Sábado, 23 de Abril de 2017

El placer más noble es el júbilo de crecer y comprender. Leonardo da Vinci

Si buscas pequeñas cosas que hacer, y las haces bien, grandes cosas te buscarán y exigirán que las realices. Dicho sufí.

Una verdad superficial es un enunciado cuyo opuesto es falso. Una verdad profunda es un enunciado cuyo opuesto es otra verdad profunda. Niels Bohr.

Los sujetos más evolucionados son aquellos capaces de ponerse en el lugar del mayor número de personas.  Ken Wilber.

Los sucesos por venir se anuncian mediante sus ecos. J. Campbell.

Sólo cuando el diálogo interno se detiene pueden ser vistas y reveladas nuestras partes escondidas. Carlos Castaneda.

Crecemos cuando las cosas se aquietan y podemos ver. Jack Kornfield.

VIRTUD:

  • Las virtudes se pierden en el interés como los ríos en el mar. La Rochefoucauld.

  • Todavía no he visto a nadie que amase tanto la virtud como se ama la belleza del cuerpo. Confucio.

  • Uno no debe pensar jamás en la distancia, sea cual fuere, que nos separa de la virtud. Confucio

  • Es el poder de procurarse el bien. Platón.

  • El primero y único principio de la virtud o de la conducta recta es la investigación de lo que nos es útil. Spinoza.

  • La nobleza del hombre procede de la virtud, no del nacimiento. Epicteto.

  • La hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud La Rochefoucauld.

  • Virtud es entusiasmo. F. Galiani.

  • La virtud no consiste en hacer grandes cosas sino en hacer bien las pequeñas. Montaigne.

F. NIETZSCHE:

  • La virtud existe para permitir apreciar el verdadero valor de las cosas entre las cuales vivimos.

  • Cada cual debe inventarse su propia virtud, su propio imperativo categórico.

  • Cada nación posee su propia hipocresía a la cual llama sus virtudes.

  • La hipocresía no es una degeneración de la virtud, sino todo lo contrario; y, en gran parte, es su condición.

  • Vivir es escoger por compañero ese vicio pícaro y alegre: la cortesía. Y seguir siendo dueño de nuestras cuatro virtudes: valor, lucidez, comprensión [SIMPATÍA], soledad.

  • Las personas virtuosas quieren hacernos creer a nosotros .y a veces también a sí mismas. que fueron ellas las que inventaron la felicidad. La verdad es que la virtud fue inventada por las personas felices.

  • Quien sabe cómo surge toda fama desconfiará de la fama de que goza la virtud.

  • Leal con nosotros mismos y con los que aún son nuestros amigos; valiente frente al enemigo; generoso con el vencido; cortés siempre: así quieren que seamos las cuatro virtudes cardinales.

  • Llamamos buenas las virtudes de un hombre no en tanto las consecuencias que tienen para él, sino a las que suponemos que han de tener para nosotros y la sociedad.

  • Cuando posees una virtud, eres su víctima… por eso alaba tu virtud el vecino.

  • Así lo que se alaba en las virtudes, es su naturaleza de instrumentos y por otra parte el instinto que no se reduce a los límites que le aconseja la conveniencia del individuo.

  • Con la sinrazón de la virtud, el ser individual se deja transformar en función de la colectividad.

  • Damos especial valor a la posesión de una virtud tan sólo cuando hemos notado su ausencia en nuestro adversario.

  • No faltan los que llaman virtud al cansancio de sus vicios; y cuando se echan a descansar su odio y su envidia, se despierta su justicia restregándose los ojos.

Aristóteles:

  • La virtud y la inteligencia son el origen único de las acciones buenas.

  • Sobre la cosa sobre la que recae, completa la buena disposición de la misma y asegura la ejecución perfecta de la obra que le es propia.

  • El vulgo escoge el placer que toma por el bien y huye del dolor que toma por el mal, siendo así que sólo el hombre virtuoso ve la verdad de las cosas.

  • Dos tipos de virtud o excelencia humana: moral e intelectual. La virtud moral es una expresión del carácter, producto de los hábitos que reflejan opciones repetidas. Una virtud moral siempre es el punto medio entre dos extremos menos deseables. El valor, por ejemplo, es el punto intermedio entre la cobardía y la impetuosidad irreflexiva; la generosidad, por su parte, constituiría el punto intermedio entre el derroche y la tacañería. Las virtudes intelectuales, sin embargo, no están sujetas a estas doctrinas de punto intermedio.

  • El sacrificio de sí mismo es la condición de la virtud.

SABIDURÍA:

  • La sabiduría de las margaritas consiste en el tallo, que es áspero pero flexible y consigue inclinarse sin degollar las flores. La sabiduría de los cerdos, en cambio, es más difícil de aprehender, es un secreto casi impenetrable, parecido al de las piedras y al de los minerales. Cristina Peri Rossi.

  • ¡Qué profunda es la afirmación de Tácito de que el último deseo del que triunfa el sabio es el deseo de gloria (o mejor: que la gloria es el último prejuicio, la última vanidad, de que se despoja el sabio)! E. Ciorán.

  • Ser inteligente es procurarse los instrumentos adecuados para un fin; ser sabio es saber escoger bien los fines. Javier Gomá Lanzón.

  • Se ha dicho que la sabiduría antigua se resumía en el Cállate ante el destino. Ese Cállate, es el que ahora nos hace redescubrir y resucitar, pues contra él se insurgió [sublevarse], victorioso, el cristianismo. El mutismo ante los dictados de la suerte (…) a eso es a lo que debemos sujetarnos, ésa es nuestra lucha, en caso de que ésta sea la palabra apropiada cuando se trata de una derrota prevista y aceptada. E. Cioran.

  • Los ignorantes plantean preguntas que los sabios contestaron hace ya miles de años. Johann Wolfgang von Goethe.

  • La sabiduría de los sabios y la experiencia de los siglos pueden ser conservadas con las  Benjamín Disraelí.

  • El verdadero sabio sólo es riguroso consigo mismo; con los demás es amable. Plutarco. En la juventud y en la belleza la sabiduría es escasa. Homero.

  • La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla. Jacques Rousseau.

  • Al sabio le parece fácil la vida, y al necio, difícil, cuando a menudo le resulta difícil al sabio y fácil al necio. Johann Wolfgang von Goethe.

  • La sabiduría llega con las desilusiones. George Santayana.

  • Donde hubiera soberbia, allí habrá afrenta; mas donde hay humildad hay sabiduría. Salomón.

  • Donde está la humildad, allí se encuentra la sabiduría. Moisés.

  • Más veces descubrimos nuestra sabiduría con nuestros disparates que con nuestra ilustración. Oscar Wilde.

  • La belleza, como la sabiduría, ama al adorador solitario. Oscar Wilde.

  • El vino convierte al sabio en necio, y al necio en sabio. Carlos Ruiz Zafón.

  • La ciencia se puede aprender de memoria; la sabiduría, no. Laurence Sterne.

  • No lo olvides, siempre hay alguien más listo que tú (Merlin). Película Excalibur.

  • El sabio en su retiro es útil a la comunidad. Lucio Anneo Séneca.

SENTIMIENTOS:

Mario Benedetti:

  • Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.

  • Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos.

  • En el correo la emoción viene fría pero es capaz de abrigarla.

Todo cambio repentino de la actitud externa corresponde siempre a un cambio repentino de las actitud interna.  Vera F. Birkenbihl.

Decir algo está conectado estrechamente con la producción de ciertos efectos en el oyente. J. L. Austin.

La persona (P) tiene ciertos sentimientos hacia el receptor (R). Pretende comunicar un sentimiento específico. Esto se manifiesta en algún tipo de conducta -palabras, un gesto, una sonrisa, una mirada o lo que fuere. El receptor percibe esta conducta a su manera, basándose en sus propias necesidades, sentimientos, historia pasada, opiniones sobre P, etc. Esta percepción de la conducta de P evoca en R un sentimiento (afecto, molestia, amor, miedo o el que fuere). Este sentimiento es rápidamente trasladado a una interpretación de las intenciones de P que, por su parte, fluye hasta convertirse en una evaluación del tipo de persona que es P.   Elliot Aronson.

El pensamiento oscuro, la pena, la malicia, recíbelos en la puerta riendo e invitándolos a pasar. Se agradecido sea lo que llegue, porque cada huésped ha sido enviado como un guía del más allá.  Rumi.

Una dicha, una depresión, una vileza, algo de conciencia momentánea viene como un visitante inesperado. Rumi.

En su deseo confundía las sensualidades del lujo con las alegrías del corazón, la elegancia de las costumbres, con las delicadezas del sentimiento. Gustave Flaubert.

No hay duro que no se ablande ni arisco que no se amanse.  Proverbio argentino.

¿En qué se basa el nacimiento de un sentimiento? ¿En una impresión fugaz, fluctuante, cambiante? ¿En un ángulo que se desplaza, dando lugar a una ilusión que proyectamos sobre los demás? El día en que le había pedido casarse con él había sido un día autoritario y viril. Katherine Pancol.

No había que traer hijos a un mundo como éste. No había que perpetuar el sufrimiento, ni acrecentar el número de animales lujuriosos, carentes de emociones duraderas, que sólo se movían, que iban de aquí para allá, llevados por sus caprichos y por sus vanidades. Virginia Woolf.

La mejor manera de hacer emocionante la vida es esperar con los brazos cruzados hasta que los plazos están a punto de vencer. Alyce Cornyn-Selby.

La ira es un síntoma, una manera de disimular y expresar sentimientos tan terribles que no pueden experimentarse en forma directa: dolor, amargura, pena y, sobre todo, miedo.  Joan Rivers.

El sentimiento más profundo se revela siempre en el silencio.  Marianne Moore.

La palabra (…) es una lámina que alarga siempre los sentimientos. Gustave Flaubert.

La emoción es siempre nueva y la palabra sirve desde siempre; de aquí procede la imposibilidad de expresar la emoción. Victor Hugo.

La inteligencia es para las emociones como los vestidos son para el cuerpo: no podríamos tener vida civil sin los vestidos, pero nos encontraríamos en una triste condición si tuviéramos vestidos pero no cuerpos. Alfred North Whitehead.

No debemos pretender entender el mundo sólo con la inteligencia: lo conocemos, en la misma medida, a través del sentimiento. Por lo tanto, el juicio de la inteligencia es, en el mejor de los casos, sólo la mitad de la verdad. Carl G. Jung,

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos. Jacinto Benavente.

Todos los estados anímicos nacen en la mente. La mente es su fundamento y sólo ella los crea. Dhammapada.

Cualquier sufrimiento, fuerte o débil, ocupa la conciencia y el alma entera del hombre. (…) Y a la inversa, la cosa más menuda puede generar las mayores alegrías. Viktor Frankl.

No hay nada en el mundo de larga duración, e incluso la alegría, en el instante que viene detrás del principio, ya no está tan viva; en el tercer instante se vuelve todavía más débil, y se funde insensiblemente con nuestro estado de ánimo habitual, como sobre el agua se confunde al final el círculo producido por la caída de una piedra con la superficie lisa. Nikolaï Vasilevich Gógol.

No se es recto por ser duro, ni se está sano por ser insensible. San Agustín.

Utilizas el sexo para manifestar todas las emociones menos el amor. Película Maridos y mujeres.

Podemos morirnos en cualquier momento; (…) ¿Qué ocurriría si tuviese una gran pelea con alguien a quien quiero, le lanzase todo el veneno emocional que tengo contra él o ella, y se muriese al día siguiente? Miguel Ángel Ruiz.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.