Sábado, 23 de Diciembre de 2017

Deja al tiempo todo aquello que quieras conocer debidamente, porque en los primeros ímpetus nada se logra ver con discernimiento. Séneca.

El alma del hombre llega a cansarse y nunca ama el mismo objeto plenamente durante mucho tiempo. Siempre hay algunos puntos en los que dos corazones no coinciden, y al final estos puntos bastan para hacer la vida insoportable. Chateaubriand.

La religión es un asunto demasiado importante a los ojos de sus devotos para que pueda ser ridiculizada. Si éstos se entregaran a cosas absurdas, se les debe compadecer, pero no ridiculizarlos. Immanuel Kant.

Ante un imprevisto enfrentamiento, debo tener bien a punto y afiladas mis mejores armas: la educación y el respeto. Anónimo.

De niños pensábamos que cuando llegáramos a ser mayores ya no seriamos vulnerables, pero madurar es aceptar nuestra vulnerabilidad, vivir es ser vulnerable. Madeleine Leine.

Aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad. David Viscott.

No puedes confiar en tus ojos cuando tienes la imaginación desenfocada. Mark Twain.

La infancia acaba cuando sabes que vas a morir. Película El cuervo.

Después de los 70, si te despiertas sin dolores, es que estás muerto. J. Heller.

Si brevedad es la esencia del talento y retórica adornos exteriores, he de ser breve. Película Hamlet.

Para mentir son necesarios, la astucia del zorro, el coraje del tigre, la liviandad de los pájaros y la indeseable imbecibilidad del hombre. Enrique VIII.

El hombre dice de Dios aquello que cree de sí mismo. L. Feuerbach.

Y el hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza. F. Nietzsche.

El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. Albert Einstein.

El más rico es aquel cuyos placeres son los más baratos. Henry David Thoreau.

La primera virtud del conocimiento es la capacidad de enfrentarse a lo que no es evidente. Jacques Lacan.

Recoged las rosas mientras podáis, largos son los días de vino y rosas, de un nebuloso sueño,  surge nuestro sendero. Y se pierde en otro sueño. Película Días de vino y rosas.

 LIBERTAD: 

Sujetarse a las leyes de la razón es la verdadera libertad. Plutarco.

También esto -pensé- es libertad para el hombre: ¡el movimiento soberano! Franz Kafka.

Temblad ante el esclavo cuando rompe sus cadenas, no tembléis ante el hombre libre. Jean-Paul Sartre.

Tenemos ante nosotros un nuevo mundo de libertad […], un mundo donde la paz perdura, donde el comercio obra con conciencia y donde todo lo que parece posible llega a serlo.. George Bush.

Tierra y Libertad. Un conocido lema de la revolución mexicana y del anarquismo.

Todas las dictaduras, de derechas y de izquierdas, practican la censura y usan el chantaje, la intimidación o el soborno para controlar el flujo de información. Se puede medir la salud democrática de un país evaluando la diversidad de opiniones, la libertad de expresión y el espíritu crítico de sus diversos medios de comunicación. Mario Vargas Llosa.

Todas las leyes limitan la libertad de conciencia. Si la conciencia de un hombre le permite robar nuestro reloj o eludir el servicio militar, ¿cuánta libertad le vamos a conceder? Bernard Shaw.

Todo hombre es libre de hacer lo que quiera, mientras no infrinja la libertad de los demás. Herbert Spencer.

Todo ser humano es libre si su libertad no atenta a la de los demás. Montesquieu.

Todos los hombres son por naturaleza igualmente libres e independientes, y tienen ciertos derechos inherentes, de los cuales, cuando entran en un estado de sociedad, no pueden ser privados o postergados; expresamente, el gozo de la vida y la libertad, junto a los medios para adquirir y poseer propiedades, y la búsqueda y obtención de la felicidad y la seguridad. Declaración de Derechos de Virginia de 1776.

Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos. Simón Bolívar.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 1, 1948.

Tu libertad para agitar los brazos termina en donde comienza mi nariz. Stuart Chase.

Un estado en el que coexisten la libertad y la esclavitud no puede perdurar. Abraham Lincoln.

Un prisionero es un predicador de la libertad. Ch. Friedrich Hebbel.

Un pueblo habituado durante largo tiempo a un régimen duro pierde gradualmente la noción misma de libertad. Jonathan Swift.

Un soldado feliz…Es defensor de su libertad. Simón Bolívar.

Si nos mantenemos totalmente atentos a lo que es, lo comprenderemos y nos veremos libres de ello; pero para estar atentos a lo que somos, tenemos que dejar de luchar por algo que no somos. J. Krishnamurti.

Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe. Miguel de Unamuno.

Jamás la libertad deja de ser grata. Pierre Corneille.

La felicidad está en la libertad, y la libertad en el coraje. Pericles.

Libre es aquel que no está esclavizado por ninguna torpeza. Cicerón.

Libre es aquel que apetece solamente lo que está en sus manos alcanzar; siervo, el que tiene otras ambiciones. Juan Luis Vives.

La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo. Germaine de Staël.

Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es. Jean-Paul Sartre.

Ser libre no es hacer lo uno quiere, sino querer lo que se hace. Jean-Paul Sartre.

 MUERTE:

He vivido mi vida sin rendirme jamás y me adentro en las sombras sin quejas ni lamentos… Película Watchmen. 

Para ser alguien que nunca estuvo hecho a la medida de este mundo, debo confesar que me está resultando difícil abandonarlo. Claro que dicen que cada átomo de nuestro cuerpo formó parte una vez de una estrella. Quizá no me esté marchando, quizá esté yendo a casa. Vincent de Gattaca.

La muerte es una vieja historia y, sin embargo, siempre resulta nueva para alguien. Iván Turgueniev.

Toda muerte rompe la cohesión de la intrincada red que es el mundo. Elías Canetti.

No hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y siento más tu muerte que mi vida. Miguel Hernández.

Muchos tragos es la vida y un solo trago es la muerte. Miguel Hernández.

Adiós, hermanos, camaradas y amigos. Despedidme del sol y de los trigos. Miguel Hernández [en los muros de la cárcel de Alicante, poco antes de morir].

Nunca hubo una muerte más anunciada. Gabriel García Márquez.

Lo único que llega con seguridad es la muerte. Gabriel García Márquez.

Y cuando muera no me entierren muy hondo, déjenme una mano libre para esquilar las ovejas. Película Quiero a este hombre.

Casi todos los hombres mueren de sus remedios, no de sus enfermedades. Moliere.

La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de éste hasta última hora. Moliere.

La muerte es un sacramento del que sólo son dignos los más puros: muchos hombres se deshacen, pocos mueren. Marguerite Yourcenar.

¿Quién sería lo bastante insensato para morir sin haber dado al menos la vuelta a su cárcel? Marguerite Yourcenar.

Rodeada de libros y habitada por sus fantasmas, permanecía en su casa, adoptando la misma actitud que su héroe en las Memorias de Adriano: como el navegante que ve alzarse al anochecer la bruma luminosa y descubre poco a poco la línea de la costa, así empiezo a percibir el perfil de mi muerte.  M. Yourcenar.

Ni temas ni desees la muerte. Marcial.

Y en todas partes he visto gentes que danzan o juegan, cuando pueden, y laboran sus cuatro palmos de tierra . Nunca, si llegan a un sitio, preguntan adónde llegan. Cuando caminan, cabalgan a lomos de mula vieja, y no conocen la prisa ni aún en los días de fiesta. Donde hay vino, beben vino; donde no hay vino, agua fresca. Son buenas gentes que viven, laboran, pasan y sueñan, y en un día como tantos descansan bajo la tierra. Antonio Machado.

Y cuando vino la muerte, el viejo a su corazón preguntaba: ¿Tú eres sueño? ¡Quién sabe si despertó! Antonio Machado.

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos. (Paráfrasis de Epicuro). Antonio Machado.

La muerte parecía bella en su bello rostro. Petrarca.

Una muerte bella honra toda la vida. Petrarca.

¿Es tan grande desventura morir?  Virgilio.

La muerte sólo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir. Viktor Frankl.

Los objetivos de la vida son la mejor defensa contra la muerte. Primo Levi.

¿Por qué tienes miedo de la muerte? Hace ya mucho tiempo que murió tu alma.  Película La máscara de la muerte roja.

Estamos a punto de caer en la emboscada de la muerte (cuando ya son viejitos). Película El amor en los tiempos de cólera. 

Descubrí con alegría que es la vida y no la muerte la que carece de límites. Película El amor en los tiempos de cólera.

¿Cómo impedir que una gota de agua se seque?: arrojándola al mar. Película Samsara.

Lloramos a los muertos como si ellos sintieran la muerte, pero los muertos están en paz. Friedrich Hölderlin.

Tantos millones de hombres enterrados antes que nosotros nos animan a no temer al ir a encontrar tan buena compañía en el otro mundo.  Michel de Montaigne.

Supone igual tontería llorar porque de aquí a cien años ya no viviremos, que llorar porque no vivíamos hace cien años.  Michel de Montaigne.

No mueres de estar enfermo, mueres de estar vivo.  Michel de Montaigne.

La premeditación de la muerte es la premeditación de la libertad.  Michel de Montaigne.

La muerte no os concierne ni muerto ni vivo: vivo, porque sois; muerto, porque ya no sois.  Michel de Montaigne. 

RIMA LXI

[Melodía. Es muy triste morir joven y no contar con una sola lágrima de mujer]

Al ver mis horas de fiebre
e insomnio lentas pasar,
a la orilla de mi lecho,
¿quién se sentará?

Cuando la trémula mano
tienda, próximo a expirar,
buscando una mano amiga,
¿quién la estrechará?

Cuando la muerte vidríe
de mis ojos el cristal,
mis párpados aún abiertos,
¿quién los cerrará?

Cuando la campana suene
(si suena en mi funeral)
una oración, al oírla,
¿quién murmurará?

Cuando mis pálidos restos
oprima la tierra ya,
sobre la olvidada fosa,
¿quién vendrá a llorar?

¿Quién en fin, al otro día,
cuando el sol vuelva a brillar,
de que pasé por el mundo
quién se acordará?

Gustavo Adolfo Bécquer.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.