Viernes, 23 de Febrero de 2018

Recelos de infierno y esperanzas de paraíso. Pero una cosa es cierta. La vida termina. Una cosa es cierta y el resto ficción. Que el alma perdura para ser juzgada por Dios. Película Duelo al Sol.

Los antiguos creían que el alma estaba en el pecho… porque en todos nuestros sentimientos un poco violentos experimentamos en la región del corazón una dilatación o un encogimiento que ha inducido a pensar que allí estaba la residencia del alma. Voltaire

El que juzga no ha avanzado cinco pasos en el conocimiento de sí mismo [aquello que detestas en los demás es lo que a ti te sobra y aquello que admiras es lo que te falta]; de lo contrario, sabría que no hay acciones semejantes y que no puede haberlas, que toda acción que ha sido ejecutada lo ha sido de manera única e irreparable, y que así sucederá con toda acción futura, y que todos los preceptos no se refieren más que al lado exterior grosero de las acciones; que con estos preceptos se puede conseguir, es verdad, una apariencia de legalidad, pero nada más que una apariencia; que toda acción respecto de ellos es y seguirá siendo una cosa impenetrable; que nuestras opiniones sobre lo que es bueno y noble y grande no pueden nunca ser demostradas por nuestros actos, porque todo acto es incognoscible; que ciertamente nuestras apreciaciones y nuestras tablas de valores forman parte de las palancas más poderosas de la máquina de nuestras acciones, pero que para cada acción particular la ley de su mecánica es indemostrable. F. Nietzsche.

 

La borrachera a veces da
Una asombrosa lucidez
En que uno está como si fuera otro.
Estuve ebrio sin beber, tal vez.

Fernando Pessoa.

¡Paraíso perdido!
Perdido por buscarte,
yo, sin luz para siempre

Rafael Alberti.

Y cuando llegue el día del último viaje
y esté a partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

Antonio Machado

Y con aquella esperanza

que de arriba venía,

el tedio de sus trabajos

más leve se les hacía

San Juan de la Cruz.

 El asunto del pino

Apréndelo del pino,

Y el del bambú

Del bambú

Basho poeta japonés del siglo XVII.

 CONOCIMIENTO:

La soledad es la causa de muchos excesos de la teoría del conocimiento. Juan Benet.

Cuando la expresión científica se vuelve contradictoria y ambigua, se socava su función empírica.  Juan Benet.

El ámbito iluminado por la ciencia está rodeado de un espacio en tinieblas tan extenso, que ha de parecer ridícula la pretensión de limitar la existencia al hábitat del conocimiento.  Juan Benet.

Debe desear todo hombre vivir para saber, y saber para bien vivir. Mateo Alemán.

Quien sabe de dolor, todo lo sabe. Dante Alighieri.

Aristóteles es el maestro de los que saben. Dante Alighieri.

No menos que saber, dudar me gusta más. Dante Alighieri.

Considerad vuestra simiente: hechos no fuisteis para vivir como brutos, sino para perseguir virtud y conocimiento. Dante Alighieri.

Quiero saberlo todo. Y siempre me encuentro como antes, triste como la vida y resignado como la sabiduría.  G. Boccaccio.

Quien lo sabe todo es aún más exasperante que quien cree saberlo.  Al Bernstein.

El conocimiento se adquiere por medio del estudio; la sabiduría, por medio de la observación. Marilyn vos Savant. 

A todos nos gustaría haber sabido todo antes. Nelson de Mille

Para muchos, el objeto más preciado es la certidumbre, y la duda su más fuerte castigo. Para otros, en los matices, en las contrapartes, en las verdades a medias, está la sabiduría. Magaly León.

El amor, el trabajo y el conocimiento son las fuentes de nuestra vida. También deberían gobernarla.  Wilhelm Reich.

Lo que no sé, tampoco creo saberlo. Platón.

Cada uno sabe cuánto hace. Jerónimo Savonarola. 

El conocimiento es como el árbol de baobab [conocido como árbol botella o pan de mono]: una única persona no puede abrazarlo. Proverbio del Togo.

El inicio del conocimiento se encuentra en perdonar a los demás el ser distintos a nosotros. Proverbio chino.

Es mucho más bonito saber algo de todo, que todo sobre una cosa. Blaise Pascal.

Fingir que se sabe cuando no se sabe es una enfermedad. Lao-Tsé

La forma más correcta de esconder a los demás los límites del propio saber es no traspasarlos. Giacomo Leopardi.

La peste del hombre es pensar que sabe. Michel de Montaigne. 

No es lícito saberlo todo. Quinto Horacio Flaco.

No es difícil saber, sino saber hacer uso de lo que se sabe. Han Fei.

¿Qué sé? Michel de Montaigne.

Cuando los hombres pierden una gallina o un perro, saben cómo buscarlos; pero pierden la mente y no saben buscarla. La gran finalidad del conocimiento no es más que la búsqueda de la mente perdida. Mencio.

La abundancia del conocimiento no sacia ni satisface al alma, sino sentir y disfrutar de las cosas internamente. San Ignacio de Loyola.

No se debe juzgar a los hombres sobre lo que ignoran, sino sobre lo que saben y de la forma en cómo lo saben. Vauvenargues.

No anheles conocerlo todo, no sea que te vuelvas ignorante de todo. Democrito.

Que no comprendemos cómo es, o cómo no es en realidad cada cosa, ha quedado demostrado de múltiples maneras. Demócrito.

Nosotros en realidad no conocemos nada verdadero, sino los cambios que se producen según la disposición del cuerpo y de lo que en él se introduce o le ofrece resistencia.  Demócrito.

Aunque será evidente que conocer lo que es cada cosa en realidad es imposible.  Demócrito.

Fíate de ti mismo. Sabes más de lo que te piensas. Benjamin Spock.

COMUNICACIÓN. Proverbios.

  • Lo que saben dos, lo saben ellos y Dios; lo que saben tres, ciento lo sabrán después.

  • Lo que sale por la boca daña más que lo que entra por ella.

  • Lo que no pensé antes de hablar, después de hablado me da que pensar.

  • Lo que del corazón rebosa, sálese por la boca.

  • Lo que de la boca sale, del corazón procede.

  • Lo dicho, dicho está.

  • La voz del asno no pasa del tejado.

  • La voz de un gallo se parece a la de otro gallo.

  • La palabra emitida no puede recogerse.

  • La palabra de la boca, mucho vale y poco cuesta.

  • La olla en el sonar, y el hombre en el hablar.

  • La mala palabra, más que un guijarro descalabra.

  • Las bridas para la lengua son siempre necesarias.

  • La lengua, aunque no tiene huesos los quiebra.

  • La lengua es el azote del culo.

  • La lengua es el castigo del cuerpo.

  • La lengua es manjar muy grato, pero servida en el plato.

  • La lengua larga es señal de mano corta.

  • La lengua no es de acero, pero corta.

  • La lengua no tiene dientes, y más que ellos muerde.

  • La lengua queda y los ojos listos [cuidado con lo que dices].

  • La lengua rompe huesos aunque ella no los tenga.

  • Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

  • Las malas noticias siempre tiene alas.

  • Las malas nuevas, pronto llegan.

  • Las malas nuevas siempre son ciertas.

  • Las palabra muestran el ingenio de un hombre, pero sus actos muestran su intención.

  • Las palabras amables enfrían mejor que el agua.

  • Las palabras amables no cuestan nada pero valen mucho.

  • Las palabras amables no rompen huesos, pero las palabras perversas rompen muchos.

  • Las palabras del anciano son muchas veces oráculo.

  • Las palabras mueven, los ejemplos arrastran.

  • Las palabras no cuestan plata.

  • Las palabras no dan fuerza a las piernas.

  • Las palabras se cogen, de quien las dice.

  • Las palabras se las lleva el viento, hasta que te las recuerdan por cientos.

  • Las palabras sólo son buenas cuando van acompañadas de las obras.

  • Las palabras son como las hojas, cuando más abundan poco frutos hay entre ellas.

  • Las palabras son femeninas, y los hechos son machos.

  • Las palabras son las palabras, pero es el dinero el que adquiere tierras.

  • Las palabras suaves son argumentos firmes.

  • Las palabras vuelan, los escritos se conservan.

  • Las palabras y las cerezas, unas con otras se enredan.

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.