Viernes, 25 de Mayo de 2018

La mujer es un manjar digno de los dioses cuando no lo guisa el diablo. W. Shakespeare.

La duda es la escuela de la verdad. Francis Bacon.

El sabio consigue más ventajas de sus enemigos que el necio de sus amigos. Benjamin Franklin

El sabio no es más sabio por menos locura, sino por más sabiduría. Alain.

Sabio no es el que sabe mucho, es el que sabe lo que sabe con claridad. Anónimo.

Somos modelados por lo que amamos. Goethe.

Buda dijo: detente en la sensación. Si nos podemos detener allí no avanzaremos hacia la negatividad.  Dhiravamsa.

Ningún escritor conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por ser bueno. Clive Staples Lewis.

Los hombres no son hombres, son la competencia. Nada de amarlos, sólo vencerlos. Película Mujeres frente al amor.

Describir es una venganza. Flaubert.

Creo que la felicidad sólo se encuentra al lado de una buena mujer; todo está en encontrarla. Gustave Flaubert.

Alma: ordenación armoniosa del cuerpo. Parte que sobrevive a la muerte. Platón.

Considera las contrariedades como un ejercicio. Séneca.

HUMANIDAD: Deferencia, magnanimidad, sinceridad, diligencia y bondad. Sé deferente y no serás ofendido, magnánimo y te ganarás a las multitudes, sincero y tendrás la confianza de los demás, diligente y obtendrás grandes resultados, bondadoso y serás digno de mandar. Confucio.

El “etcétera” es el descanso de los sabios y la excusa de los ignorantes. Enrique Jardiel Poncela.

Patrimonio es un conjunto de bienes. Matrimonio es un conjunto de males. Enrique Jardiel Poncela.

La sinceridad equivale, pues a veracidad; pero se puede ser sincero sin decir más de lo necesario; la ingenuidad dice lo necesario y lo innecesario, sin cautela alguna. Franqueza añade a sinceridad la idea de confianza comunicativa, y se muestra no solo en las palabras, sino también en los modales y en la conducta.  Anónimo.

La alegría no es el éxtasis momentáneo, sino el resplandor que acompaña al ser. Erich Fromm.

G. I. Gurdjieff:

Fija tu atención en ti mismo; sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
Termina siempre lo que comenzaste.
Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
Desarrolla tu generosidad sin testigos.
Trata a  cada persona como si fuera un pariente cercano.
Ordena lo que has desordenado.
Aprende a recibir; agradece cada don.
Cesa de autodefinirte.
Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
No desees ser imitado.
Haz planes de trabajo y cúmplelos.
No ocupes demasiado espacio.
No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
Si no la tienes, imita la fe.
No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
Reparte equitativamente.
No seduzcas.
Come y duerme lo estrictamente necesario.
No hables de tus problemas personales.
No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
No establezcas amistades inútiles.
No sigas modas.
No te vendas.
Respeta los contratos que has firmado.
Sé puntual.
No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
Habla sólo lo necesario.
No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
Nunca amenaces.
Realiza tus promesas.
En una discusión, ponte en el lugar del otro.
Admite que alguien te supere.
No elimines, sino transforma.
Vence tus miedos; cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
No actúes por reacción a lo que digan, bueno o malo, de ti.
Transforma tu orgullo en dignidad.
Transforma tu cólera en creatividad.
Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
Transforma tu odio en caridad.
No te alabes ni te insultes.
Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
No te quejes.
Desarrolla tu imaginación.
No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
Paga los servicios que te dan.
No hagas propaganda de tus obras o ideas.
No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
No trates de distinguirte por tu apariencia.
Nunca contradigas, sólo calla.
No contraigas deudas; adquiere y paga en seguida.
Si ofendes a alguien, pídele perdón.
Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
No conserves objetos inútiles.
No te adornes con ideas ajenas.
No te fotografíes junto a personajes famosos.
No rindas cuentas a nadie; sé tu propio juez.
Nunca te definas por lo que posees.
Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
Acepta que nada es tuyo.
Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu maestro.
No mires con disimulo; mira fijamente.
No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
En el lugar en el que habites, consagra  siempre un sitio a lo sagrado.
Cuando realices un servicio, no resaltes tus esfuerzos.
Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
Vive de un dinero ganado por ti mismo.
No te jactes de aventuras amorosas.
No te vanaglories de tus debilidades.
Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
Obtén para repartir.

Johann Wolfgang von Goethe:

  • Conocí, sentí del modo más vivo que mi existencia se ensanchaba en infinita medida.

  • El genio es una reunión de fuerzas de la naturaleza.

  • Lo importante no es hacer cosas nuevas sino hacerlas como si nunca nadie las hubiera hecho antes.

  • Mi placer de crear era ilimitado. El talento productivo no me abandonó ni un instante durante algunos años; lo que se me ocurría durante el día y en estado de vela, se iba a menudo elaborando de noche, en ordenados sueños.

  • Lo mejor es tener el mayor conocimiento posible de los objetos al observarlos, y de nosotros mismo al reflexionar sobre ellos.

  • Es preciso haber encontrado una cosa para saber dónde está.

  • Cuando oigo hablar de ideas liberales siempre me asombra ver como los hombres se entretienen tan a gusto con palabras hueras: ¡una idea no puede ser liberal! Deberá ser vigorosa, excelente y perfecta en sí misma para que cumpla con la divina misión de ser productiva. Menos aún podrá ser liberal un concepto, pues tiene una tarea totalmente distinta.

  • Dichoso aquél que recuerda con agrado a sus antepasados, que gustosamente habla de sus acciones y de su grandeza y que serenamente se alegra viéndose al final de tan hermosa fila.

A Goethe le gusta demasiado el ambiente de la Corte; le gusta más de lo que puede convenir a un poeta. Beethoven.

No me sorprende que la figura del anciano caballero resulte imponente, Goethe no es mucho más alto que papá, pero su aspecto, su lenguaje y su nombre son imponentes. Su pelo no es del todo blanco, su paso es firme y sus maneras suaves, pero la fuerza de su voz es maravillosa y puede gritar como diez mil guerreros. Felix Mendelssohn.

 VALOR:

Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.  Winston Leonard Spencer Churchill.

Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor.  Albert Einstein.

Las cosas no valen sino lo que se las hace valer.  Moliere.

La vida está compuesta de insignificancias; el año de instantes y las montañas de granos de arena. Por lo tanto no subestimes nada, por pequeño que te parezca.  Lin Yutang.

Casi todo lo difícil es lo que más merece la pena. Anónimo.

Valiente es aquel que no toma nota de su miedo. George Smith Patton.

El miedo es natural en el prudente, y el saberlo vencer es ser valiente. Alonso de Ercilla y Zúñiga.

Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan. Proverbio Árabe.

Con demasiada frecuencia olvidamos lo mucho que puede valer una espontánea palabra de aprecio. J. Lindstrom.

La pimienta gratuita es más dulce que el azúcar. Prov. Georgiano.

Aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre el miedo. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.  Nelson Mandela.

La esperanza es desear que algo suceda. La fe es creer que va a suceder y la valentía es hacer que suceda. Anónimo.

… El admitir ignorancia, ya demuestra valor. Película El filo de la navaja.

Nunca en la historia del mundo ningún hombre ha conseguido nada digno y valioso por medio de ruegos y suplicas. John Pierpont Morgan, J.P. Morgan.

Si tiene que preguntar cuánto cuesta, no puede permitírselo. J. P. Morgan.

Es la prohibición  lo que hace que cualquier cosa sea preciosa. Mark Twain.

Prescindiendo de toda particularidad, en sí y por sí, el hombre, ya como hombre, tiene un valor infinito; y precisamente este valor infinito borra toda particularidad de nacimiento y de patria. El hombre no vale por ser judío o griego, por haber nacido bien o mal, sino por ser hombre. Georg Wilhelm Friedrich Hegel.

L. A. Séneca:

  • Es feliz, por tanto, el que tiene un juicio recto; es feliz el que está contento con las circunstancias presentes, sean las que quieran, y es amigo de lo que tiene; es feliz aquel para quien la razón es quien da valor a todas las cosas de su vida.

  • La mayor muestra de valentía es ver a un gran hombre luchar contra la adversidad.

  • No nos midas por esos sepulcros que adornan nuestras carreteras tan desiguales de por fuera, porque en su interior todas sus cenizas son las mismas.

  • Nunca me avergonzaré de citar una buena sentencia porque sea de un autor malo.

  • Si quieres pesarte a ti mismo, da de un lado el dinero, la casa, las dignidades y contémplate por dentro; mientras, estás apreciando tu valer por lo que dicen los demás.

  • Aquel que es valiente es libre.

  • Algunas veces incluso vivir es un acto de coraje.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.