Soy de los que creen que el progreso espiritual es la norma de la vida humana, pero el avance hacia la perfección es lento y doloroso. Khalil Gibran.

Amistad: ¿qué amigo es el que buscáis para matar las horas? Buscadlo siempre para vivir las horas. Porque él existe para colmar vuestra necesidad, no vuestro vacío. Khalil Gibran.

Albert Einstein:

  • Todos somos ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

  • No podemos resolver un problema pensando de la misma manera que cuando lo creamos.

  • Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo vivir para los demás da sentido a la vida.

  • Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro.

  • No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela.

  • No sé con qué armas se luchará en la Tercera Guerra Mundial, pero sí sé con cuáles lo harán en la Cuarta Guerra Mundial: con palos y mazas.

  • La teoría es asesinada tarde o temprano por la experiencia.

  • Triste época la nuestra, en la que es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

  • Pocos son los que se atreven a ver con sus propios ojos y a sentir con su propio corazón.

Bertolt Brecht:

  • La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.

  • No son las películas de más calidad lo que puede hacer cambiar el gusto del público, sino únicamente un cambio en las condiciones de vida.

  • Porque no me fío de él, somos amigos.

  • Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque.

  • Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.

  • El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento.

  • Las convicciones son esperanzas.

  • Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

Décimo Junio Juvenal:

  • Toda ganancia gusta y complace, sea cual sea su origen.

  • Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico.

  • Las bromas son como la sal: se deben usar con gran precaución.

  • El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco.

  • Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.

  • Todos quieren poseer conocimientos; pero pocos están dispuestos a pagar su precio.

  • La censura perdona a los cuervos y se ensaña con las palomas.

  • Nadie se hizo perverso súbitamente.

  • El niño es acreedor al máximo respeto.

  • Este es el castigo más importante del culpable; nunca ser absuelto en el tribunal de su propia conciencia.

  • Haz de manera que seas tú admirado y no lo que te pertenece.

  • Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza.

  • El dinero se llora con un pesar más profundo que a los amigos o a los parientes.

SABIDURÍA:

  • Saber es hacer. Hacer trae la comprensión, y las acciones convierten conocimientos en sabiduría. Dan Millmann.

  • De vez en cuando, fíjate bien en algo que no esté hecho con las manos: Una montaña, una Estrella, la curva de un río. De allí vendrá hacia ti la sabiduría y la paciencia, y por encima de todo, la seguridad de que no estás solo en el mundo. Dan Millmann.

  • La paciencia es la mejor parte de la sabiduría – la sabiduría de saber cuándo hay que actuar y cuándo hay que estar tranquilo, cuándo hablar y cuándo callar, cuándo trabajar y cuándo descansar, cuándo subirte a la energía de un ciclo en construcción y cuándo esperar a la siguiente ola. Dan Millmann.

  • Un hombre es doblemente sabio si tiene a su lado una mujer sabia. Película Marco Polo.

  • La sabiduría es un producto del tiempo y de las experiencias. Ya puedes leerte todos los libros y no llegarás a sabio, en el verdadero sentido de la palabra. La felicidad es el premio de la vida. Nada se regala. Es cierto que se aprende estudiando; pero se aprende mal y nada acerca de los hombres y de la vida. Se aprenden enumeraciones. La vida es preciso vivirla. Fernando González Ochoa.

  • El mundo ya no pertenece a quien sabe, sino a quien aprende, pues quien sabe puede saber algo ya obsoleto. Sin embargo, quien aprende está innovando. La única ventaja competitiva que nos falta en periodos de transición es la habilidad de aprender más rápido. Lair Ribeiro.

  • Los sabios de mayor renombre caminaron en las tinieblas de la ignorancia; fueron, sin embargo, las lumbreras de su tiempo. Omar Khayyam.

  • El tonto es el gemelo del sabio. Película El circulo de hierro.

  • Para el sabio, todo lo que tuvo principio debe tener también fin. Considera, por tanto, si hay tazón para que te alegres con la ventura que llega, o te entristezcas con la desgracia que no esperabas. Omar Khayyam.

  • La sabiduría reconoce los sentimientos que surgen sin perderse en ellos. Alexander Rodriguez.

  • La verdadera sabiduría es una determinación firme. Napoleón.

  • Don Juan dijo que el desapego no implica automáticamente la sabiduría. Carlos Castaneda.

  • Recoges los frutos de 40 años de trabajo con éxitos y fracasos, y a eso lo llaman sabiduría. Película La cortina de humo.

  • Aquel que es capaz de apartar sus sentidos de los objetos sensoriales, tal como una tortuga retrae sus extremidades dentro del caparazón, se mantiene firme en la sabiduría.  Bhagavad Gita.

  • En la sabiduría hay penas y aquel que aumenta su conocimiento aumenta su aflicción también. Película El nombre de la rosa.

  • Habiendo llegado al final de mi vida de pecado, con mi cabeza cana, me preparo para dejar en este pergamino, mi testimonio de los maravillosos y terribles hechos que vi en mi juventud, hacia finales del año de Nuestro Señor. Que Dios me dé la sabiduría y la gracia de ser fiel cronista de los hechos ocurridos en una remota abadía en el sombrío norte de Italia. Película El nombre de la rosa.

  • Hay una sabiduría de la cabeza y una sabiduría del corazón. Charles Dickens.

  • Un corazón que ama es la más verdadera de las sabidurías. Charles Dickens.

  • La sabiduría sin amabilidad y el conocimiento sin sobriedad son inútiles. Carlos Castaneda.

  • Más cabe en un día de los hombres sabios que en toda una larga vida de los incultos. L. A. Séneca.

  • El sabio es feliz, es bondadoso, es sincero cuando se expresa y es equilibrado. Trata a los demás por igual, independientemente de su estatus social, su raza o su sexo. El sabio calla cuando debe callar y habla para decir lo que tiene que decir y nada más. Es modesto, es humilde, se mantiene siempre íntegro y su presencia es una fuente de información interminable. El sabio posee un gran conocimiento sobre sí mismo, y su meta es autoconquistarse y no conquistar a los otros. El sabio es contemplado con respeto porque respeta a los demás. Sus palabras son poesía y siempre regala frases de la vida para el recuerdo. A. Corbín.

  • Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir. Johann Kaspar Lavater.

  • Son admirados como hombres sabios aquellos que son conscientes de su ignorancia. Expresiones latinas.

  • La sombra pasa, pero la luz permanece. Expresiones latinas.

  • El verdadero sabio no afirma nada que no pueda probar. Expresiones latinas.

  • Difícilmente se acopla la belleza a la sabiduría. Expresiones latinas.

  • Nadie se volvió sabio por casualidad. Expresiones latinas.

  • El hombre santo/sabio se desapega de todas las cosas y no se deja llevar por los sentidos. Por su sabiduría, se muestra impasible ante la felicidad y ante el sufrimiento. Dhammapada,

  • No depende de nosotros el ser ricos, pero sí el ser felices. Además, las riquezas no son siempre un bien, porque suelen ser poco duraderas. En cambio, la felicidad que proviene de la sabiduría perdura siempre. Epícteto.

  • Lo adecuado es ceder ante la ley, ante el gobernante y ante el más sabio. Demócrito.

  • La medicina sana las enfermedades del cuerpo, más la sabiduría libera al alma de padecimientos. Demócrito.

  • La causa de todas las miserias que tenemos en el mundo radica en que los hombres piensan, insensatamente, que el placer es el ideal que deben alcanzar. Después de algún tiempo encuentra el hombre que no es la felicidad lo que busca sino el conocimiento”. Swami Vivekananda.

  • En la oscuridad ciega entra quienes se entregan a las cosas del mundo, pero los que se entregan al saber entran en una oscuridad todavía más ciega. Upanishad.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.