Viernes, 20 de octubre de 2017

La solución era tan sencilla que nos costó encontrarla. Película Las vírgenes suicidas.

 Somos el resultado de la suma de todos los momentos de nuestra vida. Película antes del atardecer.

Hay dos tipos de personas: las que consiguen lo que quieren y las que no se atreven a conseguir lo que quieren. Película Ciudadano Kane.

Tendrás momentos malos, pero ellos te llevarán a ver las cosas buenas que antes no prestabas atención. Película El indomable Will Hunting.

Es gracioso lo diferente que parecen las cosas dependiendo de dónde te sientes. Película  El ultimátum de Bourne.

¡Ganemos! Pero luzcamos una corona de modestia. Película Carros de fuego.

No hay una sola alma en la tierra que no soporte una carga que no entienda. No es usted el único, pero ya lleva demasiado tiempo cargando con ésta. Película La leyenda de Bagger Vance.

Hizo elegante el exceso, natural el artificio y sencillo lo abigarrado. Mikel Casal.

Empecé en lo más alto y desde entonces he ido cayendo.  Orson Welles.

No temas a la muerte, sino a la vida no vivida. No tienes que vivir eternamente, solo tienes que vivir. Película El bosque mágico de Tuck.

En tu campo la semilla de mi cosecha crecerá, porque el fruto que siembro es como yo.  El señor me ruega que lo cuide bien. Éste es el final que todos deseamos conseguir. Película El bosque petrificado. 

El choque de fuerzas opuestas puede generar algo nuevo. Película Un método peligroso.

El placer nunca es sencillo. Película Un método peligroso.

A veces hay que hacer algo imperdonable para poder seguir viviendo. Película Un método peligroso.

En un buque es temerario llevar en abundancia una cosa, porque entonces el hombre se ve obligado a sufrir escasez de otras. Película Rebelión a bordo.

Los cumplidos de última hora son falsos. Película Rebelión a bordo.

Entre un hombre y una mujer todo es cuestión del momento. Película El fuego fatuo.

Si la Iglesia consideraba el amor un pecado, los médicos medievales lo consideraban como una enfermedad []que afecta sobre todo a las almas más sensibles; []así, la madre de Leriano dice en su lamento Bienaventurados los baxos de condición y rudos de engenio, que no pueden sentir las cosas sino en el grado que las entienden[..]; pluguiera a Dios que fueras tú de los torpes en el sentir. San Pedro de Amor.

Hesicasmo: doctrina y práctica ascética difundida entre los monjes cristianos orientales, principalmente los de la llamada Iglesia ortodoxa, a partir del siglo IV con los llamados Padres del Desierto. Las tres características fundamentales del hesiquiasmo son: la soledad, como medio de huir del mundo; el silencio, para obtener la revelación del futuro y del mundo ultratarreno; y la quietud, para conseguir el control de los pensamientos, la ausencia de preocupaciones y la sobriedad.

No hay nada igual a la ropa. Es el azúcar que hace volar a las moscas. Película La mujer marcada.

La parte no puede entender el todo. A. Watts.

¿No es eso el amor, utilizar a las personas? Y quizá sea eso el odio, no utilizar a la gente. Película De repente el último verano.

Mientras que la excitación sexual femenina depende más del contexto emocional, en los hombres es más importante el estímulo físico.  Gonzalo López Sánchez.

Hay que vivir de modo que cuando nos llegue la muerte lo hagamos con tranquilidad y paz. Película Amarga Victoria.

Todos los hombres tienen un punto débil que, excitado convenientemente, produce resultados infalibles. Toda la cuestión consiste en localizar ese punto y actuar sobre el mismo de una manera diplomática y fina. Josep Pla.

El ser humano está hecho de razón, moral e instinto y la habilidad con que aprenda a combinar esos tres elementos serán su bendición o su maldición año largo de la vida. Marco Schwartz.

¡Ay, infeliz de la que nace hermosa! Manuel José Quintana.

El hombre ha recibido la palabra para poder esconder su pensamiento. C. M. de Talleyrand.

¡El hombre no es nada, la obra todo! Honoré de Balzac.

Estoy persuadido de que nada tiene una influencia tan decisiva en el rumbo de la vida de un hombre como su aspecto físico y no tanto éste como el convencimiento de ser o no ser atractivo. León Tolstoy.

El héroe no tiene costumbres. José Ortega y Gasset.

La hermosura es una barrera para el sentimiento. Vicente Blasco Ibáñez.

Todo se puede corregir. Depende del entusiasmo, de tener una verdad en las manos y una valiente y honrada decisión. César Manrique.

Hay, en todo, algo inexplorado, porque estamos habituados a no servirnos de nuestros ojos, sino con el recuerdo de lo que se ha pensado antes que nosotros sobre aquello que contemplamos. La menor cosa contiene un poco de desconocido. Encontrémoslo. Para describir un fuego que llamea y un árbol en una llanura, permanezcamos ante ese fuego y ante ese árbol hasta que no se parezcan ya , para nosotros, a ningún otro árbol y a ningún otro fuego. Gustave Flaubert.

En las vidas normales la desgracia y la esclavitud humana quedan escondidas para el observador tanto como para quién las padece. T.S. Elliot.

Mientras no te desprecies a ti mismo, ríete del desprecio ajeno y vive según tu propia verdad. José Luis Sampedro.

Es en detalles insignificantes en lo que creen las personas astutas. Cuanto más listo es un hombre, tanto menos sospecha que lo van a cazar en los detalles insignificantes. Al hombre, muy astuto hay que cogerlo precisamente en la trampa de las cosas más simples. Fedor Dostoievsky.

Todos los días se debe, por lo menos, oír una pequeña canción, leer una buena poesía, ver un buen cuadro y, si fuera posible, decir algunas palabras razonables. Goethe.
¡Los detalles! Lo más importante son los detalles. Las pequeñas cosas son las que lo echan todo a perder. Fedor Dostoievsky.

Piensen cuales pueden ser las razones básicas para la desesperación. Cada uno de ustedes tendrá las suyas. Les propongo las mías: la volubilidad del amor, la fragilidad de nuestro cuerpo, la abrumadora mezquindad que domina la vida social, la trágica soledad en la que en el fondo vivimos todos, los reveses de la amistad, la monotonía e insensibilidad que trae aparejada la costumbre de vivir. Enrique Vila Matas.

Lo óptimo para los seres humanos ha de ser algún tipo de delectación [disfrute]. Tomás de Aquino. 

Los grandes bailarines no son geniales por su técnica. Son geniales por su pasión. Martha Graham. 

Hay tres cosas importantes en la vida: La primera, ser amable; la segunda, serlo siempre; y la tercera, nunca dejar de serlo. Henry James.

El tiempo vuela a veces como un pájaro, y a veces se arrastra como un caracol. Pero la mayor felicidad del hombre sobreviene cuando no se advierte si su paso es raudo o moroso. Iván Turgueniev.

Hay que luchar, Nadie llega a la perfección por mera renuncia. Mahabharata.

Luchar con lo difícil es grandeza, pero con lo imposible es locura. Louis Bottach.

El amor es un camino que de repente aparece, y de tanto caminarlo se te pierde. Victor Jara.

La única forma de ser más listo es enfrentarse a un oponente más listo. Película Revolver.

Adiós, hermanos, camaradas y amigos. Despedidme del sol y de los trigos. Miguel Hernández. [en los muros de la cárcel de Alicante, poco antes de morir].

Quien sabe mejor que nosotros lo que significa ser padre. Es una corona de espinas. Película Amén.

El alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada. Gustavo Adolfo Bécquer.

La soledad es el imperio de la conciencia. Gustavo Adolfo Bécquer.

El amor con mayúsculas parece ser un atributo del corazón que situado entre la cabeza y el plexo solar, integra las opuestos en una “tierra media” conformando una nueva y más amplia Unidad. José María Doria.

Se dice que la palabra “amor” deviene de la etimología a-mors que quiere decir “sin muerte” Y en este sentido, la experiencia constata que el que ama trasciende la línea del tiempo y, en consecuencia, penetra en los registros del eterno ahora. El verdadero amor es un amor sin objeto, es decir un amor sin causa que no depende de condiciones externas o cualidades ajenas sino que brota desde el propio Ser trascendiendo la actividad racional y penetrando en los dominios instantáneos del eterno presente. José María Doria.

 

Veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las hieles o la miel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.
Amado Nervo.

DIOS:

  • Debemos cuestionar la lógica del argumento de tener un dios omnisapiente y Todopoderoso que crea humanos defectuosos y luego los culpa por sus propios errores. Gene Roddenberry.

  • Rendirse ante la ignorancia y llamarla Dios siempre ha sido prematuro, y sigue siéndolo hoy. Isaac Asimov.

  • La razón pura no puede probar la existencia de dios. I. Kant.

  • En historia el nombre de dios es la terrible maza histórica con la cual todos los hombres divinamente inspirados, los grandes genios virtuosos han abatido la libertad, la dignidad, la razón y la prosperidad de los hombres. Mijail Bakunin.

  • Sería muy bonito si hubiera un Dios que creó el mundo y una providencia benevolente, y un orden moral en el universo, y vida después de la muerte; pero resulta muy llamativo que todo esto sea exactamente como desearíamos que fuese. S. Freud.

Esquema alquimia [transformación personal]:

  • Muerte espiritual [deshacerse del condicionamiento viejo].

  • Purificación [apertura a lo realidad-verdad].

  • Despertar [darse cuenta de la realidad del presente].

  • Iluminación [apertura-contacto con la realidad-verdad].

Sócrates:

  • Un hermoso cuerpo promete un alma bella.

  • La educación es el encendido de una llama, no el llenado de un recipiente.

  • La sabiduría es saber qué tan poco sabemos.

  • Las palabras falsas no son malas por sí mismas, pero infectan el alma con maldad.

  • Solo sé que no sé nada y esa nada ni siquiera sé que no la sé.

  • Yo no, pero la ciudad enseña.

  • El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo la teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males.

 SABIDURÍA:

El temor a la muerte es el principio de toda sabiduría.  Sirach.

Por la humildad se alcanza la sabiduría de los sencillos, que es saber vivir en paz consigo mismos y con el mundo. Miguel de Unamuno.

Lo que más me agrada de ti es que no finges saber aquello que ignoras (le dice un chino a su maestro). Voltaire.

Si uno fuera sabio aprendería de la situación anómala y cuando ya no tendría necesidad de cambiar, cambiaría. Dharma Arya Akong Rimpoché.

Nunca ha existido un gran genio sin algo de enfermedad. Aristóteles.

Habían aprendido juntos que la sabiduría nos llega cuando ya no sirve para nada. G. García. Márquez.

El último término de la sabiduría es mostrarse dócil a los consejos de la razón y ponerlos en práctica con firmeza. Platón.

Si procuras dar siempre a las palabras la importancia que tienen, ganarás en sabiduría a medida que aumentes en años. Platón.

Los remedios del alma son los conjuros y estos no son otra cosa sino los hermosos razonamientos que hacen nacer en el alma la prudencia y la sabiduría. Platón.

Sed sabios y conócete a ti mismo son la misma cosa. Platón.

No pudiendo ver a los demás sino a través de sí mismos, jamás habrá hombre sabio para el ignorante, ni bueno para el perverso. Arthur Schopenhauer. 

Entre los grandes sabios alguna vez uno menos sabio que ellos es no sólo acrecentamiento del resplandor de su madurez, más aún deleite y solaz.  G. Boccaccio.

Los artistas y los sabios proveen a la comunidad de belleza, salud y riqueza; pero ellos viven y mueren en la miseria.  Alexis Carrel.

Ser humano es amar a los hombres.   Ser sabio es conocerlos. Confucio.

El Sabio dice: los cinco colores deslumbran, ciegan al ojo; los cinco tonos ensordecen el oído; los cinco sabores embotan el gusto.  Por consiguiente, el hombre sabio es guiado por lo que él siente, no por lo que ve. Confucio.

La suma de la sabiduría consiste en esto: en que el tiempo empleado en el trabajo nunca se pierde. R. W. Emerson.

DANTE:

  • Dante le afeó a uno por estar sentado y le respondió el otro justificándose con el dicho de Aristóteles: sentado y reposando el hombre llega a ser sabio, a lo que el poeta le habría respondido: entonces ciertamente, jamás ha sido nadie más sabio que tú.

  • Sabio, ve las razones que mal doy.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.